relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mis cinco pajas en un hotel de 4 estrellas





Relato: Mis cinco pajas en un hotel de 4 estrellas

MIS CINCO PAJAS EN UN HOTEL DE 4 ESTRELLAS



Por motivos de trabajo viaje a la ciudad de Santa Cruz,
Bolivia, una región que hace mucho calor, entre 25 a 30 grados. Estuve en un
hotel de 4 estrellas.


La primer noche no hice nada porque antes de partir hice el
amor con mi mujer.


La segunda noche, después de las reuniones de trabajo (soy
ingeniero de sistemas, tengo 45 años, soy casado, una pareja como hijos, soy
heterosexual, aunque me gustaría tener alguna experiencia bisexual), me fui al
hotel, ingrese al baño y me metí a la tina con hidromasaje, eso ya me calentó
mucho.


Así que salí desnudo y me vote a la cama, una cama de dos
plazas, grande rodeada de espejos, se darán cuenta que estar desnudo, rodeado de
espejos viéndote tu cuerpo y tu pene erecto es para ponerse a mil, así que no
dude y empece a masturbarme como siempre lo hago, poniendo crema a mi miembro y
mis manos, acariciando todo mi cuerpo, especialmente mis nalgas.



Era tan emocionante estar solo, sabiendo que nadie me
interrumpiría, que tenía toda noche para mi, mis manos y mi pene erecto. Traté
de tardar lo más que puede, me puse una almohada en la cintura de modo que
parecía que iba a dar un volterete, llevando mis pies lo más atrás posible, de
modo que mi pene se acercaba más a mi cara; además, los espejos reflejaban todo
mi cuerpo, especialmente mis nalgas, desnudas, con mi culo bien abierto, era
tanta la excitación que ya no pude más: terminé con cinco lechazos en mi cara,
mi pecho y mi vientre, gemia de placer.



Como hace mucho calor me tape apenas con una sábana y no me
limpie mi semen, dejé que se secara en mi cuerpo y así me dormí: Eso de las
cuatro de la madrugada, desperté, sintiendo mi pecho con mi semen seco, eso me
volvió a excitar, no dude nuevamente de masturbarme, cogí la crema y unté mis
manos y mi pene, mi mano frotaba bajando y subiendo mi glande, a los pocos
minutos tuvo un segundo orgasmo terrible, otra vez el semen salió con tres
lechazos y un poco más. No me limpie, deje que se secara.


Al día siguiente desperté a las 7 ingresé al baño al ver mi
semen seco en mi cuerpo me volví a excitar, mi pene se puso duro, quería
nuevamente masturbarme pero, debía ir a continuar con el trabajo.



La tercera noche, al ir a cenar encontré una tienda de ropa
para hombres, ingresé y ví la sección de calzoncillos, había una variedad, así
que compre tres. (Les cuento que desde muy joven mi ropa interior me excitaba y
aun me excita, hasta ahora cuando compro nueva ropa interior, si no hago el amor
con mi mujer al momento de estrenar esa ropa, busco el momento preciso y me
masturbo, bueno es una forma de fetichismo, eso creo).



Con esa idea en la cabeza me fui al hotel, como siempre me
metí a la tina, para estar limpiecito y oloroso para masturbarme, en el momento
preciso desnudo, me ponía y sacaba los calzoncillos, mirándome en los espejos,
era un momento de mucha excitación, en cada sacada de calzoncillo, con el pene
erecto (tengo uno de 18 cms y de circunferencia de 13 cms, es un tamaño común)
éste se iba hacia atrás para dejarlo soltar al salir del calzoncillo y golpearse
en mi vientre. Otra cosa que me gusta ver mucho es al sacarme el calzoncillo en
los espejos y ver cómo mis nalgas aparecen desnudas, es una sensación muy
excitante. (En otros relatos les contaré lo que hago con mi culo y mi ano, he
hallado otra forma de masturbarme)



Estando tan caliente, me vote en la cama y, ya desnudo,
utilice nuevamente la crema, como lubricante y frotar mi pene una y otra vez, el
líquido preseminal era la antesala de otro orgasmo suculento, este líquido me lo
metía a la boca saboreando lo que estaba pronto a venir.



Estuve un buen rato tomando diferentes posees masturbatorias,
desde aquella tradicional echado en la cama, hasta las más imaginativas como esa
de subir los pies lo más alto posible, de tal modo que tu pene apunta directo a
tu rostro. Tienes el cuerpo erizado porque te estiras lo más que puedes (como
ponerse manos, o aquella pose en que miras tus nalgas y las golpeas lo más
fuerte que puedas, abres tu ano para ver tu orto, te acaricias tus tetillas, tu
ano, te metes el dedo o los dedos y disfrutas de tu sexualidad, y de rato en
rato tu mano baja y sube, frota tu pene hasta que llegó el momento más
placentero, como la noche anterior terminé con mi semen en mi pecho, era tal mi
excitación que no dude en meterme mi semen en mi boca y saborearlo.



Al día siguiente, no pensaba masturbarme, porque tenía una
reunión toda la tarde y parte de la noche y, como era la última noche estaba
previsto una despedida, lógicamente con bebidas; sin embargo, de último momento
me informaron que la reunión se suspendía para el día siguiente; eso me dada la
tarde libre.



Fuimos a almorzar y me despedí de los colegas con el pretexto
de visitar un pariente, fui al hotel, me bañé y decidí ir a esa casas de citas
(en esta ciudad y en la que vivo La Paz Bolivia, hay muchas casas y muchachas,
salen en los periódicos que te dan tres orgasmos uno vaginal, uno oral y un
tercero anal, eso varia según el costo; el más barato, un solo orgasmo te cuesta
cerca de 8 dólares, obviamente hay muchos más caros). Con esa idea en la cabeza,
me contacté con una muchacha fui a la casa de citas, eso de las seis de la
tarde, pague por una hora (15 dólares), debería tener dos orgasmos uno vaginal y
otro oral.



La primera media hora la pase muy bien hice el amor
vaginalmente, lógicamente con preservativo, como estaba con ganas hicimos
algunas poses y de tanto meter y sacar llegué a un estupendo orgasmo. Luego
desnudos estuvimos un buen rato encima la cama, acariciándonos mutuamente, como
era de suponer otra vez se me puso erecto, me puse el preservativo y la muchacha
empezó a chuparmelo, pero, por algún motivo se me pasó los deseos así que me
vestí y me fui al hotel.



Al llegar, grande fue mi sorpresa cuando me dí cuenta que el
sauna estaba vacio, preguntando al botones me dijo que ya nadie ingresaría
porque pensaban apagarlo, ante esta situación le pedí que lo mantengan prendido
por lo menos una más, para que pueda saunarme, aceptó mi pedido, subí a mi pieza
ya con la idea fija de masturbarme en el sauna, baje con la mínima ropa y con mi
frasco de crema (lubricante para mi pene), el sólo pensar que estaría solo ya me
puso a mil.



Otra de las cosas que les cuento es que también desde muy
joven me gustaba ir al sauna, por lo general iba lo más tarde posible para que
cerca de la hora de salida esté poca gente o lista para irse a su casa y de este
modo el sauna esté libre, ese era el momento en que aprovechaba para masturbarme
bajándome el short que usaba; pero se darán cuenta que era una tensión porque el
rato menos pensado ingresaba alguien ya sea otro parroquiano tardón o que quizás
tenía las mismas intenciones de masturbarse, o también ingresaban los jóvenes
que hacían la limpieza, por lo general para satisfacer mi calentura me iba a una
ducha y me masturbaba, alguna vez hasta dos veces.



Con todas estas cosas en la cabeza y los recuerdos, era las
pocas veces que se presenta una oportunidad así, yo sólo en el sauna, desnudo
con el pene erecto a mil. Cerré bien la puerta, pero además seguro de que nadie
vendría, me voté en el suelo, empece a jugar con mi pene, acariciar mi cuerpo,
ponerme crema en mi mano derecha y mi pene y subir y bajar, subir y bajar (ahora
que esto y escribiendo esta mi historia, totalmente verídica, tengo el pene
durísimo y me la estoy cascando poco a poco, cosa de todavía no terminar, porque
quiero primero terminar de escribir este mi relato).



Estuvo un buen rato así, luego, al igual que la noche
anterior coloqué mis pies en la pared de modo que parecia que iba a pararme de
manos, de tal modo que coloqué mi culo, mi ano directo a una ventanilla de donde
salía un chorro de aire caliente.


Se dan cuenta, tener el culo elevado, el ano abierto por la
excitación, los pies arriba, el pene a mil y tu mano bajando y subiendo, bajando
y subiendo, frotando tu pene con la cabeza roja, el cuerpo se eriza; no sólo
sudaba por efectos del sauna, también por efectos de la masturbación y la
tensión de retener lo más que pueda el orgasmo. De tanto bajar y subir la mano
por mi pene, el airecito caliente apuntando a mi culo y mi ano, ya no pude más
así que vote semen por mi pecho, aunque ya no con tanta fuerza como la primera
noche, pero igual o más placentero, de años se me cumplió mi sueño de tener un
orgasmo en un sauna (si pueden hacerlo les aconsejo es una sensación única, es
otro gusto de masturbación).



Me bañe, vestí y me fui a cenar, regresé al hotel, me desnude
nuevamente y me metí a la cama, estuve buen rato, viendo televisión, hasta que
tanto recordar lo que me había pasado se me pusó erecto el pene. Como al día
siguiente debería regresar y sabiendo que en casa ya no tendría la privacidad
que estaba teniendo en le hotel decidí hacer la última pajita, así que me
masturbe con tan tanta intensidad, que tarde un poco en llegar al orgasmo, esta
vez me salió poco semen pero me gustó.



Claro que llegando a casa, de regresó tuve que disimular con
mi mujer pues, no tenía muchas ganas de hacer el amor.



Ahora que he terminado de contarles lo que me sucedió en ese
viaje (además vez que viajo solo siempre voy con la idea de masturbarme, es un
gusto aparte, con mi mujer llevó una vida sexual normal y satisfactoria hacemos
el amor por lo menos cuatro veces a la semana, que creo es lo normal en las
parejas; pero, vez que tengo la oportunidad me masturbo porque me gusta y es una
sensación deferente, no tengo el más mínimo remordimiento ni reparo, es una
forma más de vivir mi sexualidad).



Como les decía, hoy estoy solo, en casa mi mujer está de
viaje con mi hija e hijo, llegará recién para el 9, tengo dos días de estar
sólo, este domingo que pasó me he masturbado dos veces, esta noche al terminar
esta mi historia me ducharé y terminaré mi trabajo de masturbarme, ahora sólo
estóy desnudo escribiendo con el pene durísimo, pero hago el sube baja poco a
poco, para no tener un orgasmo en mi computadora, sino en mi cama.


Aunque varias veces me he masturbado frente a mi computadora
viendo videos de jóvenes masturbándose, si les gusta, le envio algunos correos
electrónicos para que visiten esos lugares.


/


/


/


/


/


/



/


/


/


/



/
(GOOGLE)


/>

/


/


/



/>


Para finalizar les digo que lo escrito es un hecho verídico,
eso es lo que me pasó, no tengo porque fantasear, si les gustó mi historia,
espero que me escriban, más adelante les contaré otras lindas experiencias que
tengo con mi cuerpo, es decir mi pene, mi ano y mis manos.




POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Mis cinco pajas en un hotel de 4 estrellas
Leida: 643veces
Tiempo de lectura: 8minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


relato porno incestochinos gays pornomi primera infidelidadrelatos lesbicojuegos porno violaciongayguarrostravesti follando tiasprimeriza analfollar compañera trabajorelato porno gayrelatos eroticos con mi comadrechicas follando con ponysrevista erotica climaxviolaciones caserasrelatos porno mi esposa sobrino meteme la vergasexo lesbico salvajerelatos adultos gratisabuelo y nieta xxxpono gayschica violada pornoorgasmo femeninos pornoporno gay colombianofotos viejas calientesrelatos porno sadoincesto relatosrelatos exitantessilla consoladorrelatos eroticos primosfollando vecina tetonadoraemon pornonieta y abuela follandovideos porno gay largosmadres guarras gratisporno gay heterosexualcuentos eroticos filialesporno yonkismama hijo indecente relato eroticotios peludos gayrelatos de mi esposo y su compadrefollar con el fontanerorelatos eroticos teatroporno safariRelatos xxx apoyandole a mi hermana en el metromadres fotos pornofollando viudasrelatos er0ticosinsesto gratisporno con tetudastocando pechitos nacientes relatos eróticosrelatos sexo sadofollada en los probadoresintercambio parejas relatosmi prima desnudarelatos de sexo entre cuñadosfolladas lesbicasnobita follando con shizukafollando en el transporte publicorelato erotico me goce a mi cuñadorelatos con morboprimer anal pornofollada colegiocogiendo a mamarelatos cortos de sexodespedidas de soltero pornoporno insestopeliculas porno bisexualestrios pornos caserosrelatos porno largos[email protected]folladas chinasporno mayoresporno en incestovideos eroticos bisexualesporno relatosrelato infidelidadrelatos muy eroticos padrinos al atakemasajes pornograficossexo con tia buenarelatos gays españolesmadres follando con los amigos de sus hijosporno gratis mayoressexo con monjasrelatos eroticos hijastrafotos amateur 123historias gay calientesrelatos dominacion masculinavideos porno supositoriostransexuales preciosasmama hijo indecente relato eroticofollada vecinaporno gay musculosorelatos erotiticosrelatos pornos españoles