webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to this video!


Relato: Mis sobrinos mulatos



Relato: Mis sobrinos mulatos

Mis sobrinos mulatos



Este relato sucedió el verano pasado cuando fui a pasar el
fin de semana a casa de mi hermana. Ella vive a 500 kilómetros de distancia de
mi ciudad y nos vemos pocas veces. La última vez que nos vimos fue hace dos
navidades: vino a mi casa con su marido, que es brasileño, y sus dos hijos,
Jorge e Iván, que entonces tenían 9 y 10 años. Siempre me he llevado muy bien
con mi hermana y su marido, tal vez sea por las escasas veces que nos vemos, y
cuando nos reunimos los tres charlamos horas y horas sobre nuestras cosas,
reímos y aprovechamos para salir juntos a ver cualquier espectáculo que haya en
la ciudad. Yo estoy soltero, vivo solo y agradezco esos ratos que alguna vez al
año paso con ellos.


Mi hermana siempre ha tenido atenciones conmigo y cuando
llegué a su casa tenía un fenomenal banquete preparado en la mesa. Nos dirigimos
antes a la habitación de los chicos para darles un beso. Jorge e Iván estaban
más creciditos, eran ya dos muchachitos de 11 y 12 años, mulatos por el cruce
entre brasileño y española, cuyo tono tan oscuro de su piel les otorgaba una
belleza que llamaba la atención. Mientras yo besaba a mis sobrinos mi hermana
puso mi bolsa de viaje encima de una de las camas del cuarto.



-"He tenido que preparar tu cama en la habitación de los
chicos porque estamos haciendo reformas en el cuarto de los invitados", dijo mi
hermana, "espero que no te molesten estos diablillos".



-"Jajajajaja, no te preocupes....a ver si se me pega algo de
su juventud", respondí jovial.



Después de comer todos juntos decidimos ir a dar un paseo.
Mis sobrinos prefirieron quedarse en casa porque daban un programa en la
televisión que no querían perderse. Anduvimos mi hermana, su marido y yo mucho
rato de un lado para otro y pude ver muchas cosas nuevas que no conocía de la
ciudad pues hacía varios años que no la visitaba. Regresamos a última hora de la
tarde a casa. Mi hermana preparó la cena mientras su marido y yo nos pusimos a
charlar delante de unas cervezas. Tumbados en el suelo boca abajo, Jorge e Iván
seguían enfrascados mirando la televisión. Como hacía calor en la habitación los
niños se habían quitado la camiseta y solo llevaban puesto un pequeño pantalón
corto de deportes. Durante la conversación no pude evitar fijarme en la espalda
y las piernas morenas de mis sobrinos. Los niños levantaban las pantorrillas de
vez en cuando y frotaban un pie con el otro de manera distraída mientras seguían
con interés la película.


A las 11 de la noche, terminada la cena y mientras bebíamos
un wisky los adultos, Jorge e Iván se fueron a acostar, sin duda aburridos por
nuestra conversación. Tras varios wiskies, ya de madrugada, decidimos acostarnos
nosotros también.


Entré en la habitación de los chicos con mucho sigilo para no
despertales. El brillo de la luna iluminaba lo suficiente la estancia como para
no necesitar encender ninguna luz dentro. Me puse el pijama y me dispuse a
meterme en la cama, que estaba casi pegada a la de los chicos. De pie observé
cómo dormían profundamente. Parecían dos potrillos hermosos con esos pequeñitos
músculos que ya empezaban a asomarse en sus pechos y brazos, y el color marrón
de su piel aumentaba su belleza en el contraste de sus calzoncillos blancos, que
era lo único que llevaban puesto. Los dos niños dormían boca arriba, con las
piernas y los brazos totalmente abiertos, en forma de cruz. Cuando me acerqué a
ellos un poco más para contemplarles mejor vi con sorpresa que ambos tenían un
bulto visible en sus calzoncillos. La extensión de aquellos bultos delataba
claramente que mientras soñaban estaban teniendo una fuerte erección, lo cual
pensé que debía ser normal en los chicos a esas edades, pero que no dejó por
ello de impresionarme.


Mi corazón empezó a palpitar con fuerza y sentí que yo
también estaba teniendo la misma reacción masculina debajo de mi pijama.
Entonces, como si mi mano la guiara otra persona, coloqué mis dedos sobre el
bulto de Jorge. El niño estaba profundamente dormido y no se movió. En ese
momento mis dedos se cerraron muy lentamente hasta que rodearon el tronco que se
ocultaba tras la tela de su pequeño calzoncillo. Jorge respiraba profundamente,
tal vez soñaba con algo muy placentero pensé, y su pecho subía y bajaba
rítmicamente. Tuve el deseo de tocar aquel pecho moreno y puse mis dedos encima
de él, con mucha suavidad para que no se diera cuenta. Me atreví a acariciarle
los pezones, que eran dos botones duros y negros como el azabache. Para entonces
mi polla estaba ya totalmente tiesa y comencé a acariciarmela con la otra mano.
Finalmente, al ver el estado inconsciente del niño, me decidí a bajarle el
calzoncillo poco a poco hasta situarlo debajo de sus testículos: de este modo
tuve ante mí un espectáculo que jamás hubiera imaginado de mi pequeño sobrino.
El chico tenía la polla totalmente tiesa en vertical y dura como una piedra. Era
una polla lisa, sin pelito alguno, morena como el resto de su cuerpo y
circuncidada, por lo que mostraba un glande despejado, en forma de ciruela, que
brillaba tanto como si estuviera recubierta de acero. El tamaño de aquel miembro
superaba en 2 o 3 centímetros lo que yo imaginaba para un chico de 11 años. Cogí
aquel rabo con la mano, cerré mi puño y comencé a masturbarle muy lentamente. A
los pocos segundos el chico dio signos de despertarse y antes de que yo quisiera
taparle de nuevo e irme a la cama, Jorge abrió los ojos.



-"Qué haces", dijo con un hilillo de voz.



Me quedé helado, sin saber qué contestarle. Tal era mi estado
que ni siquiera retiré mi mano de su polla, que seguía rodeándola en toda su
extensión. Ante mi asombro, Jorge miró hacia su hermano, que seguía dormido, y
al girar de nuevo el rostro hacia mí, sonrió y dijo:



-"Sigue haciéndolo si quieres, a mí me gusta".



Mi corazón empezó a latir a una velocidad increíble. Allí
estaba mi sobrino mulato de 11 años ofreciéndome su pene que yo sujetaba con mi
puño. Sin dudarlo, empecé a masturbar a Jorge, primero despacio, luego más
deprisa. El niño empezó a emitir leves jadeos que intentaba ahogar para no
despertar a su hermano. Al poco rato sentí la necesidad de darle placer de otro
modo. Me incorporé a su cama y dirigí mis labios a aquel glande que brillaba en
la penumbra. Estuve lamiéndoselo bastante rato mientras que con una mano hacia
girar sus morenos testículos. El chico empezó a retorcerse de placer cada vez
con más violencia hasta que con varios movimientos laterales, como si de una
culebrilla se tratara, soltó un gemido grande y eyaculó tres pequeños chorros de
esperma en mi boca. Mientras tragaba aquel líquido del impúber, su hermano se
despertó.



Iván no tuvo necesidad de encender la luz para ver lo que
sucedía en la cama de su hermano. Para mi sorpresa Iván no se escandalizó ni
hizo amago de irese corriendo a avisar a sus padres; recostado sobre su cama
dijo.



-"Bueno tío, ya veo que lo estais pasando bien. A mí también
me gusta pasarlo bien sabes".



Sin dudarlo ni un segundo, y ante el temor de que pudiera
arrepentirse y salir de la habitación en dirección a la de sus padres, me dirigí
a su cama y repetí la misma operación que había hecho con Jorge. Le bajé el
calzoncillo y encontré un miembro del mismo aspecto que el de su hermano,
también liso y muy moreno, sin pelo alguno, también circuncidado, pero Iván
tenía un tronco más largo que el de su hermanito y un glande más voluminoso aún.
Me tragué la polla de Iván y la lamí de arriba abajo durante unos minutos. El
niño estaba en las nubes al recibir mis lametazos en sus genitales. Al rato,
tras varios gemidos que eran cada vez más intensos, el niño soltó cuatro chorros
de semen, dos de ellos bastante abundantes, dentro de mi boca.



Después de aquello me metí en mi cama y les pedí que si
guardaban el secreto les haría lo mismo a la noche siguiente, lo cual aceptaron
de inmediato con una amplia sonrisa. La sorpresa final llegó cuando mis dos
sobrinos se levantaron y dirigieron a mi cama. Allí se situaron a la altura de
mis piernas y sin decir palabra comenzaron a lamer mi polla con sus lenguas.
Parecía un sueño: Jorge me pasaba su lengua por todo mi glande mientras Iván
deslizaba sus labios por mis testículos, metiéndoselos, por turnos, dentro de su
boca. Creo que tardé menos de un minuto en llegar al éxtasis y no pude evitar
soltar varios chorros, algunos de los cuales fueron a parar sobre las cabezas de
mis sobrinos y otros quedaron desperdigados por toda la cama.



A la mañana siguiente procuré mostrarme normal con mi hermana
y su marido, pero estuve todo el día deseando que llegara de nuevo la noche para
disfrutar con mis dos sobrinitos. Debo decir que las dos noches siguientes
fueron mucho más completas pues ambos niños no tuvieron reparo en ofrecerme
también sus preciosos culitos morenos para ser penetrados.



Cuando me despedí el lunes de mi hermana, quedé con ella en
que los chicos, como tenían vacaciones de verano, vinieran a pasar 10 días a mi
casa. De este modo ella y su marido podrían hacer algún viaje juntos por ahí. Al
mes siguiente recibí la visita de mis sobrinos. Todo lo que pasó aquellos diez
días lo contaré en otro relato.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 2
Media de votos: 10.00


Relato: Mis sobrinos mulatos
Leida: 23225veces
Tiempo de lectura: 6minuto/s





Participa en la web








Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados

























Online porn video at mobile phone





Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



de acuerdo con las leyes españolas e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


Online porn video at mobile phone


chupando piesfotos negros follandoporno incesto relatosrelatos de panochitas sin vellosrelatos eroticos papá postizorelatos eroticos menorvirgenes follandoporno hondureñowww.porno pinocho y repeto comrelato feminizacionrelatos porno en el trenporno gordas lesvianasPorno relato haciendo el 69 con mi mama obesarelatos control mentalfollar maestrastripers pornoconversacion eroticaporno español violacionmadurs xtodorelatodfollando relatorelatos roticossindrome de down follandochica borracha folladadibujos animados eróticosRelatos vagina apretada tetudaporno violadome gusta que mi yerno me vea desnuda relatosexo anal con animalesporno en despedidas de solterapollas hombres madurosporno con incestorelatos eroticos mi cuñadamejores trios pornorelatos incestos gaymujer se masturba viendo pornodescargar Pelicula porno DE hijo no te hagas del rogar cojemeporno safarirelatos eroticos zoofilia hombreinceto pornotravesti follando tiasrelatos gay hermanosporno gratis hoytrio amaterhermanos borrachos follandoflaca peludatodo relatoseroticosrelatos eroticos fetichismobabosas triomaduras playa nudistalesbianas tetonas españolasrelatos eróticos lesbicosrelato hice el amor y quede embarazada parte1porno con masajistatodo relatos lesbicosrelatos porno trenporno canibalsexo gratis relatosporno venezolanarelatos la verga de mi cuñadowebcams porno smsperra calientemaquinas de follarsolteras pornorelatos porno de amor filial caricias nocturnascarpintero follandopono madurarelatos eoroticosporno de cuarentonasporno gratis suaverelatos porno profesortodo relato gayfollando con virgenesporno muy cachondorelatos eroticos filial gayrelatos de no consentidosintercambio fotos amateurrelato gaymasajistas lesbianasporno hombres mayoresmoras pornoporno con enanocorrida en la vaginamadres teniendo sexofollo a mi hermanaviejas putas calientes