relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Sexo en el tren





Relato: Sexo en el tren

Sexo en el tren


Esto me pasó cuando yo era flaco, elegante, joven, muy sexy,
tenía unos 28 años y hacia poco me había casado con la bruja de mi ex mujer. Si
digo bruja, es porque es mala, mala, malvada y sólo le falta la escoba para
volar.



En aquel entonces, hace unos treinta y cinco años, yo era el
Licenciado en Aves de Corral, Alberto Domingo Peralta, auditor del Ministerio
de………, y vivía mas tapado que ancianita friolenta. Pero ya me gustaban los
hombres, ya llevaba una doble vida, de casado y de gay, ya chupaba pijas y otras
cosas. No, todavia no me llamaban la Maria Isabel.



Dejame que te cuente, Pocha, que vos tampoco fuiste una santa
en tu etapa de "heterosexual", que te bajabas a cuanto jubilado encontrabas en
la fila del banco.



Bueno te sigo contando, Pocha, : yo era casado, joven, buen
mozo y me peinaba con aquel fijador Lord Chesteline que me dejaba el pelo
tirante y lacio como a mi me gustaba. Parecía un cantor de tangos, moreno, bien
peinado, misterioso, varonil…. Si, parecía masculino Pocha, y no te rías que te
araño esas mejillas eslavas que tenés……



En esa época yo no tenía barriga Pocha, y encima mi culo era
una pinturita, redondo carnoso y saliente. Yo tenía un culo divino. Eso me
decian los tipos y a mi me gustaba que me alabaran. Vivia en la ciudad de
Córdoba por mi trabajo, en un departamento tan chico que a la bruja me la
chocaba permanentemente, imaginate. Ella me perseguía a sol y a sombra, pues
sospechaba que la engañaba. Claro solo cogíamos una vez al mes y siempre que no
lloviera. Y la bruja era calentona y me pedía más y yo le decía tantas mentiras:
que los nervios, que las presiones, que el varicocele, que el dolor de riñones,
la lumbalgia. Ella pobre, se cansaba y me gritaba desde su perspectiva de mujer
"necesitada "o mejor "mal cogida" "ma que riñones Peralta, vos sos frígido".
Cuando hacíamos las paces, yo trataba de complacerla y para que se me parara
pensaba en la pija del camionero de la otra cuadra, la del hijo del médico de la
vuelta, algun jugador de fútbol de piernas suculentas y bulto evidente, y hasta
en un podólogo de blanco uniforme , manos de oro y culo para inaugurar inodoros,
imaginate Pocha...


.


Pero tarde o temprano ese casamiento se iba a ir al demonio.
Me gustaban demasiado los machos, los hombres de todo tipo y color, y en mis
parrandas nocturnas que tanto la enojaban a la bruja, solìa levantarme casados,
solteros viudos divorciados, lo que pudiera Misterios de mi gloriosa juventud y
afamada belleza, no te rias Pocha, que vos no sabes lo que es ser hermoso y
deseado con esa cara que tenés de Juan Gabriel aplastado por un camión de dos
pisos.



Yo vivìa obsesionado por el sexo, me vestìa sin ropa
interior, movìa el culo de aquí para allá, era un escándalo. Y lo peor es que
muchos de esos tipos que yo me levantaba, hombres, bien machos, se enamoraban de
mi , perdían la cabeza por mi seducción y mis encantos. Si seguís riéndote
Pocha, te escupo el café con leche.



El único hombre que no me apreciaba era mi supervisor en la
Capital, Anibal Ruperto Pirovano, una loca mala a la que yo apodaba doña Rosa,
porque parecía una vecina de barrio chismosa ridícula y entrometida y como yo no
había accedido a sus proposiciones sexuales, me tenía de punto. Doña Rosa era un
sesentón en mal estado, de mala entraña, mentiroso y canalla, medio jorobado en
sus espaldas y con graves problemas de gases o sea que se tiraba pedos todo el
dia. En otras palabras era un viejo cretino y asqueroso.



Ignorando que mi matrimonio estaba en la ruina pero
recordando la fecha de mi aniversario y con el solo objeto de hacerme sentir mal
me mandó un telegrama urgiéndome a presentarme al dia siguiente en Buenos Aires,
"por razones de servicio".



Con el telegrama en la mano fui a ver a mi mujer, la bruja,
quien puso el grito en el cielo y me acusó de boicotear nuestro matrimonio
organizándome un viaje a Buenos Aires el dia de nuestro aniversario de bodas…


La oportunidad del viaje me puso contento, y especialmente la
posibilidad de ver a un amante que tenía en ese entonces, un sargento de policía
que me volvía loco en la cama. Yo lo llamaba Juan Tres Piernas, porque lo que
tenia entre las dos era casi otra pierna. Madre mía Pocha, que bien dotado
estaba ese vigilante. Y cómo la usaba nena, cómo……



Fue que me preparé el bolso y me dirigí a la estación para
sacar boleto de tren con camarote con destino a Buenos Aires. Me atendió uno de
los gemelos Ali, antiguos boleteros de la estación y tan parecidos que nadie los
reconocía. A uno de ellos en una tarde fria y gris , lo había encontrado en el
baño de la estación y le habia chupado la garcha con deleite. Nunca supe si fue
a Pato Ali o a Paco Alí. Pero nunca olvidaré aquella pija majestuosa, soberbia,
maravillosa, cabezona y esponjosa, aquellos huevos grandes y el cantar de los
grillos y los sapos y aquel olor a mierda del baño tan repugnante y tan seductor
a la vez. Pocha no te rias nena, que cada uno recuerda lo que mas le gusta…y vos
has sido la reina de las teteras.



Le pedí al boletero, un pasaje ida y vuelta con camarote para
el tren de las 20,04 horas. Alguna ubicación en especial, me dijo el Pato Ali o
el Paco Ali, y yo le dije mire lo único que le pido es que no me ponga a un
viejo por compañero de camarote. Me pasó la vez anterior y no pude dormir.



A la hora indicada llegó el tren, y me dirigí con mi equipaje
hacia los vagones con camarote e ingresé al que me habían señalado. Acomodé mis
cosas, esperando con interés que llegara mi compañero de camarote. Quería saber
si el gemelo Ali me había complacido o no, en la cuestión de no tener que
compartir el camarote con un viejo. Yo era malo en aquel entonces, me sentía
joven y no pensaba que alguna vez llegaría a viejo….



Tras un rato de tensa espera , se apareció un señor alto, muy
alto, de mediana edad, morenazo y de bellos rasgos armoniosos, en suma mi
compañero de camarote era un macho de aquellos que tienen para darte y mandarte
guardar. Era una pinturita. Esbelto, elegante, vestido con un traje gris y
corbata al tono. Piernas bien formadas. Manos grandes con dedos bien largos, lo
que hacia presumir una pija grande y larga.



Me dijo buenas noches con una voz bien varonil y fuerte, voz
de barítono cachondo y yo apenas si le contesté de la emoción. El tipo cerró la
puerta y se acomodó en el camarote de abajo que yo le ofrecí. Yo dormiría en la
cama de arriba, subiendo la escalerita que colgaba del techo y que iba adosada a
las camas.



Me miró muy fijamente y me dijo, "sabe señor, me gustaría
poner la escalera contra la puerta, para evitar que entren ladrones, porque en
algunas estaciones intermedias suelen subir malvivientes y no quiero que
tengamos ninguna sorpresa desagradable que lamentar."



Me pareció muy razonable: con la escalera contra la puerta,
nadie podria entrar al camarote….



El tipo levantó la escalera y la apoyó fuertemente contra la
puerta dejándola sostenida no se como para que no se cayera con el movimiento
del tren.



Cuando volvió hacia la cama me sonrió, y luego me dijo algo
que me inquietó muchísimo: "otra cosa señor…..,yo suelo dormir desnudo, espero
que no le moleste…….



Yo dije que no me molestaba y pude ver con deleite como se
sacaba el ambo, la camisa, la camiseta, los zapatos y las medias y luego aquel
slip gris tan apretado a su pija que parecía una segunda piel, y recién entonces
pude advertir la belleza de estatuade mi compañero de camarote. Y especialmente
el tamaño enorme de su garcha argentina. Era una pija grande y gorda, de esas
que dan miedo, que son como un arma de fuego, pija para antologías y suspiros,
pija para cantar el himno, pija para rezar muchos padre nuestros , pija para
llorar o para reir…., pija para temblar, verga monumental para poner contento al
pueblo gay.



Que ganas tuve entonces de chuparme aquella golosina de carne
de tamaño exagerado que decoraba la entrepierna de mi compañero de camarote. Que
deseos de recorrer con mi lengua aquel cilindro grueso y duro, aquellos huevos
que se adivinaban tras los vellos negros, aquel culo parado……



No me podía dormir y entonces recordé que no había masticado
la pastilla para el dolor de garganta y traté de incorporarme y claro no estaba
la escalera y el tipo se despertó y una vez enterado de mi necesidad , se
incoporó fue hasta mi abrigo colgado en el percherito del fondo y tomo el
frasquito con las pastillas masticables. Sacó la escalera de la posición en que
estaba y comenzó a subir hasta mi cama y yo veía el cilindro de su bella pija y
sus huevos su piel velluda e irresistible y mi corazón palpitaba a 200 km por
hora y fue entonces que me preguntó , mostrando el frasquito al lado de su pija
erecta , era esto lo que buscabas? y yo con un hilo de vos le dije, que si ,
ambas cosas………..



El tipo me levantó en sus brazos y me bajó hasta su cama no
sin antes sacarme el calzón.. Nos tiramos los dos en su cama y ahí me abrazó y
me besó con su boca bien carnosa y su lengua gorda y húmeda. Me calentaba con
sus insultos soeces, con palabras que me descalificaban pero que en el fondo
buscaban atraerme a el, puto., comilón , manfloro, marica, maricón, degenerado,
chupa pijas, y otras cosas por el estilo, y al mismo tiempo me calentaba con su
mano recorriendo mi cuerpo especialmente mi culo mal atendido.



Cuando me tragué su pija no la quise soltar, que manera de
mamarlo, el gritaba de pasión y yo tenía la boca demasiado llena para decir
algo.



El rodeó mi cabeza con sus larguísimas piernas, y hasta hizo
un nudo con sus enormes pies en mi nuca para forzarme aún mas a tragarme hasta
el fondo aquella garcha monumental: tragátela toda comilón me decía, y yo seguía
mamando con temor a morir asfixiado. Chupala puto, me decía , sacame esta
lechita cordobesa, que quiere entrar en tu garganta trola…..



Me acabó en la cara , en el cuello , en las orejas y el pelo
y no me limpié. Quería sentir ese calor húmedo y vizcoso que entibiaba mi cara
fría y luego, un rato despues, se puso en cuatro y me lo pude coger. Qué culo
tenía el tipo Pocha…….. Peludo masculino y fuerte pero suave a la vez,
disponible , confiado……Cuando por fin con ayuda de una crema pude penetrarlo,
comencé a bombear con locura , a perforar su resistencia , y terminé acabándo
afuera como se debe. Ahh Ahhh decía el tipo….. Como le gustaba …..



Nos abrazamos y al rato el me buscó , y estaba de nuevo al
palo, erecto, duro y poniéndose a mi costado, me penetró profundamente, y me
cabalgó por horas , bombeando, penetrándome , abriendo caminos y yo gritaba,
gritaba para que por fin me cogiera con toda su fuerza. Y me garchó todo el
camino a Buenos Aires, dejándome el culo dolorido por varios días.



Me quedé dormido en el costado de mi cama, y media hora
despues, el me penetró con fuerza otra vez.. Como si quisiera perforar un tunel
, a abrir una zanja , a explorar petróleo. Cogía con esa garcha hermosa y con
los huevos pero mas con su pelvis y su culo, era un artista del sexo anal. Y yo
solo me permiía arder, gemir y pedir mas , mas, mas , mucho mas……..



A la mañana se levantó, se vistió, se peinó y se puso los
anteojos. Fue entonces que me dijo que era Inspector de Ferrocrriles y que cada
vez que viajaba a Buenos Aires, le pedía al boletero que lo ubicara en un
camarote con un hombre joven y atractivo.



Feliz coincidencia, sexo del mejor, y un recuerdo que
conservaría por mucho tiempo. Me dio un beso en la boca y salió. Habíamos
llegado a Buenos Aires…….



Me incorporé y sentí un gran vacío. No te rias Pocha. Tenía
un gran vacío en el culo que ya solucionaría. Tres piernas me estaba esperando.



Al Inspector nunca más lo vi. Creo que lo echaron con la
privatización de los ferrocariles.



Pocha si te seguís riendo te despeino esa peluca ordinaria
que llevas puesta…………..





galansoy


Muchas gracias como siempre y un abrazo a todos mis lectores.


g.


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Sexo en el tren
Leida: 932veces
Tiempo de lectura: 8minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos













Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


la profesora pornosevi pornosexo en transporte publicohermanos sexvideos etoticos gratisvideo nalagasycharlas eroticas gratisfollando despedida de soltera123 amatuerrelatos eroticos mi cuñada con un minivestido de licra y zapatillasfotos lesbicas gratiscuentos porno gayrelatos eroticos de españaporno gay pelirrojoschica multiorgasmicacaribeñas cachondasgays zoofiliamadres madurarelatos eroticos verdesfollando pequeñarumana pornomatrimonio con hijos pornoporno gay mulatosdon quijote pornoporno trios gaysfotos porno triosfolla hijastrasexo veteranasporno de terrorchicas follando con sus hermanosrelatos swfotos abuelas calienteslesbiana amateurrelatos eroticos orgasmos continuosrelatos sexuales realesrelatos abuelos gayrelatos lesbicos hotvideos gratis de zoofiliasporno cleopatrafollada en su despedidapornografia lesbica gratispreciosa relato eroticobraguitas calientesbakunos ba-krelatos eroticos ilustradosrelatos porno de mi mami deja que el dueňo de la casa dond vivimos me folle para que no nos saque de la casamaduras muy calienterelatos eroticos chatrelatos sexo amateurtravestis madurasabuelos desnudos follandonenitas putitasfotos masturbacionesporno cornudojoven maduro gayvideos eroticos madres e hijosmaduros españoles gayporno en incestorelatos eroticos incesto realfotos porno de sonicla secuestran y la follanporno madre hija y noviorelatos eróticos lesbicosporno español incesto gratistrasexual pornoporno orgíasrelatos de cuñadosfollando con vírgenesviejos follando duromonjas teniendo sexoporno abuelamama noel pornrelato madre e hijas nacidas para putearmi esposa y mi nena relatos xxxporno gratis en la oficinasexo relatos