webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to this video!


Relato: Entre dientes (... y garras)



Relato: Entre dientes (... y garras)

Entre dientes.


(…Y garras)


La luna, alumbraba con su falsa luz. Mientras, la criatura
vagaba, recorriendo el pequeño bosque, en busca de una victima, hasta que su
agudo oído percibe, un suave gemido. Cautelosamente se acerca hasta quedar a
unos cuantos metros de una joven pareja, que no se imagina lo que vivirá esta
noche.


Desde los matorrales observa con sus ojos color ámbar, al
muchacho besar el cuello de ella, mientras que sus manos buscan deshacerse de el
obstáculo que representa la breve tanga que usa la chica, sus mano se mueven
trabajosas debajo de la falda, hasta que desesperado arranca de un solo tiro la
pequeña prenda. La apretuja contra el tronco del árbol, ella se debate aun sin
desearlo, siente que sus piernas se doblan ante el placer,


Como puede se mantiene en pie mientras que el chico le sujeta
una pierna jalándola hacia arriba y dejar así expuesto su pubis.



Ahora un suave olor llega hasta las narinas de la criatura,
exaltando los instintos de la bestia. En el interior de su mente diversos
sentimientos se agolpan. Un hombre se encuentra prisionero en un cuerpo que le
pertenece pero que ahora es ocupado por un lobo, desplazándolo al papel de un
simple espectador, nada puede hacer para contenerlo. Ve sus manos ahora armadas
de grandes y filosa garras, su cuerpo se ha cubierto de sedoso pelo, sus brazos
son mas musculosos y fuertes, sus piernas se han transformado, son robustas y
nervudas, su torso y su espalda son distintos le permiten correr como un animal
o andar como un hombre, y puede sentir como su rostro es alargado con grandes
narinas que le permiten percibir sinnúmero de esencias y olores, y su boca ha
sido dotada de fuertes dientes y largos colmillos que son recorridos de vez en
cuando por una larga y áspera lengua. Su cabeza y cuello son macizos y
alargados, un medio perfecto para hacer y deshacer lo que sus instintos
reclamen.


El instinto, el pelo de su espalda se erizan y su parte
animal esta ahora en total control, de un solo salto se desplaza casi 4 metros
cayendo sobre la espalda del muchacho, haciéndolo caer, con sus mandíbulas
sujeta el cuello del el, lo sacude unos segundos, y justo cuando le va a
aplastar la garganta, algo lo detiene y lo arroja lejos, y como movido por un
resorte se levanta y dando media vuelta emprende la huida, ante los impávidos
ojos de su novia que no lo puede creer y se aprieta con sobresalto contra el
árbol.


La bestia encovada gira la cabeza en dirección de la
muchacha, resopla oliendo el aire y sus orejas se mueven buscando cualquier
sonido, para después aplastarlas hacia atrás y lanzare un suave gruñido,
entonces se encamina en dirección de su presa, aun aplastada contra el tronco
del árbol, que lo mira crispada de terror.


Ella mira a esa criatura acercarse, apoyando su manos en el
suelo, con sus mandíbula ligeramente abiertas, permitiéndole ver sus grandes
colmillos, blancos y fulgurantes ante la luz la luna. Con terror ve como
comienza a recorrerla, oliéndola lentamente, hasta detenerse a la altura de sus
vientre y casi cómicamente levanta con su nariz la orilla de su falsa, sin saber
por que ella la baja nueva mente, provocando que el clavara una mirada asesina y
otro gruñido, aterrada suelta la falda se ferra al tronco del árbol nuevamente,
el lobo nuevamente mete su nariz debajo de la falda, y solo oye una serie de
resuellos, y siente un leve roce en su vello, lo que la hace estremecer.


El olor lo incita, ya no siente lo violencia en su sangre, se
deja llevar ahora es su lengua la que explora, recorre primero el interior del
muslo son de las caricias de joven dejaron marcada la senda a seguir, al sentir
la exploración, ella cierra la piernas, pero el las separa suavemente con sus
garras, ahora recorre su vientre cosquilleando, jugando con su rizado vello, es
entonces que siente estorbarle la faldita y de un solo zarpazo la arranca, a lo
cual ella solo da una pequeña exclamación, se aplica nuevamente clavando su
hocico en la entrepierna buscando lamer ese sexo tibio, que ahora destina jugos,
la chica sabe que el no la matara, no ahora. Sabe que es lo que busca, pero aun
siente miedo.


La lengua se mueve rápidamente, recorre cada hendidura, cada
borde, cada pliegue, el sabor es sin igual. Ella no lo piensa y abre las piernas
se deja guiar. Sus piernas tiemblan, ya no soporta, suspira y se deja caer.


Ante esto el hombre-lobo se aparta un poco, la mira , observa
a la joven mujer, su cabello corto y negro, sus ojos, el percibe que son verdes,
su boca que jadea, mostrando su excitación, sus pechos palpitan visiblemente, la
blusa medio desabotonada apenas los contiene, no lleva sujetador así que sus
pezones endurecidos casi traspasan la delgada tela. Mezclando la sensualidad y
la fiereza, con una de sus manos, desliza sus garras dentro del escote y
firmemente guillotina los botones restantes, permitiendo que la prenda resbale
por los hombros.


La excitación de la bestia es obvia, la muchacha la recorre
con los ojos, aprecia una belleza extraña, mezcla de la perfección animal con la
ferocidad humana, sus músculos, la uniformidad del pelo y su color pardo, lo ve
como un naturalista a un árbol, un insecto o un LOBO común. Fija su vista en el
vientre y aprecia un enorme miembro erguido, al menos 35 cm. Sabe que esa no es
la forma de un pene humano, es mas ancho después de la punta pero aun es de
color rosa y cubierto de venas que palpitan a cada instante, con una gran
protuberancia en la base. Y solo siente más excitación, el miedo ha sido
remplazado.


De nueva cuenta se le acerca a la chica y ya sin obstáculos
la sujeta por la cintura con sus manos, la levanta completamente, ella se abre
completamente sabe lo que vendrá, y la acomoda. Ella siente la punta buscando la
entrada a su sexo, rodea el cuello con sus brazos. Con firmeza pero lentamente
la penetra, escucha una suave exclamación. Puede sentir como se esfuerza para
darle cavidad al moustro, como se acomoda trabajosamente, y sigue gimiendo casi
con timidez.



Se esta esforzando por no gritar, siente que la parten pero
sabe que poco a poco se relajara. Y así ,es abre un poco mas, y empieza el sube
y baja, dada muelleo, ella tiembla, siente como crece en su interior, como se
hincha ,y el placer salvaje también crece en ella, con su brazos se empuja hacia
arriba y se deja caer llevando también el sube y baja, el calor en su
entrepierna aumente pero aun así lo disfruta, busca la mirada salvaje y la
encuentra clavada en si misma, y aun es salvaje casi asesina, es entonces que ve
una de las manos sujetando uno de sus pechos, las garras rozan la piel y el
pezón, dejando pequeñas estelas rojizas, y en alguna de ellas una gotita roja se
mueve lentamente a través de ella. Esta vista la lleva a la culminación, se
estremece y grita, nunca había sentido algo así, un instante después, como si
esto lo detonara el lobo muestra los dientes y con un empujón mayor se corre,
sujetándola contra si, como queriendo no dejar que su simiente se escape.


Sin soltarla si encorva, hasta que ella queda recostada sobre
la hierba, mientras que se encuentra en un abandono total, casi desmayada.


Así pasan unos momentos, ella cree que ha terminado, pero no
se da cuenta de que el sigue ahí, sobre ella, se voltea sobre su costado
tratando de incorporarse. Al levantar su cadera, quedando en cuatro patas,
siente la lengua recorriendo su vagina otra vez, lamiendo los líquidos de ambos,
se congela y tiembla, suspira y gime. Reiteradamente el calor la posee, clava su
uñas en el suelo, arrancando la hierba con cada lenguetazo que recibe.


No pasa mucho, cuando ahora es en sus caderas donde siente el
suave arañar de la garras que la atraen, y la penetra. Lo siente distinto, es
mas fiero en sus embestidas, más frenético el ritmo, siente en su espalda el
jadeo entrecortado, como si se trátese de un amante distinto, ahora era el lobo
quien la poseía, su verga se hinchaba mas que antes, miro con curiosidad y pudo
ver que aun no la penetraba completamente, y más aún que el bulto en la base era
descomunal, sintió temor que no duro mucho. Ese modo salvaje la enloquecía, fue
entonces que oyó su propia voz gimiendo y hablándole, pidiendo que la penetrara
más fuerte, que no se detuviera. Entonces su cuello no se puedo mover sitio un
par de punzadas a ambos lados, una sensación tibia debajo de su nuca. La estaba
mordiendo, la sujetaba con sus mandíbulas no la lastimaba, solo la aseguraba.
Aun no lo comprendía del todo cuando sintió por que, el bulto estaba por entrar,
no podía reclamar así como estaba, cualquier tirón la lastimaría o la mataría,
respiro y se relajo lo mas que pudo, el dolor fue en aumento, y gradualmente
aminoro también.


Al sentir aquel bulto dentro de ella otro orgasmo le arranco
más gemidos, el placer era inmenso y sin fin, una y otra vez sentía como
temblaba y se veía, sudaba, lloraba, no podía controlar su cuerpo ni su sentir.


Las embestidas no paraban, parecía no cansarse, ya había
soltado su cuello, pero aun así seguía empujando y otro orgasmo se apodero de
ella no podía pensar en nada mas, entonces apenas recuperada sintió un fuerte
apretón de las garras como punzaban sus nalgas ahora, la sensación la enloqueció
y casi desmaya cundo la bestia resoplo ruidosamente mostró los dientes y eyaculo
aun más que la vez anterior, el semen caliente lleno cada rincón de ella, esto
la orillo a otro orgasmo más largo que todos los anteriores. De su garganta se
escapo un alarido como nunca se había escuchado, no de terror ni de miedo, sino
de placer, para después caer inconsciente.



El frió la despertó. Estaba por amanecer miro en todas
direcciones y no pudo ver nada, ni nadie solo sus ropas o lo que quedaban de
ellas. En su mente pasaron todas la imágenes de lo sucedido, tubo ganas de
llorar, pero alcanzo a oír el susurro de personas que se acercaban, se puso la
blusa y acomodo como pudo su falda, olió la colonia barata del chico que la
había abandonado unas horas antes y supuso que por fin se atrevía a rescatarla.
Camino en su encuentro, para finalmente encontrarlos casi medio kilómetro más
adelante. Estos le hostigaron con preguntas y pero solo en su mente estaba las
sensaciones(o el placer) que había vivido.


Fue entonces que alguien le pregunto que si no le había hecho
daño aquel moustro, busco los rasguños en su cuerpo y no pudo encontrar ningún
rastro, lo único que sabia que se encontraba satisfecha y al mismo tiempo
HAMBRIENTA.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 1
Media de votos: 10.00


Relato: Entre dientes (... y garras)
Leida: 5741veces
Tiempo de lectura: 6minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



fotos amateur 123porno tia buenauniversitarias españolas cachondasporno morbosame gusta chupar pollasviejo pornabuelas follando incestosexo playa pornoembarazadas españolas pornorelatos posoy muy putatias cachondas pornorelatos de suegrazorras del pornograbaciones eroticasprimera relacion homosexualver travestis gratisvideos eroticos abuelosrelatos de voyerismo"beber tu meada" maricon ver como follarextraterrestres pornoadan y eva pornotravesti sitgesrelatos eroticos gemidoserotico relatosla vecina calienterelatos mujeres maduraschat relatos eroticosenfermera lesbianahombres maduros geyrelatos eroticos pene gigantesco enorme grande grueso lrgo esposa infiel casadabuen pornoincestos de abuelosrelatoseroticos gayvideos pornos de transexualesseñora culonamamas caxondasRelatos eroticos mi futura suegra me cabalgaporno anorelatos eróticos porno gratisrelatos eroticos de cornudos consentidosporn secretariarelatoprimitarelatos eroticos con mi sobrinitamasajes de madurasfolladas dormidadesvirgacionrelatos erticosmadres follandose a sus hijasporn morborelatos sexo caseroRelatos mi pequeña sobrinami mujer en tanganinas mamandoporno oncestopaja con amigospajas colectivasrelatos eroticos maduras con jovenesporno con hombres madurosprofesoras follando gratisTodo relatos mi tía decente pero muy velludarelatos insestorelato gaysporno abuelos nietasporno caperucitapenetraciones anales gaysrelatos dominacion gayrelatos eróticos móvilpeliculas pornos de zoofiliaprofesora culonaincestos eroticosconcierto pornonarraciones eroticassin bragas en clasetrios amatersmadres masturbando a sus hijosporno culonesmonjas y curas follandomonjas xxxxporno xzzxxx familiaresrelat erotfollar con vecinaszona pormo gaymujeres chupando penescuentos heroticosmadre y hija pornoporno fresafolladas con viejosrelatos metrofolladas en la discotecamadre follando con el novio de su hija"beber tu meada" maricon