relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Compañera de trabajo





Relato: Compañera de trabajo

Maria José es una mujer joven y con hijos, de ideas muy
conservadoras, se casó muy joven con veinte años con su novio de toda la vida. A
los dos años de matrimonio tuvo su primer hijo, el cual se convirtió en el
centro de su universo, hasta que cinco años después tuvo un segundo hijo, en
este caso una niña. Todo su mundo eran sus hijos por los que se desvivía.
Trabajaba en la misma empresa que yo, nuestra relación dentro de la empresa era
buena a pesar de algunas broncas típicas de trabajo, tomábamos el café juntos
todos los días y algunas veces nos quedábamos a comer juntos.


Un día la encontré muy triste, le pregunté el motivo y no
quiso hablar del tema, pasaron los días y seguía igual, le insistí y me dijo que
me lo contaría mas tarde. Finalmente se sincero conmigo, tenía problemas con su
marido, últimamente estaba siempre de bronca y parecía que la cosa iba a peor.


Me confeso que su marido prácticamente no la tocaba desde su
ultimo embarazo, me extraño esta confesión porque con ella nunca hablábamos de
sexo, me reconoció que en ese momento hacia mas de dos meses que no lo hacían y
que estaba segura que tenía un ligue. Le pregunté como lo sabía y me dijo que
antes lo hacían todos los viernes por la noche y que no creía que él pudiese
aguantar tanto tiempo así, lo tuvimos que dejar ahí porque llegó el jefe.
Seguimos hablando del tema mas tarde, ella quería saber como poder recuperarlo,
le dije que si el problema lo tenían en la cama tendría que solucionarlo allí,
que a lo mejor el no se sentía satisfecho, que mirase de ser mas sensual y esas
cosas. Ella no sabia por donde empezar, me pregunto que era lo que nos gustaba a
los hombres, no supe como contestarle a eso, así que le compro una revista de
relatos eróticos y le dije que los leyera.


A partir de ese momento le enviaba relatos y fotos eróticas a
su ordenador, empezó un juego del que yo quería sacar un partido claro,
llevármela a la cama. Ella siempre había sido muy mojigata, cualquier broma
relacionada con el sexo la ponía roja como un tomate, pero ahora siempre que
estábamos solos hablábamos de sexo, me preguntaba cosa sobre los relatos, sobre
tener relaciones anales y de todo tipo, pero su situación de pareja no mejoraba.
Llegaban las vacaciones de verano y como todos los años su marido se llevaba a
los niños y sus padres al pueblo, ese fin de semana ella se quedaba sola, decidí
pasar al ataque, la convencí de vernos el vienes noche, la idea era seducirla
esa noche.


Después del trabajo pase a recogerla por su casa para ir a
cenar, ella me recibió con un vestido blanco sin tirantes, no es que fuese
provocativo, pero se notaba que no llevaba sujetador y sus pechos quedaban
libres. Durante la cena nos despachamos una botella de vino, ella estaba ya algo
alegre, luego fuimos a tomar una copa y estuvimos bailando, yo aprovechaba
cualquier ocasión para rozar sus pechos y su culo por encima del vestido, ella
no protesto ni una vez aunque algunas eran muy descaradas, antes de que se
emborrachase del todo le dije irnos. A ella le pareció bien la invité a una
ultima copa en mi casa que ella aceptó después de dudar unos instantes. En el
ascensor decidí pasar al ataque y me lance a besarla en la boca, ella no solo lo
acepto si no que respondió con pasión.


Entramos en casa y la lleve directamente al dormitorio.
Empecé a quitarle el vestido ella me paró me dijo que le daba vergüenza, la
tranquilice diciéndole que no se preocupase que seguro que tenia un cuerpo
precioso, continué dejándola solo con la bragas, tenia los pechos bien formados
ligeramente caídos por su maternidad y con unos pezones grandes, hice que se
tumbase en la cama, me desvestí y me tumbé a su lado, empecé por acariciar sus
pechos, fui bajando hacía su vientre hasta llegar a sus bragas, acaricié su
entrepierna por encima de ellas, se dejaba hacer su respiración iba en aumento
mostrando su excitación, introduje la mano dentro de sus bragas y empecé a
acariciar su sexo, estaba húmedo y no me costo introducir un dedo en él. Ella
permanecía quieta, solo abrió un poco las piernas para facilitar mis maniobras,
no tardó en empezar a gemir, proseguí manipulando su sexo jugaba con sus labios,
presionaba su clítoris, introduje un segundo dedo en su interior y empecé a
moverlos como si la follase, sus gemidos eran mas intensos y no tardo nada en
llegar a su primer orgasmo. No sabia si era debido a la excitación de la
situación o por la abstinencia a la que estaba sometida, la dejé descansar.


Me confeso que su marido se limitaba a acariciar sus pechos y
luego subirse encima para penetrarla, le dije que esa noche iba a ser muy
distinta que estaba dispuesto a hacerle disfrutar de todas las formas posibles,
empecé a besarla primero en la boca para luego bajar a su cuello y de ahí a los
pechos, los lamí enteros entreteniéndome en sus pezones, vi que reaccionaba de
una forma exagerada a los pequeños mordiscos que le daba, me dio miedo que
volviese a correrse así que seguí bajando hacia su sexo, empecé a bajarle las
bragas como mantenía las piernas abiertas no podía así que de un fuerte tirón
procedí a romper su elástico y arrojarlas fuera de la cama, quedó al descubierto
su sexo ligeramente cubierto de pelos pelirrojos, se veía perfectamente los
labios vaginales, me lance a lamerlos como un poseso, los chupaba, mordisqueaba
y penetraba en ellos con mi lengua ella estaba súper caliente me cogía la cabeza
como queriendo apartarla para luego apretarme contra su coño, no tardó en
correrse de nuevo, esta vez seguí comiéndole el coño, cuando parecía que no
podía mas capturé su clítoris con mi boca y chupé con fuerza provocando que
arquease su cuerpo al tiempo que tenía un orgasmo brutal, gritaba como una
posesa hasta el punto que tuve que taparle la boca por temor a que los vecinos
llamasen alarmados, cuando se relajo liberé su clítoris y me tumbé a su lado
acariciando su cuerpo mientras ella se relajaba.


Fui a buscar algo para beber, nos relajamos un poco sobretodo
ella. Mas tranquila empezó a acariciar mi cuerpo, cogió mi poya y empezó a
masturbarme mientras besaba mi pecho y se restregaba contra mí cuerpo, le pedí
que me la chupara, me dijo que no sabia como que nunca lo había hecho, le
indique como, se colocó a cuatro patas encima mío y empezó a chuparmela, primero
torpemente pero luego gracias a mis indicaciones con mas habilidad. Lo hacia con
ansia y yo tuve que hacer auténticos esfuerzos para no correrme, finalmente ya
no podía mas le avisé pero ella solo se separo lo suficiente para decirme que
quería que lo hiciese en su boca, así lo hice descargando toda mi leche en el
interior de su boca, ella no solo lo acepto sino que se la trago hasta la ultima
gota, siguió lamiendo mi capullo hasta conseguir mantener mi erección, luego me
pidió que la penetrase, no me costo lo mas mínimo pues estaba enormemente
dilatada.


Gracias a mí reciente corrida mi aguate fue espectacular,
consiguiendo arrancarle otro orgasmo sin tener que hacer el mas mínimo esfuerzo
por aguantar. Después me sorprendió pidiéndome que la penetrase por el culo, la
verdad es que tenia unas ganas enormes de hacerlo pero me sorprendió el que ella
me lo pidiese.


Fui a buscar una crema para preparar la prenetación, empecé
por acariciarlo poco a poco por encima al tiempo que lo untaba de crema, luego
empecé a introducir un dedo en su culo, me pidió que tuviese mucho cuidado pues
nunca nadie había hurgado en esa zona, así lo hice además era mas excitante pues
alargaba el momento de penetrarlo, conseguí introducir un segundo dedo pero note
su gesto de dolor, así que empecé jugar con su clítoris al mismo tiempo, dio
resultado pues empezó a relajarse mis dedos se movían en su interior con
relativa facilidad, pero evidentemente mi poya era bastante mas gorda, aun así
decidí probar suerte, le coloque una almohada debajo de su vientre para que sus
nalgas quedasen mas levantadas y así facilitar la maniobra, unté mi poya en
crema y apoyé mi capullo en su ano, empecé a apretar con suavidad pero con
firmeza y conseguí introducir todo el capullo en su ano, esperé unos instantes
antes de proseguir, mi poya seguía penetrando en su interior, costaba pero lo
iba consiguiendo ella misma llevo su mano a su coño y empezó a masturbarse,
parecía que mi poya se iba a reventar de la presión que ejercía su culo sobre
ella, finalmente conseguí introducirla toda, ella podía sentir como mis huevos
chocaban con sus nalgas y como mí poya se deslizaba por su estrecha agujero, me
pidió que siguiese hasta correrme en su interior, así lo hice descargando en su
culo, cuando la saqué pude ver como se cerraba su agujero expulsando parte de mi
leche, me dejo descansar un rato, pero no tardo en ir a buscar una toalla húmeda
para limpiar mis partes, eso hizo que recuperase algo de vigor, pero no era
suficiente para ella así que me obsequio con una magnifica cubana, para que
recuperase mis energías.


Una vez repuesto fue ella misma quien se colocó encima mío y
empezó a cabalgarme, era increíble que aquella mujer que siempre había visto tan
modosa y que hacía unos minutos me había reconocido que nunca había chupado un
poya estuviese tan descontrolada, yo la había llevado a mí casa con la intención
de aprovecharme de ella y era ella quien me estaba follando de forma increíble,
veía como sus pechos saltaban arriba y abajo al ritmo de su follada, no tardo
demasiado en correrse de nuevo, entonces la coloque a cuatro patas y la follé
desde atrás por su coño hasta no poder mas no conseguí soltar una gota de leche
mas, pero ya estaba agotado ella se había corrido al menos cuatro veces, no se
si alguna mas porque en ocasiones sus orgasmos eran larguísimos.


Nos quedamos dormidos abrazados el uno al otro. Por la mañana
ella estaba radiante cuando me desperté, se quedo todo el fin de semana en casa,
ni que decir tiene que nos lo pasamos follando, me reconoció que con su marido
rara vez alcanzaba el orgasmo y que si le propusiese hacer cualquier cosa de lo
que habíamos hecho seguro que la echaba de casa. Desde entonces seguimos
teniendo sesiones de sexo cada vez que podemos. A ella no le importa que su
marido tenga aventuras o no, cuando él quiere hacer el amos con ella lo hacen
pero su desahogo sexual lo tiene en mi casa.


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Compañera de trabajo
Leida: 1021veces
Tiempo de lectura: 6minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


porno gratis de monjasrelatos guarros de amor filial sueños húmedos de mamarelatos filial lesbicofolladas por sus hijosfolladas despedida de solterarelatos lesbicos pornome follo a mi hermanasevi pornorelatos cortos eróticosabuela de 90 años follandoRelatos eroticos le hago la paja a mi hermano por que tiene la pija grandeorjia gaymasajista lesvianaorgias bisexualchupando piesporno gay con animalesmaduras viudastias tetonasrelatos gay madurosmadre vieja follandomamas viciosasmaridos cornudos mironespilladas infraganti sexoporno depravado tocando cuquitatriple penetracion gayrelatos eroticos markezeinsestosgay maduro pornorelatos eroticaparejas bisexrelatos porno de cuñadasmaduras y sobrinosguarras sexmamas e hijos xxxmadre tetudamujeres mulatas follandoporno de hermanorelatos sadoamiga borrachafollando ala nietaporno en despedidas de solterasfontanero seducidosexo con tu suegrarelatos eroticos pene gigantesco enorme grande grueso lrgo esposa infiel casadamadres eroticasfollandome a la vecina madurajuegos pornoçtia follando sobrinomujeres policias follandorelatos eroticos claserelatos eroticos en femeninorelato erotico hermanosrevista erotica climarelatos x chupamela putarelatos eroticos asiendo la tarea de primaria con mi papaincesto gay relatorelatos cortos zoofilicos con perros callejerosfollo al fontaneromonjas lesbianas follandorelato porno de la pequeña kendrita 3 partemadura follando al amigo de su hijorelatos eroticos casadas infielesporno machoshistorias de incestorelatos eróticos realeswebcam porno baratasmasturbaciones femeninas caserashetero infidelidadprofesoras folladasfetichismo de pies masculinosvideos pornos lesvicosrelatos abuelos gayrelatos eroticos de hijosMi mujer con su sobrina... Relatos eroticosfotos porno navideñasesposas aburridasputa travestisedo durorelatos eroticos mi cuñada con un minivestido de licra y zapatillaspenetraciones anales gayporno en rumania