relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Las 4 rosas (46)





Relato: Las 4 rosas (46)

La velada habia sido estupenda.
Acogida por Margaret mucho mejor de lo que esperaba habia pasado un rato
muy agradable con los Warner y deseaba cultivar su amistad en todas las
ocasiones en que se presentara la oportunidad.



Antes de acostarse reunio de nuevo
a todos sus negros, tanto machos como hembras y repitio la orgia de la
noche anterior. Queria que se fueran acostumbrando a practicar el sexo
en publico y de las mas variadas maneras para no tener problemas cuando
decidiera abrir su casa al publico.



La vida en la casa se iba normalizando
poco a poco, Blanche permanecia ocupada en los mil detalles que requerian
su presencia y raro era el dia que no salia de compras para adornar una
estancia con algun detalle.



Su circulo de conocidos se iba ampliando
continuamente. Los comerciantes con los que mas se relacionaba fueron los
primeros, y a traves de ellos iba conociendo a otras personas. Todos ellos
la trataban con respeto y delicadeza. Blanche se preguntaba si era debido
a su fama o a su dinero y llego a la conclusion que debia tratarse de las
dos cosas ya que era saludada con frecuencia por personas totalmente desconocidas
y cada vez que salia de su casa se daba cuenta que las miradas de la gente
la seguian con expectacion.



Era una sensacion deliciosa que
jamas habia experimentado.



Parecia como si las gentes rivalizaran
en ser simpaticas y amables con ella. Sobre todo los hombres parecian querer
atraer la atencion de Blanche discretamente, eso si, pero no por eso resultaba
menos evidente.



En definitiva, que Blanche habia
llegado casi a olvidar la presencia de aquel agujero que parecia hundirse
en las entrañas de la tierra y que se vaciaba y se llenaba de agua
periodicamente.



Lo olvido hasta que un dia comenzo
a llegar de la cueva un profundo murmullo que lentamente se fue convirtiendo
en un ulular desagradable y potente.



Blanche, con el vello erizado recordo
aquellas primeras ocasiones en que aquellos ruidos la habian parecido la
profunda respiracion de un enorme animal dispuesto a engullirla.



Sabia que tal animal fabuloso no
existia pero el ruido era tan terrorifico que el miedo se adueño
otra vez de ella y de los habitantes de la casa.



Cierto que la intensidad del sonido
era mucho menor pero no por ello menos inquietante.



Probaron a abrir la trampilla que
comunicaba con la cueva pero no por eso los aullidos desaparecieron.



Durante un rato permanecio indecisa
mirando hacia la entrada de la cueva. Jack, que se habia reunido con ella,
miraba en la misma direccion tan asustado como todos los negros presentes.



La idea de revivir todos los terrores
pasados asustaba a Blanche mucho mas que la habia asustado al llegar a
la casa.



Estaba segura que todo aquello se
debia a algun fenomeno natural desconocido pero eso no la tranquilizo en
absoluto.



Durante un buen rato fue consciente
de que nadie se atreveria a tomar una decision para esclarecer aquel misterio
mientras ella no tomara la iniciativa.



Incluso los dos mastines que acompañaban
a Blanche miraban hacia la cueva, era cierto que no se veia a los animales
ni tensos ni agresivos pero si atentos, parecia que el miedo que sentian
los humanos les hacia ponerse alerta.



- Traed las lamparas. Ordeno Blanche



A su alrededor se efectuaron rapidos
movimientos y poco despues varios negros regresaban con las lamparas encendidas.



Jack tomo dos y tendio una a Blanche
dandola a entender que la seguiria de nuevo hacia aquel infierno.



A pesar del miedo que sentia Blanche
esbozo una sonrisa y dijo.



- Gracias Jack.



El rostro del hombre se deformo
en lo que queria ser una sonrisa pero no paso de ser una mueca.



Blanche tomo uno de los perros por
el collar y Jack tomo el otro.



No tardaron en desaparecer por la
boca de la caverna.



Durante los primeros minutos avanzaron
por terreno bien conocido. El subir y bajar a la cueva se habia convertido
ya en casi una rutina y no planteaba mas problemas que el no caer en el
resbaladizo suelo del que manaba agua continuamente.



Quisieron encender las lamparas
que encontraban a su paso pero la intensa corriente de aire que soplaba
alternativamente en el interior de la cueva ponia en peligro que sus propias
lamparas se apagaran al intentarlo.



Tuvieron que desistir por miedo
a sumirse en la oscuridad mas absoluta.



Cuando pasaron la zona donde habia
estado el antiguo muro las corrientes de aire y los aullidos se hicieron
mas intensos al tiempo que llegaba hasta ellos un profundo retumbar que
en nada contribuia a serenarles.



Blanche que hasta ese momento habia
caminado delante fue adelantada por Jack. Sin duda el hombre habia elegido
ser el primero en enfrentarse al peligro si es que habia alguno.



Blanche, tras el decidio que habia
llegado el momento de sacar el revolver que siempre llevaba encima.



Despues de avanzar unos metros por
la estrecha galeria empezaron a oir el inconfundible sonido del agua al
ser agitada por una fuerza descomunal.



Blanche se pregunto que podia ser
aquello que agitaba el agua de tal manera sin poder obtener una respuesta
sensata.



Rodeados de un ruido ensordecedor
se fueron acercando al agujero cada vez mas asustados.



Las corrientes de aire se hacian
cada vez mas intensas hasta el punto de obligarles a caminar inclinados
unas veces hacia adelante y otras hacia atras, dependiendo de la direccion
en que estas soplaban.



Finalmente llegaron hasta las cuerdas
protectoras convencidos de un poco mas alla se producia una batalla infernal
entre dos o mas seres que agitaban las aguas que no veian.



Poco despues asomados al borde del
agujero creyeron volverse locos al ver como la inmensa cantidad de agua
que ocupaba la cueva que habia bajo sus pies se vaciaba y se llenaba en
el transcurso de pocos segundos.



Era increible que tan enorme cantidad
de agua pudiera salir y entrar en tan poco tiempo, produciendo con ello
las fascinantes y periodicas corrientes de aire y los atronadores ruidos.



Por supuesto que no vieron ningun
monstruo pero fueron incapaces de imaginar cual seria la fuerza grandiosa
que era capaz de agitar tal cantidad de agua en tan poco tiempo.



Aquello desafiaba toda la logica
de Blanche.



Durante un buen rato permanecieron
asombrados mirando aquel fascinante espectaculo que se producia bajo sus
pies temerosos de que el agua terminara, en alguna de sus embestidas, por
ascender un poco mas e inundara la galeria llevandoselos consigo en su
retirada.



Blanche imagino lo grandioso que
hubiera sido aquel espectaculo de haberse producido a la luz del dia.



Los timidos reflejos que sus casi
impotentes lamparas eran capaces de arrancar a la superficie de las turbulentas
aguas no debian ser nada comparado con lo que se mostraria a sus ojos si
aquel fenomeno se produjera a la luz del sol.



La oscuridad y el miedo les tenian
sobrecogidos impidiendoles disfrutar de tamaña grandiosidad.



Poco a poco fueron tomando confianza,
las aguas ascendian y descendian vertiginosamente pero siempre se detenian
poco antes de alcanzar el borde del agujero sobre el que ellos estaban
antes de reiniciar el incansable ciclo.



Finalmente regresaron fascinados
y asustados por la grandiosidad de algo que no comprendian



Los negros comenzaron a relajarse
cuando les vieron aparecer precedidos de los perros.



Blanche los tranquilizo como pudo
pero estaba convencida de que ninguno de ellos fue capaz de comprender
lo que les explicaba.



Era necesario haber visto lo que
Jack y ella habian visto para poder entender lo que querian decir.



Lo unico tranquilizador que entendian
los negros es que tanto Blanche como Jack habian vuelto sanos y salvos
de aquel infierno.



Una vez mas Blanche se propuso encontrar
la losa que tapaba la boca del pozo, era imprescindible encontrarla para
que la tranquilidad volviera definitivamente a la casa.



Dos dias despues las aguas se calmaron
y la serenidad regreso al espiritu de Blanche como para iniciar los trabajos.



En las largas horas de insomnio
habia surgido en su mente la idea mas que dudosa de abrir una escalera
alrededor de las paredes del pozo y los trabajos comenzaron inmediatamente.



Los negros empezaron a excavar siguiendo
las ordenes de Blanche pero tras haber practicado los primeros escalones
resulto evidente que seria imposible ascender por aquel medio. La tierra
procedente de las excavaciones amenazaba con taponar la galeria sino se
procedia a su retirada pero lo mas peligroso era los continuos desprendimientos
que producian al intentar remover la tierra de las paredes.



Apenas habian logrado crear una
vuelta completa de escalera cuando la obra se desplomo atrapando a dos
negros que en esos momentos trabajaban en el pozo.



Por fortuna pudieron sacarlos antes
de que se asfixiaran pero uno de ellos, con una pierna rota quedo inservible
para el resto de su vida.



Ni Blanche ni Jack tenian suficientes
conocimientos ni medios para realizar tamaña obra.



Por primera vez Blanche se sintio
decepcionada, se sentia impotente para conseguir sus propositos a pesar
de que Jack parecia convencido de que si Blanche buscaba una losa que tapaba
la salida del pozo esta debia existir a pesar de que el lo hubiera tomado
a broma en principio.



Un dia Blanche vio que Jack, al
igual que ella habia hecho antes, bajaba y ascendia muchas veces de la
cueva con un papel en las manos, sobre el papel dibujaba lo que parecia
ser un tosco plano de la galeria de la cueva y del camino que conducia
al pozo.



Finalmente señalo en el suelo
una gran cruz en el sitio donde se suponia que debia estar la losa.



Blanche comprobo que el lugar marcado
por Jack diferia muy poco del lugar que ella misma habia marcado mentalmente.



No era posible que los dos se hubieran
equivocado, la boca del pozo debia estar poco mas o menos donde Jack la
habia marcado.



Blanche supuso que despues de hacer
aquella marca Jack vendria a hablar con ella. Era de suponer que la pediria
permiso para usar a los negros en los trabajos de excavacion pero en lugar
de ello el hombre salio de la casa para regresar un poco mas tarde.



Entonces si que busco a Blanche
pero no para hablar de la marca o de los negros que necesitaba sino para
pedirla diez dolares.



Blanche estuvo tentada a preguntarle
para que queria el dinero pero no lo hizo. En principio el dinero era suyo
y lo podia gastar sin dar explicaciones pero ademas sabia de antemano la
contestacion.



- Cada cual debe enterarse de sus
cosas a su debido tiempo. Hubiera dicho Jack si le hubiera preguntado.



De todas maneras la intriga de Blanche
no duro mucho. A la mañana siguiente fue despertada por fuertes
golpes que procedian del jardin.



Al asomarse a la ventana vio a Jack
tratando de clavar una larga piqueta en el suelo, justo alli donde suponia
que debia estar la boca del pozo.



Una vez mas Blanche hubo de reconocer
el ingenio de Jack. Era evidente que con la piqueta trataba de localizar
donde estaba la losa antes de proceder a excavar y levantar inutilmente
buena parte del jardin que rodeaba a la casa.



Casi un metro de piqueta habia desaparecido
ya clavada en la tierra cuando Jack desistio de su primer intento y sacando
la piqueta procedio a clavarla en otro sitio distante medio metro del primer
agujero.



- Dile a Jack que venga. Ordeno
Blanche a Tiara.



Desde su habitacion vio como la
esclava obedecia sus ordenes y como Jack suspendia su trabajo antes de
encaminarse hacia la casa.



- Que haces Jack ?. Pregunto Blanche
cuando estuvo ante ella.



- Jack busca esa maldita piedra.



- Crees que la encontraras asi ?.



- Jack cree que si.



- Es necesario que trabajes como
un negro ?.



- Jack esta enfadado y quiere desahogarse.



- Enfadado por que ?.



- Nunca le ha costado tanto trabajo
encontrar una piedra.



Blanche rio ante la ocurrencia de
Jack.



- No seria mejor que tu dirigieras
y que trabajaran los negros.



- Han dicho a Jack que dentro de
un rato traeran mas hierros y entonces trabajaran los negros.



- Quien traeran mas hierros ?.



- El herrero, estaba haciendolos
la punta.



- En eso has gastado el dinero que
me pediste ?.



- Si, claro.



- Y por que no me lo pediste del
mio.



- Porque no se si la encontrare.



- Y si no la encuentras perderas
el dinero.



- Pero me quedare con los hierros,
y un hierro siempre es un hierro.



Blanche hubo de admitir que a veces
tenia verdadera dificultad para seguir los pensamientos de Jack. Sobre
todo cuando este no queria explicarse. Para que podian servirle los hierros
si no encontraba la losa?. Que nueva idea tenia en mente ?.



Fuera como fuere Blanche no veia
nada que hubiera de preocuparla en la actitud de Jack y dio su permiso
para que siguiera clavando la piqueta donde le diera la gana.



Continuara...



Datos del autor/a:




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Las 4 rosas (46)
Leida: 248veces
Tiempo de lectura: 8minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


porno come coñosprofesora manoseadapórnogratisviolando a mi tiaporno con condonerotico madurasnenas masturbandosecaballo pornsolo incestosporno gay americanoshistorias sexo madurasplayas nudistas pornoporno trios lesbicosfotos de pollas con lechechochos en pompatrans relatospoeno gay gratisrelatos porno de nena pague chupandoselarelatos porno en mi familia todos tenemos sexo casanudistalesbianas pprnoporno terrorfollando claseporno con ancianasporno panameñorelatos de embarazadastodo relatos filialchicas meandosecorridas femetodorelatos pornobabosas gorditasdespedida de soltera follandofollando madre amigome coji a mi hermanagitana follandorelatos eroticos tomando lechitami tio me folloeroticos mallorcarelato erotico madre e hijotetas grandes de abuelasrelatos porno de orgiaspprno lesbianasmaduritas eroticasfollar gallinasrelatos sexo cuñadasporno rumanostu porno españolme follo a mi madrinachapero pornorelato xxxmuy zorrs.comseduciendo al plomerohistorias cortas eroticasrelatos eroticos de playapornografía maduraviejos morbososnegritas sexoporno co madurasvecinitas gratisprono geycomo me follo a mi hermanaporno homosesualtodo relatoseroticostriple penetracion analgays relatosmayor follandoquinceañera tetonapeliculas porno de enanosmarques de sade pornorelatos con suegrarelatos eroticos morbososcine xxx pornochicos velludosmatrimonios pornoviejos follando gaysvampiro pornoorgias en bodasrelatos eroticos colegialasesmeralda pornoporno en puritanas.comchicas borrachas pornotodorealtosfollandome a mi vecina madurapornos relatosnena cachondapreciosa relato eroticoabuelas muy guarrasmadura follando al fontaneroestudiantes borrachas follandofotos porno playas nudistashijas putasmi esposa y mi nena relatos xxxeroticos cadiz