relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mi vecina árabe





Relato: Mi vecina árabe

Mi vecina árabe


La siguiente historia que os contaré, ocurrió aproximadamente
cuatro años.


En mi misma calle vivía una mujer árabe, casada con un hombre
español, y con dos niños. Mi madre era amiga de ella, y de vez en cuando, se
mandaban recados. Cuando mi vecina, Fátima, (de unos treinta y ocho años), le
pedía alguna cosa a mi madre, yo era siempre el encargado de llevarlo. Ella
siempre era muy amable conmigo, me invitaba a pasar y a tomar algo, me
preguntaba como iba, como estaba, y me solía pedir películas que yo tenía para
verlas. Pero un día ocurrió algo diferente.


Nunca me había imaginando echándole un polvete a mi vecina,
ya que me doblaba la edad, y no me sentía en ningún momento atraído por mi
vecina, siempre la había visto en chándal y con el pelo alborotado y enmarañado.
Me pidió un par de películas hacía días, y aquél día fui a llevárselas. Estaba
despistado mirando su jardín cuando ella abrió la puerta. Entonces estaba allí,
con minifalda azul, botas blancas, sin medias, con una camisa que resaltaban sus
pechos (nunca creí que tendría tantas), e iba peinada y maquillada de una forma
muy sexy. Ella se sorprendió, no creyó que iba a llegar en ese preciso momento.


Así que le pregunté si molestaba. Ella negó aquella pregunta
y me hizo pasar. Estuvo haciéndome algunas preguntas desde el baño, mientras
terminaba de arreglarse. Yo estaba sentado en el sillón del salón, mientras
ojeaba una de esas revistas de marujeo. De pronto ella salió del baño, sin
aquella minifalda ni camisa, solo en ropa interior, un pequeño sujetador negro y
una braguitas negras, ella era de un color canela, y toda ella iba a juego con
aquella ropa interior.


- Oye, dime la verdad, ¿Este conjunto me queda bien?


Titubeé un poco, y asentí tímidamente. Aquella revista me la
puse un poco encima de la entrepierna, para que no se viera que mi verga iba en
aumento, pero incluso la revista se levantaba un poco. Ella se dio cuenta de lo
que me pasaba, y me miraba y sonreía pícaramente. Así que me dijo:


- Oye, ¿Si me pusiera unos modelitos, me podrías ayudar a
elegir?


Le dije que si. Ella se metió en el interior de la casa,
mientras yo intenté tranquilizar mi polla. Al cabo de un minuto salió con otro
modelo diferente de ropa interior, esta vez era un tanga, le dije que le quedaba
perfecto. Ella entró de nuevo, y así salió unas cuantas veces.


Al final salió vestida de nuevo, con su mini, camisa y botas.
Yo seguía sentado y ella se me quedó mirándome, como diciendo si aún no me iba.
Pero cuando decidí a levantarme ella se me acercó. Ella estaba de pie, a diez
centímetros de mi. Yo miraba fijamente sus tetas. Me acarició el pelo y acercó
mi cabeza hacia su falda. Con mi mano bajé la cremallera de su falda. Se le
calló hacia los tobillos. Llevaba el conjunto del tanga, fue mi conjunto
favorito. Ella miró hacia el techo, y dio un gemido. Metí mi mano por debajo de
la camisa, y acaricié su vientre.


Ella se fue desabrochando la camisa, y se la quitó. Toqué sus
dos tetas con las dos manos, y la cogí por la cintura haciéndola sentarse sobre
mis rodillas, y le desabroché el sostén, y vi como le colgaban las tetas. Tenía
los pezones muy grandes, y de un color marrón muy oscuro. Ella se alzó a mi
cuello y metió su lengua dentro de mi boca, y empezó a jugar con la mía. Con mis
dos manos agarré sus nalgas y las estrujé. Con ansiedad le quité el tanga y ella
me ayudó a hacerlo, cachonda perdida. Nada más quitárselo pude ver su monte
venus, peludo, pero recortado, se notaba que se lo cuidaba. Ella estaba abierta
de piernas sobre mi, comiéndome la lengua. Yo aún estaba vestido, y a través del
pantalón, clavaba mi polla en el coño de Fátima.


Ella me quitó la camisa, y empezó a besar mi cuerpo. Luego
desabrochó los pantalones hasta que me dejó desnudo. Mi pene recibió una alivio
al salir liberado del pantalón. Fátima se lo quedó mirando. No era muy grande,
unos quince centímetros, pero era gorda. Ella me dijo que era una persona muy
cachonda, pero que no se podía normalmente meter muy bien las pollas, que le
dolían mucho, pero que lo intentaría como pudiera. Ella se bajó de mi, y se puso
de cuclillas en el suelo, y con sus dos manos acarició mi verga. Me pajeó un
poco y después se la llevó a la boca. Gemí como un cabrón mientras Fátima
chupaba rapidísimo. Al principio intentaba metersela entera en la boca, pero
terminó pasando la lengua por mi zipote, escupiendo su salivilla sobre el, y
restregándola por toda la zona. Chupaba y chupaba mientras me hacía una paja, y
preferí no avisarle de que me venía. Al final me corrí en su boca y se asustó,
ya que no esperaba que me corriese en su boca, y se empapó, tuvo que tragar lo
que tenía dentro para no atragantarse, y también se le escurrió por sus tetas y
salpicó en el suelo.


Ella se fue del salón, creí que se había enfadado por no
avisarle de que me venía. Pero en pocos segundos volvió corriendo, y me puso un
condón con la boca, y se sentó a horcajadas sobre mi, de una forma tan bestia
que la penetré entera. Ella dio un grito de dolor entre gemidos, creí que se iba
a morir de dolor, de la forma en que gritaba. Pero se fue acostumbrando al tener
mi polla dentro, y empezó a hacer movimientos circulares con su cintura, y
enseguida noté que le venía el primer orgasmo, y no paró de dar votes sobre mi.
Me incliné un poco sobre ella mientras le lamía las tetas, y ella rodeó con sus
piernas mi cintura, y empecé con un fuerte mete saca. Arañó mi espalda con furia
y mordió el óvulo de mi oreja con sus dientes para calmar su dolor. Me corrí en
el condón mientras seguía metiéndosela mucho más fuerte para terminar de
correrme. Jadeamos un poco los dos abrazados, y me quitó el condón.


Hicimos un 69 para relajarnos, y esta vez me volví a correr
en su boca, pero ella estaba ya preparada para tragar, así que me vine, y ella
echó sus jugos en mi lengua, que los saboreé con ansias. Después le pedí que se
pusiera a cuatro patas, y ella sin rechistar obedeció. No lubriqué su ano, y se
la metí hasta el fondo en menos de un segundo. Ella dio un chillido de dolor, e
intentó arrastrarse para huir, pero yo la seguía sin sacar mi polla de su
trasero y la bombeé como un perro bombea a su perrita. Me vine en su culo, y
ella terminó pidiéndome más, más y más. Su trasero acabo con una mezcla de
semen, sangre y jugos de mujer, del que me quedaba del mete-saca que le hice.


Después nos vestimos el uno al otro, y me fui. Ella se fue de
esa casa, pero no muy lejos de la mía, y de vez en cuando, bajo en moto a
hacerle una visita...


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Mi vecina árabe
Leida: 2655veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos














- Entra ya !!


y



¿ Quieres trabajar ? - Apuntate gratis a nuestros cursos formativos con bolsa de trabajo al finalizar el curso


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



relato interracialfollando a mulatacuentos porno gratisrelatos eróticos y cuando el portero se cogía a mi sopa mi vecinaporinga chochosinyecciones relatosviolada por mi hermanoporno casadasrelatos pornos gaysporno con ancianas gratisxxx relatorelatos porno extremoporno violacion analamigas mamandorelatos heroticos xxxmi hijo tiene una pija enorme quiero que me ls pomga por el vulo telatostias chupandose las tetasla boca llena de semenporno iniciacionfollar amiganietos follandorelatos eróticos madurashombres velludos pornochica violada pornosexo porno maduracuentos eroticos gratisporno triosporno travestidoporn con perrosfollando con mascotasfollada fontanerotrios en cadizrelatos porno abladosvacaciones pornofollada a la vecinatrios lesbicos gratiscojeme hijo relatos eroticosporno bobosasfollando cuñadotravesti sitgeseroticos mallorcafeas sexvioladas por ladronescornudos amaterporno tetudaRelatojugando a la mama y papaporno maduras violadasme tire a mi madrefolle a mi tiafollar con amigamujeres guarras.comporno relatos gratissexo incestos gratispono geyrelatos de feminizacionrelato amateurdesfile pornoviejos follnalgotas mmmm ricas relatosvideos porno gay largossexo gratis ancianasporno culo en pompacuanto tiempo dura un inyección mal puesta xxxvideo de masturbandome mi polla lechiaporno xxxxrelatos eroticos mi primorelatos porno fiestaviejo follahigh school musical pornotias incestuosasfollando con gitanasporn colegialaintercambios relatospornos de lesbianasrelatos pornos españolesxporno madurastravestis con botas altaschicas cagandose encimaviolacion porno gratismasturbador anal caserorelato culito de 7 anitosmadura solaporno de enanas gratispoemas porno