relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Señora de 50 años





Relato: Señora de 50 años

De mi oficina me mandaron hacer un trámite a la capital. A
Para mí, era ideal, ya que me pagaban los pasajes y me desligaba un poco de la
pega que ya me tenía bastante cansado. Llegué a la ciudad y me dirigí
inmediatamente hacer mis trámites, para quedar desocupado y hacer algunas
compras que tenía en mente, ya que se acercaba Navidad.



Para bien o para mal, mi trámite se trabó un poco y no me
entregaban mis documentos sino hasta el otro día. Llamé a mi jefe y le comenté
la situación. El me dijo que esos papeles eran urgentes, a si que me estaría
mandando mas plata para que me quedara en algún hotel y que mañana temprano
recogiera los documentos.



Para mi, soltero, 27 años, sin ningún compromiso, me parecía
fabuloso quedarme, sin trabajar, con los gastos pagados y en una ciudad donde
todo podría pasar.



Me dirigí a retirar la plata que me enviaron y almorcé algo
por ahí, aproveche de recorrer el centro, mirando las vitrinas, y en busca, como
siempre, de alguna aventura.



Me metí a un cine, de esos no muy caros que dan tres
películas XXX , por un bajo precio.



La verdad el cine no era muy bueno, pero tenía que matar el
tiempo a si que para mi estaba bien. Al entrar las luces estaban apagadas y no
veía nada. Comencé a obscuras a buscar un asiento donde sentarme. Al fin
encontré uno, pero al lado de un tipo que no me dio muy buena espina, a si que
apenas mis ojos se acostumbraron, me cambie de puesto a donde no había nadie.



Las películas no eran buenas y yo estaba algo cansado, a si
que me dormí un buen rato. Al despertarme, me pareció ver un par de mujeres y me
llamó la atención, ya que a mayoría de los que van a ese lugar son hombre. Me
luego cuenta que eran travestíes en busca de acción.



No se cuanto había dormido, andaba sin reloj , y además no me
importaba, ya que tenía que matar el tiempo. Unos asientos mas allá, había un
hombre sentado con su chaqueta entre sus piernas. Por el movimiento que hacía me
di claramente cuenta que se estaba masturbando. Al poco rato se le acercó uno de
estos travestíes y se sentó a su lado. Yo trataba de no mirar directamente, pero
la vista se me iba hacia ellos.



Me di cuenta como el travestí había metido su mano bajo la
chaqueta y masturbaba al hombre. Mas tarde ya no era su mano, si no su boca la
que hacía el trabajo a escasos metros de donde yo me encontraba.



Debo confesar que la imagen me calentó de sobre manera, mas
nunca a estado en mis planes estar con uno de esos ( sin ofender a nadie ).



Paso el rato y decidí salir del cine.



Al salir, me encontré con que ya había oscurecido. Me empecé
a preocupar por donde alojar y comencé a caminar hasta llegar a la plaza de
armas.



Me senté en un escaño, al lado de una mujer de unos 50 años
aproximadamente, pero de aspecto juvenil, tes blanca, no muy alta, digamos de
clase media por las ropas que vestía, es decir normal.



Saqué un cigarro y le pregunté si le molestaba el humo. Ella
me dijo que no, que ella también fumaba. Le ofrecí uno de mis cigarrillos y me
lo aceptó.



Comenzamos a charlar. Ella me dijo que estaba haciendo la
hora para llegar a su casa, que trabajaba en un restaurante del centro, y que
antes de irse a su casa, siempre se sentaba en la plaza a fumarse un cigarro, a
descansar. Estaba casada.



Le pregunté si su marido no le ponía problemas por llegar tan
tarde a casa y me respondió que el tenía 60 años y que ya no estaba para que le
hicieran escenas de celos.



Por mi parte, le comenté que no era de ahí, que ... bueno, lo
que comenté al principio y que estaba buscando algún lugar donde quedarme.



Ella me dio el dato de un hotel que estaba como a una cuadra
de ahí, que no era ni caro ni barato, es decir, lo que andaba buscando yo.



Como no tenía nada que hacer, me acompañó hasta la puerta del
hotel. Le di las gracias, y la invite a tomarse una cerveza o bebida en una
fuente de soda que estaba al lado del hotel. Ella me aceptó la invitación.



Ella ordenó una cerveza y cuando vio que yo pediría un Shop,
se atrevió a pedir otro para ella, ya que estaba muerta de sed.



La conversación no estaba muy interesante, pero ya mi idea
era llevarla a mi habitación y descargar con ella las imágenes antes vividas. Se
había sacado su chaquetón y mostraba un escote bien relleno con un buen par de
tetas.



Me hablaba de sus hija y nietas, y yo, como un caballero, le
prestaba atención, e incluso le hacía preguntas. Cuando iba en la mitad del Shop
( ¾ de litros ) , se levantó al baño. Pude ver que como su trasero , que era
normal avanzaba hasta los baños.



El Shop ya se estaba acabando y sabía bien que no me
aceptaría otro, a si que tenía que hacer mi jugada ahora.



Al volver le pregunté si se quería tomar otro, y tal como
pensé me agradeció, pero lo rechazó.




No gracias mijito, pero con uno es mas que suficiente


Y tambien la pueden retar en casa


A mi no me reta nadie, yo soy la que reto ja ja ja


Te consideras una mujer liberal o chapada a la antigua


No, para nada, me considero una mujer muy liberal


A si?


Si


Entonces, si te digo, que terminemos esta conversación en
el cuarto del hotel... ¿qué me dirias?


¿Me estas tomando el pelo?


No, para nada


Como se te ocurre..... yo soy muy vieja para ti


Y cual es el problema?.... a mi me gustan mayores


Pero yo no pues niño. Con esa facha que tienes cualquier
lolita querría estar contigo, pero yo ya tengo 52


Y cual es el problema?


Ja ja ja .. las cosas que se te ocurren


Que me dices?


No niño, ¿cómo se te ocurre?.... una vieja como yo, con un
lolito como tu ... además tengo que llegar a mi casa


Pero solo sería un rato ...... lo pasamos bien... y luego
te vas




Seguí insistiendo con ella y ella no se molestó, pero su
negativa era absoluta. Pedimos la cuenta y la acompañe hasta una cuadra del
hotel a ver si aceptaba, mas no hubo suerte.




Bueno le dije, hasta aca te acompaño


Bueno mi niño


Gracias por su compañía


No gracias a ti por el Shop




Me di vuelta y caminé de regreso al hotel. Ella me miraba
alejarme ... sabía que lo estaba pensando. No creo que todos los días, un joven
de 27 años, moreno delgado, buena facha, le propusiera algo así. Le dí la última
mirada y le hice un gesto con las mano. Ella sonrió y comenzó a caminar hacia mi
con su bolsa en la mano. Me detuve y esperé que llegara.




Sabes.... aunque me da mucha vergüenza, lo estuve pensando
mejor y creo que me gustaría subir un rato contigo


De verdad?


Si




Entramos la hotel. Ella estaba roja de la vergüenza. El
recepcionista me ofreció una habitación con dos piezas para mi y mi "madre". Yo
le dije que quería una habitación con una cama de dos plazas, ya que mi "tía",
no se quedaría a dormir, solo me acompañaría por algún rato.



Me dio las llaves y me indico el piso y la habitación.
Tomamos el ascensor con la señora y paramos en el tercer piso.



Entramos. Ella muy nerviosa miraba todo, el baño, las camas ,
las cortinas. Le pregunté si quería tomarse un trago para relajarse y me aceptó.
Ordene dos tragos y al poco rato me los llevaron.



Se sentó en la cama y yo me recosté de lado. Nos bebimos el
trago y nos fumamos unos cuantos cigarros. Ella dejó el vaso en la mesa de noche
y yo también. Yo esperaba que ella apagara su cigarrillo, para comenzar con la
acción.



Al fin ella lo apaga. Tomo el cenicero y lo dejo junto a su
vaso, acercándome a ella por detrás. Me siento a su espalda y la tomo de la
cintura. Ella estaba muy nerviosa. Comienzo a besar su cuello, provocando leve
risas de su parte. Ya las risas se calmaron y solo se sentía su agitada
respiración. Mis manos la abrazaron completamente aumentando mis besos en su
cuello. Ella se notaba excitada. Comencé a bajar el cierre de su vestido, ella
solo se dejaba ser, comencé a besar su espalda.



La hice levantarse, yo era mucho mas alto que ella. Aun de
espaldas a mi , termine por bajar hasta el fin su cierre y ahora mis manos
comenzaron a abrazarla y a tocar suavemente sus pechos. Al primer contacto de
mis manos con sus pechos hizo arrancar de sus labios una suave gemido que fu
muestra clara de su aprobación.



Solo bastó unos leves tirones para que su vestido cayera por
completo a la alfombra de la habitación. Mis manos se aventuraron a tocar su
culo, suavemente, subiendo por su espalda hasta volver a posarse en sus pechos,
acariciando por sobre la tela esos abultados pezones que deseaban ser lamidos.



Ella solo se dejaba acariciar, una y otra vez. Aun de
espaldas a mí, tomé una de sus manos y la puse sobre mi pantalón, para que
sintiera como me había puesto esos roces.



Nuevamente salió un gemido de su boca al sentir el contacto
de su mano contra mi erecto miembro que ya quería salir. Yo mismo comencé a
sacarme la camisa, mientras ella no dejaba de acariciarme. También me desabroché
los pantalones que cayeron al piso, dejando separada su mano de mi verga, solo
por una tela.



Ella se dio vuelta y se sentó en la cama, mirándome fijamente
hacia mi sexo. Suavemente me bajo mi última prenda de vestir y dejo ante sus
ojos mi virilidad. Tomándola muy suavemente comenzó a acariciarlo de arriba
hacía abajo, sin perder detalle de mi anatomía. Con la misma suavidad lo tomo y
lo llevó a su boca, comenzándome a chupar muy suave y profundamente. Ahora fui
yo el que comenzó a gemir. Su mamada era muy profesional, llevando mi verga a
rozar con el interior de sus mejillas, y dejándome ver como este hacía bulto
entre ellas. Era exquisito, se notaba que sabía hacerlo, ya que en ningún
momento sentí sus dientes contra mi.



La mamada duro por largo rato, mis manos desabrocharon su
sostén dejando a la vista sus pechos grandes, seamos realistas, caídos , pero no
por eso menos hermosos.



Mientras continuaba con su trabajo oral, yo acariciaba sus
cabellos.



La hice colocarse de espaldas y tomando sus piernas le a ella
también, su última prenda. Lentamente comencé a bajárselos, mientras ella
cerraba los ojos en señal de vergüenza al sentirse desnudada por un joven
desconocido.



Una generosa vellosidad quedo ante mis ojos y me abalancé
contra ella a devolverle el placer que ella me había entregado. Ella con sus
manos trató de detenerme, pero fue tarde, ya mis labios buscaban dentro de esa
vellosidad sus labios vaginales para brindarle el placer que ella merecía, sin
demorarse mucho entre sus pliegues una humedad cavidad que fue poseída por mi
lengua.



Comencé a trabajar en esa parte de su cuerpo, llevándola a
gemir mas y más. Pasó un rato y ella trataba de detenerme, mas, mis intenciones
eran claras y no quería dejar de besarla hasta sentir como sus jugos se
desbordaban en mi boca.



No bastó mucho tiempo para cumplir mi cometido, entre
gemidos, mis manos separando sus piernas, mi lengua, ella comenzó a expulsar su
elixir de placer que fue a parar directamente a mi boca, que no dudo en
recibirla y saborearla hasta que dejara de emanar.



Ella había alcanzado su primer orgasmo, mientras yo, aun me
mantenía al 100%. Me subí sobre ella y separando agarrando fuertemente con mis
manos sus nalgas, dirigí mi pene a esa húmeda cavidad que se abrió, poco a poco
hasta alojarlo completamente.



Comencé a moverme mas fuertemente, saliendo y entrando de su
vagina, mientras ella me decía al oído palabras ya mas vulgares que no hacían
otra cosa mas que calentarme .....



- Ohhhhhhhhh mierdaaaaa como me tienesssssssss ......
siiiiiiii sigue a si papito que me la tienes hasta el fondo!!!!!!!!!!
.........mmmmmmm que rico se siente ese pico dentro de esta vieja.....
dameeeeeeee... dame mas........ que me tienes como una putaaaaaaaa.....




Date vuelta que te la quiero meter por detrás


Ahí no, me doy vuelta, pero por detrás no........por favor


Bueno, pero date vuelta




La señora se da vuelta, colocándose en cuatro patas. Yo me
aferro a sus caderas y apuntando mi verga a su vagina comencé a bombearla una y
otra vez.



No se que me pasaba, pero me sentía como todo un toro, duro
como piedra, sintiendo como ella recibía hasta el fondo mi herramienta, dando
gemidos y disfrutando al máximo.



Ella no aguantó mas y comenzó a acabar nuevamente en esa
posición.



Me pidió que me detuviera y como todo un caballero yo lo
hice. Ella quedó recostada de espaldas, completamente desnuda, tratando de
reponerse de la sesión que había vivido. Yo mientras me dediqué a chupar sus
tetas, tendido a su lado, manoseándoselas y llevando a mi boca esos pezones que
aun se mantenía erectos.




ahhhhh .. como me has hecho acabar niño por Dios .... y aun
tienes energía, pero esta vieja ya no puede mas....... mmmm que rico se siente
como me chupas las tetas ... sigue.... ¿te gusta chupármelas?


Mm me encanta chuparle las tetas a las mujeres... son mi
fascinación.........


Ahiiiiiii entonces sigue que me encanta sentirlas dentro de
tu boca......




La señora seguía disfrutando pero estaba cansada y no me
aguantaría una mas. A si que mientras se las chupaba, yo me masturbaba, para no
quedarme con mi semen adentro.





Pucha , te dije que a esta edad no era buena para esto
.....


No te preocupes, has estado exquisita


Te he dejado con ganas ..... déjame hacerlo a mi.




Me acosté de espalda dejando que ella sentada me masturbara.




que rica la tienes .... mira como sigue igual de dura que
al principio


mmm se siente rica tu manos ... no te detengas.....mmmm
sigue a si


Que rica la tienes muchacho ..... si fuera mas joven te
dejaría igual como tu me has dejado


Súbete arriba mío y colócala entre tus tetas


Bueno .. si eso quieres


Asi ... que rico sentir mi pene entre tus tetas.......




Ella hacía su mejor esfuerzo por darme placer con sus tetas,
moviendo su cuerpo de arriba abajo..... rozándome con sus pezones la punta de mi
verga.....



Sin esperar mis instrucciones, volvió a meterla en su boca y
comenzó a darme el mismo tratamiento que al principio.



Sentir su boca nuevamente me llevó a calentarme mas y más,
hasta que comencé a avisarle que no aguantaría mucho mas si seguía así.




Dale no mas! .... entrégale tu leche a esta vieja en la
boca ..... igual como tu hiciste conmigo




Con esa autorización, ya me relaje y comencé a disfrutar al
máximo su boca, su lengua. Ella se esmeraba en dame un buen trabajo y lo hizo,
ya que a los pocos minutos, comencé a gemir mas fuerte , avisándole que ya me
corría.



Ella en ningún momento trató de sacarla de su boca, al
contrario, aumento la intensidad de sus chupadas hasta que recibió entre fuertes
gemidos mi semen caliente dentro de su boca.



Cuando termine de expulsar mi leche en su boca, sentí como
ella botó lo que tenía en su boca en mi pelvis. Pero aun a sí, siguió
chupándomelo hasta que mi verga se puso blanda en su boca. Solo ahí dejó de
chupármela.



Yo quedé igual que ella, rendido y contento de haber
disfrutado una sesión de sexo, que no me la esperaba.



Conversamos unos cuantos minutos mas y se levantó, se vistió
y se marchó.



Nunca mas la volví a ver, pero experiencia vivida .... fue
fascinante.



Me encantaría que alguna mujer de Santiago de Chile, que lea
este relato y sea mayor de 40 años, me contactara para escuchar sus comentarios.




POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO
( con guión bajo )


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 2
Media de votos: 8.50


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Señora de 50 años
Leida: 1528veces
Tiempo de lectura: 11minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


folladas en la piscinarelatos eróticos tríosporno transesualrelatos calientes un taxista me estrenó la colapono pilladasrelatos sexohombres gays maduros follandorelatos fantasias eroticastrio amaterrelatos eroticos de veranorelatos sexo madreviudas cachondasshizuka y nobita pornomasturbando a mi perroporno extra fuerteRelato como le meti la verga a mi hermana y coge sabrosotravestis con polla enormemujeres perdiendo la virginidaddesvirgaciones brutalesporno de hermanola babosa pornoxeso brutalcortos eroticos gayfolla virgenseñoritas pornomaduras playa nudistalas abuelas follanrelatos violando ami madre cuando esta ebria no consentidovideos pormos gayspprno geyporno anorelatos cojiendoa mama y a paparelatos masturbacion femeninaporno español travestimamando guevosolo incestosabuelo folla jovenfollando en el sex shopvideos pornos gratis babosacornuda consentidamujeres follando en fiestasDurmiendo con la tia naty RELATOS ERÖTICOSporno jevencitaspoya enormeporno viejos gayporno de disfracesfelacion pornomi madre sebaña relatosrelatos gay habladosrelatos gaiporno gay con madurostrios porno amateursrelato sexo realcachondas perdidassexo gratis de viejosdesvirgacion anal realfollar gallinas[email protected]culos perreandowebcam porno baratasRelatoViolada y preñadavecinas amateurfollando ala nietami primera vez con un perroporno incesto relatosPorno misrelatos me a echo daño en la rodia y el entrenador follando a papatetudas guarrasesther arroyo follandopono grtisrelatos eroicosporono madurasviolando a mi tiaguarras pornfollada despedida solteraviolaciones en el pornoRelato erotico mi hije me dejo cojer con su esposo mi yernopornito.comhistorias sexo duroporno aventuraschicas borrachas pornoRelatos hot suegroporno abuela y nietaRELATOS MIS PADRES ME TRAJERON UNA SEÑORA PARA SEXOsexo abuelas y nietos