webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to Download this video!


Relato: Mi brutal primera vez



Relato: Mi brutal primera vez

Este relato narra una historia de sexo que sucedió hace
apenas 15 días. Cambiaré el nombre de todos aquellos datos que puedan desvelar
de quien hablo.


Para la cena de fin de mi curso todo estaba planeado: yo
comería normalmente con todos mis amigos y después llevaría a cabo mi plan con
Sonia, una chica preciosa: morena de pelo rizado y ojos marrones, de estatura
igual a la mía más o menos (174 cms), y unas medidas impresionantes. Podría
decir, a ojo, que tendrá de medidas 100-70-100 muy aproximadamente. Como iba
diciendo, el plan lo había elaborado minuciosamente semanas antes, y no por su
complejidad, sino porque pensé en planes mucho más complicados antes de
decidirme por este, el más simple. Nada debía fallar ya que yo estaba
desesperado por follarme a una chica, y más aun por follarme a Sonia. Yo
sospechaba que ella era virgen, al igual que yo, porque ambos somos muy tímidos,
pero a saber por qué, esta timidez desapareció más tarde.


Fuimos a cenar a las 10. Sonia había venido vestida
normalmente, no demasiado provocativa. Bastaba con intuir las curvas que tenía
para saber que estaba buenísima, y dado su timidez no las recalcaba más.
Cenamos, ella más bien con sus amigas y yo con los míos, bastante separados uno
del otro. A las 12 decidimos irnos de botellón (sí en Sudamérica no conocen lo
que es esto, se trata de ir a beber mucho alcohol a una plaza hasta que muchos
acaban borrachos). Yo era el único de mi clase que tenía coche, algo que fue
imprescindible para desvirgarla. En el botellón bebí muy poco y como esperaba,
Sonia tampoco bebió mucho. Llegaron las 4.


Sonia decía estar cansada y me pidió que, junto con otros
amigos y amigas, la llevara a su casa. Yo ya había previsto esta situación, ya
que ella era la que más lejos vivía de todos. Accedí gustosamente a llevarlos.
Así fue, yo los dejé a todos en casa y a ella le propuse ir a un monte que
conocía para "contemplar nuestra hermosa ciudad". No sé si ella intuía lo que
iba a pasar, pero aceptó perfectamente. Fuimos hablando de tonterías que ni
recuerdo, y por fin llegamos allí, un monte sin nadie y con magníficas vistas.
La verdad es que yo no solo quería follármela, yo estaba enamorado de ella (y lo
estoy), y así se lo hice saber. Le dije:



Sonia, desde que te conozco me gustas muchísimo, te
quiero y espero que tú a mí también. ¿Aceptas ser mi novia?



Ella quedó impactada, pues tal vez yo fui muy directo, algo
que caracteriza mi personalidad. Quedamos en silencio un ratito y al fin ella
contestó:



Vale Rodrigo, acepto ser tu novia, pero tienes que
saber que no soy tu mujer solo para mantener relaciones sexuales.


Pues claro, yo te quiero a ti como novia, no quiero una
simple puta.



Salimos del coche y nos pusimos a ver la ciudad, y era
ciertamente bonita. Nos abrazamos y comenzamos a besarnos tiernamente. Sin
embargo, la ternura se acabó cuando mi polla se levantó. Automáticamente supe
que me la iba a follar fuese como fuese. Mis 18 años eran ya demasiados, no
soportaba seguir siendo virgen y por lo visto después, Sonia tampoco. Empecé a
meter mi lengua en toda su boca, y ella también en la mía, la verdad es que casi
me la como de la fuerza y ganas con que yo hacía esto. Automáticamente ella
llevó su mano a mi paquete, una mano que en circunstancias normales nunca
llegaría ahí, pero sus instintos sexuales la dominaban totalmente. Yo la dejé
actuar libremente. Se agachó y con suma delicadeza me desabrochó el pantalón, y
me lo bajó junto con el calzoncillo. Mi polla saltó y ella se asustó.
Inmediatamente la agarró y empezó a moverla.


Esto me dio un gusto enorme, pero nada comparado con la
mamada que después me hizo, una mamada muy corta debido al inmenso placer que me
dio, que unido a mi falta de experiencia hizo que me corriera en su cara y boca
de forma impresionante teniendo en cuenta que me había masturbado antes de la
cena imaginándome esta misma situación. Ella se asustó tanto de la fuerza como
de la cantidad de leche que salió. Se levantó y con una preciosa sonrisa en su
cara, que mezclaba amor y vicio, me besó fuertemente. Yo empecé a lamerle la
cara hasta que quité todo mi semen de los lugares a los que ella no llegaba con
su lengua. Mi erección se mantenía, sobre todo porque la situación seguía
teniendo un inmenso morbo... Casi de forma violenta, la agarré por un brazo y le
dije "vamos dentro del coche, que quiero follarte". Ya fuera de mí, recliné
hacia atrás el asiento delantero y la tiré en él con sus hermosas tetas
apuntando al cielo, aunque aun estaba vestida. Yo antes de entrar en mi coche me
quité toda la ropa y le dejé en los asientos traseros. Entré en mi automóvil y
lo primero que hice fue poner en el radio CD un disco del gran grupo de metal
"Slayer", disco que con su gran contundencia me ayudaría en "mi labor". Después
le quité toda la ropa externa en cuestión de 1 minuto. Estaba ella preciosa con
su sujetador azul y sus braguitas impecablemente blancas. Así la admiré durante
unos 10 segundos solamente, porque mi polla pedía a gritos penetrarla. Esto iba
a hacerlo sin condón porque me daba muchísimo morbo saber que podría dejarla
preñada con mi joven esperma.


Le arranqué el sujetador y sus grandes y preciosas tetas
quedaron al aire, con unos pezones dominándolas desde "lo alto" perfectamente
erizados. Su cara reflejaba mucho nerviosismo, ya que su himen iba a romperse
después de 17 largos años. Acto seguido le bajé sus braguitas con una fuerza
desproporcionada, ya que iba a reventar. Ante mí apareció una gran mata de pelo
en su coño y, aunque ella me dijo que sentía no haberse depilado, ya que no
esperaba su desvirgación aquella noche, yo la tranquilicé de la forma más simple
posible: diciéndole la verdad. Aquella imagen me encantaba. No aguanté más. Puse
mi polla en la entrada de su coño y empujé sin compasión alguna, de forma
brutal. Esto hizo que empezara a chorrear sangre y que lanzara un grito digno de
la mejor película de terror. La base de mi pene y mis cojones impactaban
fuertemente contra la entrada de su coño. Mientras, ella tenía una cara de
sufrimiento que yo veía mientras la penetraba en la clásica posición de
misionero.


Gritaba más y más mientras yo intentaba penetrarla más
profundamente y con mayor fuerza aún. Sonia se agarraba fuertemente a mí con
brazos y piernas llegando incluso a arañarme en cierto momento. Me pedía sin
mucha convicción que detuviese la penetración, pero yo seguía a lo mío sin
importarme en absoluto su dolor y besándola a veces en la boca, o podría decirse
que más que besarla la comía. Sin embargo, tampoco la besaba en demasiadas
ocasiones, ya que sus gritos me daban muchísimo morbo, los cuales, junto con la
potente música de fondo, eran una especie de arenga a penetrarla más
enérgicamente. Transcurridos unos 5 minutos de frenética penetración volví a
correrme lo más hondo que pude y sus gritos de dolor se transformaron en gritos
de cálido placer. Hice esfuerzos para correrme mucho y cuando mis huevos no
daban más de sí me detuve, quedando los dos parados y en silencio, pero estando
yo aún dentro y también encime de ella. Al rato me hice a un lado dejando una
imagen impactante: mi novia totalmente quieta, inmóvil, con los ojos abiertos y
con cara de espanto. Además, de su vagina salían gotas de sangre y semen. Debo
decir que esa imagen me estremeció haciéndome reflexionar. Inmediatamente apagué
la música y pensé en qué le había hecho a la chica que más quería en este mundo,
enfadándome conmigo mismo. Cogí un paquete de pañuelos y con el máximo cariño
limpié sus genitales y después mi polla, ya pequeña. Ella me agradeció esto y
hablamos. Me miraba a los ojos con desolación y yo me sentía fatal.



Rodrigo, no era necesario que me penetraras de
semejante forma, sabes que me gustas y yo quería hacerlo con cariño, no
como salvajes.


Sonia, lo siento muchísimo. Llevaba muchísimo tiempo
esperando este momento y no pude contenerme. He follado pensando solamente
en mí y ahora me doy cuenta de lo mucho que te quiero y del daño que te he
hecho, así que he de compensarte como sea para que me perdones.



Nos besamos tierna y fuertemente. Tomé sus tetas suavemente y
empecé a lamerlas despacio, pensando en darle el máximo placer a ella. Chupé sus
pezones como si fuera un recién nacido y le pasé la lengua de forma lenta. Seguí
bajando chupando todo completamente hasta que llegué a su ombligo, por donde
también pasé mi lengua. De aquí bajé hasta sus pies, que empecé a chuparlos como
si mismamente fueran un pene. Subía por sus dos piernas, recorriéndolas con mi
"miembro bucal" hasta que me quedé seco. Entonces llegué a su coño, por donde se
veía claramente que momentos antes había pasado de forma atroz una polla.
Recuperé la saliva y empecé a comer su vagina de forma delicada. Mirando a su
cara pude comprobar que había experimentado un cambio radical de sensaciones;
ahora tenía un rostro que denotaba placer e incluso felicidad. Empezó a gemir de
forma cada vez más violenta, hasta que lo que al principio eran pequeños gemidos
se convirtieron transcurridos unos 15 o 20 minutos en grandes gritos de lujuria
desenfrenada.



Ahhhhh, ahhhh, sigue así Rodrigo, sigueeeee. Pásame la
lengua sssiiiiii!!!!!!!!!! Ahhhh ahhh, fóllame ahora, fóllameeeee!!!!!
Penétrameeee. Te perdono lo de antes, que me voy a correeeeer!!!!! Te
quierooo!!!



Saqué mi lengua de su colorado agujero y le metí la polla
fuertemente. Nada más penetrarla, su excitación y la mía eran tan grandes que
desembocaron en sendos orgasmos prácticamente simultáneos, dejándonos
automáticamente extasiados.



Rodrigo, ahora si que lo has hecho bien. Ha sido mucho
mejor para los dos y lo que antes para mí fue dolor ahora sólo fue placer
y amor. Te quiero.


Yo pienso igual que tú. Aunque a mí la primera vez
también me dio placer, esta 2ª me hizo sentir mucho mejor. Te quiero.



Nos besamos y nos fuimos. Por si acaso al día siguiente nos
hicimos con la famosa píldora del día después para eliminar cualquier
posibilidad de embarazo. Desde aquella fantástica primera noche llevamos un
noviazgo perfecto y follamos al menos 1 vez al día salvo contadas excepciones.


Para cualquier tema que deseen comentarme al respecto este es
mi e-mail: POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


Muchas gracias por leer esta historia.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 1
Media de votos: 8.00


Relato: Mi brutal primera vez
Leida: 23225veces
Tiempo de lectura: 7minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto

























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



relatos porno femeninosmamada pornrelatos porno suegrapajas madurasmadre y hijas xxxlenceria femenina xxxporno gratis de lesbianaporno mujer maduraviudas calientesfollando con la juezaporno maduras 50 añosrelatos eroticos follando con mi madrevaginas estrechastorero pornotodorelatos.com gayRelatos pornos Escogio las piernas y las abriomi hermano se masturbael toro pornmasturbacion con vegetalesporno con reglarelatos eroticos barcelonanarraciones de sexorelato cornudo sumisojoven violada pornovecinas amateurabuelas se masturbanprimer porno analporno butanerovideo nalagasymadura y joven pornonos follamos a tu mujerRelatos de mamacitas enseñando calzonespiando a las vecinasmatrimonios maduros pornorelato xxx papi nos vende para que nos cojanporno salvajeporno gratis de lesbianasexso lesvicorelato porno de la pequeña kendrita 3 parterelatos porno de chantajespirno gayeroticos en mallorcarelatos en el bus fajan a mi esposaporno culos perfectoscuentos sexorelatos porno con mi hijaporno de mujeres madurasmasajes eroticos pornoschicas golosasmuy maduras pornome folle a mi tia tetonacolombiana tetona y culonafollo ami madreporno amateur venezuelahombres peludos gayporno viciosaporno en parqueбарахолка п играembarazadas españolas pornomachos nalgonesporno botas altastranxesuales pornorelatos eroticos gay primera vezsexo madura con jovenrelatos porno de mi mamá es follada en una fiestarelatos eroticos asiendo la tarea de primaria con mi papatias chupandose las tetastangas pornrelatos eroticos caperucitarelatos maduras españolasfontanero sexaudios relatos eroticosclub de cornudosporno relatos de incestocuentos sexualesculos rotomadura con joven pornohombres ancianos gayporno gratis en la oficinami hermana me follopoprno gayrelatos eroticos animalesбарахолка п играrelatos eroticos nos cogimos a mi esposapirno lesbico