relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Las tetas de mi prima Ainoa





Relato: Las tetas de mi prima Ainoa

Hola lectores, voy a contaros la historia de lo que me
ocurrió con mi prima Ainoa. Ella es tres años mayor que yo, cuando ocurrió esto
ella tenia 20 años, es de estatura media, pelo entre moreno y castaño, ondulado
y hasta el cuello. Tiene caderas anchas cintura estrecha y pechos grandes. Yo me
llamo Jorge, soy alto, moreno, pelo corto, soy flaco y fuerte.


Siempre me he llevado muy bien con mi prima, tenemos una
relación casi de hermanos y nos divertimos mucho juntos, ella siempre me ha
enseñado a hacer muchas cosas, etc. Pero cuando se fue a estudiar fuera de la
casa de sus padres, dejé de verla considerablemente. Pero este verano
coincidimos durnate una semana; una semana muy especial.


Yo me pegaba la mayor parte del día navegando por internet en
el ordenador de su cuarto, y más de una vez ella salía de la ducha con la toalla
enrollada en el cuerpo y me decía que no mirase porque se iba a cambiar. Yo la
primera vez no le dí mucha importancia, pero la segunda ya me interesé por el
cuerpo de mi prima y mientras se cambiaba, giré la cabeza y ví sus grandes
tetas, y ella al verme me gritó que me volviese. Yo estaba muy empalmado por lo
que acababa de ver y una vez que se fue del cuarto, me hice una gran paja en su
honor.


Después de aquello mi visión de ella cambió radicalmente.
Empecé a coger sus braguitas usadas con su olor para pajearme, buscaba por su
cuarto con objeto de encontrar algo intimo suyo, y comencé a pensar un plan para
conseguirla.


Una noche decidimos salir por ahí ella y yo con sus amigos,
ya que yo no conocía a nadie en su ciudad.


Tras una noche de marcha con alcohol, volvimos a casa muy
tarde y algo "contentos" y como yo dormía con un familiar en la habitación y
este ya estaba dormido, para no molestarle, Ainoa me propuso dormir en su
cuarto, a lo que respondí que no me importaba.


Como toda mi ropa la tenía en el otro cuarto tuve que dormir
en gallumbos en una cama auxiliar pegada a la de mi prima. Muchas horas después,
cuando yo era el unico que seguía despierteo en la casa, me acerqué a mi prima
que llevaba puesto un pijama muy fino de dos piezas, y estaba totalmente
destapada ya que hacía mucho calor. Le pasé mi dedo por los labios carnosos, y
luego le dí un tíido beso en la boca. Ella no se movía. Tras esto pasé a
acariciar muy suavemente uno de sus pechos sobre el pijama. Estos eran grandes y
muy blandos, estaban aplastados contra su pecho porque ella estaba bocarriba.
Cuando puse toda la mano entera sobre su seno, ella se movió un poco,
asustandome bastante. Unos minutos después volví a poner mi mano sobre su seno,
sintiendo todo el calor que emanaba. Esta sensación hacía que mi polla
palpitase.


Cuando me aburri de tener la mano apoyada, empecé a mover su
teta y a amasarla suavemente. Entonces ella volvió a moverse, esta vez dandome
la espalda. También su culo quedaba a mi alcance, así que transcurridos unos
minutos bajé un poco el pantalón de su pijama para ver la raja de su culo, metí
la mano por dentro y palpé sus duras nalgas y las acaricié durante un rato,
después acerqué un dedo a su ano y jugué con la pelusilla que crecía su oscuro
agujero, y en ese momento ella volvió a darse la vuelta, quedando frente a mi.
Tremendamente asustado porque casi se queda mi mano debajo de su culo con lo que
se abría despertado, dejé pasar algunos minutos más mientras trataba de
relajarme. Luego tendí mi mano hacia sus pechos y en cuanto la toqué se volvió a
girar quedando bocarriba nuevamente.


Esta vez necesitaba más y abrí los botones superioresde su
camisa de pijama, y metí la mano hasta encontrar una de sus tetas, fui
acariciandola hasta que llegué a un pequeño bultito que identifiqué como el
pezón. Lo cogí entre los dedos y jugué con él, y este respondió endureciendose
por momentos. Seguí amasando su pecho y pellizcando levemente el pezón cuando
ella después de un ligero gemido, abrió los ojos y me descubrió con una mano
bajo su pijama y la otra agarrandome el falo. Volvió a cerrar los ojos
haciendose la dormida y se dio la vuelta, pero esta vez se tapó hasta arriba con
la sábana. Yo me quedé muy preocupado por lo que ella podría pensar, pero para
sorpresa mía al día siguiente seguía siendo igual de amistosa conmigo como
siempre.


El día siguiente transcurrió sin nada remarcable, hasta que
por la noche me propuso volver a salir de marcha. Esa noche ella bebió
considerablemente más que la noche anterior, pero yo hice lo contrario: me
abstuve. Al volver a casa ella me dijo lo mismo que el día anterior, pero
después dijo que no le apetecía nada sacar la cama auxiliar y tener que hacerla,
así que me dijo que durmiese en su cama. La cama era individual por lo que había
que apretarse bien para no caerse. Ella me dijo que la abrazase, y yo
rápidamente la cogí por la cintura pegandome a ella. Al sentir el contacto de su
cuerpo me empecé a empalmar y fui clavandole la polla en el culo, pero ella no
se movía.


Con la cadera empujé un poco hacia ella, pero ella no
reaccionó, así que supuse que se habría dormido. Lentamente subí mi mano por su
abdomen hasta llegar a sus pechos, puse la mano sobre uno de ellos y lo empecé a
amasar, lo agarraba y lo apretaba cada vez más fuertemente sin pensar en que
ella se podía despertar en cualquier momento. Mientras con la mano que me
quedaba libre le movía la pasaba la polla por sus nalgas, recorría la raja del
culo con ella y metía mi dedo levemente en su ano por encima del pijama. De
pronto pensé que era muy raro que con lo que le estaba haciendo no se despertase
y supuse que las copas que se había tomado le habían producido un profundísimo
sueño. Así que con esta idea dejé sus tetas y bajé la mano hasta su entrepierna,
acaricié sus muslos y finalmente comencé a frotar su coño por encima de la tela.
En esto ella me apartó las manos y se incorporó diciendo:


-Puedo permitir que me toques las tetas y el culo pensando
que estoy dormida, pero si me empiezas a violar ya hablamos de terminos mayores,
así que esta noche deja las manos quietecitas que ya te estás pasando.


Yo me quedé flipado y todo avergonzado, me puse mirando hacia
fuera de la cama e intenté dormirme.


Al día siguiente ella estaba mucho más arisca conmigo en
intentaba evitarme. Al llegar la noche le propuse volver a salir por ahí, y ella
tras pensarlo un rato aceptó. Esa noche ella no bebió nada, y yo tampoco bebí de
forma significante. Al volver a casa, sacamos la cama auxiliar y nos acostamos.
Varias horas después cuando Ainoa ya dormía, me acerqué a ella volví a agarrar
uno de sus pechos, para mi aquellos pechos se habían vuelto una obsesión, así
que los amasé y los pellizqué mientras me masturbaba hasta que estube a punto de
correrme.


Luego me puse sobre ella apoyandome en las rodillas y tras
abrir los botones de su pijama hundí el pene en el hueco que había entre sus
tetas, en ese instante me recorrió la espalda un escalofrío. Apreté un poco las
tetas de mi prima entre si y comencé una cubana, que acabé rápidamente con una
espectacular corrida que llenó el cuello y el pecho de Ainoa de mi espesa y
caliente leche. Luego me limpié la polla co una de las bragas que tenía en su
cajón, las doblé y las volví a dejar en su sitio.


Continuará


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Las tetas de mi prima Ainoa
Leida: 1321veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos













- Entra ya !!


y



¿ Quieres trabajar ? - Apuntate gratis a nuestros cursos formativos con bolsa de trabajo al finalizar el curso


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



foto relatos eroticosporno en despedidasmasaje erotico lesbicoinfidelidades consentidasfollar chattrio lesbianaboto mierda pupu relatos porno eroticosjuguetes eroticos lesbicosPorno relato haciendo el 69 con mi mama obesaporno con perros gratispezones pornporno de musulmanasnegros follando con negrasmaduros españoles gaynegra follando en la callerelatos eroticos ay no sacamela del culorelatos reales de infidelidadeschicos guapos pornomasturbarse con una zanahoriacenicienta eroticaporno salvajrrelatos erotic osmadre tetudarelatos porno con maduroscachondas universitariascorrida de mujer pornorelatos eroticos eliteme follaron en el metrorelatos eroticos escucharprimer anal a mi noviaporno gratis amas de casafollando en el transporte publicofolla virgenrelatos eroticos romanticostangas suciasrelatos sexo sadoultimos relatos gayrelatos eroticos en playasporno androidedibujos porno de doraemonsexo gratis fontanerodespedida de soltera de madurasfuerte pornofollando co mi madremasajes pornos gratisfotos eroticas lesbianasmadre borrachamadura coje asme el calson aun lado yamadres follando en la duchaporno gratis completogorditos gayrelatos cortos sexorelatos de la primera vezporno citasrelato sexo gaynegras follando en la callefollando a la familiazona pirno gaycura folladorrelatos eraticospeluquera cachondarelatos eroticos viejosmiss nudistachavitos gaysporno gratis enanosrelatos eroticos encima mio sin bombacha orgasmome folle al repartidorvania travestilesbiana cachondapero hermano es muy gruesa tu polla para mi culo relatos eroticosrelato erotico amor filialtravestis con pollasespiando a mi hijollamadas pornofollando con nietacolegiala pornrelatos eroticos comiendo la rica vaginitan de mi hijastra menorporno amor filialputa de lujo follandomi vecina madurarelatos de mujeres que fueron a darse un masaje y se exitaban con el joven masajistatias con el coño peludofollandome a una gitanarastas porno