webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to this video!


Relato: Una noche cualquiera...



Relato: Una noche cualquiera...

UNA NOCHE CUALQUIERA...


Las 11 de la noche, una hermosa noche para caminar. Salí a la
calle decidida a pasear, solo a eso. Había tenido una tarde agotadora, había
recibido a 5 tipos y si bien mi cartera tenía unos pesos, más mi culito pedía un
descansito. Sin siquiera maquillarme, me calcé unos jean elastizados, una remera
algo suelta sin corpiño siquiera, total, con la camperita suelta, y a la noche a
quien llamaría la atención?, es más no tenía ganas de estar con nadie. Por más
puta que fuera, por más que la verga me llame tanto, solo tenía ganas de caminar
y despejarme.


Los taquitos de las botas, retumbaban en las baldosas
silenciosas de la calle, la verdad no pensaba en nada, solo caminaba respirando
y sintiendo los olores de la noche. En el umbral de una puerta, una voz,
interrumpe mi silencio, --¿ Me darías fuego preciosa?--, instintivamente, sin
decir ni a, saqué el encendedor del bolsillo de la campera y se lo ofrecí,
--¿Paseando, solita a estas horas?-- me dijo mientras devolvía el encendedor a
mi mano extendida. -- Si, sola y paseando, ¿por?...-- contesté, tengo que
reconocer, de mala manera...--No, disculpame, solo decía... si
querés...caminamos juntos...--


Ahí me percaté de que mi interlocutor, era un muchacho de no
más de 20 años, alto, de pelo castaño, ni largo ni corto, linda figura, que se
yo... lindo tipo, pensé.


--Si es para caminar, no me molesta la compañía...-- y le
agregué, mientras el flaco ya seguía mis pasos, --¿sabés que no soy lo que
parezco?-- como para que la cosa quedara claro de entrada,--soy travesti...--


--Mirá vos, que bonita que sos, no me importa-- como a la
media cuadra, me pregunta--¿cómo te llamás?, yo soy Roberto--, --Aldana,
encantada.-- seguimos caminando juntos, intercambiando palabras, solo eso. La
verdad, su compañía, no se por que decirlo, me hacía bien. Cuando llegamos a la
plaza, nos sentamos en un banco, mirando las estrellas, su brazo se posó sobre
mis hombros, instintivamente mi cabeza, se posó en su brazo y sin prisa pero
seguro, Roberto completó el abrazo y nos besamos, besos largos y muy dulces.
Estuvimos así, abrazados, besándosnos, dándonos caricias, un rato largo.


--¿Volvemos...?-- dije, mientras me levantaba y caminaba
estiraba mi mano como diciéndole, ¿vamos?. La verdad, la situación me encantaba,
un tipo, salido de la nada, tratándome como a una piba del barrio, acostumbrada
a tratar con tipos que solo piden sexo a cambio de unos pesos (cosa que no me
desagrada para nada), pero esta situación, la verdad, me encantaba, me sentía
realmente atraída por Roberto, por eso mi mano extendida...


Emprendimos la vuelta, abrazados como novios, hasta nos
paramos en un paredón a besarnos y ahí si, la verdad, la atracción mutua se
explayó totalmente, sus manos aferraron mi culo y me colgué con ganas de su
cuello, sentía su bulto apretado contra mi vientre y las caricias se apoderaron
de mis pechos sin corpiño, mis pezones, duros, reclamaban atención y sus dedos,
recibían el mensaje y como música para mis oídos escuché, el esperado,--a mi
casa o a la tuya...--


Entramos a mi casa, casi a los empujones, la ropa de ambos
voló y quedó esparciada por el piso, en mi dormitorio, nos dejamos caer en la
cama mientras nos besábamos apasionadamente, Roberto, tumbado hacia arriba, dejó
expuesta su pija apuntando al techo, una hermosa masa de carne de unos 22 cm
duros y gruesos que mis labios fueron succionando hasta hacerlos perder en los
fondos de mis fauces, sus huevos, duros como duraznos, eran masajeados con
dulzura. Sus dedos, de a uno se fueron perdiendo en mi culo. Dejé de chupar un
rato su hermosa poronga y mientras recorría con mis manos toda la arquitectura
venosa de su verga, mi lengua saboreaban sus pelotas hinchadas, voví a devorar
su pistola, no podía contenerme sin chuparla. Dura, derechita y caliente, dejé
un hilo de baba como colgando, cuando me la saqué de la boca. Me incorporé y me
puse en cuatro, ofreciéndole mi orto, ya dilatado con sus dedos, la cabezota de
su pija se apoyó en mi ojete y firmemente me fue penetrando, mentiría si digo
que me dolió, solo sentía toda la superficie de su pija, enterrarse hasta el
fondo y sus huevos hacer tope con mis nalgas.


Comenzó un pistoneo suave y rítmico que me volvía loca, su
poronga entraba y salía como si toda la vida hubiéramos hecho lo mismo, como si
mi culo y su pija fueran un mecanismo de relojería perfectamente sincronizado.
Por momentos la sacaba entera y antes de que mi ojete se cerrara, volvía a
penetrarme hasta el fondo. Ahhh!, que placer, mis tetas bailaban al compás del
pistoneo que Roberto me propinaba, de pronto la dejaba clavada hasta el fondo y
empezaba a moverla en redondo, como revolviendo un guiso con un cucharón y de
golpe, otra vez, el bombeo de mete y saca cada vez más rápido, estaba en la
gloria, que bien me estaba cojiendo este tipo. Después de cojerme de esa manera
por más de veinte minutos, la sacó y se sentó sobre sus piernas y me hizo
subirme sobre su choto, a esta altura durísimo, con m is piernas abiertas,
obviamente como mi culo, me ensarté solita en su choto.


Colgada de sus hombros sus manos en mi cintura, me marcaban
el ritmos de penetración, mientras sus labios besaban mis tetas duras como
piedras. Hacía mucho tiempo que no me daban tanto placer en una cojida, como la
que me estaba dando Roberto, mi pijita cada tanto, dejaba rastros de lechita, no
se cuantas veces me hizo acabar. Mientras, Roberto seguía dándome sin descanso,
luego sin soltarme de la cintura y sin sacármela, me acostó boca arriba y con
mis piernas sobre sus hombros, comenzó a pistonear cada vez más rápido y yo a
sentir su dura herramienta, cada vez más dura y gorda que entraba y salía cada
vez más rápido, así, entre gemidos, comenzó a largar espesos chorros de leche en
mi orto, hasta que la sacó y me la metió en la boca, dándome los últimos
disparos de esa calentita y espesa crema, los cuales fui devorando golosamente.
Chupé su pija hasta que dejó de acabar y se fue poniéndose fláxida entre mis
labios.


Quedamos planchados y tirados en la cama, y entre caricias,
nos dormimos.


Unos rayitos de sol, que se filtraban en la habitación,
dieron en mis ojos y me despertaron, a mi lado Roberto, me miraba y al verme
despertar, me besó en la boca se puso sobre mi cuerpo, mis muslos atraparon su
pija caliente y dura, sin mediar palabra, mis piernas envolvieron su cintura y
la almohada fue a parar abajo de mis caderas, dejando mi orto a su disposición.
Otra vez, su choto me penetró sin contemplación, pese al dolor inicial, me sentí
en la gloria ensartada nuevamente, sus gloriosos movimientos sacudían todo mi
cuerpo. Esta vez, la que gemía, gritaba y lloraba era yo. Me transportaba a la
gloria, me estaban cojiendo en una forma bestial y dulce a la vez. Mi macho, me
hacía sentir más hembra que nunca, su pija entraba y salía sin resistencia de mi
ojete, era suya, completamente suya y con mis besos se lo hacía saber, sentí
cada uno de sus lechazos inundar mi culo...


Nos bañamos entre caricias y besos, desyunamos juntos y lo
acompañé hasta la puerta de casa, un beso largo nos despidió. Con la promesa de
volvernos a ver.


Todavía, después de varios meses de pasado esto que les
relato, con Roberto, nos seguimos viendo y teniendo este mismo sexo, que nos
vuelve locos a los dos.


Un besito a todos, Aldana.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 1
Media de votos: 10.00


Relato: Una noche cualquiera...
Leida: 20771veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s





Participa en la web








Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados





























Online porn video at mobile phone





Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



de acuerdo con las leyes españolas e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


Online porn video at mobile phone


nietos follando con abuelasrelatos masturbacionesrelatos sadoporinga chochosmonjas teniendo sexofollando a su hija borrachael butanero pornochupame el clitorisabuelas follando con su nietoporno con historiascuñada infielrelatos eroticos vacacionesmaduras follando relatossexo con borrachasrelatos gay hermanosrelato sexo abuelatrio de madurosrelatos muy picantesporno en rumaniarelatos porno categoriasrelatos rroticosrelatos eróticos gaysmi sobrina se sienta en mis piernas y yo traigo la v**** de fuera relatos calientesporno aventurasrelatos porno con viejostodorelatos eróticosmujeres casadas pornoPorno relato hija pone tu concha con mi concha hacen tijerafollando con las vecinasabuelos geyme folle a mi sobrinahombres maduros pornogabriela travestijuegos de mesa pornoviejas sin bragasfolladas tremendas y maridos mirones lecturasporno bixexporno anotodorelatos categoriasvideos porno supositorioscuentos de sexojuegos porno marioporno borrachasculito estrechomadura folla fontanerobabosa porno gratisrelatos eroticos de infidelidadesrelatos eroticos elitemadre y hija pornovideos porno gratis gitanastias pajasviejos follando con jobencitasperiodistas follandoprofesor gay pornolas mejores historias pornos de primitas chiquitasrelatros eroticospadre e hija follando españolporno transexualesputitas zorrascarlitos way pornomi hermanita xxxsexo con viejos gratishistorias con madurosporno con monjasmanoseos en el metrothe legend of zelda pornoRelatos porno mis amigosvideos porno me follo a mi tiaporno maduras de 50 añospeliculas porno suavesmama quiero follarfollando una vacalesbianas maduradchicos arabes follandofotos de maduras gorditasvideos porno gay duchaporno masturvacion femeninarelatos eroticos marq