webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to this video!


Relato: Follar en el chat



Relato: Follar en el chat

Después de pasar una tarde aburridísima decidí meterme a
chatear, uno de mis hobbies es poner a los tíos cachondos a través del chat, me
lo paso de lo lindo. Pasado un rato, uno de los tíos con los que hablaba me dice
que esta en una casa con más amigos y que me pase por ahí, en un principio le
sigo el rollo de coña, y resulta que el lugar estaba a no más de 15 minutos de
mi casa.


En ese momento no se me pasaba por la cabeza acercarme allí,
pero le pedí la dirección, entonces era la 1 de la madrugada, apague el
ordenador y me puse a ver la tele. No podía pensar en otra cosa, la idea de
estar en una casa a disposición de una pandilla de salidos me ponía a cien,
estuve un rato imaginando que pasaría si me acercase por allí, en el fondo
deseaba ir pero tenía miedo de lo que me pudiese pasar. Por alguna razón decidí
vestirme y arreglarme, solo por si acaso, cada vez me armaba más de valor y
pensaba en lo inolvidable que podría ser aquella experiencia. Cuando estuve
preparada pensé que ya que lo había hecho tendría que salir, la calle estaba
desierta el miedo crecía dentro de mi pero algo me obligaba a seguir, no tarde
mucho en llegar al portal, serian las 2 pasadas.


Allí estaba, delante del portal pero sin valor para llamar,
pase un par de minutos sin decidirme, pero sucedió lo inevitable, fue como si la
parte mas puta de mi tomara control de mi cuerpo. A los 5 segundos contestaron:
- ¿Quién es?




- Soy
Silvia, la del chat - Respondí yo.




Pasaron 10 segundos y se abrió el portal, la voz me dijo que
subiese, y así hice.


Llegue al segundo piso, y en la puerta me esperaba un joven
de unos 19 años, el cual además de ser el dueño de la casa era con el que había
hablado a través de el chat. Me presente a todos, en total eran cinco y todos
tendrían la misma edad, todos tenían expresiones de incredulidad, no se
imaginaban que me presentaría allí, pero a la vez estoy segura de que en el
fondo pensaban que habían sido muy afortunados, como si les hubiese tocado la
lotería, y pronto empezaron a mirarme con lujuria. Yo tengo casi 18 años, no
llego por un par de meses, no soy muy alta pero, tengo un buen cuerpo y no me
cuesta conseguir rollos, no había follado desde la semana santa con mi novio del
pueblo, desde el verano pasado nos dedicamos a follar como conejos cada vez que
nos vemos, de ahí que estuviese tan salida.


La fiesta que tenían montada era sencilla, un poco de alcohol
y porros, además el salón era bastante grande y cabíamos todos. Me ofrecieron
algo, que yo acepte de buen gusto, estuvimos hablando un rato, y yo me relajé
bastante, por un momento tuve la impresión de que intentaban emborracharme, en
el fondo pensé que no lo necesitarían para cumplir sus propósitos y rechacé la
bebida.


Pasado un rato de hablar y escuchar música cogí el mando y me
puse a hacer zapping, estaban echando una peli porno en la tele, cuando pasé,
los tres chicos que estaban sentados en el sofá conmigo me pidieron a gritos que
volviese atrás, así que les hice caso, el ver un rato la peli porno nos puso más
cachondos de lo que estábamos, hasta que se me ocurrió hablar.




- Lo que
pasa es que tenéis envidia de el actor, seguro que no la tenéis tan grande
como él.


- Ja,
¿cómo que no? – me respondió uno – ¿Que me das si la tengo más grande que
él?


- Pss,
¿qué quieres que te de yo? – dije bromeando


- Mmm,
quiero que me hagas una mamada




Ni siquiera respondí si o no a la proposición, rápidamente se
bajó el pantalón y la ropa interior dejando su polla erecta al aire, yo estaba
paralizada, puse cara de asombro, no por el tamaño del miembro, sino por la
rápida acción del chico.




-
Hombreee, no es tan grande como la del actor, pero es bastante grande. – le
dije yo


-
Entonces... –y rápidamente saltó otro – Yo también quiero! – y se bajó los
pantalones, el otro siguió al segundo y en un momento estaba yo sentada en
el sofá y enfrente mía y de pies tres tíos con los pantalones bajados, los
rabos de los otros dos eran también grandes, aunque no tanto como el del
primero, los tres superaban a el único hombre con el que había follado, no
podía resistirme


- Uff,
estáis bien dotados los tres – les dije mientras les miraba como una niña
golosa.


- Vamos a
una habitación - dijo uno – me cogió del brazo, y yo sin resistirme le
acompañé, los otros dos venían detrás.




Los otros dos desafortunados estaban en otra habitación con
el ordenador, uno fue a avisarle de que no molestaran. Me llevaron a una cama de
matrimonio, quitó la colcha y me arrojó violentamente sobre ella. Ya estaban los
tres dentro y se iban quitando la ropa, yo estaba a mil.


Terminaron y uno se dirigió a mi: -Te quitas la ropa o es que
te tenemos que ayudar. – Pero... – dije yo. –Ni peros ni nada – me replicó, y se
acercó a mi ponindome la polla en la cara. Venga, hazme una mamada.


Yo estaba sorprendida, los chicos amables con los que hablaba
antes se habían convertido en cerdos machistas y me trataban como una puta, que
en realidad es lo que era, pues ¿a que había ido sino allí?. Tuve un poco de
miedo por un momento por lo que me pudiera pasar, pero en el fondo me sentía más
excitada por la situación, mis bragas estaban ya muy húmedas.


Decidí dejarme llevar y aparte los ojos de su cara y miré de
nuevo a su grandioso rabo, sin pensármelo más lo agarré y empecé a mamarlo
gloriosamente. La sensación de placer que recorrió mi cuerpo en aquel instante
fue increíble, es mentira lo que se suele decir de que solo disfrutan los
hombres cuando le hacen una felación, pues yo disfrutaba como un cerda y gemía
en mis adentros.


Los otros dos empezaron a sobarme por todos lados, aquello me
ponía más a cien, intentaban todo tipo de artimañas para quitarme la ropa, pero
debían de ser demasiado torpes, así que paré por un minuto y me desnudé
completamente, y rápidamente volví ansiosa a la tarea que me llamaba. Se la
estaba mamando divinamente, el tío me llamaba de todo, aquello me gustaba cada
vez más. Los otros después de manosearme los pechos y el cuerpo entero
decidieron hábilmente pasar a algo mayor, así que uno abrió mis piernas y empezó
a comerme el coño, con el primer lenguetazo creí que me moría del placer, además
noté que la polla que tenia en mi boca estaba apunto de explotar, él me avisó y
la saqué de mi boca, su corrida fue tremenda, llegó hasta la pared.


Ahora podía gemir libremente, yo estaba apunto de estallar
también, y sin poder predecirlo me vino un orgasmo espectacular, me corrí en la
cara del que me comía el coño. Se levanto, limpiándose un poco, no le había
sentado nada bien. Será puta – dijo – ahora me la vas a comer y no la vas a
sacar hasta que te hayas tragado toda mi leche.


No tenia otra opción, además tenia muchas mas ganas de
marcha, asi que le agarre bien en miembro y me lo metí en la boca. Los otros dos
se habían apartado un poco y observaban la escena, el tío me agarró fuertemente
del pelo y empezó a menear mi cabeza, la verdad es que me hacia allgo de daño,
pero no me importaba. Paró por un momento y pude deleitarme con su rabo, pero
pronto volvió a agarrarme y esta vez empujaba mi cabeza más violentamente, se
notaba que estaba cerca de correrse y yo estaba casi ahogándome con su rabo.
Cuando definitivamente se corrió una enorme cantidad de su leche chocaba y
bajaba por mi garganta, casi me desmayo en ese momento, no pude saborear ni una
gota de su semen, me lo tragué todo.


Les suplique algo de beber, pues tenia la boca algo seca, el
que faltaba se ofreció, pero con la condición de correrse dentro de mi boca
también, así que se repitió de nuevo la escena, aunque este no me trató tan
bruscamente y pude disfrutar más y a la hora de correrse lo hizo desde fuera,
apuntando a mi boca, la cual recibió gran parte de su líquido que pude saborear,
aunque no fue completamente preciso y me mancho la cara, con ayuda de mis manos
todo acabo en mi boca.




- Bueno,
ahora te tendremos que follar – dijo el primero. En ese momento me di cuenta
de que algo se me habia olvidado, los condones, pero para fortuna de todos
el anfitrión tenia una caja


- Oh, si
por favor, follarme ya – respondí como una perra. Necesitaba ser penetrada
ya, estaba increíblemente cachonda.




Así que me el primero me hizo que le pusiese un condón, me
empujó sobre la cama y abrió mis piernas, yo le pedía que no se demorase más,
que entrase en acción. Así que me la metió hasta el fondo y empezó a follarme,
lentamente al principio y subiendo el ritmo, como mandan los cánones, yo gemía
como una puta y pronto tuve un orgasmo. Cambiamos de posición, me puso a cuatro
patas y comenzó a embestirme, para entonces, uno se había dado cuenta de que mi
boca estaba libre, y se acercó para que se la mamase mientras que el otro me
seguía follando, era la primera vez que lo hacia con más de un hombre a la vez,
pero siempre había sido una de mis fantasías.


El que me follaba acabo por correrse, y sin cambiar de
postura, al que se la estaba mamando se puso un condón y paso a metermela, y el
que estaba libre puso su rabo a mi disposición, yo no me podía negar a nada, así
que se la chupé igualmente. De vez en cuando lo dejaba para gemir libremente. De
nuevo cambiamos de posición, ahora yo me coloque encima y botaba como una cerda,
mientras el otro se puso de pie sobre la cama para que pudiese seguir
chupándosela, yo seguía disfrutando de lo lindo, y el que me estaba penetrando
se corrió, así que de nuevo cambiaron los papeles, pero esta vez solo me follaba
uno. Este último era más duro de pelar, probamos varias posturas, pero tardó un
buen rato en correrse, yo tuve dos orgasmos por lo menos.


Para entonces yo ya estaba más que satisfecha. - Ha estado
bien – les dije. Pero para sorpresa mía aun querían más.




- Todavía
no te hemos dado por el culo, cerda. – Me dijo uno.


- No por
ahí no, nunca me lo han hecho por detrás – le respondí.





La verdad es que la idea me parecía repulsiva, me lo habían
propuesto un par de veces, pero yo me había negado rotundamente. Claro que estos
parecían no aceptar un no por respuesta, y a la vez la curiosidad de probar algo
nuevo me invadía, al final acabe accediendo.


Así que uno empezó a lubrificarme y a ir metiendo los dedos
para que mi pequeño agujero se fuera dilatando, por ahora me parecía agradable,
pero una vez que creyó que estaba lista se dispuso y me la metió de un golpe, el
dolor que sentí en ese instante fue increíble, pero el dolor se fue disipando y
cada vez sentía más placer. Cada vez mi agujerito se hacia más grande y los
gritos de dolor se convirtieron en gritos de placer, mi culo estaba al rojo
vivo, creía que me iba a estallar, cada vez aceleraba más el ritmo, mientras que
los otros dos nos observaban. Para mi sorpresa el que me sodomizaba se dirigió a
los otros... – ¿A que esperáis? Vamos a joderla los tres a la vez. Sus palabras
me excitaron muchísimo, un escalofrió recorrió mi cuerpo.


Rápidamente se situaron en posición, uno se colocó debajo mía
y me senté sobre su polla, mientras que el mismo seguía dándome por culo, el
otro hizo que se la mamase a duras penas. Me sentía llena por todas partes. Los
tres se fueron turnando de posiciones, así hasta que todos me habían dado por el
culo un buen rato, yo disfrutaba inimaginablemente, tenia tres rabos para mi
sola, y tuve un par de orgasmos más.


Según iban terminando se iban corriendo sobre mi, cuando ya
lo habían hecho todos uno saltó... – Bueno, ahora les toca a los otros dos,
¿no?. Yo estaba cansadísima y no tenia fuerzas para follar ilimitadamente, así
que les suplique que me dejaran ducharme y dormir, y por una vez ellos
accedieron. Mientras me duchaba escondieron mi ropa, así que no me quedó otro
remedio que dormir en bolas.


Al día siguiente, cuando desperté, no podía creer lo que
había hecho, además ahora tenia mucha vergüenza, me quedé un rato despierta
meditando sobre todo lo que había pasado y fui perdiendo el miedo, asi que me
levanté definitivamente, los otros cinco ya estaban despiertos. Fui hacia donde
estaban ellos y les dije – bueno, ¿qué hay para desayunar? – uno me respondió –
Para ti, rabo, además estos dos no disfrutaron ayer de ti, cerda.


Lo tenían preparado para que les hiciese una ronda de mamadas
en cuando me levantase, así que se me sentaron en el sofá y fueron pasando uno a
uno, todos hicieron que me tragara toda su leche, y más aun, para que me
devolvieran la ropa les tuve que preparar el desayuno, aunque mi ropa interior
nunca la volví a ver, se la quedaron como trofeo. Cuando me había despedido de
todos y me disponía a irme, uno de los de la noche pasada me agarro y me puso en
el suelo, me dijo que no se podía aguantar, que me tenia que dar por culo por
ultima vez, así que me bajó el pantalón y comenzó a penetrarme por detrás, mi
culo seguía dolorido de la noche pasada, y no le costo nada meterme la polla y
tomar un buen ritmo, pronto comencé a gemir. Esta vez se corrió dentro de mi
culo, me dio una palmada y me dijo. – Ahora te puedes ir. Sorprendentemente los
otros no quisieron hacer lo mismo y me dejaron ir.


Llegue a mi casa, me limpié bien y pude descansar al fin.


Aquella experiencia me pareció irrepetible, cada vez que
pienso en aquel dia me excito muchísimo. Además desde entonces estoy obsesionada
con el sexo anal. No he contado a nadie esta experiencia, y no he vuelto a ver a
aquellos chicos, pero necesitaba compartirla con alguien, esta es la razón de
que la haya escrito. Ojala algún día se vuelva a repetir.









Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



porn lenceriaporno transxualesmadres borrachas follandoviolacion porno xxxpadres follando a sus hijosrelatos eroticos marquetias con tetas enormesrelatos sexo españaporno borachasabuelos y nietas xxxporno casadasmaduritas sabadellfotos eroticas de lesbianasrelatos de juegos eroticosmadre con su hijo pornoporno transensualeschocho pornocortos gay pornorelatos eroticos cochinaditasporno erotico españolrelato sexo duroembarazadas lesbianas follandorelatos de sexo madre hijomujer penetrando hombrefotos porno badooprimera experiencia lesbianamasturbaciones femeninas caserasputas follando con viejosporno gratis entre hermanosfotos chupando pollasrelatos eroticos en mi casa borrachadespedidas de soltera porno españolashistorias nudistasporno chochome desencajo la cadera de tanto culiarporno bixexualrelatos filiatías tetonasporno lesbiano gratisfollar en salouanciana follando con jovenrelatos erpticosnenitas follandozona pono gayorgias familiares pornopadre e hija follandoporno amor filialfollo a mi madrerelatos enfemeninorelatos heroticos marquezeforo porno gayporno transesuales gratisrelatos chicos gaysporno gay zoofiliarelato erotico con mi suegracolegialas mexicanas follandoorgias de sexo gratisprofesor follando con alumnastravesti relatosse folla a su padrepreñadas pornoconsolador culotravestido pornofollando con el cuñadomama borrachafollando en noche viejaorgias amateur fotosrelatos de mariconeshermanos sexpadre e hija follando españolmadre masturba a su hijo