webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to Download this video!


Relato: Perrita sumisa 2



Relato: Perrita sumisa 2

La ducha fría no significó para mi un castigo, era una noche
de verano y estaba acostumbrada a refrescar y tonificar mi piel de aquella
manera. Estuve un buen rato debajo del chorro, enjaboné todo mi cuerpo y tras
aclararme me sequé con una toalla. Al mirarme en el espejo, desnuda y con las
mejillas aún calientes debido a la excitación anterior, me sentí más sensual que
nunca.


Mi amo estaría decidiendo cuál iba a ser mi castigo, y yo,
más que atemorizada, volvía a sentirme excitada. De pronto, me percaté de que
estaba intentando pasarme una nota por debajo de la puerta, me agaché a
recogerla y leí lo que mi amo había escrito con una caligrafía tan perfecta que
me sorprendió. "Ya he decidido cuál será el castigo que voy a imponerte, pero
tengo que salir a comprar lo que necesito. Cuando regrese tendrás que estar
aguardándome en la entrada, sentada en posición de espera como una perrita
fiel...".
Al momento escuché un portazo y oí cómo cerraba la puerta con
llave desde el exterior. Salí del cuarto de baño totalmente desnuda en busca de
mi bolso, siempre llevo en él un tarrito de mi perfume habitual y un cepillo de
dientes. Perfumé mi piel, me lavé los dientes y desenredé mi cabello con el
cepillo que mi amo había utilizado anteriormente para castigarme. Inmediatamente
después fui a colocarme en la entrada, tal y como me había ordenado mi amo, con
las nalgas apoyadas en los talones y las manos sobre mis muslos. Tardó una media
hora en llegar, treinta largos minutos que mi mente empleo en recordar todo lo
que había pasado, mi corazón se aceleraba y mis entrañas volvían a encenderse.
Cuando oí su llave entrando en la cerradura se me aceleró tanto el corazón que
parecía que se me iba a salir del pecho. Entró y me acerqué a cuatro patas hasta
él, sacó un collar de perro de la bolsa que traía y se agachó para colocármelo,
ató una correa a la pequeña argolla que tenía y me llevó al dormitorio.



Vamos perra, vas a aprender a obedecer y respetar a tu amo.



Depositó la bolsa en la cama y fue sacando todo lo que había
comprado, unas esposas, un consolador, una bolas chinas y... ¡una fusta!. Mi
cara reflejó temor por primera vez en toda la noche.



Si no te hubieras corrido como una puta sin mi
consentimiento ahora no tendría que castigarte. Vamos, túmbate boca a bajo en
la cama y junta las manos en la espalda.



Se sentó a mi lado y me colocó las esposas en las muñecas.
Permaneció allí, acariciando mi cabello húmedo, lo olió e hizo lo mismo con mis
hombros, mi cuello...



Qué bien hueles zorrita... mmmmmmm... tu olor me vuelve
loco... me hace desearte, deseo que seas mía, totalmente mía...


Soy tuya amo...


Lo se... pero aún te queda mucho por aprender y tengo que
ser duro contigo, tengo que enseñarte a obedecerme y respetarme.


Lo siento amo, me portaré bien, de verdad... no me
castigues, por favor..


Tengo que hacerlo, pero esta vez no seré todo lo duro que
puedo llegar a ser.



Cogió la almohada y me la puso doblada debajo de la cadera,
mi culo quedo totalmente en pompa y mi cuerpo casi formaba un ángulo de noventa
grados. Lamió mis nalgas como una animal lame a sus crías, aquella sensación me
estaba poniendo muy caliente, pero sabía que en cualquier momento daría comienzo
mi primer castigo. Cogió la fusta y la paseó por mi culo acariciándolo, de
pronto, me propinó un azote que me hizo gritar de dolor.



Cállate zorra, ni un grito, ni una palabra, ni un
movimiento, no estoy empleando toda mi fuerza, así que no me provoques,
¿entendido?.


Sí amo...



Me azotó una y otra vez, yo instintivamente apretaba el culo
con cada golpe. Sentía un ardor enorme, pero cuanto más me quemaba menos sentía
el dolor de los azotes. Cada fustazo retumbaba en mis oídos y en mi coño, que
sin poder evitarlo estaba cada vez más mojado. De pronto, sentí el frescor de
sus manos en mis nalgas, las separó y me introdujo en el ano una bola china, a
ésta le siguieron las otras cuatro.


Salió de la habitación diciéndome "ahora recapacita y piensa
en lo que podría llegar a hacerte la próxima vez". Me dejó allí, tirada en la
cama, esposada, con el culo ardiendo y palpitando como si me fuese a estallar.


Por los sonidos que provenían de la sala de estar supuse que
estaba viendo una película porno, aquellos gemidos comenzaban a excitarme,
deseaba que mi amo viniese a darme placer, a perdonarme...


Habría transcurrido una hora cuando sentí su presencia en la
puerta de la habitación, oí sus pasos acercarse y luego sentí sus labios en mis
nalgas maltratadas, las separó suavemente y poco a poco me fue liberando de las
bolas chinas. Me colocó boca arriba sin quitarme las esposas, dobló mis rodillas
y separó mis piernas todo lo que pudo. Hundió su rostro en mi coño, aspiró todo
su olor y paseó su lengua ansiosamente por toda mi concha, succionaba mis labios
vaginales, daba golpecitos con la punta de su lengua en mi clítoris, la metía
entera en mi agujero y la movía sin cesar. El roce de las sábanas en mis nalgas
me escocía una barbaridad, pero sus caricias me estaban volviendo loca de
excitación. Sacó su cabeza de entre mis piernas y cogió el consolador que había
comprado, golpeó suavemente mi coño con él, luego más violentamente, quería que
le suplicase, algo que hice encantada.



Fóllame amo, por favor, fóllame...


Eres una zorra, puta... suplícame mas...


Amo, métemelo hasta el fondo, deseo que me folles...



Me metió el consolador de una estocada, lo sacaba y lo metía
violentamente una y otra vez.



Te gusta eh... perra... pues esto te va a gustar aún más...



Me metió el consolador todo lo dentro que pudo y cogiéndome
de los tobillos con las dos manos me elevó las piernas por encima de la cabeza,
quedando la entrada de mi ano justo en frente de su verga. Estaba tan empalmado
que no tuvo problemas para metérmela, apuntó y me la fue introduciendo poco a
poco. Me folló mientras me decía todas las groserías que se le ocurrían, sabía
que aquello me ponía muy cachonda.



Puta...te gusta cómo te jodo... toma... toma...



Sentía que cada vez que su polla entraba en mi culo rozaba el
consolador que tenía metido en el coño, y aquella sensación me estaba llevando a
las puertas del orgasmo, pero no podría soportar otro castigo, así que se me
ocurrió pedirle permiso.



Amo... Amo... puedo correrme... por favor...


Ni lo sueñes perra... aaaaaaahhh... aaaaagrrrr... toma...
perra... toma... me estoy corriendo en tu culo de puta...



Ver cómo se corría me excitó aún más, pero cerré los ojos
todo lo fuerte que pude, concentrándome en no sentir nada. Cuando terminó sacó
su verga y me miró satisfecho. Se acostó a mi lado y me dijo:



Intenta descansar perrita... mañana seguiré enseñándote a
ser mi perrita sumisa...



Se durmió enseguida y yo permanecía allí, a su lado, esposada
y con el consolador metido en el coño. A pesar de la excitación que sentía tuve
que intentar descansar.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 1
Media de votos: 10.00


Relato: Perrita sumisa 2
Leida: 6016veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



esposas calienteslesbi madurasfolladas durasliquido preseminal novia relatos eroticoschats de pornotravesti lesbianachochos folladoresmaduras y golfassado porno gratisxxx soofiliatios cornudosla mas guarra del pornoporno lesvianaarelatos eroticos secretariavideos zoofikiarelatos de incestos en familiaporno con travestirelatos lesbicos realesorjia gayrelatos eroticos en cinestias follanfome folle a mi madrastrarelato tabucenicienta version pornoautores de todorelatosrelatos eroticos insestoincestos eroticosviejasfolladorasrelatos eroticos con mujeres mayoresdespedidas de solteras de madurasrelatos eroticos a mi hija menor le gusta tocarme la verga dormidoporno domesticohistorias incestuosasmasturbador anal casero123 amaterporno con ancianacomo me folle a mi tiaseparadas cachondassexo gratis fontaneromasaje culoespiando vecinasrelatos porno mujer casadas follada en farmaciasamigos follanmadres putitasrelatos de supositoriosmaduras viudasbus ponoculitos gordosrelatos de chaperosmis primeros cuernos123 relatosrelatos porno abuelaspono lesvicorelatos porno infielmis relatos pornporno gay violandosexo gratis incestovecinas calienteschatlesbicorelatos maduras gratisdesvirgandolarelatos porno largossexo con mujeres enanasseso lesvicoporno chatsporno levianarelatos porno abladossexo babosa gratisporno con violacionrelatos eroticos para ellassuegras follando yernosporno bisesualporno gsy gratisorgia en colegiorelatos eróticos apretados en el coche del compadreorgias swingersrelatos adultos cortoscruising relatospelis porno violadasmaduras buenasporno jitanarelatos erotico pornorelatos mi suegro es mi amanteorgia de maduraenfermera sexno consentido pornovírgenes folladasporno mujeres feasmadres incestuosas.comcharla eroticalesvianas cachondasel mago de oz pornoincestos con madurasporno de mujeres madurasrelatos me gusta mi compadre