webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to this video!


Relato: Descubrí que soy muy puta



Relato: Descubrí que soy muy puta

En realidad el conjunto de confesiones que voy a realizar
suponen vencer el peso de la sociedad conservadora en la que he vivido, y desde
luego poner al descubierto las actividades sexuales tanto mías como de mi
marido, el cual me ha alentado desde luego a este atrevimiento pues como se
darán cuenta ha sido extremadamente permisivo con mi sexualidad.


Actualmente tengo 28 años, aunque me esté mal el decirlo soy
una mujer muy guapa, me case a los 18 años y mi esposo es algo mayor que yo sin
embargo nuestro mundo sexual ha estado lleno siempre de sorpresas y
satisfacciones que me han convertido paulatinamente en una hembra muy puta.

Desde mi adolescencia fui extremadamente caliente y en mi época de secundaria
tuve bastantes mas novios que la mayoría de mis compañeras, a los 17 años había
chupado ya chupado y sobado algunas vergas no era una experta en esta actividad,
pero me encantaba hacerlo y eso que aun no me habían desflorado hasta un año
después que perdí mi virginidad con un amigo de mis padres, iniciándome como
mujer hecha y derecha a pesar de mi corta edad.

A los 18 años conocí a quien es mi esposo y un año después me fui a vivir con el
a pesar de la oposición de mis padres, tres años duro nuestra luna de miel,
simpre cogiendo y disfrutando, tanto que en parte el ha sido culpable de mis
puterías pues desde entonces me acostumbro a coger mucho provocando e
involucrando una serie de fantasías que me han convertido en una mujer casada
muy golfa.


Con mi marido aprendí a putear con gran placer, y fue el
mismo quien me hacia fantasear que estaba con otros hombres mientras me gozaba,
así con sus cogidas me hacia decirle otros nombres y pensar que yo era una puta
que me entregaba a todo el que me gustaba, sin embargo para mi marido todo era
fantasía y pago muy caro estas enseñanzas a su mujercita.


A los cuatro años de casada, tras la primera pelea con mi
marido por causa de sus continuas borracheras, me fui a la calle mientras el se
quedo dormido, como era una tarde calurosa solo me puse mi tanga y sobre de mi
cuerpo un vestidito muy corto, sin brassiere mis senos dejaban traslucir mis
pezones y el rítmico movimiento de mis duras nalgas se hacia mas excitante por
las sandalias de tiras y de tacón alto que me hacían mover mas de la cuenta, así
sin mas Salí a la calle y me di a caminar sin rumbo. Solamente callejoneando en
el centro de la ciudad que recibe bastante turismo, en realidad no se como pero
ya oscureciendo me metí a un pequeño bar, de entrada los hombres que estaba allí
me miraron con lujuria y eso me avergonzó un poco, pedí un trabo y sentía las
miradas de ellos hombres en mi, la mayoría solos o en grupos de tres o cuatro,
iba en el segundo trago cuando el mesero me trajo una bebida diciéndome
-Señorita...se la envían de aquella mesa! Y señalo a donde estaban dos hombres
jóvenes bien parecidos y bien vestidos, mi razón me indicaba no aceptarla, pero
mi instinto de hembra halagada me gano y acepte la copa, al tiempo que mirando
hacia los tipos les sonreí en muestra de agradecimiento tal vez esta sonrisa
provocó todo lo que siguió...cuando Salí hacia el baño uno de ellos fue tras de
mi, espero a que saliera y me abordo con cinismo provocándome cierto nerviosismo
-Estas preciosa! Que tal si nos acompañas a nuestra mesa y nos tomamos otros
tragos juntos? Dude un poco y sonriente rechacé su invitación y de forma coqueta
moviendo mi culo algo mas de la cuenta me fui hacia mi mesa, desde donde empecé
a mirarlos de reojo sonriéndoles coqueta, supongo que el licor hizo lo suyo,
tenia que ir de nuevo al baño y al hacerlo los mire y sonreí con mas putería,
como insinuándole que me siguiera de nuevo, claro que entendió el tipo la
invitación, al salir del baño allí estaba y sonriéndole me aproxime a el, de
hecho ya estaba yo algo mareada pues el ron me había puesto en esa situación,


-Aun me quieren invitar? Le pregunte con cierta insinuación.



-Claro que si mamacita, por nosotros cuando quieras!


-Esta bien! le dije, -pero que les parece si mejor vamos a
otro lugar, aquí pude venir alguien que me conozca o a mi marido. Le dije para
ver su reacción al saber que yo estaba casada. Creo que eso señalo todo.


Salí con los dos del bar y nos fuimos a otro algo menos
concurrido, nos presentamos, ellos se llamaban Luis y Juan Emilio, ambos jóvenes
abogados, 25 y 28 años respectivamente, bastante atractivos y muy atrevidos. De
entrada solo conversamos estupideces, hasta que Luis propuso ir a bailar, yo por
mi parte acepte y así lo hicimos, ya en el lugar seguimos bebiendo y baile con
uno y otro alternadamente, ambos intentaron besarme y no se los permití, para mi
era solo un juego, que se fue haciendo muy excitante, los dos se me insinuaban
con sus vergas duras bajo el pantalón frotándose contra mi vientre, calentándome
poco a poco, en la mesa sus manos empezaron a tocarme las pierna, cada uno por
su lado se apodero de uno de mis muslos tersos y calientes, Luis fue el mas
atrevido y subiendo su mano por debajo de la mesa llego hasta mi coño ya mojado
por la excitación y sin pedir permiso me hizo z un lado la tanga y se introdujo
entre mis labios vaginales encontrando mi clítoris y dándose a frotármelo con
discreción provocándome un estremecimiento al seguir dedeándome el bollo, esto
desde luego no paso desapercibido para Juan Emilio, y fui yo misma quien le
ofrecí mis labios y sentí su lengua rica invadiéndome la boca con gusto, así
mientras me besaba con uno el otro me metía el dedo en mi panocha ya empapada.
Un vez más, fue Luis quien propuso irnos de allí, yo acepte nerviosa, caliente y
excitada al imaginarme cogida por esos atractivos hombres.


Me llevaron ya sin preguntarme nada a casa de Luis, al llegar
me miraron con deseo y el anfitrión fue por una botella de vino mientras el otro
me tomo por la cintura y me beso muy rico al tiempo que sus manos se fueron
hacia mis nalgas duras y temblorosas. -Que culito mas rico tienes mamacita,
estas buenísima! Yo excitada como estaba solo le dije -Te gustaría probarlo?


-Claro que si mi vida! mira como traigo de parada la verga!


-Déjame verla papacito! Verla y sentirla! Le dije toda
caliente sin mas le abrí la cremallera y se la saque, era una verga prieta,
gruesa y dura, grande como nunca había imaginado, sus gorda cabeza estaba lisa y
brillante de liquido, se la tome con mi suave mano y le empecé a frotar con
gusto, - Quieres que te la chupe? Le dije muy insinuante sin dejar de
chaquetearlo. -Claro que si putita! Quiero que me la mames muy rico ¡ Ya sin mas
me agache y metiéndome su verga empecé a mamarsela succionándola con fuerza, el
se perdió en mi boca, era enorme ese miembro, con gran trabajo trataba de
tragarla en toda su extensión sin lograrlo, pero estaba extasiada chapándola,
así no me di cuenta que Luis regreso a la sala y me encontró en esta posición,
sin decir nada se fue hacia mi trasero y me acaricio las nalgas, diciéndole a su
amigo -Mira cabrón esta pinche vieja esta buenísima! Que rico culo tiene y se ve
que le encanta la verga! Que tal chupa?


-Maravilloso , siento que me chupa el alma y tiene la boca
supercaliente, pruébala! Me saco la verga de la boca y me ordeno chapársela a
Luis el cual se había acomodado en el sofá, sentado y ya con su verga de fuera,
grata sorpresa tuve al ver esa nueva verga, igual de rica, solo que con cierta
cuerva hacia arriba, con una cabeza enrojecida y gorda, era una verga rica
aunque no tan gruesa y grande como la de Juan Emilio, pero eso si ambas mas
ricas grandes y gordas que la de mi marido.


Sin pensarlo le di mis mamadas ahora a Luis, al tiempo que
pare el culo para que Juan Emilio me lo tomara, el se fue atrás de mi y
quitándome la tanga abrió mis muslos y se puso a lamerme el coño con tal
maestría que gemí de gusto, provocando que le mamara con mas fuerza su verga a
Luis -Así mi vida come mi coño, así papacito es tuyo, le dije mas caliente que
nunca.


Mientras le chupaba su verga a Luis, Juan se detuvo, me abrió
las nalgas y se dio a lamer mi culito estremecido -Que rico culito tienes
mamacita, te lo voy a coger riquísimo!


-No, eso no! Soy virgen, de allí! Al escuchar esto ambos se
sorprendieron, entonces me pusieron de pie, entre los dos me acariciaron y
besaron, uno por enfrente y otro por mis espaldas, de pronto Luis le dijo a su
amigo.



-Ponla aquí me la quiero coger dijo señalando el sofá, en donde el se había
sentado, me tumbaron y me abrieron de piernas, mi vestido estaba enrollado en mi
cintura, mis senos habían sido chupados, así que sin mas me abrí de piernas
mostrando mi raja abierta y lista para ser penetrada, Luis se acomodo entre mis
muslos y me la metió de un golpe, sentí delicioso como me penetro y sus
movimientos de vaivén me extasiaron de inmediato, me hizo venir en poco rato y
deliciosamente mi coño empezó a contraerse como siempre me ocurre cuando mi
orgasmo se me viene provocando apretones rítmicos en la verga de mi marido y
ahora en la verga de este chico que me estaba haciendo disfrutar como nunca -Oye
esta pinche puta tiene perrito! Siento que me chupa la verga con el coño!!! Que
rico coges cabrona, se ve que te encanta la verga verdad?


-Si mi vida, me encanta cógeme mas! Mucho mas! Así mi amor
trábamela toda!


-Dame chance ya! déjame cogermela también! Dijo Juan Emilio
Luis me la saco y yo proteste, pero luego me pusieron de rodillas ofreciendo mi
culo así, desde el sofá hacia ellos, Juan Emilio se me acomodo detrás y guiando
su enorme verga hacia mi coño me la empezó a meter, que rico sentí, al ser
penetrada, me hizo gozar con su grandura, me estremecí y de un golpe la sentí
hasta el fondo, era terrible, me hizo gozar y gemir como nunca, me jalaba de las
nalgas al tiempo que me embestía con todo, me sacaba una y otra vez y me
penetraba hasta el fondo haciéndome gozar mas y mas.



-Que rica estas mamacita, que rico coño tienes, estas apretadísima! Voltea para
acá! Y diciendo me jalo hacia un lado pero sin sacarme su verga, así en esta
posición, Luis se acerco y me dio su verga en la boca, de tal forma que mientras
Juan Emilio me cogía de perrito, yo le chupaba nuevamente la verga a Luis, que
gusto mas extraño, que placer mas intenso, de pronto las arremetidas en mi coño
se aceleraron por ese bruto que me estaba cogiendo. Hasta que dándome unos
jalones tremendos empezó a vaciar su leche en mi canal vaginal, chorros y
chorros de leche me llegaron hasta el útero, sentí su calor y me retorcí en un
orgasmo mas que le entregue a ese maldito, no bien había terminado cuando Luis
me jalo para cogerme el, limpiando mi coño de la leche de su amigo que me
escurría, me puso de espaldas y me la metió subiéndose mis piernas en sus
hombros, que delicia de cogida, de esta forma mi coño se acorto y cada embestida
me llegaba al fondo haciéndome gritar.



-Que puta mas rica eres, me imagine que eras caliente pero me quede corto! Sus
labios me besaban y yo le correspondía dándole toda mi lengua, sus manos me
atraparon por las nalgas y me apretaban, mientras Juan Emilio se excitaba de
nuevo mostrándome su verga ya parada.



-Ya cabrón déjamela de nuevo!

-Espera que estoy a punto de venirme... le contesto Luis allí te va mas leche
putita! Allí esta ¡ Tómala como te gusta!

-Si cabron lléname toda! Así que rico! Mas! Mas!mas! Sudorosa como nunca me
desmonto y sentí escurrir el semen mezclado de ambos de mi panochita irritada.



-Eres deliciosa no puedo creerlo, dime como le haces para apretar el coño tan
rico? Me pregunto Luis mientras me acariciaba las mejillas y el cabello todo
revuelto. -No lo se, me pasa siempre cuando me vengo, es algo que no puedo
controlar, se me contrae mi panochita sola! Sin poderla evitar1

-Ya déjense de arrumacos! Dijo Juan Emilio. Vente para acá mamacita que aun te
falta comerte esta! Dijo mostrándome su verga de nuevo en todo su esplendor. No
pude evitar un estremecimiento.



-Ven ponte de nalgas hacia mi! Levantándome del sofá, aun temblorosa, me quite
el vestidito todo arrugado, sacándomelo por encima de la cabeza quedando
completamente desnuda ante los dos.



-No mames pinche vieja estas buenísima! Además de chula, estas durísima, que
nalgas mas ricas tienes y mira que tetas se carga la cabrona!!! Por primera vez
me estaba mostrando ante ellos, y su reacción me encantó. Así que sin pensarlo
mas les dije -Quiero que me cojan hasta que ya no puedan cabrones, hoy soy su
puta para toda la noche!!!


-Ven para acá, te voy a coger como nunca cabrona! Se ve que
el pendejo de tu marido no te llena pinche zorra, pero ahora tendrás verga hasta
por las orejas, te vamos a coger hasta que ya no puedas! Y diciendo me tomo de
la mano, me arrodillo ante el y me metió la verga en la boca, -Chúpame la verga
antes de metértela pinche puta! Que rico sentí esas palabras, y le di mis
chupadas con fuerza haciéndolo estremecer, un poco después me puso de nuevo de
perrito y ahora fue el quien me chupo la panocha, me comía con furia y me
estremecía toda, luego del coño sus chupadas y lamidas se dirigieron a mi ano,
me estremecí aun mas al sentir la punta de su lengua tratando de horadar mi
culito apretado, algo después se levanto, me afianzo por las nalgas y me la
metió duro, con fuerza haciéndome pujar al sentir su grandura, me empezó a meter
y sacar su instrumente con fuerza y muy rico, yo me abr mas de piernas para
darle mejor acceso a mi panocha repleta de su verga, de pronto sin decirme nada,
me la sacó y me comió de nuevo el ano, en eso estaba cuando Luis ya se había
recobrado, su verga curvada hacia arriba, dura, maciza s eme antojo para mamarla
otra vez, pero el me tomo, me hizo montar sobre el y me empaló haciéndome subir
y bajar rítmicamente, moviéndose mañosamente me hizo quedar prácticamente
horizontal a el que estaba debajo de mi, me jalo por la espalda y logro que mi
culo quedara expuesto e indefenso, cuando me di cuenta de su maniobra fue
demasiado tarde, Juan Emilio estaba tras de mi, con algo grasoso me estaba
untando los pliegues de mi ano, yo me estremecí y me dio miedo al imaginar lo
que s eme aproximaba, se me acomodo y sin darme tiempo protestar me empujo su
gorda cabeza por el culo, me distendió y logro entrar arrancándome un grito de
dolor, le pedí, le suplique que no continuara pero le importaron muy poco mis
suplicas, jalándome logro entrar unos centímetros mas, haciéndome pujar, me
sentía morir, ese enorme miembro me estaba rompiendo el culo y su amigo me tenia
penetrada por el coño, así una vez mas reinicio el martirio, me jalo y me la
metió mas, no pude mas y sentí desmayarme del dolor, era intenso y me ardía y
dolía de verdad, grite , patalee pero nada que se detenía hasta que sentí que
algo en mi interior me tronó, y su verga se perdió completa en mi recto
haciéndome llorar, el se detuvo como cobrando fuerza para cogerme, se quedo
quieto mientras Luis me seguía cogiendo la panocha, en eso vino lo peor, Juan
Emilio me empezó a sacar y meter su verga en mi culo, yo suplicaba de nuevo pero
de nada valió, me invadía, me penetraba y me hacia sufrir, así me tuvieron en
esa doble penetración hasta que Juan Emilio no aguanto las contracciones de mi
recto y vació su leche en mi interior, una vez terminadse inundación de mi recto
me la sacó de un golpe, sentí que me tiraba d mis tejidos internos y sentí que
me desfloró, pero la cosa no paro allí.


-Ahora me toca a mi comer ese culito mamacita!


Me dijo Luis mientras me volteaba, yo no tenia ya fuerza ni
voluntad para reaccionar así que de un golpe ya encontrando mi culo dilatado me
la dejo ir hasta el fondo, me cogió como se le dio su gana, me la sacaba toda,
me frotaba el ano adolorido y me la volvía a clavar, una y otra vez , luego ya
no se salió, me entraba y salía, toda su verga hasta el fondo y vuelta a sacar
casi hasta la cabeza, era un verdadero suplicio a pesar que el otro me había
hormado a su grandura, de pronto la cosa empezó a gustarme, era una sensación
sin igual, me ardía y me gustaba, me dolía y me restregaba contra el, entonces
vino algo sorprendente, Juan Emilio se metió entre mis piernas y se dio a
mamarme el coño mientras su compañero me seguía clavando el culo sin
misericordia, entre ambos me elevaron al séptimo cielo y me vine como pocas
veces, grite, dije y maldije pero me entregue a estos hombres como la puta que
soy, me iniciaron por el culo y se los agradecí así hasta que quede vacía de m
estaba oscuro, me despedí de ellos con un beso de lengua a cada uno, mis paso
eran pesados, me dolían las nalgas, las tetas, todo el cuerpo, entre a casa, mi
marido no estaba, así que me deje caer sin ganas de nada, y me quede dormida,
cerca de las 6 de la mañana escuche entrar a mi esposo, me vio sin encender la
luz, tomo una frazada y se fue a dormir a la sala, de suerte lo hizo ya que de
otro modo hubiera descubierto a su mujercita toda cogida y oliendo a semen de
los dos hombres, que me habían disfrutado y que me habían hincado en la putería,
que desde entonces marcaría mi vida de forma encantadora, tanto que hasta mi
cornudo marido se integraría a ella al descubrir lo que esa noche me había
ocurrido...pero eso lo sabrán en mis siguientes confesiones.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 5
Media de votos: 8.40


Relato: Descubrí que soy muy puta
Leida: 21183veces
Tiempo de lectura: 10minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



relatos de amor filialporno de franciawww.porno maduraszoofilia pastor alemandos maduras con jovenrelatos cortos eróticosmasturbando perrosxxx padre e hijamujer chupa penemadres calientes gratisrelatos eroticos tomando lechitarealtos erótico con mis hijas y mis nietesitasrelatos porno infidelidadhistorias de madurasrevistas porno españolasmamando varias pollasporno lesbivoporno vecinitasmachos gay pornorelatos swrelatos eroticos infieltodo relatoseroticostravestis pollonrelatos adulterioporno con colegialarumanas en tangaporno de terrorseñoras pornorelato erotico de mujeres infieles follando con el albañil sin salir de su casaincestos abuelos y nietasvideos eroticos medicosvirgenes follandoporno gitanosrelatis gayrelatos pornos abriendo la colita d mi bbtodo relato gayrelatos culito de sobrinitavideos de hamacasutra porno gaymadre borrachamamadas de tioscomo chuparte tu propio penesexo gratis sadomi abuela me violagay joven madurosexo padres y hijaschupando anostravesti embarazadaporno de mujeres infielesxxx gay guaposdespedidas de soltera con folladasse folla ala vecinaamiga follandosexo anal relatosvecinitas gratisporno con enanas gratismadre e hija pornporno visexsualcastigos eroticosnieta follando abueloporno de árabestravesti con pollonmis primeros cuernosporno yonkisrevista porno libWww.relatoviolada.bagabundos.comrelato erotico con mi suegratetas grandísimasrelatos privadosporno español fiestasrelatos eroticos romanticosrelatos de juegos eroticosme acuesto con mi madrerelatos de mi esposo y su compadre