relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: La primera vez que practiqué sexo anal





Relato: La primera vez que practiqué sexo anal

LA PRIMERA VEZ QUE PRACTIQUÉ SEXO ANAL


La primera vez que probé un culo con la polla y la lengua fue
en una fiesta a la que me invitaron unos amigos que compartían piso y juergas
desde hacía años. Llegué con mi botella de buen vino y me encontré con los dos
ya borrachos, acompañados de una tía también bastante piripi, y magreándose a
más no poder, aunque todavía las cosas no habían pasado a mayores.

La chica era rubia y estaba buenísima, todas curvas doradas rematadas por
pezones oscuros y pequeños, y con un culo macizo y perfecto: una luna llena
cobriza partida en dos mitades por un oscuro meridiano… su raja.


Se movía y ondulaba todo, desde los rizos casi platinados
hasta la planta de sus pies. Todo esto lo vi porque estaba desmadejada en el
sillón, totalmente desnuda, dejándose sobar con una copa en la mano. Hasta el
aire olía a alcohol: eso y la cantidad de botellas vacías me dieron una idea
sobre las dimensiones de la borrachera, así que me inhibí y me quedé sentado
bebiendo mientras los miraba magrearse. Nunca me ha gustado aprovecharme de la
debilidad de nadie, y no sabía si la chica era consciente de lo que hacía.


-¡Ven, únete al trío! me dijo Daniel con un pezón entre los
dientes...


-No, prefiero no hacerlo...está muy borracha.


-¿Que no sabe lo que hace? ¿Estás loco? Ya lo hemos hecho
montones de veces... ¡le encanta follar con unos cuantos tíos, cuantos más,
mejor! Ven, ¡anímate!


Sintiéndome muy raro, me fui quitando la ropa. Al final, me
quedé tan desnudo como ellos, y cuando vi. que no me prestaban atención porque
estaban concentrados en el cuerpo estupendo de la tía, me relajé y dejé que mis
instintos llevaran el timón. Además, se ve que le gusté a la dama porque no bien
me acerqué a ellos, me cogió de la mano, y tirando, me hizo caer sobre sus
desnudas redondeces... Mi cara quedó a pocos centímetros de su pubis. No lo
llevaba depilado como se estila ahora. Tenía el pelo cortito y perfilado, muy
cuidado, pero allí había vello pubiano donde meter la lengua y enredar los
dedos. Saqué la lengua y le rocé el clítoris, y se arqueó inmediatamente,
pegando su botón a mi boca como una lapa.


Tuve que dejar de chuparle ese pequeño miembro porque el
grupo se estaba reestructurando: Daniel sentó a la rubia sobre su polla y se la
clavó fuertemente en el chocho. Ella lanzó un gritito de placer y se empezó a
menear como una campana cuyo badajo fuera la polla de mi amigo. A Santi y a mí
no nos quedó más remedio que poner nuestras mingas en la boca de la muchacha, y
nos hizo una mamada tan magistral que a los pocos minutos los dos nos corrimos
mezclando nuestras leches y viendo cómo se las tragaba. Daniel también estaba
eyaculando en su interior, y eso llevó a la chica al clímax.


Se retorcía como una anguila fuera del agua, y chillaba como
una gata caliente hasta que se calmó y se libró de la polla de Dani. Pero
después dijo algo que me llenó de asombro. Quiero que tú me des por culo...y me
miraba a mí, que nunca había probado un trasero, ni con la lengua ni con la
polla... Santi se recostó con la minga tiesa nuevamente y ella se la clavó, tan
pancha... Entonces vi. su culo abierto y negro en el medio de la raja entre las
nalgas. Estaba allí para mí, para que yo lo rellenara...Me unté la polla con
saliva y coloqué la cabeza roja e hinchada en la puerta de entrada. Empujé un
poco, y mi cosa entró con un leve ruido de succión. El culo de nuestra hermosa
amiga era una autopista de alta velocidad, no un camino secundario poco
transitado.


Mi verga se deslizó suavemente por allí y los músculos del
esfínter, aunque un poco cedidos por el uso, me apretaron la pija como un
guantelete de acero... ¡Que gusto, señor! La ensarté hasta la empuñadura, y
notaba en el miembro los empujones que daba Santi dentro de su chocho. Ella se
la chupaba a Dani, y se movía pidiendo más y más guerra...Entré y salí de aquel
culo caliente y húmedo y mis pelotas chocaban y chocaban con las de Dani
mientras él perforaba la almeja de la rubia. Era maravilloso verla penetrada por
los dos orificios, y parecía tener sitio para dos pollas mas. Me corrí en su ano
después de tanto vaivén y ella me siguió a los pocos segundos, contagiando con
su frenético ritmo a Dani y a Santi, que le llenaron de leche los agujeros.
Luego hicimos algo inusual, creo.


Metimos dos pollas en su coño, uno entrando por delante y
otro por detrás...Yo no sé que me habían dado ese día, pero tuve otro coito anal
antes de que terminara la agotadora jornada. Es que le había tomado gusto a la
jodienda por detrás. Cuando me marché ya era de día y parecía que un tiburón me
había mordisqueado la minga. Pero había hecho realidad aquello de "no te
acuestes sin haber aprendido algo nuevo". Ese algo se ha convertido en un vicio.
Dar por culo es mi mayor afición en la actualidad, tanto que casi he abandonado
los coños. No sé si iré al infierno por ello, ya que dicen que es contra
natura...Pero si voy al infierno ¡qué diablos! espero que esté lleno de putas y
de culos abiertos a la espera de que yo los folle.


Escríbanme a
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: La primera vez que practiqué sexo anal
Leida: 1261veces
Tiempo de lectura: 3minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


relatos viejos verdesporno chicas virgenporn violadarelatos cortos pornosrubais 19orgias familiarescasadas relatosmama cogiendorelatos gays con fotosporno enanos gratisviolado pornofamilia nudista fotosnovia sumisaancianas pornosclitores enormesporno incesto familiar gratisnoelia xxxmamada relatoyo masturbandomedespedida de soltera pornorelatos porno de amor filial hijo cochinorelatos revista climacortos pornoscaperucita y el lobo pornotios tragando semenabuelo follando gayrelatos pornifollar en el barporni gay gratisrelatos porno embarazadasrelatosverdesrelatos xxx españolrelatos club swingerrelatos porno extremoabuelas desnudas follandoimagenes porno durorelatos abuelos gayfollando madurosculos rotofolladas despedidasporno inciesto gratishistorias de crossdresserporno ancianaprimos regandosen adentro por error historias de pornoporno mujer infieldespedidas solteras xxxtrios familiarestia follando sobrinoenanos porno gratisnavidad xxxrelatos cachondostrios visexualesnenas violadassexo anal maduritasrelatos pornos con la bebota de papapeliculas porno de madres e hijassexo lesbico durorelatos eroticos bragasporn africanovideos porno abuelas con nietosvideos de cuentos pornorelatos sexo incestosla opinion de murcia relatoscaribeñas cachondassexosin tabuessexo perreandoporno enanos gratisclima revista pornoporno americanosrelatos eroticos pene gigantesco enorme grande grueso lrgo esposa infiel casadala primera vez que me masturbeRelatos eroticos con mi sobrinitapollas de travestiespiando a las vecinasMi esposa hace pesas relatos pornosumiso gaypornogratis incesto