webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to this video!


Relato: Desnuda en el ascensor



Relato: Desnuda en el ascensor

Era una tarde de verano calurosa, muy calurosa. Sin embargo,
el cielo estaba de un color gris plomizo que anunciaba tormenta. Cuando cojí el
ascensor en la novena planta, no imaginaba lo que me iba a suceder en breve.


Al llegar al quinto piso, las puertas del ascensor se
abrieron de golpe. Entró mi vecina como una bala. Entre jadeos, me saludó y miró
su reloj; parecía que llegaba tarde. Acto seguido se puso a rebuscar en su
bolso; parecía muy nerviosa.


Ella mide, aproximadamente, 1.70m y rondará los 40 años. Es
delgada, con un buen par de tetas tremendamente firmes, un culo muy bien
contorneado y una cinturita que invita a la locura. Su pelo es rizado y de un
color castaño claro, casi rubio. Sus ojos son de color verde y tiene unos labios
que cualquiera desearía tener al rededor de su pene o de cualquier parte del
cuerpo. Esa tarde, vestía un vestido de verano color verde limón con muchas
florecitas de color rojo y amarillo. Era de tirantes y noté que no llevaba
sujetador. Lo cierto es que yo había pensado más de una vez en esta tía...y, a
partir de ese día, iba a recordarla hasta la perpetuidad.


El caso es que, mientras el ascensor bajaba, vi, con asombro,
que su vestido se iba levantando. Ni lenta ni rápidamente, pero de una forma
constante. ¡Se le había quedado enganchado con la puerta del ascensor de la
quinta planta! Cuando ella se dió cuenta, el vestido empezaba a dejarle las
tetas a mi vista. Ella comenzó a chillar y a revolverse contra ese desnudo
involuntario, tratando de sujetar lo que quedaba de su ropa; pero ya era
demasiado tarde. Lo que fue realmente maravilloso es que ella no llevaba ropa
interior. Así, pude ver, en primer lugar, su chochito muy bien afeitado y,
después, cuando trataba de coger su ropa, ese precioso culo que tantas veces
había ansiado.


En esos momentos, la suerte quiso entregarme a esta mujer,
pues, justo cuando el vestido desaparecía por el techo del ascensor, un tremendo
golpe sacudió mis oídos y, acto seguido, el ascensor se detuvo con la luz de
emergencia; había caído un rayo y la electricidad se había ido. Estaba encerrado
en un ascensor con una mujer preciosa y desnuda.


Ella se giró y, al darse cunta de la situación en la que se
encontraba, volvió a gritar y, tratando de taparse las voluptuosas tetas con una
mano mintras que, con la otra, se cubría, relativamente, su entrepierna a la vez
que trataba de coger el bolso que le había caído, me chilló para que me girase.
Yo hice lo que me dijo, sin embargo, de nada sirvió: el ascensor estaba
recubierto de espejos (incluso en el techo y el suelo; ¡qué morbo!). Así, cuando
ella se dió cuenta, se puso a llorar como una Magdalena.


Yo me giré y le dije:


-¿Pero, a dónde coño ibas sin bragas, vecina?


Ella, sollozando, me dijo:


- ¡No sé! Muchas veces voy sin ellas porque me excita pensar
que alguien pudiera espiar por debajo de mi falda.- Obviamente, no se había
parado a pensar en lo que decía (supongo que por los nervios); ya que me estaba
confesando una de sus fantasías.


-¡Bueno! Entonces, si yo te veo te gustará, ¿no?


Ella aumentó su llanto y trató de taparse más. Entonces,
comencé a desnudarme mientras le decía que, así, estaríamos igual.


Cuando me hube quitado la ropa, ella miró directamente a mi
rabo que, para ese entonces, ya estaba más que duro. Así, me acerqué a ella y,
sujetándole la cabeza con mis manos, la miré a los ojos y empecé a besarla
metiéndole la lengua hasta el fondo de su boca. Ella, al principio, se retiró un
poco, pero yo no cedí y, entonces, ella se relajó más.


Acto seguido, comencé a lamerle el cuello junto con sus
orejas, después de conseguir, no sólo que se tranquilizara, sino que jadeara de
placer, comencé a chuparle esas tetazas que parecían no tener fin. Mientras se
las chupaba, mis manos sujetaron su culo con fuerza empujándola hacia mí. Tras
haberle sobado bien las tetas, puse mis manos bien en su culo y, como un poseso,
la levanté a pulso de forma que sus piernas se apoyaron sobre mis hombros y,
así, su coño quedó frente a mi cara. De un lenguetazo, le separé los labios de
su coño y se la introduje dentro. Mientras mi lengua inspeccionaba su agujerito,
mi labio superior tocaba, sin parar, su clítoris y, en conjunto, mi boca
succionaba de una foma constante para sacarle todo su jugo.


Ella comenzó a jadear. Puso sus manos en mi cabeza y la
apretaba contra su chocho (no debía temer, pues no pretendía alejarme). Cruzó
sus piernas al rdedor de mi cuello y su espalda quedó apoyada contra el espejo
del ascensor. Sus gemidos se transformaron en gritos de pasión. Entonces, de una
forma muy habilidosa la bajé y le endosé mi polla en su boca. Comenzó a chupar
como una desesperada. Yo sacaba y metía mi polla a un ritmo firme y seco.
Entonces, yo ya no pude más; deseaba follarme a mi vecina como a nadie en el
mundo. La levanté, la giré, ella bajó su espalda y me ofreció aquel culo
precioso. Metí tres dedos en su raja y los saqué mojados por completo. Entonces,
se la hinqué por el coño hasta el fondo. Ella dejó ir un gemido tremendo; tuve
que hacer grandes esfuerzos para no correrme. Así, empezamos a follar, al
principio a un ritmo lento, pero poco después, mis caderas se movían tras de
ella a una velocidad increíble mientras que ella, apoyando sus manos contra uno
de los espejos, separaba, cada vez más, sus piernas. Entonces, me dijo:


-¡Fóllame el culo! ¡FÓLLAME EL CULO , AHORA!


Yo, para no defraudarla, escupí en su ojete y, después, sobre
mi rabo (que estaba a punto de explotar). Entonces, comencé a metérsela por el
culo, tal y como ella me había pedido. Su ojete se fue dilatando a medida que mi
glande comenzaba a entrar por él. Sorprendentemente, no me costaba entrar
demasiado por aquel culo precioso.


-¡Vaya, parece que ya te han dado por el culo!, ¿no?- Dije yo
totalmente convencido.


-¡No exactamente!-comentó ella entre jadeos.- Es que uso un
vibrador muy a menudo por ahí.


Yo casi me corrí al oír eso. Sin embargo, pude aguantar y,
entonces, hice fuerza para metérsela hasta que mis huevos tocaran su precioso
coño. La sensación fue tremenda. Su ojete estaba muy caliente y apretaba mi
polla con una fuerza tremenda. Así, la sujete por sus caderas y comencé a
follarle el culo con fuertes embestidas a una velocidad constante.


Después de unos minutos, me dijo que volviera a metérsela por
el coño; cosa que hice. Yo no podía, ya, más y le dije que pronto me correría.
Ella me dijo que también ella iba a llegar. Así, tras unos pocos empujones,
empecé a llenar su coño con mi leche mientras que ella gemía a cadadescarga.


Estuvimos en esa posición unos pocos minutos más. Entonces,
volvió la luz. Sin embargo, detuvimos el ascensor y nos volvimos a la quinta
planta, pues debía vestirse. Aunque yo ya tenía la idea de volver a desnudarla
como fuera.


Cualquier comentario a:


POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


Como siempre, en especial de mujeres.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 2
Media de votos: 6.00


Relato: Desnuda en el ascensor
Leida: 21975veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto

























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



perro xxxnegra colombiana follandohombres desnudos en duchasporno vieja con jovenrelatos eroticos mi sobrinamonjas maduras follandofollando amigo hijovecinas amateursexosintabues gayhombres maduros gay follandoporno transsexualesporno abuela y nietaRelatos cogiendo a mi sobrinafollando borrachaviejitas pornocamara oculta a mi tiacelia pornochat amas y sumisosgitanas madurasnenas violadasRelatos jugando con mi hermanitaporno transesuales gratisorgias de sexo gratissexo anal brutalhistorias porno gaypajas colectivasfollar con mi hijomuy zorraa.comporno con historiasme follo al pizzerocuentos eroticos pornoazotes con cinturonrelatoa com mi compadrerelatos sexo sin tabuesfollando con ancianasparejas follando en hotelesespiando ami primacomo follarme a mi madrefollando con borrachatravestis ponorelatos club swingerperra calientemaduras lesbicofollan a mi esposasexo porno español gratismujeres puritanashermano folla hermanafolladas en despedida de solterafollando con pollas descomunaleslesbianas chupandose el culorelatos porno puritanaschat porno lesbianasrelato porno incestorelatos eroticodpono lesbicorelatos la primera ves que me culiaron por mi choromasajista cachondorelatos casadasrelatos de cuñadosdespedida pornexhibicionistas en la playasexo gratis gordaporno en transporte publicoespiando follandoenana sexorelatos porno con madurasdespedidas de solteras chupando pollassexo lesbico madurasfollando en cineporno incestp