webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to Download this video!


Relato: Romano (2)



Relato: Romano (2)

Los porteadores llegaron ante un edificio amplio y de color
oscuro próximo al coliseo. Era la sede de una de las mejores escuelas de
gladiadores de toda Roma. Desde la calle podía oírse el ruido de espadas y
metales entrechocando, así como el vocerío de los luchadores y el de los
espectadores animándoles. Los esclavos dejaron la litera con sumo cuidado en el
suelo en un intento de molestar lo menos posible a su dueño que sabían venia
medio adormecido. Cayo despertó de su ensoñación erótica, había venido todo el
viaje recordando la noche anterior con sus cuatro esclavos nubios.


Tuvo que esperar un poco antes de decidirse a bajar de la
litera ya que su toga corta parecía una tienda de campaña, por la erección que
tenia. Cayo era uno de los hombres más rico de la ciudad y tenia intereses en
todos los negocios desde la venta de esclavos, comercio, granjas en los
villorrios vecinos a la ciudad y hasta esclavos gladiadores que luchaban en el
circo.


El conjunto de gladiadores cirquenses estaba formado por todo
tipo de hombres, aunque la mayoría eran esclavos obligados a luchar por su vida
en la arena del circo, otros eran libertos que no tenían otra profesión,
legionarios sin oficio ni beneficio y los que menos se dedicaban a ello por el
gusto de la sangre y la violencia. Eran hombres de todo tipo de razas egipcios,
galos, germanos, africanos hombres que llegaban a la ciudad eterna desde todos
los rincones del mundo conocido. La escuela de gladiadores a la que había ido
Cayo aquel día era una de las mejores de Roma y la que poseía unas instalaciones
más completas. Tenia desde unos baños romanos para el uso tanto de los
gladiadores como para el de los dueños y personajes importantes que visitaban la
escuela, a salas, dormitorios y distintos terreros y campos para el
entrenamiento de los luchadores.


Cayo se dirigió acompañado de sus inseparables esclavos
nubios al campo de lucha quería ver en acción a un nuevo luchador que aun no
conocía que había adquirido hacia poco en pago de una deuda. Para llegar al
campo de entrenamiento había que cruzar las salas de la escuela, en una de ellas
se estaba celebrando una fiesta que ya iba por orgía, para los gladiadores que
mañana tendrían que luchar para el divertimento del populacho romano. Al pasar
Cayo no pudo menos que pararse a observar aquel espectáculo, un grupo de
gladiadores ya medio borrachos, estaban repartidos por la sala unos de pie otros
tendidos sobre almohadones mientras eran servidos por esclavos.


Los gladiadores habían pasado de la bebida a algo más.
Algunos se entretenían con los esclavos y otros eran atendidos por putos
especialmente traídos para atenderlos en sus ultimas peticiones. Estos jóvenes
eran comprados en los múltiples mercados de esclavos de la ciudad y
seleccionados entre los más guapos para luego someterlos a un entrenamiento
sexual intensivo. Se les enseñaba como satisfacer sexualmente a un hombre con
todo tipo de trucos. Sus culos eran habituados mediante grandes consoladores a
admitir todo tipo de pollas desde la más pequeña hasta los grandes paquetes que
suelen tener los africanos. Eran capaces de realizar mamadas de campeonato solo
con sus labios y sus gargantas aceptaban todo tipo de visitantes. Cuando
terminaba su entrenamiento estos jóvenes eran capaces de realizar cualquier
proeza sexual y su precio alcazaba su peso en oro.


Un joven esclavo egipcio de cabeza rapada era embestido
brutalmente por un gladiador galo de enormes proporciones, mientras otro de los
luchadores tirado cuan largo era en el suelo era cabalgado por dos putos. Cuando
uno de ellos abandonaba la montura el otro puto ocupaba su lugar sin dejar
descansar a la cabalgadura, que sudaba a chorros y daba salvajes gritos de
placer mientras penetraba aquellos expertos culos. En otra de las salas unos
esclavos masajeaban a uno de los luchadores. Su cuerpo brillaba por el efecto de
los aceites que los esclavos habían aplicado a su piel mediante suaves masajes.
Ninguna parte del cuerpo quedo sin untar ni masajear incluida su preciosa polla
que fue manipulada hasta lograr que su tamaño aumentara y era continuamente
sobada sin miramientos hasta que los esclavos por turnos lograron que vomitara
un aguado semen, ya que aquel día el guerrero había sido ordeñado en sucesivas
veces.


Cuando Cayo llego a la arena donde entrenaban los gladiadores
observo como un luchador gigantesco de pelo largo semi-rubio, cuello grueso,
amplias espaldas, muslos como muros y un culo cuando menos tentador, se
enfrentaba con arrogancia a dos luchadores mucho mas bajos y menos fuertes que
él. Se veía a lo lejos no tenían nada que hacer contra aquel coloso. El tatuaje
de una serpiente enroscada adornaba su mano derecha, empezando la cola en la
muñeca del gigante para continuar enroscándose por el brazo y terminar
descansando la cabeza del bifido sobre la musculosa espalda. Este tatuaje le
daba un aire de salvaje erotismo y morbo, que se respiraba en el aire. Vestido
solo con un pectoral y un taparrabos que dejaba adivinar que debajo de aquel
trozo de tela se escondía una polla que no estaba en concordancia con el resto
de su cuerpo.


Mientras la lucha se desarrollaba la aptitud del rubio era de
total superioridad y prepotencia hacia sus contrincantes seguro como estaba de
su fuerza. Cayo desde la barrera observaba la pelea, los cuerpos de los
luchadores se rozaban y se manoseaban durante la lucha esto lo iba poniendo
cachondo y hacia que sintiera deseos de saltar a la palestra para intervenir y
someter a aquel gigante arrogante, primero por la lucha luego por el sexo. El
rubio termino imponiéndose por la fuerza a los otros dos luchadores que
terminaron por los suelos de forma poco gloriosa. Terminada la lucha Cayo salto
a la arena de forma inmediata, una gran erección se notaba bajo su toga que
dejaba ver unos muslos bien formados y fuertes. El gladiador espero a que Cayo
llegara a su altura y mientras se acercaba a el no pudo evitar estudiarlo y
admirarse en lo bien formado que estaba. Cayo a pesar de tener ya 42 años se
mantenía perfectamente en forma y su cuerpo era una maquina perfectamente
entrenada y equilibrada.



Cayo: He visto lo que has hecho con esos dos, te atreverías
conmigo?



Gladiador: Tu solo? Y se rió a carcajadas, mientras calibraba
las fuerzas de Cayo.



Cayo: Si yo solo, pero para hacer el juego más interesante
apostemos algo. Te atreves? O es que ya no estas tan seguro?



Gladiador: Atreverme por supuesto, ya la tengo ganada, pon tu
la apuesta.



Cayo: El que pierda estará a disposición del ganador, quiero
sodomizarte hasta que me canse. Aceptas?



Durante unos segundos dudo, pero termino aceptando mientras
sonreía pensando en su segura victoria ya que le sacaba dos cabezas a Cayo y era
más ancho. Creyendo que Cayo seria un patricio que no sabia luchar al que podría
vencer fácilmente y luego follar hasta la extenuación, para darle una lección.
Pero se llevaría una sorpresa, quizás no tan desagradable como creyó
inicialmente.



Cayo se quito la toga corta que lo cubría quedando solo con
el taparrabos. Se separo un poco del gigante y doblando un poco sus rodillas se
puso en guardia. Los dos luchadores se miraban intentando buscar sus puntos
débiles. En la barra se había formado un corrillo de gladiadores dispuestos a
disfrutar de un buen espectáculo. Los rivales comenzaron a dar vueltas en
círculos intentando agarrarse, el contacto de la piel del rubio iba enardeciendo
a Cayo, haciendo que su polla cobrara vida endureciéndose por momentos.


El rubio se dio cuenta que Cayo era un experto luchador, ya
que se le escapaba de las manos logrando golpearlo cuando menos se lo esperaba.
Los contrincantes estaban sudorosos por el esfuerzo haciendo que la piel les
brillara, marcando los músculos de sus cuerpos, el de Cayo perfectamente
proporcionado y el del gigante rubio magníficamente desproporcionado en el
tamaño, cosa que a Cayo parecía gustarle, como él decía le gustaban los retos.
Cayo logro introducirse debajo de su adversario y de un golpe certero en él
estomago seguido de un trave en los pies consiguió tirarlo al suelo, sentándose
sobre él y sujetándole los brazos consiguió inmovilizarlo.



Cayo: Has perdido, ahora cumple con lo debido. Mamamela.



El rubio quedo dubitativo, pero sabia que tenia que cumplir
su promesa, una apuesta era una apuesta. Cayo se quito el taparrabos aun sentado
sobre el pecho del gigante y le puso su polla en los labios. Comenzó a
acariciárselos con la polla, paseándosela por toda su cara. El rubio abrió la
boca para recibirla y comenzó una tímida mamada, bajo la mirada atenta del
corrillo de gladiadores que observaban desde la valla y que saltaron al campo
para acercarse y formar un circulo a su alrededor.



Cayo de rodillas, hizo que el rubio se pusiera a cuatro patas
y con el culo en pompa le chupara la polla, mamada que comenzó tímidamente pero
que ahora realizaba golosamente, logrando arrancarle intensos gemidos de placer.
Mientras, Cayo aprovechaba para acariciarle sus enormes y bien formadas nalgas.
Una mano las sobaba y masajeaba mientras que con la otra sus dedos juguetones
iban hurgando en la entrada de su culo. Acariciando el agujero, recorriendo el
contorno de la entrada y haciendo pequeñas presiones en el orificio pero sin
introducirlos. Se chupo el dedo índice y se lo introdujo en el recto, moviéndolo
rítmicamente.


Lo sacaba, lo volvía a chupar para volver a introducírselo
esta vez acompañado de un segundo dedo. El rubio comenzó a mover el culo
pidiendo mas placer. El resto de gladiadores que actuaban de publico estaban
extasiados con el espectáculo, habían liberado sus pollas ya duras sin remisión
y se masturbaban abiertamente observando a la pareja. Algunos habían comenzado a
acercarse a su compañero de al lado tocándose mutuamente, buscando el placer de
una caricia de un roce. Cayo se levanto mientras el rubio gladiador continuaba a
cuatro patas y se monto sobre el cómo si fuera un caballo.


El gladiador era lo bastante musculoso y grande para soportar
el peso de Cayo, este le acariciaba la espalda con su polla hasta llevarla a la
altura de su culo, mientras le iba mordiendo su espalda y sus manos se
deslizaban hacia su pecho pellizcándole las tetillas y acariciándole él
estomago, consiguiendo así que el rubio lanzara suspiros y gritos de placer. La
polla de Cayo esta dura al máximo por la excitación y goteando semen.


La guió hasta la entrada de su amante y se la sobo en su
entrada. La masajeo entre sus nalgas por un tiempo y cuando el rubio comenzó a
mover su trasero pidiendo guerra, Cayo entendió que ya estaba preparado y sin
mas preámbulos se la introdujo de una sola embestida hasta el tronco, haciendo
que el rubio gritara con una mezcla de dolor y placer. Inicio los movimientos
del mete y saca de una forma rápida, casi salvaje. La intensidad y volumen de
los gemidos del rubio le marcaban el ritmo con el que debía moverse para
producirle placer. Haciéndolo de forma rápida cuando disminuían o más despacio
cuando los gemidos aumentaban.


A Cayo le gustaba la sensación de poder y dominio que le
producía controlar el placer que le estaba dando a su amante. Su polla ya no
aguantaba mas el roce en las paredes de aquel culo estrecho y cálido, así que se
corrió como hacia tiempo no lo hacia inundándole las entrañas de semen, que
termino escurriendo por los muslos del rubio. Este quedo allí en el suelo
tendido, los espectadores polla en ristre no pudiendo aguantarse mas se
acercaron al rubio y haciendo un corrillo a su alrededor se pajearon con fuerza
con una mano mientras con la otra lo acariciaban y tocaban. Logrando hacer que
este se corriera sin tocarse a la vez que el corrillo lo hacia sobre él
bañándolo literalmente en semen, mientras Cayo los observaba extasiado y
satisfecho.-




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 0
Media de votos: 0


Relato: Romano (2)
Leida: 20383veces
Tiempo de lectura: 7minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto

























Webcams Chicas de 24-school.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



misrelatosporno vacacioneslamiendo conchasdespedida de soltera follarancianas y sexorelatos de orgias en familiaesposa infiel pornomi primera experiencia swingermadura muy calientemadura sexo analvideos cuentos pornorelatos primer analpono gay en españolfollo a mi madrastrarelatos autobusmanoseando culosrelatos sexsopoemas de pornome follo mamapaja con amigoscanarias folladasme follo a mi hermana en el bañoprimera vez anal dolorosorelato erotico madrerelatos eroticos madridmadres de 50 años follandohijo espera a que se vaya tu padre para sobarme el culo relato eroticoporinga hermanaintercambio fotos pornochocho pornfolle a mi tiapolicias gays follandoporno gay en bañosfollando novio amigaweb cam eroticosrelato feminizacionporno necrofiliarelatos porno de vacaciones con mi mamáporno velezolanotravestis bien dotadaspelicula porno violadarelatos porno gay vinieron a montar la cocina pero me montaron a miRelatos de semen familiar eroticoporno papa e hijaporn geyvioladas por ladronesmi madre me follorelatos eróticos con mi esposa haciendo un teibolrelatos compadresporno pajillerosexo telefonico madurascasting porno falsofollando con las vecinasrelatos eroticos verdesmachos pornoespiando duchassexo con gordas viejasrelatos lesbicos cortosporno trioaporno anal muy dolorosorelatos porno primastios desnudos vestuariosrelatos porno para escucharmi abuela me masturbaEl papá le pone su pene en su hijita en su chuchita en fotos provocativa.comincetos gratisscatologic pornporno cuarentonascuras cachondosporno relatos gaygays maduros con jovenesgrecia pornoorgasmo forzadoxgaysseñores mayores follandocuadruple analporo madurassexo gay entre abuelos