webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to Download this video!


Relato: Gitana



Relato: Gitana

GITANA


Era domingo, estaba disfrutando en mis vacaciones de mi
deporte preferido, la televisión; cuando llamaron a la puerta, por la mirilla vi
a una chica joven, una mendiga. Abrí con la intención de enviarla a tomar por
culo, pero lo que vi me hizo cambiar de opinión, los pies más bonitos que había
visto en mi vida, eso si, con tanta roña que casi no se podían distinguir de sus
sandalias :





Dame dinero soy pobre y no tengo para comer...


Dinero no, si quieres te puedo dar algo de comida


Payo, ¿ qué dices?, que no es para droga.


Como digas, ¿ Quieres comida?, sino, largo.


Esta bien, ¿Qué puede darme?


Entra y mira, es por aquí.





Entró delante de mí a la despensa, que estaba cerca de la
puerta, se inclino sobre una repisa dejando al aire las plantas de sus pies, era
un espectáculo impresionante.





¿ Me puedo llevar las latas de atún y la leche?


Adelante.


¿Y no me podrías dar algo de dinero para tabaco, por
favor?


El dinero se gana trabajando no pidiendo.


¿ Crees que soy guapa ?





No me lo podía creer, se me estaba ofreciendo, tenía un
cuerpo de infarto, y en su cara había una picardía que me hacía alucinar, sabía
que no podía aceptar, pero las cabezas me echaban humo.



No te pienso dar dinero, por nada, pero si quieres,
hacemos una cosa, que tal si te compro tus sandalias, así podrás comprar
otras nuevas.


¿ Y como quieres que vaya hasta mi barrio?, ¿descalza ?


Bien, si no quieres, te doy otra alternativa, me hace
falta una mujer que limpie la casa, si quieres puedes encargarte tú.


¿Cuánto me daría?


¿ Que tal 450 euros al mes?, cinco días a la semana.


Tengo que hablar con mi máma, ¿ puedo decírtelo otro día?


Ok, pero estoy esperando que me envíen una sirvienta de
la agencia, y la necesito, el trabajo es para quien antes venga, de acuerdo.


Vale, hablaré con mi máma. ¿Cuánto por las sandalias?


30 euros, y ya te llevas mucho.


Vale, pero me das el dinero ahora, y te las traigo otro
día.


De eso nada.


¿ Para que quieres tú mis zapatillas?, yo no puedo ir
descalza.


¿ Que decides?


Bueno, hay las tienes, que te aprovechen, y ahora dame
los euros.



Simplemente el ver como se quitaba las sandalias ya valía
el dinero, había sido la mejor inversión que he hecho, y además estaban esas
sandalias que guardarían el olor de sus pies de por vida. Le di el dinero,
no estoy seguro si se dio cuenta de mi erección, pero se fue con cara de
"que raro es ese tío". Como se puede imaginar, fue salir por la puerta y
tirarme al suelo a oler esas sandalias, fue la primera vez que agradecí a
nuestro señor todo poderoso que me hubiera concedido el sentido del olfato.



Al final de la mañana, me prepare para adorar esas
sandalias, las puse sobre un taburete, en mi dormitorio, las miré, olí, y me
lance a besarlas y lamerlas, hasta extraer todo su sabor. Después decidí
pasar la tarde limpiándolas con mi lengua hasta que estuvieran como nuevas,
terminando en sus suelas. Al final de la tarde cuando mi lengua no daba a
más me miré en el espejo, mi lengua estaba negra, y roja. Creí que nunca más
llegaría a tenerla así, me equivoque.



A eso de las ocho y media, estaba tendido en el salón
cuando volvió a sonar el portero, miré por la mirilla y allí estaba la
gitana con una mujer que parecía su madre. Tarde unos instantes en abrir la
puerta.



Hola, buenas noches.


Hola, ¿usted le ha ofrecido trabajo a mi hija?


Así es, señora, ¿ Quiere pasar?



La madre de la chica, era algo más alta que ella, y
bastante más gorda, sus pechos podrían alimentar a un ejercito, y su
trasero, una mesa camilla de tres cuerpos. La chica permanecía callada,
mostrando respeto y atenta a la conversación.





Miré, estoy de acuerdo con que contrate a mi hija,
acaba de terminar sus estudios y el trabajo puede venir bien a la
familia, no obstante quería conocerle.


Es natural, señora. No se preocupe, aunque la casa es
bastante grande vivo solo, por lo que no hay mucho trabajo. En cuanto a
mí, puede estar segura de que respetaré a su hija al máximo.


Le creo, pero como le pase algo, cualquier cosa,
créame que se arrepentirá.





Esas últimas palabras hicieron que realmente me asustara,
la chica, por su parte sonreía. Pasados unos minutos se fueron, quedamos en
que Tamara, así se llamaba la chica, empezaría a trabajar al día siguiente a
las nueve.



Me levante temprano para desayunar después de haber
pasado toda la noche elucubrando formas de besar los pies de Tamara. A las
nueve en punto sonó el timbre. Abrí la puerta y allí estaba, recién duchada
y vestida como el día anterior, llevaba unos zapatos viejos con tacón.






Hola, buenos días.


Buenos días, ¿ te apetece desayunar ?


Ya he desayunado, ¿ Qué hago?






Después de enseñarle la casa e indicarle donde estaban
los utensilios de limpieza, le estuve explicando que no quería visitas, que
me gustaba la puntualidad.....






Bueno, ya puedes empezar a trabajar.


Veras, me da apuro pero mi máma me ha dicho que
antes de empezar debes de hacer una cosa.


¿El qué?


Es que ayer como me tuve que ir descalza, acabe con
los pies muy sucios y hechos polvo, cuando se los enseñe a mi máma me
dijo que como había sido por su culpa usted debía arreglarlo.


¿ Como?


Mi máma lo ha puesto como condición, esta mañana me
ha hecho ducharme con bolsas en los pies para que usted pueda ver lo
que hizo.






Tamara se quito los zapatos y después las medias, sus
pies estaban literalmente negros, me enseño la planta de su pie izquierdo,
que además de negra tenía una ampolla. La invite a ir al cuarto de baño, y
una vez allí, se sentó junto a la bañera, se quitó el otro zapato y la
media. Acerque la ducha a sus pies, comprobé que el agua estuviera tibia y
empecé a lavarlos, mientras corría la suciedad acumulada por la bañera, mi
excitación iba en aumento. Ella permanecía tranquila. Una vez que termine de
lavarlos tomé una toalla, y con cuidado los seque.






Bueno, ya he terminado, ¿Contenta?


Si, por lo que veo tú también lo estás.


¿Cómo?


Pues que tienes la polla empinada.


Bueno, yo...no sé


Pues yo sé lo que es, he visto como miras mis pies,
a decir verdad es lo único que has mirado, por lo tanto...


No digas tontería, niña.


Como quieras, te iba a decir que si quieres
acariciarlos puedes hacerlo, pero ya que no te gusta... Supongo que no
te importara si acerco este pie a tu cara.






Cuando vi la planta de sus pies a unos centímetros de mi
cara, me resistí firmemente, durante dos segundos. Después me lance y los
bese como un loco, pero la alegría no duro mucho. Empezó a reírse como una
loca.






¿No dijiste que no te gustaba?, pues ahora te
jodes, pringao.






Salí de la habitación, calentado, burlado y humillado por
una niña que me iba a volver loco, y que sabía que me tenía a sus pies. Tras
unos minutos, Tamara pensó que quizás la situación podría beneficiarla.






Bueno, tranquilo, te pondré un castigo y te dejaré
que beses mis pies, y no se te ocurra hacerte el valiente otra vez.


De acuerdo, ¿qué castigo?.


¿Castigo?, Vaya, has escuchado mal, he dicho
castigos, vamos a ver que piense, en primer lugar, quiero más dinero,
600 euros al mes ,quiero que me dejes hacer en la casa lo que quiera,
y ahora quiero que te arrodilles y me pidas perdón y quiero que me
llames señorita, y si quiero harás todo lo que yo quiera.


De acuerdo, señorita.






La verdad es que después de hacer un montón de planes iba
a conseguir mi propósito mucho antes de lo que había llegado a pensar. Me
arrodille y le bese las botas.







Lo siento mucho, señorita.


Esta bien, pero ahora no me apetece trabajar, así
que me voy a sentar a ver la tele, si quieres puede besarme los pies,
pero no quiero que los chupes.


Si, señorita, lo haré encantado.






Se sentó en mi sillón de relax, se reclino, y empezó a
ver la tele, le quite las botas con cuidado, las medias se las quitó ellas,
y después "al ataque", bese cada centímetro de cada pie, disfrutando de la
vista, el olor y el sabor de esos pies morenos que me enloquecían, se me
pasó el tiempo y comité mi primer error, saque mi asquerosa lengua y lamí su
planta. La reacción fue inmediata:






Pero que haces, ¡ Asqueroso!, ¿ Que te dije?, ¿Eres
un perro o que?, te gusta lamer, ¿verdad?, pues ahora te vas a
enterar.






Como una loca se puso los zapatos, mientras que yo estaba
acobardado, como un perro arrepentido:






Chúpame la suela de mis zapatos, ¡cerdo!, ¿no
quieres chupar?, pues chupa ya coño, hasta que estén limpias!


Si señorita.


Nada de sí señorita, cabrón, hazlo ya y quiero
sentir en la planta de mi pie como arrastras la lengua por la suela,
YA!






Lamí la suela lo más fuerte que podía, pero mi ya
maltrecha lengua no daba para más, no podía, además la suela tenía más
mierda que las sandalias. Pareció calmarse mientras yo lamía. Pero en un
instante me miró con rabia, se levantó, y empezó a darme una lluvia de
patadas por todo el cuerpo, centrándose en la cabeza, le pedía perdón pero
ella continuaba, cuando empezaba a marearme me cogió por los pelos, me miró
fijamente a los ojos :






Mierda, hijo de puta, te he dicho que quiero sentir
tu lengua arrastrándose por mis suelas, y no noto nada!, te voy a dar
otra oportunidad, como no lo hagas te machacaré a patadas y después
llamaré a mi familia para joderte vivo, ¿lo entiendes?


Si


Pues hazlo, coño!






Apretaba la lengua con todas mis fuerzas tratando de
ignorar el dolor, me empezó a doler mucho la mandíbula, que me la había
dejado tocada después de una patada. La mierda se iba acumulando en mi
lengua mientras esta se hinchaba, hacía tiempo que no me quedaba saliva.
Intente resistirme pero al final me puse a llorar como un crío.






¿Qué te pasa?, ¿No te gusta?, pues ¡jódete!,
guarro.


Lo siento mi ama, yo creía que te gustaría.


¿ Ama, pero que dices?, pringao!. Creías que me
gustaría, verdad?, bueno, por esta vez te perdono, pero más te vale
que no lo vuelvas a hacer, ¿entendido?


Si


Bien, saca la lengua, quiero verla.






Cuando saque la lengua, en primer lugar se río, aunque
después su cara mostró un poco de pena, acerco lentamente su cara a la mía,
se aclaró la garganta, soltó un gargajo lentamente sobre mi lengua, dijo que
lo tragara, y lo hice. Totalmente repugnante.






Y ahora vas a ir comprarme tabaco, y alquílame
películas, y dulces de chocolate, por cierto, me ha gustado como me
has llamado antes, ama, desde ahora me llamarás así.


Si, mi ama, ¿Qué películas quiere?


Pues no sé, tu procura que me gusten.


Si, mi ama.






Llevaba menos de un día, y ya era yo quien trabajaba para
ella, iba demasiado rápido, me estaba asustado, pero por otro lado no podía
hacer nada, así que fui un chico obediente e hice lo que me pidió. Cuando
llegué, le di lo que había comprado, le puse la película, le encendí el
cigarro, y me dirigí hacía el cuarto de baño para lavarme la boca.






¿Dónde vas ?


A lavarme la boca


De eso nada, tu té quedas tendido en el suelo ahí
mismo, por si necesito algo. Y vas a meter tu nariz en mi bota hasta
que yo lo diga.


Si, mi ama.


¿ Es que vas a hacer todo lo que te diga?


Bueno, me dijiste que lo hiciera.


¿ Y tú lo haces?, como quieras, aunque me parece
que nuestras vidas van a cambiar un poco.






Tamara colocó un pie sobre mi cabeza aplastándola contra
su zapato, de vez en cuando reía, pateando mi cabeza. Cuando terminó la
película se fue a comer a la cocina. Volvió a la salita, cogió el teléfono,
y empezó a hablar con una amiga, esta vez puso los dos pies sobre mi cabeza.
Parece ser que la chica con la que estaba hablando, Jessica, la estaba
intentando convencer para que salieran, aunque Tamara le respondía diciendo
que tenía mucho trabajo...Al final quedaron para verse a final de semana.
Poco después quitó sus pies de mi cabeza, y se quedo dormida.



Eran las siete de la tarde aproximadamente, cuando
escuche que se despertaba.







¡Todavía sigues ahí!, Jajá.., tráeme coca cola, y
algunos dulces.


Enseguida.


Y cuando vuelvas quiero que estés en pelota.


¿Cómo?


Como lo oyes, ¿Algún problema, guapo?


No, lo haré como quieras, Ama.


Pues venga, corriendo...






Volví desnudo con un vaso de coca cola, y una increíble
erección, a decir verdad, no se me había bajado en toda la tarde. Después de
unos momento de atención a mis partes, se bebió la coca cola y me indico que
me arrodillara, después empezó a jugar con mi polla entre sus pies, que me
dolía a rabiar, empecé a jadear, en ese momento se levanto, se baja la
falda, las bragas; era lo más bonito que había visto jamás, el ángulo que
formaban sus piernas, el culo, su coño....






Bueno, ¿Qué miras?, si te gusta lamer, quiero que
lo hagas ahora, chiquitín, vamos perrito, empieza.


Si, mi ama.






Empecé besando y lamiendo alrededor de sus labios,
acariciando su clítoris, pero pareció que no le gustaba mucho, porque se
sentó abrazando mi cabeza con sus muslos hundiendo mi cabeza entre sus
piernas, Tamara es bastante escandalosa, no paraba de gritar y gemir
mientras yo hacía lo posible por respirar. Estaba apunto de llegar, me cogió
de los pelos, dándome sacudidas como una loca, restregando mi lubricada cara
con su coño. El final fue esplendoroso, cayo rendida al sillón mientras su
barriga bailaba. Caí rendido al suelo, y aprovechando mi posición bese sus
pies. A los diez minutos se puso en pie, y se vistió.







No ha estado nada mal, mañana nos vemos.




Y contenta, se fue por la puerta. Flotando.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 0
Media de votos: 0


Relato: Gitana
Leida: 21930veces
Tiempo de lectura: 11minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto

























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



viudas maduras follandozona prno gayleggins pornosin bragas en el supermercadoporno gay dadysabuelos y nietas pornozoo porno gayhermanas pornbulma pornosexo con madurofollada en su despedidarelatos eroticos medicopeliculas porno lluvia doradamaduras pilladas infragantiyonkis pornoporno lesbico tijeretatoro porn oincesto nenasporno madre e hijosrelatos pornos incestotetotas fotosporno con penes pequeñoshijas de putasfollando ami madreporno babosamasajes de madurasmuy maduras xxmadre zorravecinitas pornorelato erotico esposaRelato olia su calzoncitorelatos adulteriovideos eroricos gratisrelatos eroticos oidosabuelas putas españolasviejasfolladorasvecina en tangavideo zoolofiliarelatos eroticos eructos y gordosporno venezolanosexo cuarentonafolladas de abuelosporno carnaval brasilcruising relatospadre viola a su hija xxxabuelo folla nietarelatos eroticos porno de casadas pajandome con su ropa interiorrelatos hermanosporno tríos gratisrelatos abuelo gayseduciendo a mi madrehistoria porno gaymamas caxondasrelatos eroticos de infielesporno duro madurosexo porno violacionabuelos follando en el campovecinitas-relatos eróticostrios con mi mujergys follandosoofilia xxxrelatos eróticos dame tus mecos adentro y hazme un hijorelato de incestosmanoseando en el metrorelatostravestisporno chicas violadasnovia zorravideos rroticosprimera vez lesbicarelatos eroticos su amiguita nos miraba agitadarelatos porno amateursdespedida de soltero porno