webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to this video!


Relato: Compartiendo a mi mujer (03: Inicio con negros)



Relato: Compartiendo a mi mujer (03: Inicio con negros)

Hola a todos de nuevo y lamento el retraso de este nuevo
relato. Esta vez seré yo, Verónica, la que os escriba. Ante todo, agradecer las
palabras de todos aquellos que os habéis puesto en contacto con nosotros. Ya
sabéis, podéis comentarnos lo que queráis a nuestros correos:
y
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO.


Lo que os voy a contar ocurrió a nuestra vuelta de
vacaciones, todavía en agosto. Mi marido y yo comentamos lo fabuloso y
excitantes que habían sido los 15 días que nos tomamos de vacaciones. Así que
coincidimos en no abandonar del todo el clima de voluptuosidad y libertad que
practicamos en Galicia. Siempre de mutuo acuerdo.


Así que un par de días después de volver, nos fuimos a
disfrutar de la noche. Yo ya tenía en mente lo que quería aquella noche. Y no
era más que cumplir con una de mis fantasías sexuales, como le dije a Xavi,
quería disfrutar por primera vez de un semental negro. Con ello no quiero decir
que lo que busco con ello es amantes con una herramienta espectacular, solo que
sentía cierto morbo por llevarme a la cama a un chico negro y experimentar una
especie de lado salvaje. Bueno sí, y también comprobar si el dicho acerca del
tamaño era cierto, pero a modo de curiosidad. Supongo que algunas mujeres
entenderán lo que digo.


Bueno, pues salimos y fuimos a un local en que sonaban ritmos
brasileños. Entramos en el local y nos dimos unos meneos bailando y viendo que
tal estaba el ambiente y el personal. La verdad es que había un par que cumplían
las expectativas que me había planteado esa noche, así que tras hablarlo con
Xavi, nos decidimos a intentarlo.


Bueno, el momento de decidirte, de acercarte a la persona en
concreto es bastante excitante. No sabes como va a salir, sientes los nervios y
la excitación de estar haciendo una locura, con el corazón que parece que vaya a
salirme por la boca.


Así me acerqué a la zona en donde estaban los dos (no iban en
el mismo grupo pero estaban cerca). Uno de ellos tenía pareja (me excitan
casados, pero no delante de ella claro), así que me lo jugué a una sola carta.
Me puse a bailar cerca de mi objetivo. Tenía el pelo cortado al cero, metro
noventa de estatura y bastante musculoso, llevaba una camisa negra trasparente
totalmente apretada contra sus musculos y un pantalón de tela también negro.


Yo llevaba un top sin tirantes y sin mangas, de color beige y
apretadito a mis senos, con el ombligo y la cintura al aire y unos pantalones
rojos, bien ceñidos a mi cuerpo. Me puse a bailar cerca de él, sola e
inmediatamente sentí su interés. Nuestras miradas se cruzaron un par de veces,
una sonrisa prometedora y ya lo tenía a mi lado poniéndose a bailar conmigo.


Empezamos a bailar, él bailaba de maravilla, estaba para
comérselo allí mismo. Y poco a poco nos fuimos animando, para hablar teníamos
que acercarnos mucho, por lo que el contacto de nuestros cuerpos era tan
excitante como natural. Poco a poco nos fuimos animando. Me movía de manera
sensual, llevaba mis manos a mi cabeza, cruzaba una mirada de deseo con él. Le
permitía sus manos en mi cintura, en mi espalda... y poco a poco el roce de
nuestros cuerpos fue siendo más y más lascivo. Cada vez que entrábamos en
contacto, bien fuese por delante o por detrás, notaba su turbación bajo los
pantalones y no tenía problemas en que apoyase contra mi vientre o mis nalgas su
entrepierna. Estábamos muy calientes para ese entonces.


Ya estaba dispuesta. Era mi hombre. Así que en un cambio de
canción, me dirigí a mi marido, que lo miraba todo desde cerca y le dije, con
una sonrisa pícara, que estaba hecho. Traté de ser disimulada, pero cuando volví
a por mi semental, este, abrazándome me preguntó extrañado que quien era ese.
Bueno, la cara que puso cuando le dije que era mi marido fue de antología. Me
acercó aun más a él, algo molesto y colocando una de sus manos en mi trasero,
apretándome contra su erección me recriminó con estas palabras más o menos:


- O sea, ¿que te he estado calentando para que ahora te
disfrute tu maridito y a mí me dejas aquí tirado con esto (apretando su
entrepierna contra mi vientre) preparado?


Era buen chico, aun molesto, estaba a punto de dejarme ir
para que me desfogase con mi marido. Eso me encantó, no me gustan los que son
tremendamente posesivos. Le dije, entre carantoñas que mi marido era bastante
comprensivo y nada celoso. Le dije que él nos llevaría a mi casa y allí
podríamos pasarlo mejor. Seguíamos apretados, con sus manos en mis nalgas. Aun
tuve que asegurarle, y luego más tarde mi marido, que no era tema bisexual ni
nada por el estilo. Pero estaba totalmente excitado (lo notaba apoyado en mi
vientre) y al final no puso reparos. Le conté sin reparos que a él le gustaba
verme con otros y no puso más inconvenientes.


De allí nos fuimos en nuestro coche, Xavi iba delante
conduciendo y yo me metí atrás con mi acompañante, que por cierto su nombre es
Bruno y es brasileño. Al principio había un poco de conversación entre los tres,
para romper el hielo, pero a medida que nos íbamos comiendo a besos, Xavi se
limitó a conducir y observar a través del espejo.


Las manos de Bruno me recorrían entera, por los muslos, las
caderas, la cintura, los pechos. Nos besábamos apasionadamente y mientras él iba
bajándome el top yo le desabrochaba los pantalones. Sentía curiosidad. Y la
verdad es que incluso me parece que solté un gritito de sorpresa. En siguientes
ocasiones en que lo he hecho, el miembro, si bien grande, podía considerarse
normal, pero aquello...


Ni pude ni quise evitarlo, agaché mi cabeza y empecé a
besársela, a pasar mi lengua por la punta y recorrer toda aquella extensión.
Notaba la respiración de Bruno. Notaba sus manos recorrer mi cuerpo. Y empecé a
saborear lo que se me ofrecía. Me recree en mi felación durante todo el viaje, y
si no llega a ser porque mi marido nos avisó que ya habíamos llegado al parking,
lo hubiese arrastrado hasta el orgasmo con mis labios y mi lengua.


Salimos del coche, nos arreglamos un poquito (no era cuestión
que algún vecino nos viese tal y como íbamos) y nos montamos en el ascensor de
camino al hogar. ¡Menudo morbo ir en el ascensor, besándome y sobándome con
aquel chico y con mi marido al lado!


Entramos al piso como desesperados. Nos devorábamos
mutuamente. Lo guié directamente a la habitación y allí seguimos nuestros juegos
mientras nos desnudábamos.


Me tumbó sobre la cama e introduciendo su rostro entre mis
piernas empezó a besar y lamer mis piernas, subiendo poco a poco, empapándome la
piel con su saliva, erizándome el vello de todo el cuerpo. Su lengua jugaba a mi
alrededor, rozaba mi sexo, lo acariciaba en un tiempo que pareció una eternidad.
Hasta que finalmente su lengua se hundió en mí, saboreándome. Maravilloso. Yo
miraba entre mis muslos y lo veía jugando con mi sexo y más atrás, tomándose una
copa a mi marido, sonriente. Estaba en la gloria.


Lo dejé hacer, lo dejé arrastrarme hasta el orgasmo un par de
veces con su lengua juguetona y entonces sí, entonces noté como se iba
incorporando sobre mí. Noto su punta acariciando mi sexo mientras sus labios se
recreaban en mis pechos... noté su mano guiando a su sexo, note como entraba
poco a poco, como se abría paso entre mis labios.


Nos besábamos apasionadamente mientras sus caderas empezaron
a moverse poco a poco, rítmicamente. Mis manos habían ido hasta sus glúteos,
apretándolo contra mí. Me gustaba sentirlo tan cerca, tan apretado a mí. Y tan
dentro de mí.


Notaba sus caderas moverse cada vez con más fuerza, con más
frenesí... hasta que los gemidos empezaron a brotar de mi boca. Apretaba mi
vagina contra él, disfrutando de las intensas sensaciones que me estaban
embargando y cuando él notó que me había corrido aumentó su ritmo, volviéndome
casi loca hasta correrse, soltando en mi oído un gemido profundo y suave.


Mmm, se quedó tumbado a mi lado. Volví a mirar a mi marido.
Seguía de pie, pero había abandonado la copa y ahora su mano estaba aferrando su
pene, masturbándose. Hice el esfuerzo de zafarme del abrazo de Bruno y me dirigí
a Xavi. Nos besamos apasionadamente y mi mano sustituyó a la suya... la noche
era joven ;)


Espero que os haya gustado.


Vero




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 0
Media de votos: 0


Relato: Compartiendo a mi mujer (03: Inicio con negros)
Leida: 20384veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



xxx de boliviahistorias eroticas filialfollando con su medicoRelatos eroticos mi madre l egusta la zoofilaporno animaliscortos eroticos gaysdoraemon shizuka pornmaduros vergonesviendo porno gratismanoseada en el metrofolle con mi hermanarelato erotico lesbianasrelatos eroticos parejarelatos d como me enfiestaron un par realmuy ancianas follandocuarentones gayzona por no gayabuelos y nietas pornorelatos eroticos primosginecologos cachondosrelatos porno suegraanciana de 90 años follandomi novia se masturbafiestas estudiantes pornoporno atiguofotos de abuelas cachondasporno disfracesporno guarrascuarentonas muy calientesmama noel pornoorgia militarrelató pareja joven teniendo sexo con mucamasmadres foiandoporno gay triosrelatos eroticos las ricas nalgas de mi madrepadres xxxporno de mujeres mayoresmarcando vulvachicas pequeñas pornoporno viejo gratisporno chicas violadastravesti con polloninsesto xxxporno plomerocornudo sexmonjas y curas pornoporno borachasgitano pornorelatos tríoscortos porno en españolmaduras en triofollo con mi hermanarelatos eroticos tio cogeme por favortrios realesme folle a mi madrastrafiestas estudiantes pornochavitos gayrelatos de hermanas mamandosela al hermanovideos porno gratis guarrosrelato erótico novia putitaT Rompo L Culo Putita Relatosrelatos nalgotasengañadas castingmamas haciendo pajassoy divorciada y papa me da verga relatos eroticosstriper pornome follo a mi nietarelato playa crema solar nudismo familialas mejores pajas gaystripties pornorelatos de lactanciarelatos breves de sexorelato me cogió con su vergotaporno strepteaseRelatosporno mi hija y mis sobrinas me hicieron trampa parte 2movilrelatosrelatos eroticos muy calientesrelatos privadosmaridos mirones cornudosparejas liberales porno españolporbo gaymi madre me follonaruto follando con hinatame coji a mi sobrina relatosculos muy gordosrevista porno climaxmadres follando amigos de sus hijoscalentando fontanerofollar con vecinasrelatos porno con maduras