relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Zipi y Zape se hacen adolescentes





Relato: Zipi y Zape se hacen adolescentes

ZIPI Y ZAPE HAN CRECIDO


Quien no recuerda las viejas historias de estos divertidos
hermanos mellizos, uno rubio y el otro moreno, uno llamado Zipi y el otro Zape.
Pero sus travesuras ya han pasado y ahora trataré de contaros algunas de las
historias nuevas que van a tener que pasar.


En el momento que os digo ya no eran esos niños de 10 o 12
años que cometían constantes gamberradas, sino que se habían convertido en unos
adolescentes de 16 años que tenían que empezar a afrontar nuevos problemas y, al
paso, intentar madurar. Además, habían tenido dificultades que les estaban
ayudando en ese proceso de maduración.


Una de ellas fue la muerte de su padre, Pantuflo, cuando
ellos sólo tenían 13 años. Esa muerte resultó ser un grave golpe para ellos,
pero no tanto para su madre que decidió, rápidamente, buscarse un nuevo
amiguito. Así, volverá a casarse a los 38 años con otra persona, Luis. Decidió
casarse con Luis sobre todo porque este era un chico joven, de 25 años y con un
futuro prometedor como brillante arquitecto. Y, junto a todo eso, no se puede
pasar por alto el hecho de que Luis era un chico tremendamente atractivo, medía
1,80 y pesaba 80 kg., con un cuerpo atlético fruto de un duro trabajo en el
gimnasio y una piel y pelo morenos junto a una relativa presencia del vello que
le daba una belleza aun mayor.


Sin embargo, los hermanos no estaban tan contentos con la
nueva boda de su madre y solían despreciar con bastante frecuencia a su
padrastro Luis. No obedecían nunca lo que decía ni aceptaban consejo alguno que
este intentaba darles. Y tanto Zipi como Zape necesitaban numerosos consejos. Ya
eran dos chicos adolescentes que empezaban a experimentar nuevas sensaciones y a
tener numerosas dudas. Estaban creciendo, y los dos seguían siendo prácticamente
iguales en todos los aspectos físicos. Ambos medían ya 1,75, pesaban unos 70
kg., tenían unos cuerpos fibrados como resultado del ejercicio, ya que les
gustaba mucho hacer deporte y sus cuerpos estaban empezando a estar cubiertos de
un creciente vello. La única diferencia es que Zipi continuaba siendo rubio,
aunque ya con el pelo algo más oscurecido y Zape moreno, teniendo algo más de
vello que su hermano.


Como era normal, los dos hermanos ya empezaban a interesarse
por el sexo, sobre todo viendo como sus cuerpos empezaban a cambiar. Esto era
fácil que lo vieran porque, siguiendo la costumbre que tenían desde niños, aun
se bañaban muchas veces juntos y seguían durmiendo en el mismo cuarto. Era
normal en ellos observarse mutuamente, ver como se producían los cambios del
crecimiento. Un día, por ejemplo, estando en el baño los dos cuando tenían 14
años, Zape noto como la polla empezaba a ponérsele erecta y como al frotarse
sentía un tremendo placer y la verga le crecía más y más hasta alcanzar los 14
cm. En seguida se lo dijo a Zipi.


Zape- oye, mira, se me esta poniendo la pija grande y dura
del todo


Zipi- no jodas, a ver. Que grande se te ha puesto. Cómo lo
has conseguido Zape?


Zape- no lo se bien, estaba pensando en alguien que me
estuviera tocando la minga, luego me la he empezado a tocar y mira, me ha
crecido el doble y se me ha puesto más gorda y dura. Y cuando me la acaricio me
da un montón de gusto


Zipi- vaya, seguro que esta muy bien. Voy yo también a
empezar a tocármela


Efectivamente, Zipi empezó a tocarse la polla y este empezó a
crecerle, alcanzando los 13 cm., igual que la de su hermano. Al final, los dos
vieron como alcanzaban un tremendo gusto y empezaban a echar un líquido blanco
que, al poco, sabrían que era semen.


Después de esta primera experiencia de autosatisfacción, los
dos lo repetirían en diversas ocasiones. En una de ellas llegaron a la
masturbación mutua del uno al otro tras la que ambos se corrieron al tiempo,
pero nunca pasaron de ahí.


Lo que si iban notando los dos hermanos es como sus cuerpos
cambiaban y también sus pollas. Cada vez veían cuando se bañaban o se cambiaban
que sus vergas ganaban tamaño y todos sus genitales empezaban a cubrirse de
abundante vello púbico, rubio el de Zipi y moreno el de Zape.


Pese a que cada vez eran más felices algo enturbiaba su
felicidad. Eso era la presencia de su padrastro Luis, con el que no mantenían
buenas relaciones. Estas malas relaciones habían llegado hasta el 16 cumpleaños
de ambos. Ese día se dispusieron a comer con su madre y con Luis para celebrar
ese cumpleaños. Sin embargo, el ambiente era tremendamente tenso y al final,
como otras tantas veces, Zape, que era el más lanzado, volvió a discutir con
Luis y, de pasada, con su madre. Luis les amenazó entonces con no dejarles
celebrar su cumpleaños por la noche con sus amigos, aunque al final la
intercesión de su madre le hizo cambiar de idea. Ese era el único consuelo de
Zipi y Zape, que esa noche podrían ir de fiesta con todos sus amigos.


Efectivamente, esa noche ellos dos junto a otros 9 amigos
celebraron el cumpleaños en el chalet de uno de ellos. Bebieron mucho y todos
iban realmente borrachos hasta que a las seis de la mañana Zipi y Zape dijeron
que ya tenían que irse a casa porque sino iban a tener una buena bronca de su
padrastro.


Zipi-si hubieras traído una chica que nos la mamara esto
habría estado mejor


Zape-desde luego, podríais haber fichado a una puta para que
nos la chupara


Ante este comentario todos se rieron y se dispusieron a
marcharse. Cuando iban de regreso a casa, los dos bastante borrachos, iban
abrazados, muy juntos. Zipi iba excitado, porque cuando había dicho lo de la
puta lo decía de verdad, estaba realmente excitado y hasta ese momento nunca
había tenido sexo con nadie. Deseaba que alguien se la mamara.


Zipi-la verdad es que me he quedado con las ganas de que me
chuparan la verga y poder meterla. Ha sido de verdad una lástima que no hubiera
una putita


Zape-ya lo se, a mi también me hubiera gustado


Zipi-si, pero a mi mucho más, mira Zape como llevo la polla
de dura, se me va a salir de los pantalones


Zape-bueno, da igual, ahora cuando lleguemos a casa nos
hacemos unas buenas pajas y punto


Zipi-vale, sino se puede hacer otra cosa. Ahora hay que tener
cuidado de no despertar a Luis, venga, vamos a entrar.


Entraron los dos en casa haciendo el menor ruido posible y
subieron hacia su cuarto. Una vez en él empezaron a quitarse la ropa como
buenamente pudieron. Zape estaba sentado en la cama quitándose la camisa e
intentando hacer lo mismo con los pantalones mientras observaba a Zipi como se
quitaba los slips y se ponía unos boxers para dormir. La erección de Zipi no
había disminuido para nada y a la vista había una verga de 16 cm. rodeada de
vello rubio muy dura que apenas se podía alojar dentro de los boxers. Ante esta
visión Zape se sintió muy excitado y se le pasó una idea por la cabeza


Zape-oye Zipi, ya que no nos la ha mamado una putita, por qué
no nos la chupamos el uno al otro. Así nos daríamos gusto y entre hermanos no
pasa nada


Zipi-si, pero eso es de maricas y yo no soy marica. Es que tu
eres marica?


Zape-no, yo no, pero me gustaria que me la chuparan y poder
correrme e la boca de alguien y si para eso luego tengo que chuparla yo, no me
importa


Zipi-no se



En ese momento Zipi se quedó de pie frente a su hermano
sentado en la cama, mirando su cuerpo desnudo, fibrado, casi deseable. Zipi se
acercó más aun a Zape, que permanecía sentado, dejando su vergón duro frente a
la cara de su hermano, puso una mano sobre la cabeza de Zape y le atrajo la boca
hacia su verga. Zape no se resistía y empezó a lamer el paquete de su hermano
por encima del boxer, mientras el se acariciaba su polla que estaba
prácticamente dura.


Zipi-uhmmm, muy bien hermanito, ahora bájame el boxer y
metete toda mi polla dura en tu boca, a ver si sabes mamarla bien


Mientras Zape seguía las órdenes de su hermano, la puerta se
abrió de repente. Los dos hermanos se quedaron mirando hacia el quicio y allí
vieron la figura de su padrastro Luis. Llevaba puesto una camiseta interior y
unos slips ajustados que permitían ver el tremendo bulto de su paquete y sus
velludas y musculadas piernas.


Luis-vaya, vaya, si al final los hermanitos van a acabar
siendo novios. Qué pasa, que no obteneis placer fuera de casa



En ese momento, Zipi, después de la sorpresa inicial, se
decidió a hablar tras un momento de angustioso silencio


Zipi-no es nada, estabamos de broma, no es nada de lo que
dices, de verdad, te lo juro


Luis-si ya, claro, ya veo. Entonces quieres que me crea que
por casualidad tu pollita se ha metido por casualidad entro de la boca de Zape y
este te la esta comiendo sin querer, ja,ja,ja


Zipi-es verdad, además, estamos un poco borrachos de la
fiesta de cumpleaños con nuestros amigos, es eso


En ese momento terció Zape, que acababa de sacar de su boca
la polla de su hermano, que apenas seguía erecta


Zape-de verdad Luis, no le digas nada a mama, por favor, no
le digas nada


Luis-no se yo si decirle algo, lo que hacéis es muy fuerte.
No? Contestadme, gritó Luis


Zipi-no grites, despertarás a mama


Luis-no creo, vuestra madre ha tenido que salir esta noche
porque un tío vuestro del pueblo se ha puesto enfermo y no ha querido esperar a
que volvierais. Le dije que mañana iríamos nosotros. Imaginad que le tengo que
dar esta noticia también.


Zipi-no le digas nada, haremos lo que sea. A que si Zape?


Mientras Zipi decía esto Luis se fue acercando hacia los dos
hermanos, que seguían en la misma posición. Llegó tan cerca de Zipi que este
podía sentir la respiración de su joven padrastro en su cara. Zape tenía a la
altura de su cara ahora el paquete de Luis y pudo notar como la verga de este
había crecido enormemente y apenas se contenía dentro del ajustado slip. Esa
visión empezó a excitar a Zape, que se imaginaba mamando las pollas de su
hermano y de su padrastro a un tiempo.



Luis-bien, habrá que buscar un arreglo. No se. Veo que en los
dos años que han pasado desde que conocía a vuestra madre os habéis desarrollado
de forma importante, me alegra verlo. No es así?


Zipi-no se lo que quieres decir


Luis-yo si. Esta noche vuestra madre se ha ido con mucha
prisa y no hemos tenido tiempo de poder echar unos polvos. Al llamar por
teléfono ha tenido que dejar a medias una magnífica mamada que me estaba
haciendo. Qué os parece si en vez de jugar sólo vosotros dos jugamos los tres?


Los hermanos se quedaron mirando por un momento sin saber que
decir, hasta que habló Zape


Zape-quieres que follemos los tres?


Luis-algo así. Seguro que lo pasaríamos bien y esto quedaría
entre nosotros, nadie lo sabría nunca. Qué decís?


Los hermanos se volvieron a mirar y asintieron con la cabeza


Luis-así me gusta. Venga Zape, sigue con lo que estabas
haciendo, que ahora vas a tener más trabajo. Tienes que mamar una polla de
verdad


En ese momento Zape le bajó el slip a su padrastro y vio
salir disparada hacia su boca una verga de 21 cm. que se veía ansiosa de ser
mamada. A esa tarea empezó a dedicarse Zape, cada vez más entusiasmado con su
trabajo. Mientras, Luis se quitaba la camiseta interior, tras lo que empezaba a
besar el cuello y la cara de Zipi, el cual estaba aun algo asombrado ante la
situación que se había planteado.


Luis ordenó entonces a Zipi que ayudara a su hermano en su
labor mamatoria y vio con tremendo placer como sus dos hijastros, sentados
desnudos en la cama, le mamaban la polla mientras que él les acariciaba la
cabeza.


Luis-vale, lo hacéis muy bien chicos, pero parad, no me
quiero correr todavía. Venga Zape, siéntate en la cama apoyado en la pared y tu
Zipi ponte a cuatro patas y empieza a mamársela a tu hermano, que el pobre aun
no sabe lo que es eso



Los dos hermanos obedecieron, más prontamente Zape que
deseaba ser mamado. Pegó un tremendo gemido cuando vio y, sobre todo, notó, que
su verga empezaba a ser engullida por su bello hermanito Zipi. Mientras, este
notaba como Luis empezaba a acariciarle el culo con sus dedos y luego empezó a
notar su lengua penetrar en su recto. Ante esto, Zipi empezó a notar una extraña
sensación de placer totalmente nueva, pero sabía que iba a ser enculado y no
estaba muy de acuerdo


Zipi-no me la metas por el culo, por favor, Luis, seguro que
me hará mucho daño


Luis- que va, ya verás como no, seguro que te va a encantar.
Tu sigue mamándosela a tu hermano, Zape putita mía


Dicho eso, Luis empezó a penetrar a Zape con un dedo primero
y con dos después, aunque veía que a su hijastro le costaba mucho dilatar. Pese
a ello siguió trabajando el culito de Zape, obviamente aun virgen. En esos
minutos, Zipi se corrió y le pidió a su hermano que se la siguiera mamando, que
quería correrse más veces. Zape, sudando y gimoso, tuvo que seguir mamándosela a
su hermano ante las indicaciones de Luis, aunque se daba cuenta de que era algo
que cada vez le gustaba más.


Mientras se la mamaba a su hermano, Zape empezó a notar como
Luis colocaba su gran capuyo rojo sobre la entrada de su recto


Zipi-ten cuidado, por favor, no me hagas daño-gimoteaba Zipi


Luis-no te preocupes te va a gustar, voy a ser muy delicado



Luis hizo dos intentos de penetrar a Zipi, pero ante algunas
dificultades, llevó a cabo una tercera acometida bastante brutal, tras la cual
introdujo la mitad de su cipote en el culito de su hijastro. Este pegó un
tremendo alarido de dolor y se le escaparon varios lagrimones. A partir de ahí,
Luis empezó una lenta y parsimoniosa penetración, cada vez más excitado por el
deseo de abrir ese cerrado culito que tenía ante si. Tras cinco minutos de
penetración Zipi comenzó a notar como el dolor, que no se quitaba, comenzaba a
entremezclarse con un extraño placer. El bamboleo continuo al que le sometía
Luis hacía que acelera el ritmo de su mamada a Zape, que se corrió por segunda
vez, llenándole nuevamente la cara de semen, aunque en esta ocasión la leche
expulsada por su hermana había sido de menores cantidades.


Luis-muy bien Zape, veo que se has vuelto a correr. Quieres
correrte más?


Zape-si, la verdad es que estoy muy excitado


Luis-Bien, me imagino que no sabrás lo que es un 69, pero vas
a hacer uno. Túmbate boca arriba debajo de tu hermano de tal manera que este
pueda seguir comiendo tu pollín y tu puedas comérsela a él


Zape hizo rápidamente esto, colocándose bajo su hermano y
pudiendo observar como la verga de este estaba tremendamente dura, hasta el
punto de que apenas habiéndola tocado, descargó toda su lefa sobre su cara y su
pecho.


La felicidad de Zipi era ahora mucho mayor. No sólo mamaba la
polla de su hermano, sino que se había corrido encima de este y ahora sentía
chupada su verga. Pero el mayor placer lo recibía de la cogida de su padrastro
que seguía con su bamboleo y con su objetivo de introducir la totalidad de su
polla de 21 cm en el culito de su hijastro.



Luis-venga, hijitos, acabad de correros


Zape se volvió a correr, aunque ya apenas expulsó leche, por
ser la tercera vez, además de alguna paja que se había hecho por el día.
Mientras Zipi sentía como sus huevos se contraían y empezaba a descargar una
tremenda cantidad de lefa sobre el rostro de su hermano, que se relamía cada vez
más al comprobar lo gustoso del sabor del semen.


Luis-muy bien putitas mias, ahora me tengo que correr yo


Luis sacó de golpe su polla erecta del dolorido culo de Zipi
y la situó frente a la cara de sus dos hijastros que se encontraban sentados en
la cama, comenzando una agitada masturbación hasta que sintió como el semen
subía por los conductos de su gruesa y rígida verga, hasta que expulsó hasta
cinco chorros de leche sobre los rostros de Zipi y Zape


Luis-venga, mis putitas, quiero que dejeis todo limpio de
semen, así, venga vamos, no paréis


Zipi y Zape empezaron también a lamerse mutuamente sus caras,
uniéndoseles Luis que con su lengua lamía la cara de sus dos hijastros. Al
final, los tres acabaron tendidos en la cama, exhaustos, sin decir nada.


Tanto Luis como Zipi y Zape sabían que a partir de este
momento las relaciones entre ellos no iban a ser igual...


Mandad a mi mail opiniones, comentarios o contrarrelatos,
gracias


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 1
Media de votos: 10.00


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Zipi y Zape se hacen adolescentes
Leida: 553veces
Tiempo de lectura: 10minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


vieja de 80 años follandofotos eroticas madurasputas embarazadas follandomasaje prostatico fotosxxx padre e hijafollando a nietafiestas porno españolasvideos gratis porno zoofiliatios tragando semenpajeadasrelatos eroticos por telefonoporno ruviarelatos "tu pipi" vergotame follaron en el metrojuegos porno en guarrasrelatos eroticos de lesbianasfollar con mi hijarelatos muy calientesdibujos eroticos animadostias pornrelatos de solteronas tetonas cachondasrelatos masturbacion femeninarelaticos eroticostravesti putasmujer follando con ponyrelatos erotticossexo oral relatosrelatos incestuosoprimera vez travestirelato erotesposas muy putasquiero aprender a follarhistorias reales pornome gusta follar con mamavirgenes follandorelatos eróticos de vecinitasprimos gays follandocoños chorreandotríos madurascon mi nenita a solas relato eroticorelato erotico filialtia con sobrino pornofollada despedida de solterafolla fiestahistorias de triostetas grandísimasabuelas se masturbanrelatos porno tiarelato de tio y sobrinarelatos eroticos mi madre y mi hermana son mis dos cieloscasting porno falsochueca les maduraspelicula porno de poli diazxxx hermana y hermanocomo masturbarse pornoduele cuando me desbirgaron pornostripties pornorelatos lesbicovideos porno vecinitasfontanero seducidoporno gay hermanorelatoa com mi compadrejuegos porno doraemonporno icestoschats eróticosporno los simpsonstia follandovideos gratis zoofiliaespiando duchamujeres follando con viejosbuscador relatosorgias de familiastransexual relatossexo abuelas gratisrelatos lesbianavecinas cachondaspillado follando en la playamisuegra media peda en sucasami cu 0Š9ada calienteenanos pornotoro follando vacarelatos eroticos chattrio amaterincestuosas pornorelatos eroticos de incesto gratisdeje que mi papa me cogiera relatos xxxprimer anal amateurmadres folladorasporno relatos cornudosfollando con su nietaimpresionante pornofollando con mi madre en la cocinaincesto gratis españolfollando con borrachachicas golosaszorronas españolas