webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to Download this video!


Relato: Historia en la disco (contado por la mujer)



Relato: Historia en la disco (contado por la mujer)

Esta historia ocurrió cuando tenía 20 años. En esa época yo
estaba en Universidad estudiando y la verdad no me daba tiempo para comenzar una
relación sentimental con nadie ya que todo el tiempo se lo daba a los estudios.
Debido a lo mismo, empecé a sentirme sola y con ganas de tener un novio como
muchas de mis amigas tenía.


Para mi conseguir un novio, aunque suene poco modesta, no
sería tan complicado porque me considero una mujer atractiva, nunca una top
model ni nada de eso, pero si atractiva y simpática. El punto es que en esa
época de mi vida mi prototipo de hombre, que me hacía derretir y que me soñaba
era de los tipos musculosos tipo Rambo.


No sé porque me gustaban tanto los hombres llenos de músculos
por todas partes, quizás sentía que ellos me daban seguridad, quien sabe. Ahora
también me gustan, pero no soy tan rígida, ahora gusto de varios tipos de
hombres.


Bueno, pero para ir al grano de la historia, un fin de semana
una amiga me convenció de que saliéramos a una disco solas a divertirnos y
quizás ahí encontraría a mi príncipe azul. En un principio no quería porque
tenía mucho que estudiar, pero luego acepté ya que como dije antes, la soledad y
las ganas de un novio ya me estaban inundando.


Esa noche nos arreglamos muy bien ambas, yo me puse un
vestido suelto negro, era corto (como 3 dedos mas arriba de la mitad del muslo),
era un vestido escotado y se sujetaba de 2 delgadas tiritas doradas, una en cada
hombro. Zapatos de tacones negros, me tome el pelo, me puse un perfume liviano y
salimos. Fuimos a una disco bastante grande y conocida, pedimos unos tragos y en
algunas oportunidades salíamos las 2 a bailar juntas o solas o también cuando
algún chico nos invitaba porque la música estaba muy buena.


A eso de la 1:30 de la madrugada en una mesa cercana a
nosotras se sientan 2 tipos entre jóvenes y maduros, no se quizás entre 30 y 35
años. Estaban muy guapos, mi amiga inmediatamente me hizo los comentarios de
cada uno y lo mejor de todo es que uno de ellos, el más alto, era de mi tipo de
hombre. Si bien no era un fisicoculturista, pero si era muy grueso y lleno de
músculos. Vestía con una polera sin mangas lo que hacía que sus enormes brazos
se lucieran por completo. Él llamaba mucho la atención de hombres y mujeres por
su volumen y a mi me llamaba la atención por todo lo que él podría ser para mi.


Estaba muy entusiasmada, parecía una niña de 15 años y mi
amiga planeaba como llamar la atención de ambos, pero la verdad no fue necesario
porque al rato notamos que ellos nos miraban más de la cuenta. Nosotras en un
acto casi natural de las mujeres, nos sonreímos coqueteando con ellos. No
pasaron más de 5 minutos cuando ellos ya se dejaban caer en nuestra mesa
invitándonos un trago, a lo que obviamente nosotras accedimos.


A mi el chico musculoso me tenía trastornada, era enorme,
medía algo así como 1.85 y tenía unas espalda anchísima. Mi amiga por su lado,
más canchera, ya conversaba con el otro chico conociéndose muy rápidamente, y yo
haciendo lo mío con mi chico. Fuimos a bailar y la verdad me sentía algo
observada porque él no pasaba inadvertido con nadie y varios volteaban a verlo o
hacían algún comentario. Yo le pregunté si no le molestaba que lo miraran tanto
y que hablaran por detrás cosas de él y él me dijo que ya estaba acostumbrado y
que no le daba importancia.


Me tomo de la cintura mientras bailábamos y sentí sus enormes
manos abrazarme fuertemente y yo me colgué de sus hombros. Como era de
esperarse, porque todos hacen lo mismo, él fue bajando lentamente sus manos de
mi cintura para quedar en la curva de mis nalgas a lo cual yo no dije nada
porque si ya me había quedado callada cuando otro chico con que había bailado
esa misma noche me dio una nalgada cuando se despidió de mi después de terminar
la música, menos iba a alegar con él que realmente me interesaba.


Así transcurrieron como 2 horas entre bailes y conversar. Él
era un hombre interesante, se notaba inteligente y culto, soltero, y otro dato
interesante, que aunque las mujeres digan que eso a nosotras no nos importa,
pero yo sí que lo dejé grabado en mi memoria, es que tiene cargo de gerente en
una empresa internacional. Toda esa información la procesaba y cada vez me
quedaba más enbobada con él, aunque debo reconocer que trataba de disimular mi
interés, pero creo que no lo lograba porque notaba como él me sonreía en forma
muy seductora como diciéndome: "me gustas mucho y se que también yo te gusto
nena".


Eran cerca de las 4:00 de la madrugada cuando los 2 chicos
nos dicen: - Porque no nos vamos de aquí, las llevaremos a un mirador hermoso
que conocemos para ver el amanecer – Para nosotras eso es muy romántico por lo
que accedimos de inmediato. Ellos nos pagaron nuestras cuentas, tomamos nuestras
cosas, los chicos nos tomaron de las manos y nos llevaron cada una a su auto. Al
salir nosotras nos mirábamos con mi amiga en forma cómplice y nos sonreíamos con
ganas de hablar de ellos pero eso sería seguro al día siguiente.


Llegué al auto de mi chico y me dejó sorprendida, era un auto
BMW deportivo azul descapotable, hermoso, me abrió la puerta como todo un
caballero y nos fuimos. En el coche seguimos conversando, yo iba con las piernas
cruzadas por lo que mi vestido había subido un poco dejando casi toda la pierna
a la vista. Claro y él muy canchero mientras hablábamos me puso su mano en mi
muslo y lo acariciaba, a lo cual yo no me resistí, pero sentía que mi corazón se
comenzaba a acelerar por una mezcla de nerviosismo y deseo. Le sonreí y lo
coqueteaba cada vez que podía.


De pronto abruptamente viró hacia la derecha y entró
rápidamente por un portón amplio azul al cual le colgaban varios lienzos del
mismo color, un hombre con una linterna comenzó a hacerle señales para
estacionar y ahí me di cuenta a donde me llevaba. – Pero esto es un motel! - le
dije mirando algo asustada hacia fuera del vehículo. – Tranquila preciosa, todo
estará bien, preferí que viniéramos acá para estar más tranquilos y nos
conozcamos mejor.


Me abrió la puerta para que me bajara y yo me puse muy
nerviosa, mil cosas pasaban por mi cabeza. Que hago ahora me decía a mi misma en
silencio, recién vengo conociéndolo y ya voy ser poseída por él?. Pensé en
decirle que no quería entrar, decirle que yo no era del tipo de mujer que él
creía, pero también pensaba que perdería la oportunidad quizás de iniciar una
relación más seria con este hombre que tanto me gustaba.


Él me tomo de la cintura y comenzó a caminar rápidamente
hacia las dependencias, yo media caminando y media trotando porque como andaba
con tacones se me hacía algo difícil seguir su ritmo más difícil se me hacía
porque no me soltaba de la cintura pues me tenía firmemente sujeta. En todo ese
trayecto yo trataba de decidir en que hacer, cada vez me ponía más nerviosa y lo
único que escuchaba era que él me decía – Tranquila preciosura, todo va a estar
bien.


"Espérame aquí y ni te muevas" - me dijo en un tono algo
serio que incluso me molestó un poco. Se fue a hablar al mesón de atención con
un tipo que ahí había y al rato vuelve con unas llaves y me toma de la mano y
caminamos hasta una habitación. Era una habitación muy bonita, tenía ambiente
tropical, muchos colores, jacuzzi, cama de agua, una mesa con 2 sillas, un sofá
de cuero negro, un frigobar, en fin, muy acogedora la habitación.


Ya es demasiado tarde pensé, ya estoy acá adentro y jamás me
va a dejar irme. Terminé de hacer esa reflexión cuando siento que me abraza la
cintura por la espalda y me empieza a besar el cuello. – mmm que sabrosa estas
preciosa – me dijo suavemente en el oído. Acto seguido, me volteó con esos
brazos fuertes dejándome frente a frente a él y nos comenzamos a besar
apasionadamente, nuestras lenguas se entrecruzaban desesperadamente y él sin
perder el tiempo, me comenzó a sobar mis nalgas al tiempo que me besaba como
loco.


Yo por mi parte mientras lo besaba recorría con mis manos sus
pectorales y sus brazos y con cada músculo me excitaba más. ÉL bajó los 2
pabilos de mi vestido hacia los costados haciendo que mi escote se bajara aun
más dejando que el pezón de mi pecho izquierdo se asomara. En un acto de
calentura el se quitó su polera sin mangas quedando desnudo hacia arriba lo que
a mi me excitó mucho porque pude ver la perfección de cuerpo. Mi vestido con los
movimientos ya se había bajado aun mas y mis 2 pechos estaba descubiertos y él
comenzó a tocármelos y apretarme los pezones dejándomelos paraditos.


Yo ya estaba húmeda y completamente excitada y él también, lo
notaba por lo duro de su bulto. Aún estábamos de pie y besándonos ya desnudos de
torso. Mi excitación hizo que mi mano fuera a su pantalón y comenzara a sobarle
el bulto notando que el hombre estaba muy bien dotado. Bajé su cremallera, metí
mi mano para sacar a respirar su aparato y realmente quedé sorprendida al mirar
ese monstruo que tenía, parece que también lo ejercitaba porque era muy grueso y
largo. Comencé a sobarlo junto con sus huevos a la vez que mis senos tocaban los
músculos de sus abdominales superiores.


De pronto me toma de la cintura y me levanta como si fuera
una mariposa indefensa y me lleva directo a la cama, yo caigo de espaldas sobre
la cama de agua y él en forma muy ágil, me levantó el vestido y me bajó la tanga
dejando expuesta mi vagina. Abrió mis piernas y se posó sobre mí aunque no
dejando caer todo el peso de su cuerpo porque imagínense, me asfixiaría de tener
sobre 100 kilos encima.


Con su mano acomodó su pene frente a la entrada de mi vagina
y comenzó a penetrarme suavemente, yo cerré los ojos y comencé a sentir ese
placer de tener un pene dentro. Aceleró el ritmo y ya estaba siendo cogida por
completo, mis gemidos se escapaban de mi garganta sin control, mis manos lo
abrazaban y rasguñaban su espalda. Mis ojos quedaban a la altura de su cuello y
notaba como todas sus venas se inflaban irrigando mucha sangre por la calentura
que tenía. A los costados de mi cabeza estaba cada uno de sus enormes brazos que
sujetaban su cuerpo para no dejarlo caer completamente sobre mi.


Yo cada vez gemía más y más, estaba descontrolada. De
improviso y con su verga aun dentro mío, me toma y el se voltea junto a mi
quedando de espaldas en la cama y yo sentada sobre él. – Vamos zorrita muévete –
me dijo dándome una nalgada. Yo por supuesto comencé a moverme afirmando mis 2
brazos sobre su pecho y cabalgando sobre su enorme pene, llevé una de mis manos
hacia atrás y le acariciaba los huevos mientras seguía cabalgando. Nuevamente de
improvisto me comienza a voltear para dejarme vuelta dándole las espaldas, la
sensación de sentir su pene como giraba dentro mío me hizo llegar al borde de un
orgasmo.


Ahí sentada y clavada por su miembro apoyé mis pies en sus
muslos y mis brazos hacia atrás apoyados sobre sus durísimos abdominales y
nuevamente inicie la cabalgata, yo gemía como loca mientras él por detrás me
sobaba los pechos haciéndome llegar a un orgasmo fantástico. – Cuando veas que
ya voy a acabar putita quiero que pongas tu rostro en mi verga, quiero verte
llena de mi semen oíste! – me dijo mientras yo seguía moviéndome. Yo entre lo
excitada y mis gemidos sólo pude asentir con la cabeza a su petición. De hecho
al poco rato comencé a sentir que el convulsionaba mucho más lo que me hizo
pensar que ya estaba apunto así que me salí rápidamente y me arrodillé al borde
la cama entre sus piernas y lo empecé a masturbar frente a mi cara, pero no, aun
no era el momento del final. – Aun no perra, no tan rápido, mámalo primero –


Metí su pene en mi boca y comencé a hacer algo que no es mi
trabajo preferido pero bueno obviamente una lo debe hacer si te lo piden. Le
lamí todos sus genitales y lo masturbé con mi boca por un buen rato hasta que me
dijo: - Ponte en 4 patas acá en la cama zorrita - . No terminaba de decirlo
cuando ya me estaba levantando para él mismo ponerme en la posición que quería.


Mientras me acomodaba yo ya suponía lo que vendría.
Efectivamente su verga fue directo a mi culito. – Con cuidaaa... aaa....
aaaaaaaayyy... – Demasiado tarde, su pene ya presionaba para entrar muy fuerte y
sus manos en mis caderas me movían rápidamente hacia delante y atrás. Me comenzó
a coger por el culo mucho rato, mi excitación llegó al máximo haciéndome casi
gritar en el segundo orgasmo. Estaba desfalleciendo de cansancio, habían pasado
un hora en que me estuvo cogiendo sin dejarme respirar y controlando muy bien su
poder eyaculatorio, hasta que por fin el ya no soportó más y comenzó a moverse
como loco dentro de mi culito, era obvio pronto eyacularía así que me salí y me
giré para poner mi rostro frente a su pene. Llegué exactamente en el momento
preciso, chorros inmensos de semen brotaron de allí llenándome la cara de lefa
caliente. Mientras salía el semen yo por instantes se lo mamaba lo que hizo que
más de algunos de esos chorros fuera a dar directo a mi garganta tragándome ese
espeso líquido.


Nos quedamos recostados ahí en la cama exhaustos como 10
minutos, eran pasado las 6:30 de la mañana cundo él se levanta , toma mi vestido
que estaba tirado en el suelo y me lo tira encima diciéndome: - vamos perra
levántate y vístete. Me sobresalté y le dije: - que pasa rey? – A lo que él
respondió: - Nada preciosa tengo que ir a trabajar hoy, apúrate te dije.


Me vestí lo más rápido que pude, él también y nos fuimos de
ahí. En su auto mientras me iba a dejar a casa charlamos un poco más de todo lo
ocurrido, nos dimos los teléfonos, yo estaba radiante, aún no se iba y ya lo
extrañaba. Quedó de llamarme es misma tarde para salir, me dejó en la puerta de
casa, nos dimos los últimos besos más tiernos y se fue.


Hasta el día de hoy nunca más me llamó, el teléfono que me
dejó era falso y mis ilusiones por un novio se esfumaron dejándome con una
sensación de haber sido utilizada. Bueno supongo que todas alguna vez hemos
pasado por algo así, una debería estar preparada para esos momentos o no ser tan
tonta para caer redondita como caí yo, pero bueno los hombres son todos iguales,
cuando se pueden aprovechar de una lo hacen... de todas formas debo reconocer
que fue una noche genial e inolvidable.


A todo esto a mi amiga le pasó algo similar, asi que como
consuleo, no sólo yo fui la tonta.. jeje




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 0
Media de votos: 0


Relato: Historia en la disco (contado por la mujer)
Leida: 17540veces
Tiempo de lectura: 9minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto

















Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



filial relatosmi primera pajasexo tiernorelatos calientes miabuelo mesube ensu penerelatos eroticos con suegraporno sexo en la playadesvirgadas analesporno aresmadre y hijo pornopenetraciones anales gaysdespedidas de soltero pornorelatos eroticos yerno te gusta mi culoporno sexo en la playaporno yonkisporno trio hmhrelatos eróticos apueststios pajerossoy la putita del viejo trailero parte 1 relatos porno gaytias calientesmejor porno gay gratisfollando con mis abuelosporo graticomo folla mi primamis relatos pornestoy muy cachondafotos porno doraemonrelatos eroticos bragasviolando a mi amigatextos eroticos cortosliberales pornofotos porno brutalesrelatos eroticos juegosexo amateur madurasabuelo folla jovencelia pornocoño de viejamedicos follando con pacientessexo con bolivianasrelatos eroticos de mi comadredepilar coñostravesty pornogays violadosdespedidas de soltero pornodibujos animados heroticosfollando a su hermanoabuelas muy viciosasme coji a mi tiarelato erotico chantajeme follo al repartidorcharla eroticarelatos mi tiame pulsa mi panochitaporno con mujeres casadasporno sexo no consentidokamasutra geycachondas gorditassexo maduras amateurhistorias pornosmujer mayor pornomi madre se masturbafollando con papábdlol.ruporo madurascornudo folladorelatos cortos sexualesrelatos porno arrimon de verga a un viejo bussrelatos mi cuñadorelato erotico ranma y ryogahermana folla hermanotacones eroticosguia del pornoporno con ropamaduras infielesrelatos pornos gayporno anal con madurastuvios el orgamos juntas las dos relatosmadre se masturbanieto follando con abuelamis relatos eroticosla vi a mi tia pajeandose entre medio de los arboles me vio que la miraba-relato pornorelatos eroticos de incesto filialespiando hermanabesos con semenporno gay guarrosmadura sexo analrelatos adultos cortosimagenes de mujeres desnudas mostrar la vajina serquita serquita serquitadespedida de solteras pornosrelatos porno gay españaporno 18 añomamada prostitutaporno de disfraces