webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to Download this video!


Relato: Grabando a mi hija



Relato: Grabando a mi hija

Grabando a mi hija



Este relato es pura ficción con alto contenido pornográfico y
en él participan niños pequeños. Por favor no lo leas si hiere tu
susceptibilidad…



Esta historia comienza hace algunos meses, justo después de
un gran operativo en el que tuve que participar. Me llamo Hans y soy policía, de
la división de delitos cibernéticos. Es por eso que hace poco me tocó formar
parte de la brigada que desbarató una extensa red de pornografía infantil.



Luego de largas investigaciones, detuvimos a 30 hombres,
todos ellos profesionales, quienes intercambiaban y hasta producían material
pornográfico con cientos de niños de diferentes edades y razas. Se incautaron
discos duros de computadores, videos, álbumes fotográficos y todo tipo de
material.



Yo me dediqué a las detenciones, mientras que otros de mis
compañeros clasificaron el material incautado. Al cabo de dos días de pesquisas
y cuando ya estaban todos los pederastas detenidos, vi en mi oficina el listado
del material pornográfico que se había quitado a los degenerados. La lista, que
indicaba el número de computador, video o álbum en el que se encontraba cada
material, contenía: sexo con niños de 3 a 5 años, sexo con niños de 5 a 8 años,
sexo con niños de 8 a 13 años. Penetraciones anales. Dobles penetraciones. Sexo
con niños y animales. Sexo con niños y excrementos. Violaciones a bebés, etc.



Debo decir que a pesar de mi experiencia en casos de este
tipo, me impresionó constatar el grado de depravación que movía a los pedófilos.
Pero algo más debo admitir… y es que esa lista me produjo un morbo que jamás
pensé sentir frente a un tema como el de la pornografía con menores.



Soy padre de una hija que ya tiene 8 años y siempre he
detestado a los pederastas, sin embargo algo pasó y sentí unos deseos
irrefrenables de ver algo de todo ese material. Me tranquilicé a mi mismo
pensando que lo haría para poder entender la magnitud del daño que esa red
estaba causando. Pero en el fondo sabía que era para satisfacer mi morbo.



Esperé a que todos se fueran de la oficina y me quedé sólo yo
y un compañero a quien le correspondía hacer el turno de la noche. De esa forma,
me fui al depósito de "pruebas", con la excusa de hacer un catastro del
material. Entré a la habitación donde estaba todo lo incautado y cerré la
puerta. Conecté el reproductor de video y me senté frente a él, pensando qué es
lo que vería.



La primera cinta que tomé en mis manos era una cuyo rótulo
decía: "Sexo con niños de 4 años". Pero la solté. Algo me detuvo y preferí tomar
otra: "Sexo con niños de 11 a 13 años". La puse en el reproductor y di play. Lo
que siguió me sobrecogió… pero me produjo la mayor excitación de mi vida.



Se veía una habitación amplia con una cama y unos muebles.
Sobre la cama, de dos plazas, había una niña de unos 11 años, quizás un poco
más. Blanca, asiática, de ojos rasgados y facciones muy bellas, muy finas.
Estaba desnuda, y mostraba unos pechos pequeños, de pezones color miel y aréolas
grandes. Caderas pequeñas y pelo negro que le llegaba hasta la mitad de la
espalda. Estaba de rodillas sobre la cama y se veía que lloraba. De pronto entró
al cuadro un hombre con la cara cubierta por un pasamontañas. Él también estaba
desnudo y al llegar a la cama, tiró hacia delante a la niña, quien quedó en
cuatro patas con el culo hacia arriba. El hombre no dudó un segundo y metió un
enorme pene que no bajaría de los 18 centímetros dentro del ano de la menor.
Ella daba gritos desgarradores. Pero anda hacía detenerse al hombre. La verga
introducida hasta las profundidades rectales de la chinita la hacían babear,
pero de dolor. Lloraba aún más, trataba de soltarse, pero nada conseguía frente
a la fuerza de su violador.



La cámara ayudaba a mi excitación, que cada vez fue creciendo
más, ya que se acercaba y hacía primeros planos muy reveladores. Primero en la
cara de la niña. Sus ojos llenos de lágrimas, su boca con hilitos de baba entre
los labios y sus fosas nasales abriéndose y cerrándose al ritmo desenfrenado de
una respiración agitada se veían increíbles. Luego en el ano. La cámara captaba
cada embestida de ese pedazo de carne gordo, lleno de venas gruesas, de un color
café oscuro.



Estuve unos cinco minutos viendo esa culiada fenomenal hasta
que sentí ruidos y puse stop, para que no me descubrieran. Pasaron los segundos
y nadie llegó, así que decidí seguir, pero cambiaría el video. Dentro de mi
pantalón ya se marcaba un bulto interesante. Estaba erecto y sentía grandes
deseos de masturbarme, así que puse una nueva cinta en el reproductor y saqué mi
pene. Lo tomé en mi mano y con ritmos cadenciosos esperé las nuevas imágenes.
Esta cinta decía "Oral anal a niñas de 12 años".



Me preparé para algo que seguro sería bueno y no me
equivoqué. En la pantalla había una niña de 12 años, morena (creo que debe haber
sido peruana o boliviana, por sus exóticos rasgos indígenas). Tenía un par de
trenzas en su cabello negro, y vestía uniforme escolar. Era algo gordita, pero
de muy buenas formas, pechos desarrollados y grandes, como de una niña de 17 o
18 años, y sus piernas eran torneadas a pesar de lo gruesas.



Noté que la niña debía estar algo drogada quizás, porque se
mostraba muy cooperadora en cada cosa que le hacían. Así, un hombre de unos
cincuenta años le ofreció su pene erecto a escasa distancia de su boca y la
niña, arrodillada frente al tipo, lo tomó de inmediato y se lo zampó dentro de
su boquita. Tenía los labios muy rojos, pintados con un fuerte lapiz labial, por
lo que la tranca de su violador iba quedando rojiza. La niña se relamía dando
lengua al glande rozado intenso del hombre. Y gemía de placer cada vez que una
gota de líquido preseminal salía desde el interior. Sin duda, a pesar de su
corta edad, la niña tenía experiencia, porque manejaba con maestría el pene.



Su lengua succionaba cada vez más y de pronto tuvo toda la
carne del hombre dentro de sí. Debió haberle llegado hasta la garganta y se veía
que así era, porque las arcadas se repetían constantemente, a pesar de lo cual
no dejaba de mamar.



En ese momento apareció en escena otro hombre, de cincuenta
años seguramente también, quien mientras la pequeña lamía la polla del otro, le
iba propinando fuertes nalgadas en su trasero. Mientras el segundo tipo más le
pegaba, ella más se excitaba al mamar la verga del primero. La cámara se
trasladaba entre la mamada y las nalgas coloradas de la pequeña morenita. La
furia en los golpes del segundo tipo lo hizo adoptar una erección única, con la
que comenzó a penetrar analmente a la niña. Ella comenzó a llorar. Se ve que la
mezcla entre dolor y placer que estaba sintiendo era indescriptiblemente
gratificante para su cortos 12 añitos.



Yo en ese instante me pajeaba sin ningún pudor y estaba a
punto de correrme, cuando me sobresaltó una voz. ES RICO ESO, NO?. Era la voz de
Manuel, mi compañero que hacía turno por la noche. Entendí que me había estado
observando desde hacía rato, porque incluso portaba una cámara con la que había
grabado toda mi masturbación. NO SABÍA QUE ESTABAS AQUÍ… YO… SÓLO ESTABA MIRANDO
EL MATERIAL… Dije avergonzado tratando de ocultar mi pene dentro del pantalón,
pero me era imposible, porque estaba a mil y con la erección demasiado dura.



Lo que pasó después me marcará para siempre. Manuel se acercó
a mi y me propuso algo. MIRA… NO QUIERO DENUNCIARTE POR LO QUE ESTABAS HACIENDO…
YA SABES QUE TE DARÍAN DE BAJA INMEDIATAMENTE SI SUPIERAN QUE TE EXCITAS CON
ESTAS COSAS… PERO TENGO UNA IDEA QUE TE PUEDE ASEGURAR MI SILENCIO…



Yo no sabía qué hacer, así que le pregunté de qué se trataba.
Manuel me lo aclaró. QUIERO DOS COSAS. LA PRIMERA ES QUE ME MAMES LA VERGA AHORA
MISMO, HASTA ACABAR EN TU BOCA Y LA SEGUNDA ES QUE ME TRAIGAS CADA SEMANA UN
VIDEO DE TU HIJITA DESNUDA HACIENDO CUALQUIER COSA. LO TOMAS O PIERDES TU
TRABAJO PARA SIEMPRE.



Asustado, comprendí que estaba en sus manos. Pero también
pensé en una fracción de segundos que lo que me estaba pasando era un regalo
caído del cielo. Claro, porque en el fondo Manuel no pensaba denunciarme, ya que
si lo hacía, yo también lo haría perder su trabajo por las cosas que me estaba
pidiendo. Pero estaba claro que ambos podríamos pasarlo muy bien si seguíamos el
juego del chantaje. Yo hace tiempo que quería experimentar una relación
homosexual a raíz de unos videos de pornografía gay que habíamos incautado
porque tenían menores.



Le dije que aceptaba. Así, luego de poner otra cinta, en la
que un par de niños eran penetrados salvajemente por dos travestis dotadísimos,
se la comencé a chupar. Una verga grande, lustrosa, con un buen olor a macho.
Casi diez minutos, hasta que mis cansadas mandíbulas sintieron la fuerte
descarga de semen inundando mi garganta. Exquisitos chorros de ese espeso
líquido pegajoso chapoteaban por mi boca.



El primer paso del chantaje estaba hecho. Ahora yo debería
cumplir con lo demás. Esa noche nos despedimos y llegué a casa pensando en lo
que había hecho. Me sentía mal, culpable, hasta sucio. Decidí darme una ducha.
Luego fui a la cama y besé a mi esposa que, acostumbrada a mis llegadas tarde a
la casa, ya estaba dormida. Casi no pude dormir, porque en mi cabeza daba
vueltas y vueltas el hecho de que debía filmar a mi propia hija de 8 años para
darle el video a Manuel. Pensé en no hacerlo, pero eso significaría perder la
oportunidad de disfrutar su rica verga que tanto me había dado placer.



Aún con culpa, pero decidido a no perder el pene de Manuel,
al día siguiente volví del trabajo más temprano que de costumbre, sabiendo que
mi esposa llegaría dos horas más tarde desde su propio trabajo. Le dije a la
sirvienta que podía retirarse a su hogar, que yo me encargaría de Sofía, mi
hija. Y así quedé solo con mi niñita. No quisiera describirla, para que no se
exciten pensando en ella, porque más allá de Manuel no pretendo que mi hija de 8
años sea objeto del deseo popular. Ojalá me entiendan. Sólo les diré que es muy
parecida a una actriz que se llama Cristina Ricci.



Le dije a Sofía entonces que se fuera a dar su acostumbrada
ducha nocturna, pero ella alegó diciendo que era muy temprano. Yo le indiqué que
sorprenderíamos a su mamá cuando llegase mostrándole que su niñita ya estaba
lista para acostarse, con lo que la convencí. Teniéndola desnuda en la bañera
entonces, llevé al baño mi cámara filmadora y le dije que no se preocupara, que
la grabaría para tener unos archivos de la familia y hacer lindos videos, a lo
que accedió. Le dije que repetiríamos las grabaciones una vez cada semana para
tener muchas y que yo la recompensaría con regalos, pero que no le contase nada
a su mamá, porque era una sorpresa. Ella estuvo encantada, le gustaban las
cámaras.



Lo que siguió, debo admitir que me avergüenza decirlo… pero
me excitó mucho ver a mi pequeña hija mojándose y refregándose con el jabón
todas sus partes. Y me excitaba aún más porque es una niña muy bien enseñada que
cuida mucho su higiene, por lo que pasaba insistentemente su mano por su
vaginita virgen tratando de limpiarla bien.



Al final le agradecí, besándola en la mejilla y ayudé a
secarla, pasando su toalla con delicadeza y excitación por sus partes más ricas.
Sus tetitas pequeñas y su entrepierna, en la que "descuidadamente", metí un dedo
al pasar.



La costé y me fui a ver el video. Era la primera de muchas
veces en las que vi a mi hija bañándose, acompañado de Manuel y sirviéndome su
sabroso pene. Ahora siento culpa por todo lo que estoy haciendo, pero admito que
no puedo dejarlo… ya no puedo detenerme.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 1
Media de votos: 5.00


Relato: Grabando a mi hija
Leida: 64123veces
Tiempo de lectura: 8minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto

























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



Relato erotico soy minusvalidamadres cachodasfollar en saloucaperucita roja follandoabuelos follando gayshistorias calientesmaduro folla joven gayabuela se folla nietorelatos porno con viejasporno maduraaanal primerizarelatos er0ticoscanarias follandocortos relatos eroticosmaduras masturbadorasrelatos porno transexualesputas travestiporno abuelosabuelos follando con nietael coño de mi mujerpornos calientesrelatos eroticoswsexo playa pornocuentos porno gaycuarentonas muy calientesporno de enanos gratisrelatos erpticos spbrinp bdhistorias para masturbarseviolando a mi amigasexo gratis sadorelatos eroticos comprando pequeñasrelatos eroticos elite relatos de me desbirjino mi perrote rasa sanbernardoRelatos eroticos cortoz de mexicojoven follando con abueloporno duro lesvicosupositorios eroticosyo masturbandomerevista climax españarelatos mujeres madurasfollando infragantiporno maduras violadasabuelas con grandes tetasrelatos eroticozpornomadirasfotosrelato erotico la comadre de puebla ea bien putarelatos eroticos puritanasfolladas por enanosrelato con mi madreama casa pornoviolada mientras duermesexo abuela nietofolle a mi hermanarelatos eroticos e incestomadura pajasrelatos eroticos suegrabuscador porno gayporni madurasviolacion lesbicamorbo conudosVideos porno cuñada le gusta cuparmelo monjas maduras follandoLeche de matronas orondas en videos pornofollar relatosmaduras casadas calientesabuelas muy viejas follandoalbañiles gaysporno geys gratisporno sado masoporno acianaszorras del pornomasturbando a mamamujeres follando con abuelosrelatos + cuando mi compadre no estalimpiadora cachondarelatos eroticos con mi mujerseñora putaabuelas muy guarrasporno gay con perroshistorias eroticas incestorelatos eroticos oidos