relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mi tia la puta





Relato: Mi tia la puta

Esta es una historia que empezó hace mucho tiempo y que ha
durado hasta hace muy poco. Todo inició un día cuando iba a ser una fiesta
familiar. Entré por coincidencia a un cuarto de la casa y vi a mi tía política
que se estaba colocando sus medias, claro que todavía no tenía puesta su falda,
me pareció excitante verle en esa pose, tenía un lindo culo y unas piernas casi
perfectas. Pasó el tiempo y me quedé con las ganas de tenerla entre mis brazos y
poder hacer el amor con ella. A veces me masturbaba pensando en su culo .


Luego un día cuando fui a su casa y para mi buena suerte,
ella estaba sola entonces nos pusimos a conversar y me dijo que estaba feliz
porque estaba conmigo conversando a solas y me comentó que ella se había dado
cuenta que siempre le veía de manera diferente y que le parecía también
excitante que un hombre diferente a su esposo y sobretodo menor le vea de esa
forma, me dijo que le hacía sentir muy bien. Entonces yo le dije que si, que en
efecto la veía con ojos diferentes porque era muy atractiva y sobretodo muy
sexi, seguimos conversando por un buen rato y ella entonces me empezó a
preguntar sobre mi vida sexual y le confesé todo, que de esa vez que le ví había
empezado a masturbarme pensando en ella. Entonces fue en ese momento que pensé
que había hecho algo malo porque ella se levantó y no me dijo nada.


No pasó ni 5 minutos cuando ella volvió y me dijo que me
masturbara porque quería verme. Entonces yo le obedecí, empecé a bajarme los
pantalones y cuando estaba empezando a hacerlo ella me dijo déjame hacerlo a mí,
me tomó con sus manos y me masturbaba con tanta dulzura, me tomaba las bolas, me
pasaba su lengua por toda mi pinga, pasaba su lengua por la cabeza de mi pene,
con todos esos movimiento le dije que estaba por terminar entonces ella se lo
metió en su boca y yo terminé, ella se tomó todo mi semen y luego me limpió con
su lenguita. Me dijo que me arregle y que me vaya. Yo hice lo que me dijo y me
marché.



Pasaron los días pensando en lo que habíamos hecho, una vez fue a mi casa a
visitarnos, claro ella fue con mi tío y con sus hijos, entonces yo le saludé con
recelo hasta que cuando se marcharon me dijo que vaya a visitarla a su oficina,
lo que me despertó nuevamente mi deseo. Esta vez ya quería penetrarla por su
chocha y por su culo. Me acuerdo también que mi prima estaba deseable y me
imaginaba tenerlas a las dos a mi lado, es decir a madre e hija.



Pasaron los días y me arriesgué y me fui a su oficina, era el mediodía, todos
habían salido al almuerzo, tenían como dos horas de receso, era perfecto para
consumar el acto, si es que ella quería. Cuando ella me abrió la puerta de su
oficina que era grande y tenía un sofá grande, le dije hola como está, ella me
dijo que bien porque yo estaba allí, recuerdo que ella vestía una faldita negra
tacones altos y una blusa blanca. No me aguante más y me lancé a ella la comencé
a besar y a acariciar su culo entonces ella me apartó y me dijo que era un
abusivo y que iba a hablar con mis papás sobre esto, yo no podía creerlo. Ella
me aclaró que lo que había dicho en mi casa era una cortesía y lo que yo estaba
haciendo era un abuso y que ella estaba resentida. Me dijo que me vaya lo más
pronto posible yo quería explicarle pero no me permitió.


Cuando quise abrir la puerta me di cuenta que estaba con
llave, le dije que me abriera y cuando ella regresó con la llave ella ya estaba
con sus senos al aire, aquellos senos parecían dos cerritos en medio de un
desierto, tenía unos pezones negros que parecía que iban a explotar, me dijo que
era una broma lo que me había hecho, entonces yo me acerqué y le besé, luego
empecé a mamarle los senos, parecía un bebé alimentándome ella me empezó a
desvestirme y cuando ya no tenía nada encima tomo mi pinga y me empezó a chupar,
me sentía en la gloria, era mucho mejor que la vez anterior, le propuse hacer la
69 a lo que ella aceptó al instante, su vagina era saladita y con un olor muy
agradable, al parecer ser había puesto aceite de bebé, entonces cuando ya estaba
bien lubricada le introduje mi pinga por primera vez ella me pedía que sea
despacio, yo le obedecí, la saqué y le dije que se ponga en cuatro, le metí y
sentía como mi pinga entraba hasta el fondo de sus entrañas, sentí como ella
tenía su primer orgasmo, entonces fue cuando apresuré mi metida cuando de pronto
ella soltó un gran grito de placer era su segundo orgasmo pero más placentero
que el primero, según me dijo, seguí con mi penetración hasta que tuvo su tercer
orgasmo, estaba tan lubricada que ya no había fricción en su vagina, entonces la
saqué y quería darle por su culo, tal era su exitación que aceptó
inmediatamente, entonces le escupí su agujero, mi pene estaba super lubricado y
a punto de reventar, le abrí su culo porque le introduje dos dedos, luego a la
cuenta de tres le metí toda mi pingota en su culo, ella gritó de dolor me pedió
que le sacara pero yo no lo hicé, quería soltarse pero le abracé muy fuerte para
que no lo hiciera, permanecimos un rato hasta que su culo se acostumbre,
entonces yo le dije que iba a empezar con la culiada, con uno de mis dedos le
tocaba su clítoris y entonces fueron como 10 minutos de culiada y ella ya no
tenía dolor sino solo ganas de tener mi pene en su culo porque succionaba mi
pene con sus nalgas, después de ese tiempo le terminé, fueron varios chorros de
semen en su culo, cumplía mi sueño de hacerla mía, saqué mi verga de su culo y
rápidamente me fui al baño a limpiarme, ella también se vistió, nos dimos un
beso y nos despedimos hasta otra vez.



Así pasó el tiempo, de vez en cuando nos veíamos y teníamos relaciones, iba a su
casa, a su oficina y a veces a un motelito que conocíamos. Era como una receta
lo que siempre hacíamos: le besaba, le agarraba el culo, le lamía la vagina,
ella me chupaba mi pene, la penetraba por su vagina y luego por su culo. Fueron
días fabulosos para los dos. Cuando estábamos en su casa ella solo me chupaba y
se tomaba todo mi semen. Inclusive una vez hicimos algo diferente, yo llegué a
su casa y ella estaba viendo una película sentada en su sala, entonces yo le
dije que me chupe y le metí en su rico culo, que hasta esta fecha, ya esta
acostumbrado a mi pene, permanecimos así durante 30 minutos sin hacer ningún
movimiento, ella sentada encima de mi culo y viendo la película. En este tiempo
también le comenté que me gustaría tener relaciones con mi prima, o sea con su
hija, porque me parecía rica pero ella me dijo que eso si iba a estar difícil
que si yo quería tenia que intentarlo. De pronto ella se empezó a mover y su
culo automáticamente empezó a succionar mi pene, terminé ni a los dos minutos,
permanecimos así hasta que mi pene se puso flácido, me acarició mi pene con su
mano me lo limpío y luego su mano pasó por su vagina. Nos quedamos tendidos por
un largo rato besándonos como un par de enamorados.



Llegó el gran día, sería como nuestra despedida, era como las dos de la tarde y
llegué a su casa, ella me abrió la puerta. Estaba con la misma falda negra que
lo comenté antes, no tenía medias ni sostén, solo una pequeña blusita que
resaltaba sus pezones, ella no se porque estaba medio nerviosa, rápidamente me
lancé a ella, le metí las manos por dentro de su falda, no traía interior,
entonces la tomé con mis brazos y ella me abrazó, puso sus piernas entre mis
caderas y así nos fuimos a su cama. Nos seguimos besándonos, así nos fuimos
desnudándonos y entonces yo me baje hasta su vagina, ahí me quedé dándole un
tremendo sexo oral hasta que tuvo su primer orgasmo, luego le viré e hice lo que
nunca había hecho, me comí su culo, y ella me decía que solo quería tener sexo
anal ese día. Entonces le di la vuelta e hice que me chupe mi pene con el fin de
que me lo lubrique, entonces ella como siempre se lo metió en su boca y comenzó
a chupar, pasó su lengua sobre mi cabeza y me lo lamía como nuca lo había hecho.


Entonces ya era hora de la introducción, se puso en cuatro
con todo su culo a mi disposición. Le quise meter pero no lograba mi propósito,
parecía que quería meter mi pene en el culo de una de 15 años. Traté de nuevo
pero no podía, me puse crema para que resbale pero tampoco. Me puse un
preservativo y crema encima pero nada, estábamos frustrados porque no podíamos.
La única alternativa era que le meta por su vagina. Empezamos, ella se acostó en
la cama y yo fui encima le metí hasta el fondo de sus entrañas, ella gemía de
placer y yo seguía dándole, era fabuloso, no se imaginan como sus líquidos
vaginales inundaban mi pene, ella tuvo su segundo orgasmo ya que pegó un grito
de placer, yo paré mis embestidas y le saqué, luego se puso en cuatro y empecé
otra vez a meterla, tuvo otro orgasmo que casi me lo hace terminar a mi también.
Entonces me puse crema en dos dedos y le metí en su culo, cuando ya sentí que se
abrió su esfínter, sin avisarle saqué mi pene de su vagina le metí de un solo
golpe en su rico culo.


Ella gritó de dolor pero no hizo nada por sacárselo, ya lo
logré la tenía como yo quería, estaba tan rico y tan apretadito como la primera
vez que lo hicimos por ahí. Comencé con mis embestidas, ella me succionaba con
sus nalgas, quería tener toda mi leche en su culo, luego sin sacar mi pene nos
dimos una vuelta de tal manera que ella estaba de espaldas pero encima de mí,
ella tenía el ritmo de todo, luego nos sentamos y ella seguía con sus
movimientos, en este momento le metí un dedo en su vagina, cuando ya estaba a
punto de terminar una llamada telefónica interrumpió nuestro magnífico sexo,
ella salió corriendo dejando mi pene a punto de explotar, no podía creer lo que
hizo, la seguí, había sido su hija, es decir mi prima, con quien hablaba quien
le decía a que hora volvería a casa.


Como demoraba le hice señas de que se ponga en cuatro, ella
obedeció automáticamente y cuando estaba por meterla, ella corto por un momento
el teléfono para que no escuche el grito, yo no me movía mientras ella hablaba,
terminó de hablar al cabo de 10 minutos y así enganchados nos fuimos a su
habitación, lo hicimos parados, luego ella se apoyo en la cama y ahí si le metí
con todas mis fuerzas, ella gemía y pedía que quería toda mi leche en su rico
culo, no pasó no cinco minutos y le terminé, salieron varios chorros de semen
que inundaron su culo, me sentía en la gloria, nuevamente habíamos tenido sexo
anal. Me que dé por un rato encima de ella hasta que mi pene empezó a flaquear,
nos dimos la vuelta y nos besamos por un largo rato, ella cogía mi pene y yo le
acariciaba su vagina.


Después de un rato nos fuimos al baño a ducharnos, yo ya
estaba otra vez con mi pene bien erecto, ella no pudo más y se lo metió en su
boca, empezó a mamar y al rato le terminé en su boca, se tragó todo mi semen y
me limpió con su lengua toda mi cabecita. Nos volvimos a besar, pero era raro,
porque su boca sabía a semen. Eran como las cinco de la tarde, volvimos otra vez
a la ducha, nos bañamos, nos besamos, nos vestimos y luego me fui. Nos
despedimos con un gran beso. Ella me dijo que nunca olvidará toda esta
experiencia que hemos tenido. Le dije que fue fabuloso. Después de esto ya no lo
hemos hecho muy seguido, diríamos que casi nunca, ahora nuevamente llevamos la
relación tía política – sobrino.



Me place haber podido contarles esto, les juro que fue increíble. Pero esta
historia no queda ahí. Próximamente les contaré como empezó mi aventura con mi
prima.


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Mi tia la puta
Leida: 1456veces
Tiempo de lectura: 7minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


fotos porno nudistaschicas follando con sus mascotasporno cubanomadurs xpadre con hija xxxporno culo en pompaporno maduras y jovenporno lamiendorelatos de mi mujerporbo duromasajista lesbianatios pornoporno de callevideos eroticos españoles gratisabuelo follando con la nietarelatos verderelatos porno en la piscinabuen pornorelato porno triovideo porno cuarentonastias tetonasrelatos intercambio de parejarelatos eroticosgratisporno incesto relatospadres e hijas follandoporno gay relatoabuelo pervertidofollando en el sex shoptrios con abuelasrelato cabron consentidorwww.mi vecinito gay relatorelatos eroschocho calientescuentos eroticos pornoexperiencias con travestismama en la piscina con ese bikini pequeño relatorelatos cornudos sumisosmadura en triochupando tetas grandesrevista porno climarelatos calientes madurasmasturbaciones femeninas amateur[email protected]vegeta gaytrios pirnorelatos sexualporno lesviana gratisrelatos cornudos sumisosrelatos eroticos claseincestos abuelosrelatos pornos de las estudiantes tienen relaciones con los profesores y conserjesrelatos eroticos lesbianarelatos "casado" pito vergotarelato porno de la pequeña kendrita 3 parterelatos de noviosrelatos eroticos con fotos realesenfermera tetasfollando a profesorasfollando a viejomis relatos porno gaysexo anal madre hijorelatos intercambiosrelatos eroticos masajistachinas eroticasespiando a mi vecinofollando duro con mi madregay gorditoserotico madurasporno gratis enanosmujer madura follando con chico jovenprofesora manoseada