relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Saradulce llega a Todorelatos





Relato: Saradulce llega a Todorelatos

SARADULCE LLEGA A



Hoy me siento putilla. Tengo irreprimibles ganas de sentirme
una nenita fácil, a disposición de quien desee usar mi cuerpo para satisfacerse.
Hoy voy a ser Sara de nuevo. Sara, mi alter ego, la ciberzorra, la
calientapollas gratuita. La ninfa secreta y accesible que vive bajo mi piel de
universitario joven.


Mi exnovia, en la cama, me trataba muchas veces como a una
mujercita, penetrándome con sus dedos mientras mi polla palpitaba, tensa y
quieta, en el fondo de su coño. Gracias a ella he descubierto poco a poco, en el
transcurso de este año, el salvaje placer que me proporciona el cambio de roles,
la feminización de mi cuerpo, el continuo e imparable multiorgasmo mental
que acompañaba cada embestida de sus dedos, cada jadeo abandonado, cada palabra
sucia susurrada en mi oído mientras me sodomizaba. Hay que follarse a las
mentes
, afirma el lúcido personaje Dante en la película Martín Hache.


Yo siento mi mente penetrada, anegada, rendida ante la
evidencia de estar gozando como una perra... algo que no hubiera imaginado
siquiera hace un año, cuando aún pensaba que existía una muralla infranqueable
entre dos sexos, que sólo hay heteros u homos, sólo blancos o negros, sólo
hombres o mujeres. Ahora comprendo que los modos de gozar son infinitos, que el
único límite del placer es la frontera de la propia Imaginación, esa Venus
veleidosa y mórbida que, en mi caso, me lanza a transformarme, a adoptar todas
las máscaras, a jugar a todos los juegos, a descubrir regiones inexploradas de
mi cuerpo y de los cuerpos que me rodean.


Pero basta de filosofías y justificaciones. Es el momento de
Sara. Mi sustituta. Mi yo más perverso y divertido. Camino desnudo hacia el
baño, con movimientos lentos y sugerentes, balanceando las caderas en el
principio de la transformación. Me contemplo largamente en el gran espejo, que
ocupa toda una pared, mientras la Imaginación invade poco a poco mi imagen.
Tengo 22 años, soy muy flaquito y bastante alto, con larga melena oscura, los
ojos castaños e intensos, la cara fina de rasgos suaves, los labios gruesos y
jugosos, ahora húmedos, semiabiertos. Mis características físicas me permiten
asumir en seguida posturas y gestos similares a los de una chica. Sobre una
banqueta, bien doblada, se encuentra mi vestimenta, que he ido recopilando del
armario de mis novias y de alguna tienda... Voy poniéndome prenda tras prenda,
como una prostituta coqueta, comprobando cómo me queda cada nuevo añadido.


En primer lugar me pongo mi tanguita negro, con encajes
primorosos en los bordes y un lacito en la parte superior. Me doy la vuelta
suavemente, con inocencia fingida, como una modelo jovencita de porno light, y
levanto un poco el culo atravesado por el hilito negro del tanga. Me gusta mi
culo, prieto, pequeño, bien formado, como pidiendo ser traspasado por una lanza
de carne. Siento la suavísima y exigua tela sobre mi ano ya húmedo, mi pene ya
semierecto. Miro al espejo de espaldas, por encima de mi hombro, y susurro:
estoy cachondita
... quiero que me des caña... y frases por el estilo.


Entonces me apoyo en el lavabo para subirme las medias,
finas, que llegan hasta mi entrepierna y envuelven mis largas piernas. Me
estremece el voluptuoso tacto de la seda. Después me pongo un sujetador rojo y
estrecho que oprime mi pecho y mi espalda, y me coloco dos pequeñas hombreras a
modo de relleno, formando unos pechitos diminutos y traviesos como melocotones.
Luego me enfundo una minifalda también roja, mi preferida, tableteada y con un
poquito de vuelo, que apenas cubre mi tanga, y un top ajustado, blanco, de
tirantes, que acentúa el contorno de mis tetitas y deja al aire mi vientre liso.
Envuelvo mi cuello con un fino foulard de seda y me calzo dos botines
negros de cuero con bastante tacón. Arreglo mi melena con horquillas para darle
volumen y, por último, me pinto la línea negra de los ojos, un poco de sombra
azulada alrededor, un poco de colorete en las mejillas y los labios rojo cereza
con brillantina. Vuelvo a mirarme y una vez más me sorprendo. Estoy viendo una
puta, y esa puta soy yo, y eso me vuelve loca.


Camino hacia el ordenador, sintiendo mis corvas tensas y mi
culito alzado por los tacones. Junto a la pantalla descansa mi falo, un
bote de champú de uno 16 cms. Me introduzco en un chat con mi nick habitual,
Saradulce. La excitación crece por momentos, soy una zorrita callejera en una
ciberesquina, aguardando a los clientes. Me encanta esperar a me abran los
privados, a que me cortejen los hombres solitarios y con las pollas tiesas en la
soledad de sus pantallas.


Jóvenes salidos, maduros casados chateando a escondidas,
viejos solitarios, parejas morbosas... No niego mi cuerpo a ningún cliente,
siempre y cuando acepte que soy chico vestido de nena (eso es lo primero que les
digo a todos, para que no haya decepciones) y que tenga webcam, como yo, para
ver cómo se masturba mirándome. Como buena puta, mi objetivo es cumplir los
caprichos del cliente. Soy como las chiquillas que se desnudan en los web shows
de pago, pero yo soy gratuita y trabajo por gusto; el sueño de cualquier pajero.


Ahora, lector, imagina que has encontrado a Saradulce... Nos
citamos en el MSN y conectamos nuestras cámaras. La tuya enfoca a tu
entrepierna, aún cubierta por el pantalón, en la que se percibe un bulto
creciente... La mía, más alejada, muestra mi cuerpo completo, vicioso,
sugerente. Inicio una conversación para ponerte a 100, representando el papel de
nena pijita que no ha roto un plato en su vida, con una falsa inocencia que
acentúa tus ganas de enseñarme a pollazos una lección, por calientapollas. Te
hago creer que no sé lo que quieres de mí, que me da vergüenza exhibirme, que es
la primera vez. Te hago sentir que estás pervirtiendo a una nena modosita.


Cuando sacas tu polla impaciente y brillante del pantalón, te
pido que la empieces a menear frente a mí y comienzo mi espectáculo. Sé que
estás cachondísimo... y que hoy es tu día de suerte. Me levanto y separo la
silla para que veas bien. Bailo para ti como una guarra, como una adolescente
borracha en una discoteca. El movimiento de mis caderas hace que la faldita se
levante continuamente y puedas verme el tanga... mis gestos son obscenos, a
veces me doy la vuelta y levanto la falda con las dos manos para volver a
bajarla en seguida... por el rabillo del ojo contemplo cómo te pajeas, apenas
sin escribir nada, absorbido por mi show de cerda barata. Cuando vuelvo a
sentarme, ya estás a punto de estallar. Me encanta lo fácil que es ponértela
dura, y te lo digo.


Cada insulto tuyo aumenta mis ganas de que me poseas como a
una muñeca, y también te lo digo. Me exiges que te muestre bien el culo y te
obedezco, arrodillándome en la silla, de espaldas a la cámara; levanto la
faldita hasta mi cintura y bajo el tanga muy despacio, mirando por encima del
hombro, hasta que ves con detalle la redondez perfecta de mi culito juvenil.
Separo las nalgas con las manos y me inclino para mostrarte mi ano abierto,
mojado, estrechito, indefenso ante tu pene. Vuelvo a fingir inocencia cuando me
preguntas si tengo algún juguete, y pronto muestro a la cámara el bote de
champú. Acerco mi boca y lamo morosamente, con la puntita de mi lengua... la
base, los lados, la punta... y de repente me lo trago hasta la garganta y
empiezo a sacarlo y meterlo fuerte y rápido, con todas mi lengua fuera, como si
me jodieras la boquita pintada. Uy, presiento que estás a punto... que te
correrías en mi boca y en mi carita de nena malcriada, agarrándome del pelo,
dándome mi merecido.


¿O prefieres romperme el culo, mi amor? Ya sé que sí...
Agarro la webcam y la sitúo al borde de mi cama, yo me tiendo sobre ella de
espaldas a ti con cuidado para que veas bien... Mira mis piernas largas
envueltas en las medias, los tacones duros como mi polla, que entrevés, también
dura, delgadita y larga... me pongo a 4 patas sobre la almohada e introduzco el
bote de champú en mi culo, sin contemplaciones, me jodo como si fuera un falo
impenitente, me sodomizo a lo salvaje frente a ti, voyeur de lujo... el bote me
penetra entera, me hace tuya, me hace gritar como una zorra que disfruta de su
propia violación. Dame por culo. Tómame así. Revienta a tu puta. No puedes
oírme, pero sabes que te lo digo, a gritos, a susurros, entregada a tus
embestidas de macho que se desahoga en mis entrañas. Ninguna polla resiste a mi
espectáculo. La tuya tampoco. Cuando me giro para mirarte, pícara, con la cara
roja y la lengua paseándose por mis labios, contemplo un largo chorro de leche
que escapa de tu polla agitada y mancha tu mano. Acerco mi mano a la cámara,
como si fuera la tuya, y la lamo pausadamente mientras te vas relajando.


Me preguntas si me he corrido y te miento, te digo que sí
para que te sientas más macho. Charlamos un rato, sigues deseándome y no quieres
perderme, pero el sino de una puta es regresar a su esquina, no pertenecer a
nadie, dar placer a todos. Nos despedimos con un beso cariñoso. Sé que mi imagen
te acompañará esta noche, en tu cama, solo o con tu mujer, o con tu novia, o con
tu novio. También sé que algún día me entregaré de veras, en la realidad, a un
hombre que me haga sentir tanto placer que ni siquiera soy capaz de imaginarlo.
Por el momento, vuelvo al chat en busca de nuevos clientes. Me gusta que, al
menos, se diviertan conmigo tres o cuatro antes de correrme y regresar a mi lado
masculino, a mi vida normal, a mi yo de siempre. Pero Sara sigue viviendo
en los sueños de docenas de hombres, en mis propios sueños, en mi Imaginación.


Un beso a todos los lectores. Gracias por leer. Estaré
atento/a a vuestros comentarios. Por cierto, todo lo narrado es estrictamente
real... Sois los primeros en saber mis secretitos, jeje. Muac.


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 1
Media de votos: 6.00


Si te gusta la web pulsa me gusta y +1






Relato: Saradulce llega a Todorelatos
Leida: 3975veces
Tiempo de lectura: 6minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados

















Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



amigos pornopajerasrelatos eroticos comicpoeno geyporno butanerofotos porno monjasrelatos porno geyporno orgia familiarmi porno españolnenas pornporno con juegosrelatos pornos de zoofiliarelatos eroticos eructos y gordosporno tias cachondaspono tororelatos heroticos xxxso0Š9ando y masturbandose videofolladas a dormidasfotos porno castigadosrelatos muy eróticosaudio relatos xxxazotes eróticosporno travetiswww.relatos de insatisfechas que gritan groserias cuando las cojenprimera vez con un travestirelatos eróticasporno uncestorelatos gay pornoporno morbosasrelatos mi papà me acosaporno adictastodo el porno español gratisrelato erotico mi mujerhombre invisible pornopastor follandorelatos eroticos mi cuñadaRelatoseroticos el haren de nenas de mi padremujeres enanas pornoRelatos pornos de ninitas chiquitas precocez de escuelas folladas con sus falditas escuelasviuda follando con su hijofolladas a virgenesrelatos esposas infielescamionero gayrelatos eroticos en playaspórnogratisporno bailandocarpintero follandopelicula porno familiarelatos eroticos durmiendo la siesta con mi madresexo en grupo pornohola soy una nina y soy la putita de mi papa relatojuegos pornoirelatos sexo madurosrelatos de arrimonespiscinas pornorelatos con videos de insesto y travestis porno movilpolla enorme pornopornografía madurasrelatos mi primera vez tenia 9 añitosrelatos incesto gratisfontanero follarnovios follando en la playamadre lesbiana follando con su hijaorgias de swingerculo callelesbianas en el ascensormadres folladas mientras duermenporno sexo madurasvideos pirnos gaystias y sobrinasmama noel pornhistorias sexo gayrelatos casadasporn rubias19narraciones eróticasviejos morbososabuela follando con abuelofotos abuelas calientesanciana pornotias tetorrassexo leabicoorgias en bodasprimera vez lesbicahijo no me toques relato eroticoporno abuelosmadres follando con amigosencuentros bisexualesfollando a su amiga borrachaporno gais gratisabuelo folla a la nietami mujer en minifaldamamas follandose a sus hijosenfermeras pornoporno orguiasliquido preseminal novia relatos eroticosabuela lesbianas