webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to Download this video!


Relato: Mi primer contacto con el sexo



Relato: Mi primer contacto con el sexo


Mi primer contacto con el sexo :




Cuando era chica, en el campo de mi abuelo sabía trabajar
Pedro, un hombre en la cuarentena. El vivía en una pieza separada pegada al
galpón, bien detrás de nuestra casa, pero cenaba con toda mi familia.
Después de comer los hombres se sentaban en la galería de la casa para fumar
y charlar de todo y de nada mientras las mujeres lavaban los platos y
terminaban por meter orden en la cocina; luego ellas también se reunían con
los hombres. Ese era un momento mágico para mí y siempre me sentaba en su
falda para escuchar sus historias y anécdotas de sus trabajos anteriores
donde todos reíamos con sus ocurrencias. Una vez me hizo reír tanto que yo
me moví mucho y de pronto sentí que su pene se había puesto en erección. A
pesar de mi corta edad, 11 o 12 años, sabia ya lo que era eso, muchas veces
había visto los animales mientras se acoplaban y hasta había visto en
secreto algunas revistas eróticas que el hermano de mi abuelo tenia guardada
en su mesa de luz. A mi tio abuelo siempre lo conocí solo, sin ninguna mujer
y trabajaba de la mañana a la noche en el campo.



Un domingo todos partieron al pueblo, ya que era la
fiesta de la virgen y después de la misa se quedarían a pasar el día porque
había kermesse y baile popular, yo me quedé en el campo con una de mis tías
que no se sentía bien de salud.



Esa misma mañana aproveché para ver las revistas de mi
tío abuelo y eso me excitó muchísimo; entonces salí a buscar uno de los
perros que teníamos. En el campo decimos que a falta de pan buenas son las
tortas. La mentalidad del campo con los animales no es la misma que en la
ciudad. No se habla abiertamente, pero todos saben que allí se debuta
sexualmente. Sin embargo, el desgraciado del perro no quería saber nada y
creyendo que yo estaba jugando salió corriendo para el fondo donde estaba el
galpón. Fue entonces que vi a Pedro lavándose en una palangana al lado de su
pieza. Como él no era católico no le interesaban las fiestas cristianas.
Entonces nos pusimos a charlar y le pedí que me contara una historia que ya
le había escuchado y que me había hecho reír mucho. Pedro era adorable,
nunca estaba de mal humor y hasta me ayudaba en los deberes de la escuela,
todo el mundo lo apreciaba bastante.



El apoyó un banco de madera sobre la pared del galpón y
se sentó para contarme esa historia, y yo rápidamente salté de espaldas en
sus faldas como hacia siempre y casi nos caímos los dos. Allí él me tomo de
la cintura y me acomodó bien sobre su falda. Entonces me levanté la pollera
para estar más cómoda y era mi bombacha la que tocaba su pantalón. Yo sentí
su sexo bajo mi cola cuando entró en erección. Era una sensación hermosa la
que estaba sintiendo y me movía riéndome con la historia que me contaba.
Pedro puso al descuido una mano sobre mi pierna y me iba acariciando. El
contacto de su mano sobre mi piel me excitaba más y esperaba con emoción que
sus dedos tocaran mi vaginita virgen; pero no lo hizo y me dijo que otro día
me contaría una nueva historia y se encerró en su pieza. Ese día quedé tan
excitada que me fui al baño y me toqué sola, fue una de mis primeras grandes
masturbaciones. Allí comencé a darme cuenta que el sexo de los hombres me
atraía mucho. Sin embargo, no sucedió nada, mi vida se limitaba a las tardes
cuando Pedro contaba, conmigo sentada en su falda, sus anécdotas delante de
todos y a las revistas de mi tío abuelo solterón.



Pero un día todo cambió, tenia ya casi 14 años aún cuando
mi cuerpo no se había modificado mucho. Tenia el cuerpo de un varoncito,
casi sin tetas y mis juegos era treparme a los arboles para recoger frutas
que después transformarían en mermeladas Recuerdo que ese día yo iba
corriendo cuando casi choqué detrás del galpón con Pedro. El estaba orinando
contra la pared y me paré en seco, mirándole por primera vez su verga, esa
que yo había sentido tantas veces bajo mi cola. Yo no podía apartar mis ojos
de ese pedazo de carne que tanto deseaba. El termino de orinar y comenzó a
sacudirlo para largar las ultimas gotas, pero siguió haciéndolo sabiendo que
lo estaba observando. Entonces su pene comenzó a estirarse con una dimensión
tentadora. Su sexo no era ni grande ni chico, ni muy grueso ni muy fino,
pero a diferencia de las fotos de las revistas de mi tío abuelo, ese era un
sexo concreto y me fui acercado para verlo de más cerca. Fue allí que me
pregunto si yo quería ayudarlo y sin responder nada le agarré su sexo y
comencé a masturbarlo. El me dijo que podía darle un beso si yo quería y lo
metí todo en mi boca.



Sobre sexo yo sabia todo en teoría y lo chupé desde
afuera hacia adentro, sintiéndolo en el fondo de mi garganta. Era una
sensación hermosa la que sentía por todo mi cuerpo mientras continuaba a
chupar y a chupar, fue hasta que eyaculó, pero no lo hizo en mi boca, él
apartó rápido su sexo y largó un río de leche sobre el patio de tierra.
Pedro me miró y sonrió satisfecho de haber calmado sus deseos. Entonces yo
me agaché y volví a meter su sexo en mi boca, como para limpiarle las
últimas gotas de esperma que sabían deliciosas.



Esa felación me había gustado mucho y, al día siguiente,
cuando volví de la escuela fui hasta su pieza porque quería repetirla; más
aun pretendía beberme su semen como lo había visto en las revistas, pero
encontré la pieza vacía, y cuando pregunté a mis familia dónde estaba Pedro,
me respondieron que esa mañana había renunciado para volver junto a su
familia que estaba muy enferma. Con el tiempo me di cuenta que, en realidad
lo que él había hecho, fue huir del campo por temor a que se enterara mi
familia.



Nunca más lo vi a Pedro, pero durante muchos años me
masturbé pensando en él. Hoy en día tengo 31 años y vivo mi vida sexual en
total libertad, pero con discreción. Seguramente para algunos, si conocieran
mis secretos, sería una ninfómana o una simple puta, pero yo lo tengo
asumido. La búsqueda del placer y de orgasmos más profundos me llevan a
realizar situaciones, cada vez más insólitas y, hasta a veces, me parecen
divertidas.



Any


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 6
Media de votos: 8.17





Relato: Mi primer contacto con el sexo
Leida: 6758veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto



















Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



mujeres espiadas masturbandoselas mejores historias pornos de primitas chiquitasfollando compañera de pisofotos negros follandorelatos porno de vacaciones con mi mamácortos porno en españolsexo con maduritossado maso pornvideos eroticos lesbicosrelatos xxx cuidando a un familiarenfermomi mujer se ve muy sexi con estas tanguitasmaduras calentonasfotos tetorrasabuelos y nietos follandopetardas mamadafotos sexo lesbicofontanero seducidocojeme hijo relatos eroticosprofesoras folladasaqui te pillo aqui te follofolla amigo hijotodorelatos categoriasporno joven y madurabisex triover hermanos follandoabuelos y nietas pornorelatos pañalestanga vecinavideos porno curas y monjasfollada despedida de solteracasting porno engañadasrelatos eroticos marquerelatos supositorioporno gratis despedidasrelatos eroticos doctorfiestas porno españolxxx familiaresdesvirguerelatos eróticos escritosmis madurosrelato erotico hijoporno con ancianas gratistrios espectacularesprofesoras follando con sus alumnosfollando a su hija borracharelatos eroticos triosrelatos eroticos en femeninovecinita xxxbabosa pornogigantes pornomaduras pirnorelatos follando con mamaporno viudas maduraspelis porno violadasfollar chochorelato porno no consentidoabuelas muy viciosasporno profesora alumnorelatos de swingerrelatos guarrastrans relatosseñoras pornviejos verdes gaymi vecina calienterelatos lebicosfollada despedida solterafollar con desconocidosrelatos erotivosporn travestismujeres cagando pornhermano follando con hermanasexo en grupo pornomasturbarcion femeninaincesto de jugando con papá y terminó penetrandomerelato club swingernosotras relatos eroticosporno gay madurosporno masajistavideos porno madres viciosascogiendo con mi maestra relatoel coño de mi noviamasturbarcion femeninagays zoofiliaporno con abuelitasrelatos sexo sadocincuentonas salidasrelatos lesbianasmadres e hijas analmaduras y sobrinoshistorias porno españolporno frances gaymecanicos gaysrelatos eróticos de lesbianasrelatos eroticos de suegrafotos sexo durovioladas por ladronesbisex triorelatos erotocos