webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to Download this video!


Relato: Mi alumno quiere perder la virginidad conmigo



Relato: Mi alumno quiere perder la virginidad conmigo

Eduardito


Eduardo es casi un adolescente, apenas dejo la infancia y
siempre tuvo la certeza de el era diferente a los demás niños, mas sin embargo
no sabia bien a bien en que se diferenciaba de sus demás compañeros de juegos,
quizás era por su delgada anatomía o por sus enormes ojos claros, herencia
materna, pero la gente siempre lo confundía con una niña, a Eduardito lejos de
molestarle muy en su interior se sentía halagado de que sus facciones tan
delicadas provocaran tantos piropos de la gente, mas sin embargo su misma
belleza era la causa de las frecuentes humillaciones de las que era objeto por
su padre.


"párate como hombre, eres marica o que"


"habla bien, estas llorando…no pareces hombrecito"


"quiero que entres a practicar Box o Fútbol, para que te
hagas hombrecito"


Todas estas humillaciones Eduardo las soporto desde su
infancia hasta llegar a la adolescencia, en esta edad era mas que evidente que
el no era igual que los demás jóvenes, nunca puso su vista en alguna niña, mas
sin embargo acostumbraba juntarse con 3 o 4 niñas de su salón de clases, pues no
eran tan crueles con el como los demás chicos, adoraba ver disimuladamente a sus
compañeros en la ducha del exclusivo colegio donde estudiaba, admirar esos
cuerpos de reojo tan viriles de adolescentes, esas vergas algunas aun sin
vellos, esas musculosas piernas y esos brazos tan definidos ya con masa
muscular, miraba su cuerpo debilucho, nunca fue bueno en ningún deporte rudo,
mas sin embargo en el colegio ningún niño le había llamado marica, pues era tan
estricta la disciplina que solo se rumoraba acerca de su conducta a espaldas de
el, alguna vez llego a darse cuenta de las pervertidas miradas que casi lo
desnudaban del horrible conserje del colegio quien disimuladamente se acariciaba
la bragueta en sus narices.


Así era la triste vida de Eduardo, tan solitaria, su mundo
era el Internet, podía pasar horas navegando en esas paginas de erótico
contenido homosexual, cuantos sueños eróticos había imaginando con esos fornidos
modelos en ropa interior, casi podía percibir ese aroma a macho caliente y
dominante, su posesión mas preciosa era el DVD de la película de "Gladiador" con
Russell Crowe, le gustaba admirar su bello rostro tan masculino, estaba
profundamente enamorados de toda la personalidad de ese actor australiano, lo
soñaba tan constantemente en ardientes orgías de sexo salvaje, siendo penetrado
por la potente verga del Gladiador, su sueño mas frecuente era una aventura con
su ídolo quien lo había rescatado de unos bandidos y en pago Eduardito le
entregaba su virginal y estrecho culo, pero la realidad era que Eduardo era
virgen de todos sus orificios, temblando recordó aquella ocasión en que dos
compañeros lo retuvieron en los baños y obligándolo a ponerse de rodillas le
acercaron la verga a su boca, a punto estuvo de abrirla cuando el ruido de mas
niños, obligaron a sus compañeros a soltarlo, no reporto este incidente, pues
hubiera sido objeto de otra humillación por parte de su estricto padre.


Como odiaba la clase de educación física, pues los niños
tenían que ponerse a jugar fútbol y las niñas voleibol, además el maestro
únicamente se limitaba a calificar las capacidades físicas de sus alumnos, ese
tonto maestro que ya estaba a unos meses de su jubilación…como lo odiaba.


Mas sin embargo algo estaba a punto de trastocar la vida de
Eduardito, al colegio había llegado un nuevo profesor, Fernando un atractivo
maestro quien supliría al anciano maestro anterior, Fernando Jonson, Mr. Jonson
como lo llamaban los demás alumnos era un enorme maestro de origen
México-norteamericano, media como 2 metros y era una masa de músculos y
tendones, traía el cabello con un corte militar y los ojos de un hermoso color
café claro, tenia 30 años, soltero y acababa de salir del ejercito y había
terminado su post-grado en Educación Física.


De inmediato causo una revolución en el colegio, todas las
maestras estaban locas por el nuevo maestro, las niñas babeaban por el Prof.
Fernando y Eduardito no era la excepción, como adoraba verlo llegar enfundado en
esos shorts deportivos de color azul con franjas blancas a los lados, los
músculos de las piernas resaltaban en la piel morena llena de vellos negros y
enroscados, sus membrudos brazos se veían tan poderosos, espero que llegara con
ansias locas la clase de Educación Física.


"formen 2 filas, los niños de este lado y las niñas de este
lado"


En la fila de las niñas, las risitas nerviosas demostraban lo
excitadas que se encontraban ante el nuevo maestro, quien lucia una playera sin
mangas y un short a media pierna con unos modernos tenis "adidas"


"vamos a jugar competencias en grupos de 5 niños, quiero que
den una vuelta al campo de portería a portería, y vamos a ir eliminando a los
mas lentos"


"las niñas vayan a la bodega por balones de fútbol y
voleibol"


De más esta decir que Eduardito fue eliminado en su primera
vuelta, pues los demás niños eran mucho mas ágiles, llego a la meta como a 10
metros atrás del ultimo niño provocando las burlas de los demás niños, el
maestro los reprendió de inmediato:


"No quiero ese tipo de conducta en mi clase, todos van a
tener una posición en le equipo de fútbol, ya que en dos meses competiremos con
otro colegio, si nos esforzamos nos traeremos el trofeo de primer lugar"


En la clase había 12 niños y 10 niñas por lo que el maestro
formo dos equipos de 6 niños cada uno y los puso a jugar un partido de fútbol,
para ver su desenvolvimiento


"formen 2 equipos y pónganles nombre"


"Alemania y Brasil" fueron los nombres que escogieron los
adolescentes para sus equipos de fútbol.


Los dos capitanes de cada equipo no querían escoger a
Eduardo, hecho que no paso desapercibido para el maestro.


"que pasa aquí, porque no quieren a Eduardo en su equipo"


-¡porque parece niña!- grito un niño muy molesto.


Eduardo quiso que en ese momento la tierra se abriera y se lo
tragara, las lagrimas luchaban por no salir de sus ojos y ponerse en evidencia
de lo mal que sentía…


El maestro lo tomo del hombro y lo puso en el equipo de
"Brasil"


Tomo el silbato y dio la señal de que empezaran, Eduardo
corrió tras el balón poniendo todo su esfuerzo para quedar bien ante su maestro,
mas un fuerte empujón de un niño mas grande que el provoco que saliera disparado
raspándose la rodilla


¡Quítate marica!


Hhhhhhhhhhaaaaaaaaaaayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy gimió el pobre
Eduardito al rasparse la rodilla y ver como la sangre brotaba manchando su
pantaloncillo corto de color azul, El maestro llego corriendo de inmediato y
levantando en sus fuertes brazos a Eduardito se encamino a la enfermería del
colegio.


El mundo dejo de girar para Eduardo quien aspiraba la fuerte
fragancia que usaba Fernando, el contacto de su mano en su cintura lo estremeció
de manera tan profunda que deseo que la enfermería estuviera hasta china.


¡No tengas miedo, no es más que un raspón sin importancia!


-me duele- lloriqueo el jovencito


Llego la enfermera quien le puso una venda al niño después de
hacerle una leve curación ya que el raspón solo había lesionado superficialmente
la delicada piel de Eduardo.


En la siguiente clase Eduardo no jugo pues la herida aun no
sanaba, asi que tomo lugar en una banca, contemplando detenidamente los
movimientos de su maestro quien a gritos dirigía las jugadas, lo vio tan
masculino que sin parpadear observo como el maestro se rascaba los huevos
disimuladamente, trago saliva muy excitado imaginándolo desnudo en el campo de
fútbol exhibiendo toda su varonil anatomía, no se dio cuenta cuando el maestro
se acercaba hacia donde el estaba sentado, pues estaba sumido en sus
pensamientos, el maestro se acerco a el y tomo asiento a su lado.


-¡Eduardo!-


-"dígame profesor"-


-ya te sientes listo para jugar un partido-


"no se profesor, los demás niños son tan toscos conmigo, ya
ve lo que me paso, Pedro me aventó a la brava y por su culpa en la casa me
regañaron"


¡No tengas miedo, yo te cuidare de que no te hagan daño!


El corazón de Eduardo, empezó a latir muy fuerte, en su mente
veía al profesor con su traje de Gladiador protegiéndolo de todos los peligros,
y un sentimiento de confianza le inspiro su maestro con ese tono de voz tan
paternal.


-lo que pasa es que eres muy……….


¿Muy que, profesor?


-pues no se como decirte…eres muy "finito"-


"ya lo se, mi padre todos los días me dice que parezco niña"


-¡pero no eres niña! ¿Verdad?-


"pues a veces quisiera serlo"


-¡no digas tonterías Eduardo, eres un niño muy hermoso y ya
veras en unos años como las niñas se pelearan por ti!-


El maestro sintió tanta ternura por ese jovencito que un acto
sin malicia rodeo los hombros de Eduardo en un gesto de comprensión, mas los
ojos de Eduardo no estaban en otra parte mas que en la abultada bragueta del
maestro y como no queriendo poso su delicada mano en el duro muslo del maestro,
palpo su calor y al contacto con los vellos de su pierna, deseo que el colegio
estuviera vació para lanzarse sobre la verga de su profesor, quien al ver los
hermosos ojos de Eduardito experimento una ligera corriente eléctrica correr por
su espalda y estuvo impulsado a juntar su boca con la húmeda boca de su alumno,
el timbre que marcaba el final de la clase evito que las cosas pasaran a mayores
y el maestro se sintió tan desubicado por ese pensamiento homosexual que
experimento, pues el se consideraba muy heterosexual, respetaba todas las
preferencias sexuales pues en el ejercito supo de las practicas a escondidas de
varios compañeros homosexuales quienes algunas veces medio en broma se le
insinuaban en las duchas, mas Fernando tenia muy en claro que nunca podría meter
su verga en un culo masculino y menos en un jovencito, aunque fuera tan "bonito"
como su alumno.


Mas partir de ese día inexplicablemente, Fernando buscaba la
compañía de Eduardito, aunque fueran días en que no tuviera clase con ese grupo,
por más que quisiera negarlo era evidente que el gusanito de la curiosidad había
entrado en su mente…


Eduardo estaba en las nubes con la relación que había nacido
con su maestro aunque solo fuera una relación amistosa, los niños ya no lo
molestaban a la hora de los deportes pues se imaginaban que Eduardo era el
consentido de su profesor.


Así pasaron dos meses de aparente calma, en la que cada quien
por su lado ya habían soñado el uno con el otro, Eduardo soñaba engullir la
enorme verga de Fernando quien en medio de fuertes gemidos descargaba su potente
verga en la pequeña garganta de su alumno y Fernando lo imaginaba cabalgando
enterrándose la verga hasta los riñones…cada quien en su mundo, tan cerca pero a
la vez tan separados…pero el destino tiene sus formas de juntar las almas
predestinadas...


Se acercaba el mes de Octubre y en el Colegio se organizaba
una fiesta de disfraces en la cual los maestros convivían con los alumnos en una
gran convivencia por el día de Halloween.


-Maestro Fernando, ¿asistirá al baile de disfraces?-


"no se Eduardo, la verdad es que no se antoja asistir con un
tonto disfraz, además no sabría que ponerme"


-¡Usted nunca se vería tonto con un disfraz, con el cuerpo
que tiene se vera bien…!


Eduardito no termino los ojos y ruborizado bajo los ojos al
piso.


-¿Bien que, Eduardo….?-pregunto divertido el maestro al
sonrojado adolescente-


-nada maestro, quise decir que se vería bien…guapo…-


¿Te parezco guapo?


-¡Puedo acompañarlo a escoger su disfraz! –No quiso contestar
a esa obvia pregunta.-


¡Claro!, que te parece si saliendo de clases, vamos los dos a
escoger mi tonto disfraz,


¿Vas a avisar a tu casa, que vas a llegar tarde?


"únicamente al señor del transporte, siempre que llego a mi
casa, hasta las 5 llega mi madre del trabajo y hasta la noche llega mi . . .
padre"


Un dejo de amargura demostró Eduardito al expresarse de su
estricto padre


-¿como te llevas con tu padre?-


-Mas o menos, siempre me esta criticando o castigando…a veces
siento que no me quiere-


"no digas eso Eduardo, eres un hermoso niño y si yo fuera tu
padre nunca te trataría mal"


Ante los enamorados ojos de Eduardo, en su corazón ese
sentimiento que el pensaba que era solo atracción sexual por su maestro, se iba
convirtiendo en amor…un amor de estudiante por su atractivo maestro.


Apenas sonó el timbre de salida y Eduardo corrió al carro de
su maestro y escuchando música muy alegre se fueron charlando acerca del disfraz
que escogería Fernando, llegaron al negocio y como si fueran padre e hijo se
pusieron a escoger entre la gran variedad de disfraces que ofrecían.


¿Crees que se me vera bien un disfraz de Superman? es mi
héroe desde niño, pero me siento medio gordo ya tengo un mes sin ir al Gym.


-no se maestro, superman se me hace tan anticuado…pero gordo
no esta, lo que pasa es que tiene un cuerpote, no creo que ese traje tan chico
le quede jajjajajajjaja-


¿Y si escojo uno de policía? O ¿uno de bombero?


¡Mire maestro un disfraz de Gladiador Romano con todo y
espada!


¡No Eduardito, mira la faldita que tiene, ya me imagino yo
con faldas que ridículo me vería!


¡No maestro, pruébeselo…por favor!


-bueno, solo porque tu me lo pides, déjame escojo uno de mi
medida


¿me acompañas al probador?-


Fernando escogió el disfraz y con su alumno siguiéndolo como
un dócil venadito se encaminaron a la área de probadores, eran las 2 de la tarde
y el negocio estaba casi vació a no ser por la anciana dependiera quien miraba
una novela en una pequeña TV a color, el área de probadores estaba al fondo del
negocio y estaba oculto de las miradas indiscretas, en un pasillo largo había 3
pequeños cuartitos que por puerta tenían una cortina de tela color crema con
rayas azules, el maestro invito a pasar a Eduardito al cubículo para que le
diera su opinión, encontrarse en esa situación con su alumno hacia excitado
sobremanera a Fernando quien sentía que su verga empezaba a ponerse dura,
lentamente se quito la camisa, se desabrocho el cinturón y se quito los
pantalones ante la atónita mirada de Eduardito quien clavo su mirada en el
prominente bulto que tenia el maestro en su ajustada trusa blanca.


Fernando se coloco una especie de armadura de plástico color
dorado y se ajusto el faldón color café oscuro que le llegaba a media pierna,
complementaba el atuendo unas sandalias de cuero que se amarraban a la
pantorrilla, Eduardo se ofreció a hacerles el nudo y se puso de rodillas ante su
maestro para ayudarle a amarrárselas, disimuladamente acariciaba la tibia piel
de su maestro y fue levantando la vista recorriendo las musculosas piernas con
la mirada hasta llegar a la enorme montaña que ya lucia el maestro, se veía tan
sensual con la falda levantada de esa área, formando una carpa de circo que sin
darse cuenta su mano ya estaba acariciando la dura verga que estaba ante sus
ojos, las imágenes que había visto en la pantalla de su computadora se agolparon
en su mente y mirando a los ojos al maestro y sin decir una sola palabra, tomo
el elástico de su trusa y con esfuerzo la bajo a media pierna, no había nada que
decir…






- - -¡ EDUARDO !- - -






¡Por favor maestro, se lo suplico no me rechace!


No hubo más palabras, por toda respuesta el maestro tomo su
dura y enorme verga con la mano y se la ofreció a su alumno quien con la boca ya
abierta la recibió en su húmeda y tibia cavidad oral.


Mmmmmmmmmmmmhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhmmmmmmm aaaaaaaaaahhhh


Gimió el maestro gozando de su primera experiencia homosexual
en la vida.


Lo que le faltaba de experiencia a Eduardo en el sexo oral,
era suplido por una apasionada lengüeteada que recorría el supuroso glande de su
maestro quien balanceaba su cuerpo al mismo tiempo que la cabeza de Eduardo
engullía ese enorme nabo en su hasta hace un momento virgen boca, succionaba con
gran avidez la cabeza extrayendo tibias gotas de precum, que le supieron a
gloria, su mas encendía fantasía estaba convirtiéndose en una increíble
realidad, ver a su maestro con ese disfraz de Gladiador con su lanza entrando y
saliendo de su boca escuchando los leves gemidos que escapaban de su pecho….


Fernando coloco ambas manos en la cabeza de su alumno y
tomando impulso introdujo hasta el tope de la garganta su larga y gruesa verga,
pues era tanta su calentura que olvido que ante el no estaba una persona adulta
sino un pequeño adolescente mamando su cremosa verga, gruesas lagrimas escurrían
de los ojos de Eduardito, mas no se quejo, distendió su quijada hasta lo
imposible mientras los enormes huevos de Fernando golpeaban su mentón, sus manos
colocadas en los muslos de su amado maestro no se detenían y palpaban todo lo
que estaba a su alcance: las duras y formadas nalgas, el abdomen marcado, el
pecho velludo y las enormes manos del hombre que se lo follaba salvajemente por
su boca.


Ya habían pasado como 20 minutos desde que Eduardito empezó
su acción mamadora y el maestro ya no podía detener mas el aluvión de semen que
ya anunciaba una potente explosión…


Hhhhhhhhhhhaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhaaaaaaa
mmmmmmeeeeee



Veeennnnnnnnggggggggoooooooooooooooooooggggggrrrrrrrrrrrrrrrrrrr


Tomando una desquiciante velocidad en su pelvis, saco su
ensalivada verga y deteniendo a su alumno por la cabeza, con interminables
chorros de leche espesa baño el rostro de Eduardito quien cerro los ojos al
sentir la potente descarga, pero no era lo que el deseaba y quitando la mano de
Fernando se volvió a meter la verga que aun seguía escupiendo semen, las ultimas
gotas las saboreo en su boca y siguió succionando con ardiente frenesí.


¡hoooo Eduardo, espera que mi verga no es de hule!


¡Ya acabe, ya no tengo mas lecheeeeeeeeeeee!


Al fin Eduardo solto la verga que ya empezaba a perder dureza
en su boca y suavemente la fue limpiando como un agradecido gatito que ha
acabado su platón de leche.


El maestro se sintió tan culpable de haberse dejado llevar
por la calentura, pero ver a su hermoso alumno lamiéndose los labios de gusto,
el remordimiento se fue como tan pronto como vino, saco un pañuelo de su
bolsillo y limpio el rostro de Eduardito.


¡hoo maestro, que rico, nunca le había chupado la verga a
nadie y ahora no se si pueda vivir sin una verga en mi boca!


¡Pero Eduardo, no puedes ir por el mundo chupando vergas a
todo el mundo!


-"déjame pagar el disfraz, espérame en el coche y horita
seguimos platicando"


El pequeño Eduardo observo como salía su maestro, llevando
consigo una bolsa con el disfraz dentro, y espero que el tomara su lugar en el
carro, apenas lo vio sentarse y ya estaba su traviesa mano acariciándole el
bulto tan tentador que se le formaba a Fernando con ese ajustado pantalón de
mezclilla azul.


-"espera diablillo, que nos pueden ver, déjame salir del
estacionamiento"-


-Fernando-


-¿me quieres?-


-¡sabes que si!-¿Por qué lo preguntas?


¡Quiero hacer el amor contigo!


¡Estas loco eres un menor de edad, imagínate si se enteran
tus padres, definitivamente no es posible, ademas casi eres un niño!


-"pues si no eres tu, me entregare al primero que me
encuentre, no creas que no me doy cuenta que el conserje se me queda viendo con
unos ojos de calenturiento….."


-¡mira bebe, estas muy chico, no aguantarías una penetración,
te haría daño y eso es lo que menos quiero hacerte!-


"Fernando, he visto en Internet, chicos con menos edad que la
mía, siendo penetrados por enormes sujetos y la cara que tienen no es de dolor
precisamente"







¡por favor, Fernando yo quiero que tu seas el
primero!-







Quien podría negarse al pedimento de un niño con esos ojos
tan bellos, esa boquita roja suplicando, era un tormento para Fernando quien ya
se imaginaba taladrando con su verga ese virginal y estrecho hoyito adolescente.


¡Esta bien, tu ganas!


Eduardito se lanzo al cuello de Fernando y le dio un profundo
beso de lengua, la carretera estaba vacía, las hábiles manos de Eduardito
desabrocharon la camisa de Fernando y acariciaba el fornido pecho adulto, un
rico estremecimiento recorrió la espalda de Fernando y sintió que los pelos de
la nuca se le paraban de puro placer,


las manos de Eduardo no sabían estarse quietas y ya le había
desabrochado el pantalón a su maestro quien busco un lugar solitario cerca de un
parque, estaciono el carro y con su ronca voz le pido a su ardiente admirador.


-¡chúpamela de nuevo!


No haciéndose del rogar Eduardito inicio de nuevo una
suculenta y profunda mamada, su cabeza parecía un desbocado pistón que subía y
bajaba incontenible e incansable, el maestro reclino el asiento hacia atrás y
cerrando sus ojos se abandono al placer que le era proporcionado por la húmeda
boca de su alumno, mientras hacia planes para llevar a cabo el desvirgamiento
del pequeño Eduardito…


Continuara…..




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 12
Media de votos: 9.17


Relato: Mi alumno quiere perder la virginidad conmigo
Leida: 23885veces
Tiempo de lectura: 14minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto

























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



despedida de soltera folladasrelatos eroticos humillacionrelatos tetasmi prima me follofolle con mi hermanarelatos eroticcosvideos porno bixesualesdespedida de solteras porno gratisrelatos gratis eroticoscasadas infieles chatMi suegro me agarro dormida relatorelato de lesbianaspollas hombrerelatos porno madreincesto gratis españolfollo con mi abuelorelatos eroticos para ellasmasturbaciones eroticastios velludosbabosa pornoporno madre y hijozoofilicas xxxrelatos con paparelatos pornos españolesporno mujer mayorputas travestirelatoprimitaculos virgenesmi primera experiencia swingerfollar con el abueloentrevista de trabajo xxxrelato embarazadafiliales relatosporno gratis en la oficinaporno con viejos verdesjuegos pornoifollando anosmadre masturba a su hijorelato porno mirando como se empina a mi noviame follo a tu primasexo porno con madurasrelatos eroticos de casadas que las llevan al motelbicicleta consoladorrelato sexo madurajuguetes pornofamili sexpadres y hijas xxxporno travetissanta claus follandorelatos ancianasmadura fea follandorelatos de incetosfollando con su nietaafricanos pornorelatos eroticoexpediente x pornorelatos porno para leermaduras pormmaridos mironespollon travestiancianas calientes gratisdibujos animados heroticosnieto follando con abuelaporno sadico gratisfollar como locosrelatos reales de infidelidadesrelatos porrnoporno terrorrelato xxxcortos porno españolporno universitariosfollando al cuñadoporno bixexualpilladas infraganti pornofotos porno madresrelatros eroticoscuentos porno videosincesto orgia familiarmasizorrasmujeres hipnotizadasrelato erotico sin pensar mi papa me cogiomi primer consolador