webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to this video!


Relato: Con mi vecina jamona



Relato: Con mi vecina jamona

CON MI VECINA MADURA


Hola amigos, me llamo Tino, y voy a contaros una cosa que me
ocurrió hace mucho, cuando yo era todavía un jovenzuelo de 18 años sin apenas
experiencia en temas de sexo. Los hechos en si fueron reales, aunque el relato
de los mismos esta claro que no es exacto pues, en honor a la verdad, me es
imposible acordarme con toda precisión.


Yo llevaba como un par de años totalmente prendado de una
vecina mía que vivía en el piso de arriba. Una macizota de cincuenta y pocos
años que estaba para comérsela.


La señora en cuestión se llamaba Charo, estaba casada y tenia
un hijo mayor que ya no vivía con el matrimonio.


Era más bien tirando a alta, rubia teñida y muy guapa de
cara, pero lo que a mi me volvía loco era su fabuloso par de tetonas y su enorme
y precioso culo que todavía conservaba bastante empinado a pesar de la edad que
tenia. Cada vez que la veía por la calle o las escaleras del piso me empalmaba
como un borrico y tenia que salir disparado para mi casa para aliviarme. La
cantidad de pajas que me habré yo hecho pensando en ella son incontables. Cada
día me gustaba más, y hacía todo lo posible por encontrármela.


Cuando me cruzaba con ella me quedaba mirándola cada vez más
y más tiempo y en algunas ocasiones que ella me pillo, a mi me pareció que no
solo no le importaba, sino que incluso me sonrió, aunque en el fondo, yo creía
que eran figuraciones mías y que a Charo le importaba yo más bien poco.


En estas estaba yo por aquella época cuando una tarde volvía
temprano a mi casa, y mira por donde me encuentro a mi vecina subiendo las
escalera delante mía.


La señora recuerdo que llevaba un traje de chaqueta con una
falda ajustada por encima de la rodilla y unos tacones negros.


Ni que decir tiene que me hice el remolón subiendo las
escaleras para desde atrás ver parte de los rollizos muslos de la maciza.


El espectáculo era de lo más excitante y yo creo que ella se
dio cuenta claramente de lo que estaba pasado pues creo que empezó a subir las
escaleras de forma mas lenta e incluso a mi me parecía que movía suavemente de
derecha a izquierda su maravilloso trasero como para intentar provocarme. Yo
creia que aquello era la cosa mas hermosa del mundo, aquel enorme culo
bamboleándose de manera tan excitante y aquel par de rollizos muslos subiendo
las escaleras delante de mis narices.


De pronto Charo dio un pequeño grito que me sacó del
embobamiento en el que me encontraba.



Ay, creo que me he doblado un tobillo al pisar en este
escalón,


Tino, ¿quieres agarrarme por la cintura y ayudarme a llegar
hasta mi casa ? te lo agradecería mucho.


Por supuesto que si señora, para eso estamos los vecinos.



Casi sin creerme lo que estaba pasando, me acerque a ella y
la rodee con mis brazo dejando que ella a su vez me rodeara a mi con el suyo.
Aquello parecía un sueño, pero era verdad, me estaba ocurriendo a mi, ¡¡¡ Tenia
a mi vecina agarrada por la cintura y la acompañaba hasta su casa !!!


Al subir las escaleras a mi me pareció que la muy zorrona no
cojeaba demasiado, por lo que empecé a intrigarme un poco.


Cuando llegamos a su descansillo me dijo sonriéndome de la
forma más provocativa que he visto en mi vida, que pasara a su casa, que quería
que le diera un pequeño masaje en el tobillo para que no le doliera, así que
entramos en el salón del piso y Charo se sentó en un sofá y se quitó el tacón
del pie que le dolía.


Me agaché delante de ella y me puse a masajearle aquel
regordete pie con las uñas pintadas de rojo, aunque en realidad lo que a mi más
me interesaba era mirar entre las piernas de la calentona y ver perfectamente
como por entre las bragas blancas que llevaba se le escapaban algunos de los
pelos del coño.


A ella no solo no parecía importarle, sino que incluso
separaba un poco los muslos para que lo viera mejor.


De pronto, Charo se levantó y se puso el tacón.



Mira niño, espérame un poquito, que con esta ropa no estoy
nada cómoda, así que siéntate y espera hasta que yo me ponga un poquito
maaaasssssss, ejem, ejem, fresquita.



- Por mi puede usted ponerse todo lo fresquita que quiera,
pero


por favor, dese prisa.


A lo de darse prisa no le hizo demasiado caso, la jamona
tardó un rato enorme en volver al salón, eso si, la espera estuvo más que
justificada. Cuando Charo apareció por la puerta a mi casi me da un infartó, me
quedé mudo.


La muy guarrona se había estado maquillando a conciencia y
parecía una autentica puta callejera. Además venia vestida, es un decir, con un
pequeño picardías de color verde varias tallas menores a la suya y que se le
sujetaba a los hombros por un par de estrechos tirantes. Le estaba tan corto que
por delante le llegaba a la altura del pubis, y por detrás se la veían
perfectamente las dos enormes mollas de carne de sus nalgas.


Completaba su atuendo unas bragas más bien pequeñas y casi
transparentes también de color verde y unas zapatillas de estar por casa de
tacón alto.


Ya podéis imaginaros como se me puso la polla. Aquello era un
autentico bombón madurito que estaba de rechupete.


Lentamente se fue acercando a mi contorsionando sus caderas
de forma descarada y haciendo que a mi me diera una autentica calentura que hizo
que me pusiera como una moto


¡¡¡ Que buenísima estaba aquella señora !!!



Pero como es que tu no te has puesto también mas fresquito
niño, piensas quedarte toda la tarde vestido. Venga, quítate algo de ropa y
quédate por lo menos en calzoncillos.



La obedecí sin rechistar, me quede en calzoncillos como me
había dicho, y enseguida Charo se abrió de piernas y se sentó encima de mi
pubis, con tal puntería que hizo que la raja de su coño quedase justo encima de
mi verga . Enseguida se bajo un poco el escote del picardías y se saco su
maravilloso par de tetas. Eran enormes.



¿ A que estabas deseando tenerme así ?



En lugar de contestarle lo que hice fue rodearla con mis
brazos y ponerme a chupetearle los gordisimos pezones como si fuera un bebe.
Estaban riquísimos.


Entre tanto, Charo, para empalmarme un poco más, se dedicó a
quitarme como pudo los calzoncillos y a acariciarme el miembro.


¡ Dios mío, niño, que grande lo tienes ! Esto si que es un
buen rabo y no el que tiene mi marido. Que gustazo me vas a dar.


Cuando se cansó de admirarlo y acariciarlo, lo dejo suelto y
volvió a colocarme la raja de su chocho con las bragas encima de él. Luego se
puso en cuclillas sobre el sofá y empezó a restregármelo de abajo a arriba y de
arriba abajo, con suavidad, como queriendo que su sexo apreciara el tamaño del
mío.


Yo estaba en la gloria, recibiendo ese delicioso masaje en la
polla y chupándole los pezones sin parar.


Cuando se canso de aquel juego, se levanto y se puso delante
mia, de espaldas, volvió la cabeza y me sonrió picaramente.


- Bueno, creo que ya va siendo hora de que yo te enseñe a ti
mi


cosita, espero que te guste tanto como a mi la tuya.


La jamona, puso el culo en pompa, y con unos suaves contoneos
de caderas, empezó a bajarse las bragas hasta la altura de las rodillas donde
las dejo encajadas.


El espectáculo que me estaba ofreciendo meneando el trasero y
balanceándose suavemente sobre sus zapatillas de tacones era como para volverse
loco. Tenia ante mis ojos el culazo mas bonito que yo he visto en mi vida.


Aquello era enorme, suave, calido, con las dos magnificas
redondeces de sus glúteos perfectamente conservados. Además tenía unos pequeños
hoyitos muy graciosos como consecuencia de la pequeña celulitis que empezaba a
tener.


Yo permanecía embobado mirando como un poseso cuando de
repente veo que Charo se separa varias veces las nalgas con las manos
enseñándome la deliciosa pelambrera de ensortijados pelos castaños que tenia
entre las piernas y como queriendo ventilar su coño delante de mis narices.


Un penetrante olor a sexo invadió toda la habitación. Aquello
olía a hembra madura en celo.Supongo que Charo llevaría ya un buen rato
segregando flujos por la vagina y se notaba el efecto.


De repente, la jamona se abre un poco de piernas, acerca aún
más su trasero a mi cara, encorva la espalda hacia delante y separándose
totalmente las nalgas con las dos manos me enseña el coño mas enorme que yo
había visto nunca.


¡¡¡ Aquello era una verdadera preciosidad !!!


Tenía unos labios enormes, una suave vulva sonrosada
totalmente húmeda y un clítoris rojizo del tamaño de un pezón.


Por encima del coño podía verse el pequeño ojete de su culo.
Estaba cubierto por un tupido vello rubio y unas deliciosas estrías marrones.


Todo aquel conjunto era como para querer estar disfrutándolo
toda la vida, así que yo, sin querer perder mas tiempo, agarre a Charo por los
muslos y pegue los labios de mi boca a los de aquel espléndido chocho y me puse
a lamérselo con la lengua. ¡¡¡ Que maravilla !!!


Si el olor era delicioso el sabor de aquel chumino es
imposible de describir.


¡¡¡ Autentico placer de dioses !!!


Mi lengua recorría una y otra vez las paredes de la vulva
sacándole todos sus jugos. Enseguida me ponía a chuparlo y con los labios le
succionaba el clítoris.


- Así, así, ahhhhh, ahhhhhhh, que bien , que bien, no pares,
sigue, sigueeeeeeee, así, ohhhhhhh, que gusto, más, maaasssssss, así, hasta
dentro, mete bien la lengua bonito, ayyyyyyyyyyy…..que rico.


De vez en cuando subía un poco la lengua y le daba unos
buenos lametones en el ojete del culo a lo que ella respondía encogiendo las
nalgas, atrapandome la boca entre ellas y haciendo que todo su culo se llenara
de hoyitos.


Mientras yo le comía el coño sin parar, ella me agarro la
polla y se puso a pajearme y a mamármela. Senti otra enorme oleada de placer.
Charo se tragaba hasta bien dentro mientras que a la vez me acariciaba los
testículos. Enseguida se la sacaba de la boca y se ponia a lamerme y a chuparme
el glande como posesa.


Estuvimos haciendo el sesenta y nueve un buen rato, hasta que
nos cansamos debido a la postura.


- Oye Tino, en mi dormitorio tengo una magnifica cama de


matrimonio que esta vacía ¿ quieres que nos vayamos allí ?


- Por supuesto que si, lo estoy deseando.


Rapidamente me levante del sofá y cogiendo a la rubia por la
cintura nos dirigimos al dormitorio dándonos un fortísimo beso de tornillo. Por
el camino le fui metiendo mano por detrás, tocándole las nalgas y comprobando lo
mojado que tenia el coño. Ella separaba las piernas para que le metiera los
dedos mientras se reía de forma escandalosa.


Nada más llegar al dormitorio, Charo se tumbo en la cama boca
arriba, se abrió de piernas y levantó las nalgas.


- Si te gusta lo que ves ya sabes lo que tienes que hacer,
quiero


que me la metas hasta los mismísimos cojones. Hace muchísimo


tiempo que mi marido no me deja satisfecha, y quiero que hoy
sea


algo especial, espero que me hagas disfrutar mucho.


- Por eso no se preocupe Charo, pienso darle los pollazos más


fuertes que le han dado en su vida. Voy a estar follándola
hasta


dejarle el coño totalmente escocido.


Dicho y hecho, enseguida me subí en la cama y acerque mi sexo
al suyo, Charo me cogió la polla y lentamente fue acercando el glande a la
entrada de su vulva. En el momento que sentí la deliciosa humedad de sus labios
vaginales rozando mi pene, impulsé lentamente el pubis hacia adelante y
suavemente se lo fui metiendo hasta que mis testículos chocaron contra su sexo.
Fue, sin ningún género de duda la sensación más agradable que yo había sentido
en mi vida.


El rozamiento de las paredes de su cálida vagina con la piel
de mi pene me produjo un placer que soy incapaz de describir. Aquello era una
autentica gozada.


Despacio, me tumbe sobre la maciza y nos pusimos a darnos uno
de los más viciosos besos de tornillo que yo he dado en toda mi vida.Disfrutamos
los dos de lo lindo chupandonos las lenguas y apretando nuestros labios con
fuerza.


A la vez , muy suavemente, empezamos a follar.


Nuestro sexos se separaban y unían lentamente, como
regodeándonos en el momento que estábamos viviendo, y calculando como cada uno
de nosotros quería que fuera la cópula.


Así estuvimos durante unos momentos, al cabo de los cuales yo
no podía aguantar más y abrazandola por la espalda con todas mis fuerzas y
apretando sus tetona contra mi pecho, me puse a follármela como un autentico
verraco en celo.


Mi polla entraba una y otra vez en su sexo mientras la jamona
jadeaba y gritaba loca de placer.


- Ahhhh, ahhhhh…….así,así, como me gusta , que rico, que
rico,


sigue, sigue, mi vida, no pares ahhhhhhhh, ahhhhhhh…….


Nuestros sexos se unían y separaban produciendo el rozamiento
de mi pene en las empapadas paredes de su vagina una autentica sinfonía de
chapoteos de lo mas excitante que os podáis imaginar


- Sigue, sigue, ñac, ñac, ñac… así, así, ñac,ñac,ñac… no
pares,


esto si que es follar, así mi vida, asi, hasta dentro,
ahhhhh…….


Por fin, después de estar un buen rato follando sin parar,
note que Charo metía una mano entre sus piernas para acariciarse el clítoris,
mientras que con la otra se dedicaba a sobarme las pelotas.


¡¡¡ Que gustazo !!! ¡¡¡ Aquello era una autentica gozada !!!


Después note como la macizota empezaba a convulsionar el
pubis mientras me apretaba la verga con toda la fuerza de sus músculos
vaginales. Se estaba corriendo por las patas abajo. Gemía y gritaba con todas
sus fuerza como si fuera una autentica guarra y me parece que le importaba muy
poco que alguien pudiera oirla.



Yo, sin poder aguantar más, di varias embestidas más fuertes
todavía, apreté con fuerza mi sexo contra el suyo, y notando una autentica
descarga de placer que hizo que se tensaran todos los músculos de mi cuerpo,
sentí como una enorme cantidad de semen pasaban de mis testículos al sexo de
Charo a traves de mi pene.


Fue una de las mejores corridas de mi vida.Después, cuando
nos separamos, los dos quedamos muy relajados uno al lado del otro, nos
abrazamos y besuqueandonos un rato y Charo me dijo que tenia que irme, que su
marido estaría a punto de llegar.


También quedamos en que volveríamos a repetir lo de aquella
tarde, pero eso es algo que, al revés de lo que ocurre en la mayoría de las
historias que he leido aquí, nunca sucedió.


A los pocos días de ocurrir esto yo me tuve que ir a estudiar
a otra ciudad y además, por esas fechas empecé a salir con una chica que me
gustaba un montón. No obstante la tarde que pase con mi vecina no la olvidaré
jamás.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 4
Media de votos: 4.75


Relato: Con mi vecina jamona
Leida: 9366veces
Tiempo de lectura: 10minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto

















Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



tias calientehistorias para masturbarsepeliculas porno bixesualesmaduros vergonesrelatos breves de sexoMe cogen con tremendas pollas grandes relatomasturvaciones femeninasmaduros gay españolesporno chatslo hice con mi madreporn dinerochavo del ocho pornotrios realespeliculas porno lluvia doradarelatos porno en familiavecinas calientesfollando con una viudabisesuales pornoel mejor masaje pornovideo porno mas guarroporno mujeres durmiendorelatos porno extremoviejos follando.comcolegiala pornvideos porno desvirgacion analsuper mario pornotegane parchisfotos abuelas putasprono geymadres de 50 años follandotodorelatos.com categoriasporno guarrasrelatos eroticos papiMi esposa hace pesas relatos pornoporno peludo gayrelatos eroticos de masturbacionpelicula porno violadarelatos eroticos orgasmos continuosrelatos eroti osrelatos eroticos en el cocheme folle a mi sobrinopelis gay xxxrelatos eroticos marquejoven follando con abuelovibrador pornomadres incestuosas.comrelatos porno pdfrelatos erotismorelato erotico sin pensar mi papa me cogioporno muy cachondorelatos porno con mi madrefaldas cortas pornovideos porno gay duchael hijo se folla ala madrerelatos eroticos madre hijamaduras masturbadorasincesto relatos eroticosrelatos triosespiando a vecinaporno con hecesmaduras con fontanerosbella durmiente pornorelatos de sexo con suegrarelatos sobre incestointimidades femeninasporno bisexsualesme culie a una escolar relato realrelatos mi vecino me espia en el baño mientra me masturvo pornomonjas pornfollando a mi madre embarazadarelatos eroticos parejaespiando en los bañoschats pornorelatos sexo en la playame folle a mi nietarelatos eroticos incesto realporno en juegoscuentos pornograficosfan bieber pornosuper mario pornorelatos gaysrelatos porno en el bussuper mario pornorelatos porno hijosrelatos de triorelatos de amantessilla consoladorlesvianas guarrasvideos zoofia gratistias tangasmi tia tetonasolo incestosfotos mamando pollasmujeres chupandose los piesporno ancianos gayrelatos porno la granja