relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mamá, los chicos se quedan a dormir (2)





Relato: Mamá, los chicos se quedan a dormir (2)

Mientras los chicos debatían, ella notó que en varias
oportunidades sus miradas se centraban en sus piernas, y particularmente en su
entrepierna, tratando de ver por debajo del camisón...


Jimena casi les dio el gusto, abriendo levemente sus piernas
para asegurarse que la "V" de su blanca bombachita quedara a la vista de los
chicos.


Se inclinó hacia delante, y cruzó sus brazos, causando que
sus tetas se engrandecieran por sobre el escote del camisón.


Entusiasmada por la respuesta de los chicos a sus
provocaciones, incluido su propio hijo, Jimena separó sus piernas aún más,
provocando que el camisón subiera lo suficiente para dejar su bombacha
indudablemente a la vista...


"Ya me acordé de un juego que practicábamos cuando yo tenía
su edad..., conocen el juego de la botella...?", preguntó Jimena.


Los chicos pusieron cara de asombro, como si no supiesen de
lo que la madre de su amigo les hablaba...


"Es fácil, simplemente tenés que hacer girar una botella, y
tenés que besar a aquel que quede apuntado por el pico una vez que la botella se
detiene", digo ella...


"Dado que soy la única chica, seré siempre yo quien haga
girar la botella"...


Dicho esto, Jimena tomó una botella de Coca Cola que los
chicos habían consumido anteriormente, y se puso de rodillas frente a la pequeña
mesita de café..., los chicos se sentaron alrededor de la misma también...


"Hagamos un pacto: cualquier cosa que vaya a pasar a partir
de ahora permanecerá entre nosotros, sí?..., será nuestro secreto...", propuso
Jimena.


Los chicos asintieron de inmediato...


Jimena respiró profundamente, e hizo girar la botella
fuertemente. Cuando ésta se detuvo, el chico que más cerca estaba de la boca de
la botella era Rafa.


Rafa puso una sonrisa nerviosa, y se puso de pie tan pronto
Jimena hizo lo propio. Ella se inclinó, y le dio al gordito un corto besito en
los labios, que provocó el delirio de los otros, y la vergüenza de Rafa...


Jimena no podía dejar de sonreir ante la situación...


Aún de pie, Jimena volvió a hacer girar la botella, y esta
vez el turno le correspondió a Pablo, que de inmediato se puso de pie frente a
ella.


Jimena no estaba dispuesta a perder semejante oportunidad
frente al rubio protagonista de sus fantasías, por lo cual pasó sus brazos
alrededor de él, y lo besó con la boca completamente abierta, introduciendo su
lengua en la boca del chico, a lo que él respondió de maravilla...


Finalmente, Jimena rompió el hechizo del momento, y volvió a
girar la botella, siendo el beneficiado esta vez, Lucas. Su lengua rápidamente
se encontró con la de su antigua profesora, y sus manos acariciaron la espalda
de ella. Fue un ardiente beso francés...


El siguiente fue Gabriel, lo que incomodó levemente a
Jimena..., intrigada por cual sería la reacción de su hijo. Pero Gabriel sólo
sonrió, abrazó a su madre y le dio un beso húmedo que ella no pudo resistir.
Jimena, complacida, disfrutó del encuentro de sus lenguas y acarició los hombros
de su hijo. Gabriel masajeó levemente el vientre de su madre, y ella quería que
ese momento fuese eterno..., pero conciente de que sus amigos estaban
observando, decidió separarse...


El juego continuó por un buen rato, con cada uno de ellos
turnándose para recibir una buena combinación de beso francés y abrazos de parte
de la madre de su amigo. Ni siquiera dejaron de presionar sus evidentes
erecciones contra el vientre o la entre pierna de Jimena, de acuerdo a la altura
de cada uno.


En su cuarto turno, Diego rozó uno de sus pechos, hecho que
Jimena consideró deliberado, por lo que respondió pasando la palma de su mano
por el pene del muchacho a medida que se alejaba de él...


Mientras seguía "pegada" a Diego, otra idea se le vino a la
mente: "Quién quiere bailar conmigo...?".


Ninguno de ellos se hizo cargo, mientras Jimena buscaba en la
radio por alguna frecuencia que pasara música bailable...


"Vamos..., alguien que baile un lento conmigo..., Pablo?", se
ofreció...


"Mmmm, es que no sé bailar...", dijo él...


"Es fácil..., acercate que te enseño...". Jimena lo tomó de
una mano, y puso la otra sobre el fuerte torso del chico. De inmediato, él iba
soltándose, y Jimena lo apretó fuertemente contra ella, sintiendo nuevamente su
erección presionando en su entrepierna...


Los demás observaron por un rato, para luego comenzar a
hablar entre ellos. Jimena y Pablo se habían alejado del fuego, y bailaban en un
sitio más bien oscuro. Ella fue deslizando levemente sus manos desde la espalda
del chico, hasta hacerlas descansar sobre sus firmes y ejercitadas nalgas...


Lentamente, Pablo comenzó a hacer lo propio con Jimena, y
llegó a depositar sus dedos en el comienzo del culito de la madre de su amigo.
Al ver que Jimena no ponía objeción alguna, se tomó más libertades, y acarició y
pellizcó el culo de Jimena por encima de su camisón y su bombacha.


El resto de los chicos no podía dejar de percibir el toqueteo
mutuo, mientras el rostro de Jimena descansaba en el hombro derecho de Pablo.


Cuando la canción finalizó, y la parejita se desarmó, Jimena
ya había conseguido un gran grupo de jóvenes dispuestos a bailar con ella.


Lucas fue el siguiente, y no dejó pasar mucho tiempo hasta
que sus manos se dedicaron a acariciar las torneadas nalgas de Jimena. Fue aún
más allá, y una de sus manos se coló por debajo del camisón, buscando el
contacto directo con la piel de esas apetecibles nalgas. Cuando Jimena dejó
escapar un suspiro placentero, Lucas introdujo su mano dentro de la bombacha,
acariciando el ahora desnudo culo de la madre de su compañero...


Los demás no podían creer lo que veían..., su amigo estaba
manoseando el culo de la Sra. Rossi delante de ellos y del propio hijo de ella,
y parecía no importarle...


Rafa fue quien disfrutó la siguiente canción, yendo
rápidamente con sus manos bajo la bombachita de Jimena, para acriciar la
caliente y desnuda carne de su culito...


Ella sintió su miembro chocando contra su entrepierna, y
disimuladamente se rozó contra él...


Gabriel fue el próximo, y no dudó en seguir con las tácticas
comenzadas por sus amigos. Sus manos acariciaban el culo desnudo de su propia
madre por debajo de su ropa interior, masajeándolo, pellizcándolo...


Pasó sus dedos como si estuviera dibujando, a lo largo de la
raja del culo de Jimena, llegando incluso a tocar parte de su vello púbico. Su
otra mano estaba muy cerca del pecho de su madre, tanto que llegó a tocarlo
abiertamente, sin encontrar resistencia alguna.


No pudo evitar hacer contacto con el duro pezón, que denotaba
la excitación reinante en el ambiente. Jimena giró su rostro, y besó a su hijo
en la boca, y con un suave movimiento, se puso casi de espaldas a él, y le
agarró su miembro por encima de sus shorts de algodón..., sin importar las
miradas del resto de los chicos...


Cuando el tema terminó, le siguió un ritmo latino, más
movido, y nuevamente Jimena buscó algun compañero de baile.


No tuvo eco su propuesta, por lo cual se sentaron frente a
ella, que no dudó en ofrecerles un pequeño show.


Empezó a mover su cintura, lo que hacía que sus tetas se
movieran imponentemente bajo su suelto camisón, mientras sus pezones parecían
querer traspasar la suave tela...


Se arrodilló en el piso, y arqueó su cuerpo hacia delante,
hacia atrás..., mientras los chicos no le quitaban la vista de encima. Se dio
cuenta de que estaban tratando de ver debajo de su camisón, entonces flexionó
las piernas, logrando que el camisón subiera lo suficiente para mostrar parte de
su entrepierna cubierta por la blanca bombachita...


Jimena se puso de espaldas a ellos, y movió su culo al ritmo
de la música tanto como pudo. Sus nalgas temblaban bajo su bombacha...


El sensual movimiento hizo que el camisón se elevara aún más,
dejando indudablemente a la vista su bombacha, y gran parte de sus nalgas al
desnudo. Es que las desenfrenadas y arrebatadas caricias que los chicos le
dedicaron a su vulnerable y entregado culito no hicieron más que prácticamente
transformar su bombacha en un tanga, ya que gran parte de la tela parecía
perderse en la raja de su culo...


Aún cuando el invierno estaba cerca, Jimena aún conservaba
algo de bronceado en su cuerpo, el cual quedaba a la vista en comparación con la
blancura de sus nalgas...


Jimena observó a los chicos, que tenían sus ojos clavados en
su culo, y con una sonrisa cómplice llevó sus manos hasta el borde inferior de
su camisón, y lo fue levantando suavemente, casi hasta su vientre. Puso el culo
como en pompa hacia donde estaban los chicos, causando que la bombacha se
clavara aún más en su raja...


Pablo y Lucas no dejaban de animar a la madura y
descontrolada madre de su amigo, al grito de "Vamos Sra. Rossi, siga que lo hace
muy bien...!!!!", mientras los demás aplaudían y chiflaban...


Jimena se dio vuelta y los enfrentó nuevamente. La humedad
que despedía su entrepierna había hecho que su bombachita casi se pegara a sus
labios vaginales, provocando la clásica "joroba de camello". Parte de su oscuro
vello púbico empezaba a hacerse visible por los costados de su ropa interior,
cuando Jimena levantó nuevamente su camisón..., esta vez casi hasta debajo de
sus pechos, permitiendo por primera vez una visión total de su bombacha...,
mientras seguía con su demoníaca danza, con una sonrisa lujuriosa.


Siguió subiendo su camisón, dejando ver el comienzo de sus
tetas...


"Más, más!!!!", gritaban los chicos a coro...


"Quieren ver más...?", preguntó la hasta hace poco tímida
madre...


Todos, inclusive su propio hijo, asintieron con la cabeza.
Jimena levantó levemente el camisón, y ya casi la mitad de sus tetas podían
verse. Mientras, con sus manos comenzaba a masajearlas con suavidad, y
finalmente, con una sonrisa plena, terminó de levantar su prenda hasta dejar ver
sus tetas por completo...


Como continuaba con esa danza tan particular, las pequeñas
pero firmes tetas de la madre se movían de un lado al otro.


Los chicos, inlcuído Gabriel, no dejaban de animar y aplaudir
a Jimena, que con un movimiento sensual se quitó el camisón, y continuó bailando
en topless, con su blanca y húmeda bombachita como única prenda. Se acercó a los
chicos y se inclinó hacia ellos, dejando sus pechos a centímetros de esos
rostros sorprendidos y llenos de placer...


El movimiento de sus hombros hacía que sus tetas se
balancearan sin parar, y ella parecía gozar como una poseída, conciente de que
sus oscuros pezones estaban siendo devorados con los ojos por los amigos de su
hijo...


Jimena llevó luego sus dedos hacia el elástico de su
bombacha, y empezó a seducir a los chicos haciendo como que lo bajaba y lo
subía..., acción durante la cual se llegó a ver parte de su vello púbico...


Repitió lo mismo un par de veces más, para luego finalmente
deslizar su última prenda hasta la mitad de sus muslos, exponiendo a los chicos
ese triángulo de vello perfectamente recortado.


Movió su vientre hacia atrás y adelante, como una odalisca,
acercando su concha a los chicos, para luego darse vuelta, y exponerles su
culito a escasos centímetros de ellos...


Jimena enfrentó los gritos de excitación de su hijo y sus
amigos recostada sobre la alfombra, con sus piernas completamente abiertas, su
espalda arqueada hacia atrás, sus tetas apuntando hacia el cielorraso, su
cintura balanceándose, su lengua recorriendo cada milímetro de su propios
labios...


Se vio a sí misma como nunca lo hubiera imaginado..., pero
disfrutó con las lujuriosas miradas que los chicos depositaban ante ese cuerpo
de 37 años...


Cuando finalmente esa canción movida terminó, dio paso a una
más suave, lo que hizo que Jimena dejara de bailar, lo que deparó un aplauso
cerrado, con gritos y chiflidos incluidos, de parte de sus entusiastas
espectadores.


"Wow..., creo que debería ponerme algo de ropa, no
creen...?".


"No!!!!", respondieron al unísono las 5 voces masculinas...


"Entonces, si yo voy a quedarme desnuda, ustedes deben
quitarse sus ropas también. Vamos chicos, desvístanse!!!!", provocó Jimena...


Lucas y Pablo se quitaron sus camisetas de inmediato.
Gabriel, Diego, y un reticente y vergonzoso Rafa los siguieron. Luego, casi al
mismo tiempo, los cinco de bajaron sus shorts, dejando a la vista de Jimena sus
erecciones...


Jimena no pudo evitar soltar un suspiro de emoción al
comprobar lo encantadoras que lucían sus pijas..., era el momento más excitante
de su vida: desnuda ante cinco adolescentes viriles, que también estaban
desnudos, con sus penes en plan desafiante, mostrando cuanto disfrutaban ver ese
maduro cuerpo sin ropa.


"Por favor!!!!, son todos unos hombrecitos..., quisiera
tocarlos a todos..., tengo una propuesta: yo los dejo tocarme, si ustedes me
dejan hacer lo mismo...".


Los chicos se acercaron a Jimena, y la rodearon. Pablo fue el
primero en poner su mano en la cintura de la madre de su amigo, para después
acariciar su viente, y terminar sobando su teta izquierda. Lucas se apoderó de
su otra teta, mientras Gabriel y Rafa pusieron una mano en cada nalga de Jimena.
Diego no dudó, y puso su la palma de su mano en la peluda entrepierna de su
vecina. Jimena sólo atinó a inclinarse hacia delante y tomar con sus manos las
dos primeras pijas que encontró, que eran las de Pablo y Lucas.


Las apretó suavemente, mientras ellos simplemente cerraban
sus ojos y se dejaban hacer...


Mientras Lucas seguía masajeando una de las tetas de Jimena,
Pablo jugaba con su pezón, apretándolo y estirándolo...


"Duele...?", le preguntó a la madre de Gabriel...


"Para nada..., podés ser bien rudo que no siento dolor...",
fue la respuesta de Jimena. De inmediato, los dos chicos se dedicaron a
apretujar y levantar sus tetas hasta el punto en el que ella comenzó a sentir
cierto dolor, el cual quedaba mitigado con la creciente excitación de la sensual
y madura madre.


Diego comenzó a palpar la húmeda carne de sus labios
vaginales, mientras sus dedos se entremezclaban con el vello púbico. Su dedo
índice alcanzó su ya mojado clítoris, causando una sensación inimaginable en
ella. Cuando Diego introdujo su dedo mayor entre los labios inferiores de la
madre de su amigo, Jimena sólo pudo atinar a abrir sus piernas aún más, y
apretar fuertemente los penes de Lucas y Pablo, tras lo cual éstos se dedicaron
a chupar las tetas y los pezones de Jimena...


De a poco, ella iba deleitándose con cada una de las cinco
pijas que la acechaban...


Jimena comenzó a notar que Diego estaba haciendo algo
extraño, ya que sostenía su pene con su mano libre, y lo usaba para acariciar
sus muslos. Mientras los demás chicos seguían concentrados en el cuerpo de
Jimena, Diego comenzó a pasar la punta de su pene por las desnudas nalgas de su
vecina. Luego, sin aviso, introdujo la cabeza de su miembro en la raja del culo
de la espigada señora, como disfrutando del tener su pene entre las nalgas de
Jimena.


"Diego..., si querés que tu amiguito lo pase bien, tengo un
lugar mucho mejor...", dijo ella, mientras giraba sobre su espalda, y acercaba
su peluda entrepierna hacia el capullo del amiguito de su hijo.


Diego, de esta forma, se convertía en el primero de los
chicos en penetrar a la Sra. Rossi...


El resto de los chicos seguía entretenido manoseando a Jimena
por todas partes, sin siquiera percatarse de lo que Diego hacía con ella. Jimena
se contraía para sentir el miembro mas adentro, y observó a su hijo Gabriel, que
parecía feliz de saborear su pezón izquierdo. Puso sus manos en la nuca de
Gabriel, como invitándolo a que se dedicara a su teta por completo, mientras
sentía el pene de Diego que entraba y salía lentamente de su cuerpo...


Jimena se colocó de forma de poder acariciar las bolas y el
pene de su propio hijo...


Pronto, los chicos comenzaron a tomar cuenta de que Diego se
estaba cogiendo a la Sra. Rossi en frente de ellos. La escena era fantástica,
con Jimena abriendo sus piernas casi hasta el extremo, mientras Diego la
embestía extasiado...


"Ayy, Ahhh, Ahhhhhh...", sólo se escuchaba de la boca de
Jimena...


En ese instante, Jimena sintió que Diego descargaba su semen
dentro suyo...


"Ahhhhhh, Ahhhhhhhhh!!!!!!!"..., llegaba Jimena a su orgasmo
casi al mismo tiempo que Diego. Ella, en ese momento de lujuria, sólo buscó a
los chicos para contenerse...


Una vez que Diego se apartó, Jimena se sentó temblando,
buscando recomponerse del orgasmo, y observó a los restantes cuatro chicos, aún
con sus miembros en sus manos.


Jimena sacó una manta de un mueble, y la acomodó sobre la
alfombra. Se acostó de espaldas en ella, abrió sus piernas, y con una sonrisa,
dijo a los chicos:


"Quién más quiere cogerme...?".


Jimena jamás había usado esa palabra en público, pero salió
libremente de sus labios...


Los cuatro chicos apuntaron sus ojos a la madre de Gabriel
acostada, con sus piernas abiertas, su rosada conchita asomando entre la mata de
vello púbico, sus tetas cayendo levemente hacia los costados, pero aún así, muy
tentadoras.


Al unísono, dijeron "Yo!!!!" mientras levantaban sus manos,
pero fue Pablo el primero en ponerse de rodillas ante ella. Jimena agarró su
pija y la dirigió suavemente hacia su concha.


Pablo se acomodó, y siguiendo un par de instrucciones
básicas, la introdujo dentro de la madre de su mejor amigo.


"Un poco más fuerte, precioso...", le susurró...


"Esto es fantástico...", les dijo Pablo a sus amigos mientras
se cogía a Jimena. Sus amigos lo incitaban y lo alentaban, mientras Jimena
enroscaba sus muslos en la cintura del chico.


Los gemidos de la madura madre daban cuenta que Pablo lo
estaba haciendo bastante bien.


Cercana a un nuevo climax, Jimena puso uno de sus dedos en el
inicio del culo del amigo de su hijo. Jimena jamás antes había tenido sexo en
frente de más gente, y el ver a los chicos observando la escena la excitó mucho
más.


Continuará...


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 3
Media de votos: 9.67


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Mamá, los chicos se quedan a dormir (2)
Leida: 2919veces
Tiempo de lectura: 12minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


madre se folla a sus hijosfollada a mi mujerme follo a mi mujersexo anal brutalrelatos eroticos amigosporno me debirgo mi perraRelato por metiche me dieron una buena cojida por el culome acoste con el jefe de mi papá relatosfollando a su amiga borrachaabuelas arrugadas follandorelato porno de padre follando a su pequeña hermana cuando hacen la tareafotos abuelos gayporno gratis eyaculaciones femeninasporno de ancianasporno consoladortravestis guarrosabuelitas sexorelatos eroticos con mi amigarelatos poenofeas cojiendorelatos eroticos calientestodo relatoseroticosrelatos eroticos todofollando chica borrachavideos hentai de sakura card captorshadas follandobajo la cobija con mi cuñado relatos hotfotos de trios follandodespedidas de soltera pornosRelatos eroticos jovencitas desnuda edificio escondidarelatos camioneros gayadolescencia perversaporno anal con madurasmi hermana se masturbasexo gratis puritanasporno relatos gayfamilia incesto pornoconsoladores gaydaniel el travieso pornorelato de sexotias tangaspelis gay xxxporn playasfollando en una discofollando en la tribucuarentona follamasturbando a mi hijoporno transsexualesla siesta con mi madre relatos eroticosporno cambio de esposabisexuales orgiastravestismo pornoporno exnoviascalientes pornofollar cabraspolicia gay follandomujeres españolas casadas follandotrio lésbicorelatos sexo con mi padrexxx padre he hijasexo anal maduritastocame el culola viola pornolesbianas pilladas infragantidos madurasporno padres hijosrelatos eroticos vacacionesprincesas pornomadre caliente se folla a su hijoporn secretariaPapi por que no puedo ser yo tu amante relatos herotikosrelatos eroticos en vacacionesdesvirgacion anal gay