relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Comida valenciana





Relato: Comida valenciana

LA COMIDA VALENCIANA


Debía haber pasado al menos una hora desde que mi Ama había
salido en busca de sus amigas cuando oí la puerta abrirse, las conversaciones
cruzadas de las chicas y el repiqueteo de algunos tacones en el suelo. Yo me
encontraba a cuatro patas en el suelo, debajo de la mesa, totalmente desnudo a
excepción de mi capucha y un collar cuya correa estaba sujeta a una de las
sillas. Mi capucha solo tenia una abertura, a la altura de la boca y atado a mi
pene tenía un cascabel, de manera que cada vez que me moviera sonara.



Aquello era una despedida de soltera, y estaba de moda el meter un chico debajo
de la mesa y jugar con él durante la cena, pero mi Ama había pensado que podía
usarme a mí para ello, de manera que se ganaría un dinero a mi costa. Con la
capucha puesta, nadie sabría quien era, pues yo conocía a casi todas las chicas
de esa cena.


El hecho es que las chicas se fueron sentando en sus sitios, pero con la
particularidad de que la chica que había acudido en pantalones, debía
quitárselos y quedarse en braguitas; menuda panorámica debía haber desde mi
posición, y que en cambio, no podía disfrutar......pero esos habían sido los
designios de mi Ama y así tenían que cumplirse.


De repente sentí un tirón de la correa que estaba unida a mi cuello; era la
señal de que tenía que empezar, así que me acerqué a las piernas que tenía
enfrente, que no eran otras que las de mi Ama, y en honor a ella le besé la
entrepierna delicadamente. A partir de ese momento fue todo una vorágine de
sexos, una orgía de lamidas, un sinfín de muslos explorados; pude catar sexos
peludos, sexos depiladitos, muslos gruesos y esponjosos, otros más delgaditos.
Mi lengua se iba hinchando poco a poco por el trabajo prolongado, mi boca se
llenaba de fluidos provocados por el placer y mis labios iban poco a poco
cortándose por la humedad.


Y todo aquello era por un juego, que consistía en descubrir a quien estaba
favoreciendo con mi lengua en un determinado momento. Por las risas que
escuchaba cuando no tenía la cara atrapada entre dos muslos, debían pasarlo en
grande, totalmente desinhibidas, seguramente por los efectos del alcohol.



Yo estaba bastante cachondo con el juego, ya que por sus voces sabía en muchas
ocasiones a quien estaba lamiendo, y eso me daba mucho morbo; de las ocho chicas
que había allí sentadas yo reconocí a cinco, así que no estaba mal. Además, cada
vez que me trasladaba de un lugar a otro por debajo de la mesa, el cascabel que
llevaba anudado sonaba, con lo que una nueva ronda de risitas y excitación
reinaba en la mesa. Yo no me movía con un orden, sino que al azar, y un poco al
tacto, iba metiendo mi cabeza entre aquellos muslos.


La verdad es que el vino les había afectado bastante y estaban bastante
borrachas, por lo que no me extrañé cuando pasó lo siguiente; una de las chicas
dijo que tenía que ir al aseo, pero mi Ama les propuso usarme a mí como retrete,
allí, a la vista de todas, y todas aplaudieron la noticia. Así que fui sacado de
debajo de la mesa y sentado en el suelo con la cabeza sobre una silla. Yo podía
sentir las miradas lascivas de aquellas chicas clavándose en mi cuerpo, más por
el morbo y el instinto desatado que por lo que de atractivo pudiera tener mi
cuerpo.


La chica que había lanzado la piedra se acercó a mí, se bajó las braguitas y me
proyectó su meada en la boca; yo sabía que tenía que abrirla y tragar lo máximo
posible, pues mi Ama ya me había entrenado para ello. Así estuve el resto de la
cena, pues todas las chicas pasaron por aquel improvisado retrete, y alguna de
ellas más de una vez. Mi Ama me decía que así no se me resecaba la garganta de
tanto lamer.


Una vez acabada la cena me hicieron tumbar en el sofá y se apiñaron cinco de
ellas sobre mí para tomar el café, mientras las otra esperaron su turno para
hacerlo también. Antes de irse, tenían un juego nuevo preparado; se trataba de
cronometrar quién era la chica que más rápido se podía correr, y para ello me
tumbaron en el suelo, y una a una las chicas se fueron sentando en mi cara para
que las lamiese; no les pareció eso suficiente, y entonces unas me aguantaron
las piernas en alto, y otras me azotaron las nalgas con fuerza, como tratando de
que pusiera el mayor empeño en la lamida.


Fueron casi dos horas lamiendo y siendo azotado, con sexos restregados por mi
cara, mi cabeza aplastada contra el suelo, hasta que al final, reventadas,
decidieron irse; me quedé en la casa limpiando y fregando todo, ya sin la
máscara, esperando que volviese mi Ama después de la fiesta, pero cuando lo
hizo, ya de madrugada, no llegó solo, sino con una de sus amigas, y me tocó otra
tanda de lamidas a las dos, hasta que por fin se quedaron dormidas.



Yo pude descansar un poco también, pero ese había sido el primer día de mi nueva
sumisión.


exclav


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Comida valenciana
Leida: 457veces
Tiempo de lectura: 3minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


porno español madurosrelatos ancianasse folla al carpinterorelatos eroticos como gemia la señoramaduras caliemtesmi tia mecachas biendo porbifollar con dos hombresmadura follada en el campoRelatos eroticos gratis la hija de mi comadrerelatos porno incesto gaymasturbacion con almohadamasturbacion en busporno infielesporno de grandes tetasporno hermanoblancanieves y los 7 enanitos pornomasturbando al perroenfermera se folla a pacienteultimos relatos eroticosprofesora sin bragasabuelo y nieta xxxabuelos follando gratistrvestis pornonovios cornudosdesvirgada en la finca por un perro a los ocho añosfolladas y enculadasrelatos eroticos de ninfomanasfollando con esposassexo gratis viudasporno eriticome follo mi madreporno con enanas gratishistorias bisexualesporno tacones altosporno culos abiertoslesbico entre madre e hijaporno gratis lesvianaeldiario de marta erotica madres y hijas follando juntasabuelos follando con sus nietasenculando negrasporo madurasporno abuelas y nietosporno gitanasporno masajistaporno gay gorditosrelatos porno mi esposa sobrino meteme la vergamarcando vulvarelatos porno xxxsoy exhibicionistaporno con mujeres embarazadassexo con su perraescuchar relatos eróticosxxx madre e hijasrelatos eroticozrelatos porno con mi suegrobdsm historiasmasturbaciones femeninas xxxcoño de viejalesbianas pprnorelato esposa infielcolegialas sin bragasse la chupe a mi hijofollando con dos viejosmasturba a su hijosexo erótico pornofollando con la mama de mi mejor amigofollada vecinaporno gratis intercambiospelicula de zoofiliaporno años setentase folla a su papapuritanas.com gratispollas negraxxx relatos gaysuegra relatosfollo a mi tiael abuelo se la follatias pajasporno hermanoporno ginecólogo