webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to this video!


Relato: La chica que encontré en el parque



Relato: La chica que encontré en el parque

Este relato me sucedió un día
que salí a hacer ejercicio en un parque
cercano a mi casa, y me encontré con una chica provinciana que acababa
de
llegar a la ciudad.


Vivo en un departamento de soltero y me gusta
hacer ejercicio para
conservarme en forma. Fue un sábado como cualquiera que me levanté
y me puse
ropa de deporte para salir a un parque cercano. Casi no había gente a
pesar
que eran las once de la mañana y de pronto pude ver a lo lejos que había
una
chica sentada en una de las bancas que ahí se encontraban.


Ella estaba sola y a su costado tenia un maletín
de viaje. Me acerqué un
poco para poder verla mejor. Tendría alrededor de 19 años y poseía
un rostro
atractivo. Me veía con sus grandes ojos, que me daba la impresión
de que
quería preguntarme algo. Estaba vestida con un jean y con una blusa que
no
podían esconder sus agraciadas formas. Parecía una chica de la
selva por los
rasgos que tenia.


Me aproximé hasta donde estaba y la
saludé. Ella se me quedó mirando y me
respondió el saludo sonriendo. Le pregunté si podía ayudarla
en algo, ya que
me daba la impresión de que no era de Lima. Me contó que hacía
dos días que
había llegado de la provincia, animada por un amigo que le había
dicho que
aquí podría conseguir trabajo, pero que nunca llegó a recibirla
a la
estación de autobuses, y había estado caminando desde entonces
sin rumbo y
que además ya no le quedaba dinero.


Mientras me hablaba con esa inocencia que tiene
la gente que recién llega a
la capital, aproveché para mirarla con detenimiento y a través
de su blusa
podía ver que tenia grandes pechos, sus labios eran carnosos y pensaba
que
rico seria que me diera una buena mamada.


A mis 32 años yo solo conocía
chicas de mi zona, las cuales ya tenían
bastante experiencia con hombres y el ver esta chica cándida, hizo que
se me
despertara un deseo morboso de tenerla en mi cama haciéndole lo que se
me
viniera en gana. Le dije que si quería podría llevarla a mi departamento,
para que descansara un poco mientras pensábamos que solución le
dábamos a su
situación.


Me agradeció y tomé su maletín
conduciéndonos a pie a donde yo vivía. Cuando
subíamos las escaleras del edificio, hice que ella caminara delante mío,
pudiendo así apreciar su caminar y el perfecto culo que tenía
la muchacha.
Su cabello color negro caía libremente sobre su espalda. Abrí
la puerta y la
invité a pasar, preguntándole si deseaba tomar un baño.
Me dijo que sí y le
indiqué el camino, a lo que ella tomó su maletín y se dirigió
hacia él.


Me excité de pensar que la tenía
en mi casa y deseé ver su cuerpo desnudo
mientras se duchaba. Como yo era soltero y a veces recibía visitas femeninas
en mi departamento, había comprado un espejo que era de doble visión,
de tal
modo que podía ver a través del espejo la habitación de
baño, sin que la
persona que se encontraba en él se diera cuenta que la espiaban. El cuarto
de baño colindaba con la habitación que tenia y corrí para
poder apreciar a
mi invitada.


Lo primero que hizo ella es dejar su maletín
en el suelo y se miró al
espejo, sin saber que yo me encontraba detrás de él mirándola.
Se vio el
rostro al espejo y la escuché que dijo, Que voy a hacer ahora que no
conozco
a nadie aquí?, luego de eso se bajó el pantalón dejándome
ver sus piernas.
Poco a poco sentí que se me paraba el pene, de saber que en un momento
quedaría toda desnuda ante mis ojos.


Se desabotonó la blusa y se quedó
en sujetador y braguitas, mostrando su
espléndido cuerpo ante el espejo. Puso sus manos en su espalda para
desabrocharse el sujetador y en ese momento sentí un vuelco en mi corazón,
que empezó a latir con fuerza por la proximidad del momento en que verías
sus tetas. Lentamente se lo quitó y parada frente al espejo me mostró
un par
de senos grandes y parados. Sus pezones eran de color marrón y la aureola
que los recubría también.


Sentí que un poco de liquido asomaba
por la punta de mi pene, debido a la
visión que estaba teniendo en ese momento. Se bajó las braguitas
mostrándome
su chochito delicioso y yo me bajé el short que tenía puesto y
me empecé a
menear la verga, viendo cada detalle de su cuerpo.
Luego de esto se volteó y pude ver su par de nalgas mientras se dirigía
a la
ducha. La vi a través de la puerta de vidrio mientras se enjabonaba el
cuerpo, lavándolo detenidamente y eso me hizo desear que mis manos fuesen
el
agua que la acariciaba. Sus manos lavaban sus tetas pasando el jabón
por
ellas, indicándome que eran suaves y no como otras tetas que había
tocado,
todas duras debido a los implantes de silicona. Esta chica era cien por
ciento natural.


Cuando vi que termino de bañarse, salí
de la habitación donde me encontraba
y esperé a que ella saliese del baño. fui a la cocina y ella apareció
donde
yo estaba luego de un rato. Le dije que fuera a mi cuarto para que
descansara ya que la veía agotada. Me dijo que desde que llegó
aun no había
dormido y que yo era muy amable de haberla ayudado y que esperaba poder
hacer algo para retribuirme tanta gentileza. Le alcancé una taza, diciéndole
que era té y que eso la relajaría, pero previamente yo le había
añadido al
té unas hierbas que relajaban por completo.


Mientras ella se dirigía a mi habitación,
observé que se había puesto un
vestido de material delgado, que era holgado y que lo estaba usando para
sentirse mas cómoda. Pasó una hora en la cual yo pensaba que esa
hembra
estaba acostada en mi cama, y yo en medio de una arrechura increíble.


Tocaron el timbre de mi departamento y fui
a recibir una pizza que había
ordenado para que almorzáramos. La dejé en la cocina y fui a mi
habitación
para llamarla a comer. Toqué pero no respondía, así que
abrí sin hacer ruido
y al entrar por la puerta, la vi echada de costado y con las dos piernas
algo recogidas. La posición en que ella se encontraba, me permitía
ver que
el vestido se le había subido un poco y podía apreciar sus muslos.
Me
acerqué y la moví un poco, pero se encontraba profundamente dormida.
Me armé
de valor y levanté su vestido por detrás, pudiendo ver que no
se había
puesto braguitas y se encontraba desnuda debajo de su vestido.


Acerqué mi cara hasta aproximarme a
su culo y me llegaba el aroma de su
cuerpo recién enjabonado. Saqué mi lengua y se la pasé
levemente por sus
labios vaginales. Mi pene se me puso como una tranca y volví a lamerla,
cuando ella se movió para quedar boca arriba y quedó con una pierna
estirada
y la otra recogida hacia un costado.


Le levanté nuevamente el vestido, y
como éste era holgado me permitió que se
lo levantase totalmente, dejándome ver su cuerpo completo debajo de él.
Era
un espectáculo increíble verla así dormida y a mi merced,
toda desnuda con
esa piel perfecta. Le abrí un poco las piernas con cuidado y volví
a lamerle
la concha. Ella movió su cabeza un poco y pensé que se iba a despertar,
así
que salí de la habitación y cerré la puerta. Ganas no me
faltaron de ir a
masturbarme al baño, pero decidí aguantarme para ver si podía
seducirla
cuando despertase.


Pasaron dos horas más y ella salió
de la habitación. Me dijo que había
dormido como un bebé. Puse la pizza en el horno y la calenté para
que
comiéramos. Al parecer el baño y el descanso le habían
caído muy bien ya que
se veía radiante. Lo que casi no me dejaba comer, era ver la manera que
se
llevaba cada trozo de pizza a la boca y el movimiento de sus labios gruesos,
los cuales estaban brillosos por la grasa que tenia la pizza.


Luego de comer, ella se ofreció a lavar
la vajilla que habíamos usado y yo
no podía quitarle los ojos de encima y solo pensaba como podría
hacer para
tirarmela. Ella me contaba que no conocía nada de Lima y que estaba muy
agradecida por la ayuda que le había dado. Dentro de mi yo pensaba que
ya
habría oportunidad de que me agradezca como era debido.


Llegó la noche y vino el problema de
donde podría dormir ella y le dije que
si no le molestaba podríamos echarnos los dos en mi cama ya que ésta
era muy
grande, prometiéndole que no intentaría nada. Ella se puso un
poco colorada
y me dijo que estaba bien, porque en el lugar donde ella vivía antes,
a
veces había ocupado la cama con dos de sus hermanos, durmiendo tres en
una
cama pequeña.


Me di un baño antes de irme a dormir
y solo me puse un bóxer y ella seguía
con el vestido que había utilizado para salir del baño. No podía
conciliar
el sueño teniéndola a mi lado y cuando pensé que ya se
había dormido, me
acerqué por detrás y me pegué a su culo con mi verga totalmente
parada.
Tanta era mi excitación de tenerla en esa posición que me saqué
la verga y
le puse la punta entre sus nalgas, sintiendo la calidez de las mismas.


Cuando estaba en pleno movimiento, ella se
despertó y volteó a mirarme
sorprendida. Yo solo atiné a decirle, Quiero que me agradezcas ahora
como me
lo dijiste. Ella pensó un momento y se sacó el vestido, quedando
totalmente
desnuda sobre mi cama. Yo me quité rápidamente el bóxer
y le mostré mi verga
parada. Que quieres que haga?, me preguntó tímidamente. Chupámela,
le dije.
Ella miró mi verga y se inclinó para mamarla. podía sentir
sus labios
gruesos mamándome el pene. Yo pasaba mis manos por su espalda y luego
le
agarré ambas tetas, masajeándoselas.


La tendí boca arriba y le separé
las piernas. Prendí la luz para poder verla
a mi antojo y empecé a lamerle el coño. Se lo chupaba con fruición,
lamiendo
y jalando los labios de su chucha con mis labios. podía escucharla gemir,
así que me puse sobre ella y empecé a culearmela. Ella me abrazaba
y abría
mas sus piernas, facilitando que entre y salga mi verga. Le lamí todo
el
cuerpo hasta llegar a sus nalgas, las cuales separé con mis manos y metí
mi
lengua en su ano.


En un momento la puse boca abajo y enfilé
mi verga hacia su ano. Ella no
quería porque le iba a doler, pero yo estaba hecho un burro y la sujeté
y se
la empecé a meter igual. Debido a lo apretado que estaba, solté
un torrente
de leche por su recto y la escuche llorar, no se si de dolor o de placer.
Apenas terminaba hacia que me la chupe para que se me paré de nuevo y
me la
volvía a tirar. Me comía sus labios, chupándolos y le metía
mi lengua,
ocasionándole que sienta ahogo en algunas ocasiones, pero era la arrechura
que me había provocado ella, lo que me hacia que me transforme en un
animal.


Luego de culearla varias veces nos quedamos
dormidos, y al día siguiente
cuando desperté ya no estaba en el departamento. Se había ido.
Me vestí
rápidamente y corrí a buscarla pero ya no estaba. La busqué
toda la mañana y
al volver había dejado una nota sobre la mesa del comedor. Decía
así, Te
agradezco por la hospitalidad que me diste y tome 50 dólares prestados
que
encontré en la mesa de noche, prometo devolvértelos cuando me
haya
establecido, firmado: Carmen.


Ahora siempre salgo a ejercitarme, con la esperanza
de encontrar otra chica
como ella.


POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 0
Media de votos: 0


Relato: La chica que encontré en el parque
Leida: 22661veces
Tiempo de lectura: 8minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto

























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



mi madre en tangapornografia lesbica gratisrelatos eroticos zoofilicosmi esposa en un triotríos madurasrelatos eroticos maduras infielesmadura pajasporno de mujeres madurasmadres follando con los amigos de sus hijosfotos porno bragasvideos eroticos suaveel perro mete su hocico en mi cola y lamio mi coño zoofiliacomo me follo un peon relatos eróticosel termometro relatos eroticospornogratis incestoporno sado gratisporno viejitasaduras calientesporn cornudocontrato sumisablanca nieves pornorelatos porrnoporno borrachasporno violadotias chupandose las tetascasting porno engañadapoeno gaycuras xxxrelatos eróticos apuestsguia porno gratismadres caxondaspornorelatos señoras de ochenta añosporno gay polla grandequiero aprender a follarchocho y tetasprincesas pornotextos eroticos cortosrelatos eroticos colegialastetudas guarrastragadora de semen    sexo con mi alumnito relatochicas virgenes folladasfollando a desconocidospapa gay follandofollando hermanoperiodistas follandoporno thairelatos gay hermanosfollada vecinafollando despedida de solteravi como 2 amigos mio le daban una doble penetracion a mi esposasuegro follavestuario pornopelicula porno caperucita rojamadres follandose a sus hijasrelatos xxx embarace a sobrinarelatos porno de amor filial perverso hijofollar en salamancarelatos gaymis relatos xxxrelato erotico abrete el culo para revisarte putamaduros con jovenes gayabuelos gordos gaysclítoris enormesporno viciosanoelia xxxrelatos eroticos mi sobrinafollar con la profesorapenetraciones anales gay