webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to Download this video!


Relato: Y mi cuñada me sorprendió



Relato: Y mi cuñada me sorprendió

Soy un hombre de 30 años felizmente casado, pero supongo que
como muchos hombres al cabo de unos años, empecé a tener fantasías sexuales con
una de mis cuñadas, más en concreto con la hermana pequeña de mi mujer.


Evitaré, por razones obvias dar nombres, pero diré que es una
mujer con una cara preciosa, de 25 años, unos pechos redondos y más bien
grandes, morena de piel, y con pelo y ojos negros, con un trasero también
tendiendo a grande, 1,70 de altura… vamos, una mujer que me corta la respiración
(a quien no)


Hace un par de meses se quedó en nuestra casa un viernes por
la noche, al día siguiente, cuando mi mujer saliera del trabajo nos íbamos a una
comida familiar y ella vendría con nosotros.


A las 8 de la mañana sentí como mi mujer cerraba la puerta
para irse al trabajo, y me quedé en la cama, más dormido que despierto
disfrutando del paisaje que veía a través de la ventana, viendo como llovía y
feliz de estar en la cama sin ninguna obligación de trabajo mientras fuera caían
tremendos chaparrones.


Al cabo de una hora noté que la puerta de la habitación de mi
cuñada se abría, y oí como abría el grifo de la ducha, como cerraba la puerta
del baño. Me excité, pensando en mi cuñadita desnudándose, dejando al aire sus
increíbles tetas, quitándose la blusa del pijama de raso azul marino que le
había dejado mi mujer la noche anterior, cuando de repente volví a oír la puerta
del baño, se le ha olvidado la ropa interior en su habitación, pensé, pero en
ese momento, la sorpresa, la puerta de mi habitación se habría y allí estaba
ella.


-Oye cuñado ¿Dónde guara mi hermana la crema depilatoria?


No podía creerlo, allí estaba ella con esa blusa del pijama
que no llegaba a cubrir sus braguitas granates. Le indiqué donde podía encontrar
la crema y ella me volvió a preguntar:


-¿Puedo cogerte una cuchilla de afeitar?


Le contesté que sí, que cogiera lo que quisiera y se fue.


Se fue y yo estaba excitado como hacía mucho tiempo no
recordaba, me la imaginaba en el baño, frotándose el gel de baño por todo el
cuerpo, luego más tarde me la imagine depilándose y estaba a punto de estallar.
De repente otra vez la puerta de mi habitación y otra vez que estaba allí frente
a mi cama, con una toalla en la cabeza y con una camiseta de algodón blanca, sin
pantalones, con unas braguitas negras y preguntándome:


-¿Dónde está la crema hidratante?


Increíble, no podía creer aquella naturalidad, ella siempre
se había mostrado bastante recatada y ese sábado por la mañana estaba rompiendo
todos los moldes.


No lo pude aguantar y me masturbé, fue una de las
masturbaciones más breves que recuerdo, en pocas sacudidas me había corrido.


-¡A desayunar¡


Escuché que me llamaba desde la cocina. Había preparado el
desayuno. Salí en pijama a la cocina, porque me daba corte salir en ropa
interior, pero mi cuñada ya no se cortaba por nada y allí estaba, con una
camiseta blanca que tenía una flor amarilla y azul dibujada, unas braguitas
negras de lycra y unas zapatillas de andar por casa. Desayunamos. Tengo que
reconocer que estaba nervioso, estaba realmente aturdido. Ella que había ocupado
gran parte de mis fantasías sexuales en los últimos meses estaba frente a mí,
con muy poquita ropa, era toda una oportunidad. Poco a poco sus pezones se
fueron poniendo duros y se le marcaban a través de la camiseta.


-¿Tienes frío? –le pregunté-


-¿Cómo lo has notado?


-Hay cosas que son evidentes cuñada.


Me levanté de la mesa y conecté la calefacción. Al volver a
sentarme me dijo:


-Como te fijas ¿no?


Sabía que tenía que atacar, el comportamiento de mi cuñada no
estaba siendo el habitual y tenía que jugármela.


-Como no quieres que me fije si te paseas en bragas por toda
la casa, además…


-Además ¿Qué? –me preguntó-


-Pues que además eres muy guapa y estas bastante bien. –dude
en decirle bastante bien o bastante buena, pero me quedé con lo más
políticamente correcto a mi juicio-


-Tú tampoco estas mal cuñado, y mi hermana me habla bastante
bien de ti.


-Que mi hermana te habla de mí, y que te cuenta.


-La verdad que me lo cuenta casi todo.


-¿Te gusta lo que te cuenta?


-Mucho, además me excita bastante.


Mi pene estaba otra vez a mil, y eso que solo hacía diez
minutos que había eyaculado, esta vez no lo dudé, estas oportunidades solo pasan
una vez en la vida.


-¿Te excitas pensando en como hacemos el amor tu hermana y
yo?


-No, -me respondió- me excito pensando como sería hacer el
amor contigo.


La besé, fuimos a mi habitación y la tumbé en la cama, ella
me metía mano por todo mi cuerpo, yo me dediqué a lamerle el ombligo, que
quedaba al aire, notaba ese olor a sexo que provenía de su chochito, le bajé las
braguitas y allí vi el resultado del trabajo que había realizado ella media hora
antes, se había depilado dejando solo una línea de unos dos centímetros en mitad
de su pubis, además se la había dejado muy cortita, lo que diríamos al tres.
Ahora ya no tenía dudas para qué quería la cuchilla, le lamí sus labios
vaginales en círculos, muy despacito, acercándome a su clítoris. No podía
creérmelo estaba haciéndole un cunnilinguis a mi cuñada, le levanté la camiseta,
ella estaba excitadísima, y pude ver sus redondas y grandes tetas, con unos
pezones duros y oscuros, y con una areola grande, me pidió que la penetrara, y
yo lo deseaba. Puse la punta de mi pene en la entrada de su cueva y ahí se la
clavé poquito a poco, entraba prácticamente sola, la tenía muy caliente y muy
lubricada, era una delicia, ella gritaba como una loca, lo cual hizo que
retrasara mi eyaculación ya que de repente empecé a pensar que a lo peor los
vecinos estaban escuchando los gritos salvajes que mi cuñada estaba dando, pero
en poco tiempo me olvidé de ello y no tardé en correrme.


Pero mi cuñada quería más y de repente vi como aquella
preciosa cara aniñada y aquellos ojos negros se centraban en mi, ahora, flácido
pene. Empezó a chuparlo como si de un helado se tratara, sin duda lo había hecho
más veces, y consiguió que la erección volviera a ser considerable. Esta vez la
puse a cuatro patas, y allí estaba, su coñito, diciéndome vamos soy tuya,
manando gran cantidad de flujos, la volví a penetrar, esta vez sin compasión y
ella se corría una y otra vez, en cada empentón notaba su culo contra mi pubis y
me excitaba, viendo y sintiendo ese precioso culo. Una idea pasó por mi cabeza.


A mi mujer no le gustaba el sexo anal, y raramente lo
practicábamos, pero aquella yegua que tenía entre mis manos seguro que gozaba
con aquello. Saqué mi pene muy lentamente de su vagina, sintiendo todas sus
cavidades, notando el calor y la humedad que chorreaban mi pene, no iba a
necesitar lubricarlo con nada más, ya estaba fuera y puse mi atención en su ano,
parecía imposible que mi glande inflado pudiera penetrar aquel agujerito, pero
empujé, noté como soltaba un gritito de dolor, se giró, con cara entre extrañada
y temerosa, pero de repente ya estaba otra vez gozando y chillando de placer,
era una sensación maravillosa, aquel culo espectacular me oprimía el pene con
mas sensación de la que había logrado anteriormente su vagina, me corrí dentro
de ella sin remisión.


Nos tumbamos en la cama, y me preguntó que si la semana que
viene podía volver a quedarse en mi casa. Desde entonces es raro el viernes que
no duerme aquí.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 16
Media de votos: 8.00


Relato: Y mi cuñada me sorprendió
Leida: 43103veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto

























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



chicas violadas pornodominacion pornoviejos follando con sus nietasabuelas y nietas pornofollando con su cuñadoporno incesto rusochochos eroticosrelatos eroticos revista climaespiando a las vecinasmis vecinas lesbianasporno juguetesfollando hija borrachaporno necrofiliaporno panameñoárabe pornoporno putosrelatos de bragastias borrachasrelato gay hermanorelatos eroticos lesjuego de la oca pornoseñora calientemamada relatorelato erotico habladoverga la de mi vecino relato realmasajes eroticos lesbicosrelatos hermanospoorno madurasnarraciones eroticasrelato erotico lesbianasalbañiles gaysmarkeze relatoscogidas por dinerofotos eroticas amateursafeitandose el chochopirno gratistravestis muy gordasincesto con mi hermananenas analpadre y hija pornohistorias pornosabuelas follandose a sus nietosmi primera felacionmadres guarras gratisporno heroticoWww.relatoviolada.bagabundos.comporno electricistacalentando fontaneroincestos porno familiarxxx incestuosascristina pornoprimera vez anal pornorelatos eroticos en castellanorelatos exóticosrelatos parejas liberaleshistorias eroticas gaysmadres folladome folle a mi hermanastrafollarme a mi hermanaporno padre e hijaorgasmo femeninos pornofolladas entre hermanossexo con gordas viejascuentos eroticos/coger con mi cuñada paulachicos guapos xxxcasadas cachondassexo com madurasrelatos pañalesxxx madre e hijatrío hmhlesbico entre madre e hijafollo a mi mamaporno con perrosdespedida de soltera madurasdespedidas de solteras porno gratisdos maduras y un jovenporno prenadashaciendo pajas en el cinehermanas pornporno sin penetracionrelatos me gusta andar sin brasier y se me notan los pezone s en la blusaswww.gigagalleries.com