webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to Download this video!


Relato: Durmiendo con el muchachito



Relato: Durmiendo con el muchachito

La cama del muchachito


Recuerdan que por mi trabajo a veces tengo que quedarme
durmiendo fuera de la ciudad. Bueno, esto me sucedió en uno de esos días. No
estaba muy lejos pero respetando lo siempre dicho por Pablo, era mejor pasar la
noche fuera de casa que terminar manejando sola y en la oscuridad de la noche en
la carretera. En esta oportunidad la abogado de la firma que había estado
visitando me ofreció su casa y pensando que siempre es bueno ahorrarse el gasto
del hotel y sobretodo la soledad de la noche acepté su invitación.


Luego de cenar ligeramente y conversar un rato más mi
anfitriona me dice que dormiría con su muchachito, ya que la cama matrimonial
ella se la había cedido porque estaba creciendo muy rápidamente. Era muy tarde
para arrepentirme y algo malhumorada acepte. Gentilmente me facilito un franelón
a manera de pijama que me quedaba un poco por encima de mis rodillas, y en vista
de que la estadía era fuera de programación, lavé mi ropa interior y la deje
secando en el tendero del baño.


Era ya casi las 12 de la noche y nos fuimos a dormir. Con el
cansancio no preste interés en la habitación de su muchachito, pero si note unos
posters en las paredes de mujeres muy ligeras de ropa y unos pantalones tirados
en un rincón que perecían tres tallas mas grandes que la de mi Pablo. Pudo más
el cansancio y por si acaso trate de ocupar el menor espacio posible en el
colchón.


Como a la hora me despertó la luz encendida en la habitación
y algo encandilada puedo descubrir que el muchachito estaba algo crecido. Medía
casi los 1:90 y era de una contextura que no tenía nada que envidiarle a
cualquier físico culturista. Su pecho era musculoso y su abdomen totalmente
plano y fibroso. Solo me saludo y pregunto si era amiga de su mamá.


Conteste con una vocecita de cachorrito perdido y me dijo que
no me preocupara, que su mamá siempre acostumbraba desde muy pequeña a que
compartiera su cama. Se sentó en el borde y tranquilamente se quito toda la ropa
quedando completamente desnudo. Mi última visión antes de apagar la luz fue la
de su hermosa e inmensa espalda y sus nalgas que parecían dos rocas. Su pene
estaba flácido y aún así parecía muy grueso más que largo. Dio las buenas
noches, se arropo y al poco rato podía percibir su respiración pausada y
tranquila señal de que dormía placidamente. Su actitud me tranquilizó algo y
consciente de la necesidad de dormir busque el sueño el cual llegó placidamente,
aunque plagado de sueños de hombres desnudos y cuerpos musculosos.


Toda mujer que casada está consciente de que los hombres en
la mañana amanecen con grandes erecciones que algunos entendidos explican que
son consecuencias de una vejiga llena rozando y estimulando los nervios de la
base del pene y eso hace promover la erección. En el proceso de despertarme
sentía a un cuerpo pegado a mi espalda, y un inmenso brazo abrazarme y
mantenerme pegada a él. El franelón se me había subido más arriba de la cintura
y mis nalgas reposaban en la ingle de ese cuerpo cuya verga estaba semi erecta y
buscaba espacio en la unión de mis nalgas y piernas. En mi soñolencia creo estar
en mi propia cama y muevo mis nalgas de manera de friccionar la verga que tengo
apoyada en ellas. El reflejo es inmediato y comienza a ponerse erecta. La mano
que me abraza busca por debajo de la franela y acaricia mi barriguita y sube
hasta los senos. Separo un poco las piernas y relajo completamente las nalgas
levantándolas un poco para acomodar mejor la sensación del pene rozando mis
labios vaginales. Me fascina la sensación de roce de los vellos en mis nalgas y
de la barriga en mi espalda.


Me deleito con las sensaciones por un rato y siento como mi
cuquita se lubrica y se hincha sensibilizándose a los roces de la cabezota que
tiene en puerta. Me muevo despacito de manera que su enorme glande separe mis
labios y roce la puertita de mi huequito casi llegándome a mi pepita que la
tengo encendida y sensible. Epa!, este abdomen es duro y la mano que me excita y
acaricia los senos es como muy grande y es cuando caigo en cuenta de que no era
mi cama y que esa barriga dura y musculosa no era la blanda y cervecera de mi
Pablo.


Inmediatamente me pongo rígida y aprieto mis nalgas para solo
atrapar entre ellas al glande de la verga del muchachito y sacarle un gruñido de
placer. Consciente de la situación me quedo muy quieta y aflojo los músculos y
noto que la respiración del muchachito es acompasada como si estuviera dormido.
A pesar de que la posición realmente era muy agradable y me excitaba prevaleció
el raciocino y las ganas de orinar. Con mucho cuidado me separo del muchachito
pudiendo ver su enorme erección y lamentándome muy dentro de mi de dejar perder
esta oportunidad de probar tan jugoso bocado, y me dirijo al baño. Mientras
vaciaba mi vejiga pude notar que realmente me había excitado.


Mis labios estaban rojos y todos manchados de flujo y me
preguntaba cuanto tiempo había estado gozando el momento. Comencé a masturbarme
suavecito pero la tensión de estar en un baño ajeno no me permitió alcanzar el
orgasmo y solo aumento mi excitación. Decido apresurarme para salir de este
enredo. Me limpio y regreso a buscar mis cosas en la habitación para irme.


Al entrar me encuentro al muchachito semi apoyado en la cama
con la misma erección y una sonrisa pícara en la cara. Me hace el gesto de que
me vuelva a la cama. La excitación en mi cuerpo sumada a la mirada hipnotizadora
del único ojo de su hermosa verga hace que obedezca sumisamente. Me manda a
montarlo y con sumo placer respondo inmediatamente montándome ahorcajas encima
de su verga. Siento como entra suavemente en mi bien lubricada cuquita,
separando mis paredes con su enorme glande a su paso.


Cuando finalmente estoy totalmente apoyada en sus caderas
solo sus pelos se mezclan con los míos mientras que su verga dentro palpita y
transmite sus vibraciones a través de mis mojadas paredes. Me toma por las
caderas y me ayuda en el sube y baja que espera. No soy ninguna atleta ni
fanática del aeróbic por lo que su ayuda me permite concentrarme en mis
sensaciones. El orgasmo rápido viene corriendo y siento como mi cuerpo se
desvanece para en un instante volver a aparecer. Ahogo mis gemidos en el pecho
del grandullón y mis contracciones solo sirven para estimular más al muchachito.


Delicadamente me arrodilla en el piso sobre unos cojines al
lado de la cama, de manera que mi tórax se apoye en el colchón y mis nalgas
queden paraditas con mis piernas separadas mostrando mis labios vaginales con
los pelos todos mojados y el huequito del culo boqueando como que si quisiera
más. Le pido que por el culito no y me responde que no me preocupe, solo me va a
meter un dedito. En efecto primero posiciona su verga en la puerta de mis labios
hinchados y rojos, moviéndola apenas unos pocos centímetros dentro para luego
sacarlas.


Entiendo que es su glande solamente lo que entra y sale y su
caricia me excita bárbaramente. Sus dedos se mojan de mis abundantes jugos y
comienza a jugar con mi huequito. Lo aflojo como Pablo me enseño y aunque
cruelmente traerlo en este momento a la conversación, agradezco sus consejos y
hasta complicidades. Su verga entra y toma total posición en mi cuquita y su
dedo medio me lo mete en el culito. Les cuento que era casi como sentir una
verga sin cabeza. Era inmenso y llenaba mi recto como cualquier verga conocida.
La posición mía solo permitía que gozara mi trasero y el muchachito lo estaba
haciendo. Ahogaba mis gemidos de placer y pequeños gritos al sentir mis orgasmos
explotar en la almohada.


El muchachito empezó a moverse más rápidamente y hasta algo
de dolor sentí cuando se afinco con fuerza para penetrarme en su totalidad. Creo
que me llego hasta un ovario y cuando derramo su leche dentro, con seguridad que
había llenado completamente mi útero. El pequeño monstruo resoplaba apoyado en
mi cuerpo y casi me quita el aire. Finalmente se vuelve a acostar y me dice a
manera de despedida que era la mejor amiga que su mamá había tenido complaciente
y caliente. Recuperado el aliento no me quedo más remedio que tomar mis cosas y
vestirme para encontrarme con la amiga en la cocina preparando café.


Después de los buenos días vino la conversación teniendo como
tema central al muchachito y como sus amigas se morían por quedarse en casa y
compartir la cama con él. Ella todavía parecía creer que era por lo juguetón y
travieso. Si solo supiese…




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 1
Media de votos: 10.00


Relato: Durmiendo con el muchachito
Leida: 20933veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto

























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



filial relatosmi primera felacionmaduros musculososleer porno gratismujeres maduras eroticasrelatos picantesmujeres cachondisimasniñeras calientesporno madres con sus hijosincesto madurosrelatos porno viejoporno de gitanosabuelas follanola mas culonaabuelo folla con su nietaconcierto pornorelatos calientes miabuelo mesube ensu penepprno lesbicorelatos feminizacionesposas calientesdespedidas de soltera follarporno guarorelato porno gratissexo con campesina humilde relatos xxxrelatos porno viejozona orno gaysexo electricista"beber tu meada" maricon suegras pornoporno muy eroticotodoreltossuegras pornomaduras pezonesJoven rubio penetrado por su padre y amigo relatoextraterrestres pornovideos porno gratis lesvicoszorras yputasmi nena preferida relatos eroticosporno con pelos en el coñoviejas guarras pornoputito gordito relatoporno enla playarelatos de cachondaspadres con hijas xxxrelatosporno gayfollo con mi primapilladas infraganti pornoviuda follando con su hijomarquezenetporn maduropono gayPrestame tu calzon relatospelis de zoofiliahttp://bdlol.ru/news/19-Parodias_15.htmfontanero sexiinceto pornofollando con la gitanaporno gratis mvldesvirgadas analeslesvianas muy cachondastrio de madurasla toco por debajo y la termino culiandorelatos club liberaltextos guarrosviolaciones pornograficasrelatos porno gratuitosprimos follando a escondidasporno maduro gay"beber tu meada" maricon follando relatosfolladas despedidasamateur primer analsexo porno incestoenanos pornotetonas follando en la piscinase folla al abueloporno gay juvenilmadres reales follandosexo duro en publicosexo lesbico sadomi mama follandolesbico duro