relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Un volcán en su vagina (3: El desenlace)





Relato: Un volcán en su vagina (3: El desenlace)

...Sí, la peor de mis pesadillas se había hecho realidad, la
mano izquierda de mi vecina sostenía las desnudas caderas de mi mujer, yo,
enfrascado como estaba en follarla no había caído en la cuenta de que toda la
escena hacia sido contemplada por mi pareja, creo que en ese momento cualquier
tipo de explicación sobraba, sobre todo al descubrir que ella se estaba besando
apasionadamente con la chica a la que unos segundos antes había estado a punto
de follar, mi rabo de todas perdió fuelle por lo que la anilla se escapó de él
sin dificultad, mi mujer metía sus dedos en la calida y acuosa vagina que aun
reposaba en mi vientre, cuando de pronto noté que una mano me acariciaba con
suavidad el pene, yo no podía ver quien era , pero inocentemente pensé sin
dudarlo en mi mujer, menuda sorpresa me llevé al descubrir claramente las manos
de mis fogosas compañeras ocupadas en sus coños y pezones, ¿quien me estaba
haciendo una paja entonces?, de pronto me temí lo peor y lo peor sucedió; al
apartar un poco el tronco de mi mujer divisé un brazo peludo que cada vez me
atenazaba con mas fuerza la polla, reconozco que hasta ese momento una gota de
semen que resbalaba suavemente por mi capullo avisaba una próxima corrida
salvaje....


Soy heterosexual, me han parido así y aunque no tengo nada en
contra de que dos hombres se follen el culo con hermosos genitales inundados de
semen prefiero para mi ano el dedo de una mujer, mi reacción fue lo mas parecido
a una huida hacia delante, en ese momento ya sabía que el hombre era su marido o
sea que sin dudarlo agarré con fuerza mi rabo y ayudandome de mis dedos le rompí
el coño a mi vecina que gimió de placer, a todo esto mi mujer al verse sola sin
comenzó a comerle el rabo al cornudo que me iba a convertir en carnudo también,
pero mientras tanto las paredes calidas y venosas del coño que me estaba
follando hicieron que dejara de lado cualquier atisbo de celos, la piel de mi
polla se desgarraba debido a sus movimientos vaginales, la herida había vuelto a
sangrar y cada golpe de mi polla me producía un dolor que competía cara a cara
con el placer, ganando por supuesto el goce de un polvo bien echado, al
movimiento de su coño le acompañaba un viento suave en mis huevos provocado por
el salvaje contacto con su culo, que golpeaba con tal fuerza que mi pene se
clavaba en sus tripas, y a ellas fueron parar los manguerazos de leche de mi
primera corrida, pero mi polla temerosa de que en el exterior de aquel irritado
agujero oscuro hiciera frío, se quedo dentro ensartándola de nuevo.


Desde mi posición veía claramente lo que hacía la recién
descubierta puta en que se había convertido mi mujer, la piel de su vagina mil
veces follada por mí era tierna y suave, por eso cuando observé como mi vecino
se ponía en su inmenso pollón la anilla de púas que ya me había puesto yo, temí
que su vagina se desgarrara hasta su ombligo, o lo que es peor que sufriera una
ablación del clítoris.


Los hombres normalmente no nos fijamos en los rabos de los
otros machos pero el pedazo de animal calzaba un mango negro de dimensiones
desconocidas para mi, era una polla de solera que a bien seguro habría entrado
en infinitos agujeros, los cojones eran tan grandes como kiwis y sus bolsas
seminales prominentes prometían una gran lava ardiente que si le entrara por el
ano engordaría las carne del culo de mi delgada mujer regando todas sus paredes
internas; reconozco que comenzaba a sentir una enorme excitación al imaginarme
ese enorme miembro venoso derramando también su leche en el diminuto coño de mi
mujer,


De pronto tuve que volver a lo que estaba haciendo, mi vecina
se había cansado de la postura y sacó mi pene con fuerza de su agujero
abalanzándose sobre mí para recoger algo que estaba a mi espalda; noté sus
erizados pezones rozándome la cara por lo que sin poder resistirme le mordí con
cuidado uno de ellos mientras masajeaba a la vez su vagina y el ano que por
cierto tenían un agridulce olor a hembra recién follada y culeada, realmente
parecía que se había meado encima, mi mujer no lubricaba tanto y por eso no
estaba acostumbrado a lavarme las manos con el coño de una mujer, ella mientras
tanto seguía revolviendo mientras yo me preguntaba que coño estaba buscando...


Su marido no perdía el tiempo con mi mujer y le comía el coño
con tal maestría que llegué a preguntarme si no perdería en la comparación a
partir de ahora, en ese momento sin dejar de comerle todo hizo un rápido y
brusco movimiento poniéndola de cara al suelo,


la separó sus piernas y le metió ese enorme pepino hasta el
estomago, ella no decía nada, simplemente miraba hacia la pared en pleno éxtasis
mientras yo pensaba en como gozaba la cabrona, el hombre no le había metido todo
el rabo consciente quizás de que sus dimensiones y la anilla podrían estropear
ese chochito que se estaba follando con tanto placer....


Cuando mi vecinita termino por fin y tras incorporarse me dio
otra sorpresa aunque no sé porqué esta vez no reaccioné con el terror que la
situación imponía, en sus manos sostenía una tijeras enormes, yo aun no sabia
que no estaban afiladas por eso al ver como ella se tiraba de un pezón haciendo
el morboso ademán de mutilárselo me corrí de tal forma que la duché todo el
cuerpo con mi semen, fue entonces cuando atrapó mi pene con las tijeras, me
quede lívido, pero la naturaleza del erotismo no se rige por las leyes de la
física y mi polla en vez de ocultarse se enervó aun más produciéndome una
dolorosa erección, que se multiplicó al descubrir que realmente las tijeras eran
romas y casi no cortaban, liberé con confianza mis genitales animándola a
que me los cortara. El contacto de mi escroto con el frío filo de acero
consiguió que la poca leche que me quedaba se derramara como si fuera un chorro
de sangre de una polla cortada, esta vez el semen se depositó en las tijeras y
como las armas las carga el diablo ella frenéticamente se colocó las tijeras en
los labios vaginales con tal fuerza que realmente temí que se los cortara allí
mismo, su clítoris estaba tan erguido sobre sus labios que parecía un pene
pequeño, sé que puede parecer raro pero en ese momento me pareció que escupía
leche...


tuve un sobresalto cuando un grito de mi mujer retumbó en
todas las paredes de la habitación, ella al ver que yo me había corrido empujó
en venganza contra sí y con rabia el rabo de toro de mi vecino con tal fuerza
que se clavó una púa de la anilla, pero ella lejos de quitárselo de encima abrió
de tal forma su coño que hubiera entrado perfectamente la polla de un caballo,
no tardó mucho el momento de su corrida y vi salir con tal fuerza la leche que
cuando salió la chorra del sucio coño de mi mujer éste escupió semen ....


El resto es historia, mi mujer se puso las bragas mientras su
vagina aun manaba leche, yo por supuesto le hice también el regalo de mi leche a
la vecina, mas que nada para no ser menos y provoqué que ella también meara
leche en sus bragas, cuando todo acabó no nos dijimos adiós y la casa por
supuesto se quedó a medio pintar.


Al cruzar la puerta metí las manos bajo la falda de mi mujer
que para mi tranquilidad aun tenia dimensiones normales
, y tras darle un
sonoro beso la comenté que nuestra casa también necesitaba una mano de pintura
jeje.

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa me gusta y +1






Relato: Un volcán en su vagina (3: El desenlace)
Leida: 1370veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados

















Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



follando despedida solterarelatos heroricos50 ultimos relatosrelatos porno casada paraiso del placermadres lesbianas follandomaduras picantesrelatos porno largosrelatos con videos de insesto y travestis porno movilrelatoseroticos gayrelato erotico esposaporno masajistaporno strepteaseCulo de guadalupe relatosrelatos adultosrelato aflojo mi sobrinaintercambio de parejas entre vecinosfolladas dormidaposiciones pornosenseñandola a follarquiero follarme a mi hermanamaestra de primaria relatos eroticosrelato porno cornudomadura y joven pornoporno gratis de viejosxxx gratis zoofiliase folla borracharelatos viejos gaymama cachondasconsolador culojoven violada pornomadre hijo duchaRelatos gays mueve la colita bebeporno de meadaspormo gaysabuelos gays gratistriple penetracion gratisfolle a mi primaporno con caballosporno gay con mayoresrelato chupa mi vajuna mientras me penetranrelatos eróticos de mujerescamioneros cachondossexo gay policiaspajas femeninas xxxembarazada pornrelatos pornos porque a las mujeres les apesta el c***abuelos pornvideos pornos de lluvia doradamonjas padrenuestro erotico onlinemaduros follando con madurosrelatos lluvia doradamadres desnudas pornoporno mortaldespedida pornlas abuelas tambien follanmaduras golfasmonjas padrenuestro erotico onlineporno ansianasfotos chicos pornorelatos gay maduroshistorias de enemastransexuales follando tiasrelato eróticosporno entre enanosmachos musculosospornl gayrelatoporno me masturbe el culo y me gustorelatos eroticos marquezmasturbarse pornover videos porno lesbicos gratismaduras en incestomamada prostitutatrios pornimi primer consoladormodelos putasjuegos porno eroticosrelatos pornos de incestorelatos porno de vacaciones con mi mamádesvirgando a chicamorbo conudosporno come coñosfotos porno enanasrelatos filial pornohermanos borrachos follandovaca pornosoofilia xxx