relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: La princesa cautiva





Relato: La princesa cautiva

La Princesa cautiva


Aquel reino estaba siendo devastado, el rey no quiso ceder
parte de sus tierras a los aldeanos y estos decidieron vengarse de él. Entre
todos, mataron al rey y el gobernador le suplantó, además , por si eso no fuera
poco, secuestraron a su única hija, una inocente y bella princesa, y la
encerraron en las mazmorras del palacio.


Todos se daban a la buena vida con grandes banquetes mientras
la princesa se moría de hambre.


Un día , su carcelero, apiadándose de ella le llevó un cuenco
de agua y un mendrugo de pan que encontró tirado por la cocina.


Llegó a la celda y ,abriendo uno de los grilletes que la
tenía cogida por ambas muñecas y atada a la pared, la permitió que comiese y
bebiera lo que él le había traído.


La princesa, agradecida, sonreía al carcelero a cada bocado.
El carcelero se


había percatado ya de su hermoso cuerpo y sentía deseos de
tocarla, pero esperó a que terminase de comer, luego la volvió a atar con el
grillete a la pared y una vez sujeta le acarició la cara y luego bajó ambas
manos por su cuello hasta llegar a su pecho, a pesar de que la tocaba sobre la
tela, la princesa, que no estaba acostumbrada en su inocencia a estas caricias
sentía escalofríos en su interior al contacto de aquellas viriles manos.


El acarició su cintura, pero no siguió más porque oyó ruido
en la escalera de fuera y se marchó dejando a la princesa ansiando su contacto.


Cuando el carcelero se fue , la princesa apretó las piernas y
sintió entre ellas una humedad que no le era conocida, ya que nunca antes le
había sucedido algo igual.


Al día siguiente el carcelero regresó, esta vez le traía agua
y dos manzanas, volvió a desatarla y ella comió con avidez la fruta y se bebió
el agua, cuando volvió a atarla el hizo ademán de marcharse, pero ella le pidió
que se quedara. Así que él se acercó a ella y la acarició como el día anterior,
pero cuando iba ya por su cintura el silencio reinaba en aquella parte del
castillo, así que prosiguió con sus caricias.


Le subió las faldas y se las colocó por los hombros y bajó
sus pololos encontrándose con un pubis rizado y suave en toda su plenitud, en el
que destacaban unos labios rojos, ardientes de deseo.


Poniéndose frente a ella le pidió que lamiese el dedo que la
ofrecía y ella, solícita, lo hizo. A continuación abrió su rajita con una mano y
metió el dedo mojado de la otra hasta que alcanzó el clítoris y se puso a mover
su dedo en movimientos circulares mientras ella se retorcía entre espasmos de
placer. Como vio que ella gozaba mucho quiso darle más , así que introdujo el
dedo en lo más profundo de su ser y lo movió rápidamente, el dedo removía las
paredes jugosas y gelatinosas de su vagina y ella no podía parar de gemir y
estremecerse de placer, hasta que finalmente se corrió de gusto en la mano del
carcelero y el la sacó empapada de su coñito caliente.


La miró a los ojos, olió su dedo empañado del placer de la
princesa y lo chupó , para después besarla apasionadamente, y antes de marcharse
le susurró al oído "porque no tengo más tiempo, si no te follaría muy bien" y se
marchó...


Los días pasaban, semejantes unos a otros, cada día el
carcelero volvía a la celda con alimentos , y luego la follaba con sus deditos,
ella esperaba ansiosa su llegada, no por la comida (también necesaria) si no por
el placer que la hacía sentir .Siempre se despedía con la misma frase de la
primera vez que acarició su coñito ardiente.


Un día ,después de comer el queso y el pan que el carcelero
le había traído ella abrió las piernas toda dispuesta para que el la masturbara,
pero el le bajo la ropa y en vez de meterle los dedos acercó la boca a su
coñito, ya húmedo por la excitación.!No sabía que pudiera hacerse eso!


Exclamó la princesa entre el asombro y el placer mientras el
se alimentaba de los jugos de su coño ardiente, jugueteó con su lengua en la
cavidad de ella hasta que sus jugos crecieron y ella gimió y gimió hasta ser
interrumpida.


Su orgasmo había sido tan profundo que se excedió en sus
gritos alarmando a los soldados que acudieron a ver que sucedía descubriendo al
carcelero comiéndole el coñito a la princesa.


De este modo el carcelero fue desterrado del reino y la
princesa no volvió a comer ni a saciar su sed de sexo.


La idea original del gobernado era que la princesa muriese de
hambre en la celda, así nadie le robaría el reino que tanto le había costado
conseguir.


Pasaron un par de semanas y la princesa ya desfallecía de
hambre y de dolor pues se había enamorado de aquel carcelero que tanto placer le
proporcionaba sin pedir nunca nada a cambio.


Mientras tanto, llegó al pueblo un guerrero que decía ser
merecedor del reino, proclamaba que se batiría en duelo con el gobernador, que
le mataría y se quedaría con el reino.


Todos se reían de él, hasta que llegó el día del duelo y ,
tal como vaticinó mató al gobernador. Antes de tomar los poderes como nuevo rey
irrumpió en los salones donde se estaba celebrando un convite, cogió una pierna
de cordero y una botella de vino y se dirigió a las mazmorras del palacio.


Una princesa desfallecida y débil le miró entre las rejas sin
reconocerle pues llevaba aún puesto el casco de combate.


"Venís a matarme??" preguntó ella, el negó con la cabeza y le
ofreció el cordero y el vino, le quitó ambos grilletes y se sentó a observar
como comía. La había echado de menos, sintió atracción por ella desde la primera
vez que la vio ,pero esa atracción había ido convirtiéndose poco a poco en algo
más profundo.


Ella le dijo, "antes, el carcelero venía a traerme comida,
pero lo apartaron de mi lado..."


"Qué mas te traía el carcelero? "preguntó él, pero ella se
sonrojó y no le contestó.


"Queréis a cambio de la comida lo mismo que tomaba él para
si?"


"Creo que vos erais su alimento, y que se muere de hambre,"
dijo él quitándose el casco


Sois él!!!dijo ella con regocijo y dándose prisa por terminar
de comer, acabó y se levantó las faldas y se bajó los pololos ella misma ,
ofreciéndole su coñito hambriento


El sonrío mientras se acercaba a ella


Qué hareis con el??? Lo tocareis con vuestros dedos???lo
comeréis como la última vez???


No, princesa, nada de eso haré, recordáis lo que os decía al
despedirme cada día de vos?


Sí, decíais "Si tuviera más tiempo , os follaría bien"


Pues ahora tengo todo el tiempo del mundo.


Cogió la mano de ella y la apoyo sobre la entrepierna
hinchada de su pantalón, ella, comprendiendo, le bajó los pantalones y le dejó
en cueros, y luego rozó su coñito húmedo contra la tiesa y enorme verga de él,
se abrazaron tanto que la verga empezó a entrar en su coño y entonces se
tumbaron en el suelo y follaron como posesos hasta el anochecer.


Comentan las malas lenguas que aquel rey descuidaba sus
quehaceres pues se pasaba día y noche dando placer a su princesa...



FIN


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 1
Media de votos: 7.00


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: La princesa cautiva
Leida: 348veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


relatos eroticos de vozbraguitas calienteshistoria caliente me cogi a una joven mama solteraporno desnudandosetelenovelas pornofotos gratis de abuelas follandoporno con juegosrelatos eroticos como gemia la señorarelatos marquesesporno culo abiertomasajes eroticos pornosrelatos eroticos bragasmadres muy calientesesposas en ofertakarina travestifollar a una viejapadres que follan con sus hijasrelatos porno amigasgladiador pornorelatos swingersdominacion pornonietas follando con sus abuelosrelato mi hijo me acosaporno con caballosrelatos de no consentidoporno madre e hijaporno con hermanohercules pornoputa violadamaduras follando con el fontanerogran orgia gayrelatos incestuososfollando al fontaneroRelatos Gays - sexo con hombres tocandose la bragueta con dildosmi madre folladamadre follando con su propio hijoorgias familiares pornorelatos pornoz vi como cogiAn a mamaporno marido cornudorelatos eróticos lesbicosporno chochoporno aficionadolos siete enanitos pornomachos pornopornp gayviolaciones caserasrelato hice el amor y quede embarazada parte1refranes eroticosleer relatos eróticosrelatos eroticos madresvideos pornos gays madurosrelatos eróticos apuestsabuelos gay gratistios pajerossirvienta mira mi enorme pene relatosborrachas españolas follandovideos eroticos medicosRelatos porno profe fóllememe follo mamael coño de mi noviaperra sumisafollando a la madre de la noviarelatos porno largosrelatos lesbianarelatos de mama esta empinadavideos porno gratis lesvicospormo gratis españolfollada primafotos mujeres mamandoamiga borrachaabuelas viejas desnudas