webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to this video!


Relato: Mis inocentes sobrinas (III)



Relato: Mis inocentes sobrinas (III)

Como les conté en los anteriores capítulos mis sobrinas Mariela y Sonia no eran tan inocentes después de todo, a pesar de su medio tan conservador y yo estaba feliz con Mariela con quien culiaba casi a diario cuando mi mujer salía para el trabajo, su culo se convirtió en mi predilecto y ya lo tenía tan dilatado que solo con poner algo de saliva en su ano se lo comía hasta el fondo, con sus grandes tetas y su peludo y abultado chocho al que regaba de semen era un premio que debía conservar sin crear problemas de resentimientos por parte de Laura, mi esposa, que a pesar de no ser muy celosa siempre me vigila y yo que la quiero mucho he tratado de no dar motivos de estos. Sin embargo ella está alerta de si me fijo en las mujeres de mi alrededor y me pide conceptos morbosos de cómo me parecen sus tetas o culo, para probarme, por lo que ideé un plan aprovechando esa morbosidad de Laura en mi beneficio; conversé con Mariela mi plan y ella debía fingir una inocencia total, hacer el teatro y dejarse llevar por su tía, que yo haría el resto.


Como nuestro apartamento es tan pequeño en la única alcoba dormimos Laura y yo, Mariela se acuesta en un salita-estudio en un sofá-cama que habilitamos y el único baño está en nuestra pieza, por lo que dejamos la puerta de nuestra cuarto abierta ya que la invitada obligatoriamente debía pasar en las mañanas al lado de nuestra cama, donde normalmente habíamos dormido desnudos cuando estábamos solos, los primeros días dormíamos en ropa interior pero Laura a la segunda semana volvió a dormir desnuda porque a ella siempre le afecta el calor de nuestro clima; por lo que en los dos días de la semana que se levantaba tarde, cuando Mariela pasaba para el baño la veía durmiendo desnuda y destapada con el culo al aire, yo a los pocos días la imité, y solo me cubría con la sabana, y a propósito me destapaba alguna parte del cuerpo sobre todo la verga, en ocasiones cuando amanecía con la picha parada me la descubría para que quedara expuesta a la mirada de mi sobrina Mariela y Laura se daba total cuenta que Mariela veía mí erección, a veces ella me la cubría mientras yo me hacía el dormido, pero en otras mi picha parada quedaba destapada y ya no me cubría, a final del mes ya Mariela circulaba por el cuarto mientras mi trozo erguido estaba a plena vista con la complacencia de Laura, por lo que ya a las primeras semanas era normal que la confianza se diera, todos nos veíamos en ropa intima o medio desnudos y Laura no le aprecia raro si Mariela anduviera por el apartamento en bata y sin brasier por lo que sus grandes tetas se movían al caminar y al agacharse para limpiar el piso prácticamente se le salían y se podían ver sus grandes pezones y Laura se daba cuenta que yo miraba pero pensaba que por ser el tío tal vez esto no me afectaba. Cierto sábado que estaban las dos encerando el piso y Mariela quien usaba una bata de mi esposa algo escotada, dejaba ver sus blancas mamas.


Laura me comentó suavemente " Mijo, como te parecen los senos de tu sobrina" a lo que contesté, "Son muy grandes para su edad, pero son muy bonitos, a propósito le compre unos pantys pero deberíamos regalarle algunos brassieres ahora que va para el colegio".


Por lo que yo digo dirigiéndome a mi sobrina, "Mariela ahorita le muestras los senos a tu tía para ver qué talla eres"


Ella sin ningún rubor ahí mismo se bajó las tiras de la bata dejando ver sus bellas tetas ante el asombro de Laura por lo natural y desprevenido de su acción.


"Creo que es 36B, tú qué opinas" me dijo Laura,


Me acerqué a Mariela y tranquilamente tomé uno de sus globos con la mano como sopesándolo y luego sobé su pezón y dije " Yo también creo lo mismo".


Laura no hizo ningún comentario. En la noche hicimos el amor tan violentamente que los chillidos se oían por todo el apartamento a pesar de haber cerrado la puerta, se vino dos veces en cuestión de minutos, después me preguntó, " Te gustó sobarle el busto a tu sobrina? Me gustó como lo hiciste, se le pararon los pezones." Sonreí para mis adentros, mientras ella se dormía.


Ese como todos los domingos acostumbramos a dormir desnudos hasta tarde y como a las 10 a.m. tocaron la puerta de la alcoba Laura se levanto desnuda y abrió, era Mariela que necesitaba ir al baño, entró presurosa viéndome desnudo y con la verga medio parada y se sentó en el retrete a orinar sin cerrar la puerta, desde ahí me podía ver y a propósito no me tapé con la sabana, extrañamente Laura entró desnuda al baño y comenzó a lavarse los dientes delante de Mariela, esta visión de tener a mis dos mujeres desnudas en el mismo baño me terminaron de parar la picha, yo me hice el dormido en la cama y entreabriendo los ojos pude ver como Mariela quien duerme sin pantys se levantaba del retrete y con el papel limpiaba su velludo coño. Cuando mi sobrina pasó para salir del cuarto pudo notar que mi verga estaba totalmente parada, y se paró en la puerta mirándola ante la presencia de Laura, que solo se limitaba a observar, al momento de salir Mariela y sin cerrar la puerta Laura se acercó comenzó a chuparme la verga suavemente a todo lo largo del palo y lamiendo mis huevos, no habían pasado cinco minutos cuando a la puerta apareció Mariela y en ese momento Laura tenia media picha dentro de la boca, miró rápidamente y paso al baño diciendo, "Sigan Uds. que voy a bañarme" entró pero no cerró la puerta del todo, mientras tanto mi esposa siguió chupando, cuando la ducha comenzó a sonar me dice Laura,


"Papito, tu sobrina tiene una vulva grande y velludisima, se la acabo de ver", yo simulando asombro le dije, " No te lo puedo creer, es tan joven", Por lo que respondió, "si quieres asómate a la ducha y lo compruebas ", me levanté de la cama y acercándome a la puerta entreabierta, pude ver a mi sobrina desnuda lavándose esa chocha que tanto me gusta con sus pelos largos mojados escurriendo agua y sus tetotas balaceándose, mientras la miraba comencé a sobar mi ya parada verga, Laura también se asomó y al rato se arrodilla frente a mí y comienza a chupármela mientras yo fisgoneaba a mi sobrina, la visión desnuda de Mariela y la boca de mi mujer me sacaron un chorro de leche que inundó su boca pero se la tomó toda, me dice, " Te gustó verla desnuda? "Es linda, ¿cierto?", Le dije, "tiene un tremendo cuerpo y que chocha tan bonita", Me dice "¿quieres vérsela bien de cerca? Sígueme la corriente y se la podrás ver a tu gusto". Mi plan iba por buen camino.


Laura tomó la iniciativa y encendió todas las luces de la alcoba y estando los dos desnudos abrió totalmente la puerta del baño y Mariela que se estaba secando trató de taparse pero Laura le dijo, "Marielita, debes tener toda la confianza, somos tus tíos, así que no tengas pena con nosotros, ya viste a tu tío desnudo y él sigue así, yo estoy desnuda porque así pasamos los domingos, como eres de la familia creo que puedes hacer lo mismo y tu tío te tiene un regalo".


Ante esto Mariela se quito la toalla y se quedó totalmente desnuda y algo asombrada. Mi verga se empezó a parar nuevamente. Fui por uno de los panty que aun no le había entregado y se lo pasé a mi mujer pero dijo, "pero si es tu regalo pónselo tu mismo", Al agacharme su bosque de pelos quedó ante mi cara y tuve que reprimir mi deseo de hundir mi cara en esa almohada velluda, mi verga estaba paradísima, Mariela levantó una pierna y luego la otra y subí sus pantis pero naturalmente que era poca tela para semejante vulva, los pendejos se salían por arriba y por los lados, Laura me dice " Papi, arréglale esos vellos", Yo muy diligente tomé los largos pelos y comencé a meterlos por los costados del panty pero era inútil por lo que metí la mano agarré los dos labios y con los pelos del dos hice en rizo, con esto se manejó en algo ese peludo problema. Cuando me puse de pie mi palo estaba en todo lo alto y ambas mujeres veían su dureza. Mariela agradecida me abrazó, sus tetas se aplastaron en mi pecho y mi verga entró entre sus piernas, me besó en la mejilla como a un tío, pero entre las piernas apretaba mi trozo.


Luego abrazó a Laura y le dijo " Uds. son los mejores tíos del mundo".


Me gusto la escena de ver tetas juntas y sus pieles tocándose en un ambiente morboso. Ante mi tremenda erección Laura le dice a mi sobrina, "Bueno, ya vez como está tu tío, tiene el pene muy parado y tengo que bajárselo", y Mariela dándoselas de ignorante dice inocentemente " tía, puedo ver como lo haces ", y ella respondió, " Aun eres muy joven, pero es hora que aprendas lo que se le debe hacer a un hombre", Me acostó en la cama y los 17 cm de carne dura apuntaron el techo, comenzó a pasarme la lengua por cabeza enrojecida, para luego meterse todo el glande chupándolo como un cono, la verga empezó a entrar y salir de su boca, tomo mis huevos y los metió en su boca, levanto mis piernas bajó su lengua hasta mi ano y comenzó a lamerlo, le estaba dando una clase magistral a su sobrina ya que ella es una experta mamadora y mi orgasmo se aproximaba y empecé a gemir, Laura llamó a Mariela y le dice "acércate, ya está cerca de salir el semen de tu tío, agarra junto conmigo su pene para que lo sientas eyacular", Mariela puso su mano en mi polla caliente y conjuntamente con mi mujer me la meneaban riquísimo, una teta de Mariela quedó a mi lado se la agarré y tomé un pezón pellizcándolo, me comencé a venir gritando y la leche salió disparada hacia la cara de mi esposa, ambas me la seguían pajeando el segundo chorro dio en la barbilla de Mariela cayendo algo en sus tetas, las manos de ellas quedaron llenas de semen, Laura con un dedo se limpió la leche de su cara y lo chupo lamiendo el semen, le dice a Mariela, " La leche de Fernando es deliciosa pruébala", Mariela tomo un poco de su barba y la probó diciendo " no sabe a nada" a lo que repuso Laura, " chupa la cabeza del pene de tu tío para que le cojas el sabor".


Mi pene seguía semi-erecto y la cabeza derramaba de leche aun y Mariela bajo su cabeza sorbió mi esperma pero aprovechó para meterse media verga en su boca y lamer todo el semen que tenía mi picha, la agarró y la chupó hasta la base y con confianza empezó a mamármela, por lo que comenzó a pararse de nuevo, hubiera seguido pero Laura dijo, "bueno ahora si vamos a bañarnos porque quedamos todos llenos de la leche del tío, entra con nosotros Mariela que ya tenemos confianza", Mariela se quitó su panty nuevamente que se veía húmedo por sus jugos, entramos los tres al baño comenzamos a jabonarnos entre nosotros, yo comencé a pasarle el jabón por las tetas a Laura tenía los pezones duros de la excitación, bajé a su estomago y luego comencé a lavarle la vulva y los pendejos negros, abundantes pero no tanto como los de Mariela, y metí mis dedos en su chocho hasta el fondo, la volteé y abrí sus nalgas que por cierto son grandes y carnosas, restregándolas con fuerza, puse un dedo en su ano y lo metí suavemente, Laura se agachó para facilitar mi labor y de paso Mariela tomara mas confianza, tan pronto le saqué el dedo le dijo a mi sobrina.


" Ven para que tu tío te enjabone y lave esa leche que te cayo en los senos",


Inicié sobando sus tetas y tocando sus pezones que estaban parados, estrujando delante de mi esposa esos pechos divinos, luego bajé a su barriga y enseguida metí la mano en su hirsuta entrepierna, me agaché y le abrí los labios, su clítoris estaba irritado, lo sobé suave y Mariela cerro los ojos, lo seguí sobando y mi sobrinita empezó a gemir ante mi esposa, que al ver el estado de Mariela me dice, "Papi, vas a tener que ayudar a Marielita está muy arrecha con todo esto, creo que debes chupársela como tu sabes, así que Mariela abre las piernas que tío te va hacer algo bien rico, disfrutado".


Arrodillado como estaba metí mi cara en esa selva de rizos mojados, lamiendo y chupándome los jugos de mi sobrina, mi mujer seguía de cerca mi accionar de cómo yo pasaba la lengua por los labios de su sobrina política, la miré a los ojos y me sonrió morbosamente y dice, "Mariela voltéate para que el tío te chupe el hoyo de atrás, te va a gustar cuando sientas la lengua dentro del culo".


Mariela se puso en cuatro, la misma Laura abrió sus nalgas, el ano pardo con vellos alrededor quedo listo, e inicié con una lamida a lo largo de la raja para seguir punteando con la lengua el centro del hueco, Mariela movía y empujaba sus nalgas contra mi cara, excitada por el giro de las cosas y que su tío le estuviera lamiendo el ojo del culo delante de su propia esposa y con su ayuda. Mariela dijo, " Tío chúpeme ahora el chocho y métame la lengua, lo siento bien rico, la volteé y me pasé para su agujero delantero chupando y lamiendo Mariela comenzó a gritar tomó mi cabeza con sus manos y sepultó mi boca en su raja cuando su orgasmo explotó.


Laura me dijo "qué bonito todo lo que haces por tu sobrina y te ves de lo mas lindo con tu cara entre sus piernas, ahora sí terminemos de bañarnos y salimos para que Mariela conozca la ciudad."


Nos fuimos de compras a un centro comercial, les di dinero a mis dos mujeres y entraron a un almacén de ropa interior y compraron para ellas y para mí. Paseamos por un parque nos reímos y gozamos. Comimos en un restaurantico tranquilo, pedí vino y nos tomamos dos botellas después de cenar y llevamos una para el camino estaba anocheciendo cuando llegamos al apartamento y estábamos algo tomados, serví vasos de vino para todos y las damas fueron a desempacar las compras en la alcoba. Al rato desde el cuarto dice Laura, "querido prepárate para un desfile exclusivo", y salió con el vaso de vino en la mano y con un tanga pequeñísima que apenas tapaba su vulva y unos brasieres semitransparentes que dejaban ver sus pezones y se sentó a mi lado, luego salió Mariela con una tanguita similar por lo que su chocho quedaba medio afuera con su pendejos peinados hacia los lados, giró y me mostró sus nalgas con un hilo que corría entre ellas mi verga reaccionó al instante, su brasier solo cubría medio pezón y se le veían las puntas paradas, y se sentó a mi lado dándome un paquetico, " Es un regalo de las dos para el mejor tío, pero queremos vértelos puestos ahora y aquí".


Su beso me llegó a los labios, el vino estaba haciendo su efecto. Me levanté del sofá y me bajé el pantalón y luego el pantaloncillo, mi verga estaba a tope, Laura se ofreció a ponérmelos pero esos pequeños slips no podían contener la dureza de mi palo, la metía pero enseguida se salía, Mariela vino a ayudar tomó mi verga en la mano y le dice a Laura, " Tía, yo creo que se como bajarla, me das permiso", claro que sí haz lo que quieras, comenzó a lamer mi glande como había visto deslizando su lengua por el tronco y después chupó mis huevos, Laura la dejo hacer, se quitó el panty y comenzó a sobarse la vulva, mientras veía a mi sobrina chuparme, Mariela besó y lamió mi trozo por cinco minutos pero se mantenía erguida, Laura dijo, "bueno Mariela vamos a tener que usar otro método y yo con lo arrecha que estoy me va a servir, así que papito clávame esa tranca en la chocha primero y luego me das por el culo, para que Mariela vea lo que es un buen polvo", se arrodilló en el sofá dejando su culo en pompa, con una mano separó los pelos de su raja y esta se veía brillante de lo jugosa, solo fue poner la punta y la cabeza entró hasta el fondo, empecé a sacarla y meterla, salía brillante y luego desaparecía, luego saqué mi picha bien lubricada y la puse en el centro de su ano, empujé suave y mi polla comenzó el recorrido hacia el negro hueco, metí media, la saqué nuevamente y ahora si la clavé hasta el fondo, comencé a bombearla, mientras que con la mano masajeaba su clítoris, estaba tan excitada que en minutos empezó a gritar, " Papito, dame mas verga, que pollota más sabrosa, Mariela si supieras lo bien que la estoy pasando".


Un fuerte gemido terminó con su éxtasis y se dejo caer sobre el sofá mientras yo quedaba de pie con mi verga erguida.


Mi esposa le dice a Mariela, "por favor encárgate de tu tío y bájale esa verga de alguna forma, yo creo que ya es hora te metas su picha, por qué no comienzan por el culo, pero que te lo chupe un poco antes de clavarte, para que estés lubricada".


Mariela se colocó en pompa en el sofá, yo por mi parte complacido que fuera iniciativa de Laura, bajé sus pantys, me arrodillé ante su templo de deseo y coloqué mi cara entre la raja del culo, que de tanta baba que salía de su vagina estaba inundada, lamí esos jugos tan familiares para mí, hasta cuando que Mariela me dijo "Yo tío ahora lo que quiero es tu verga".


Me levanté, Laura tomó ella misma mi picha durisima la puso en la entrada de pardo agujero, yo aparté un poco los pelos que tiene en la entrada del hoyo y Laura vio sorprendida como mi verga se fue deslizando dentro de su intestino, en un momento desapareció la cabeza para entrar sin ningún problema hasta que mis huevos tocaron los pelos de su chucha, claro, ya mi polla había abierto bien esa vía desde antes. La saqué y comencé a darle lentamente el movimiento, Laura no entendía que una niña se adaptara tan rápido a una verga gruesa como la mía, estuve como cinco minutos dándole a su pozo trasero, cuando la sacaba del todo quedaba tan abierto que se podía mirar dentro de él mientras se cerraba lentamente y yo volvía a meterla nuevamente, hasta que Mariela dijo, "Tía, yo no soy tan virgen como crees y necesito que mi tío me la clave por delante, tengo una arrechera terrible, me permites" a lo que Laura respondió, " Claro que si, hace tiempo que tengo ganas de ver la picha de mi marido en otra chucha, y cual mejor que en la de su sobrina preferida, quiero ver como te riega esa vulvota con su leche, si me lo hubieran pedido antes les habría facilitado las cosas, además veo que te tiene unas ganas bárbaras de tu vulva".


Me senté en una silla sin brazos de la sala y al fin Mariela y yo pudimos culiar tranquilos y con la aprobación de mi esposa, mi sobrina abrió las piernas y se sentó de frente a horcajadas sobre el garrote templado, se le fue hasta que nuestros pendejos se juntaron, yo cogí una de sus tetas con una mano y me metí su parado pezón en la boca, Mariela comenzó a subir y a bajar comiéndose mi polla, mientras Laura se masturbaba con todos los dedos dentro de su vulva, sentí que mi leche llegaba así que aceleré el bombeo y comenzamos a gemir juntos el orgasmo de Mariela llegaba, busco mi boca y metió su lengua arrebatada, el clímax nos tomó al mismo tiempo ya que también veo a mi esposa agarrando fuertemente mi mano mientras exclamaba, " Si papi, llénala de leche, vacíate todo dentro de su vulva, para que tenga el mejor regalo que le puede dar su tío y que se la vas a seguir metiendo y ya no vas a necesitar mas mujeres porque a falta de uno vas a tener dos culos arrechos que atender".


Le entregué cuatro chorros de semen en el fondo de su útero y recibí una contracciones de su vagina como si fuese un fuerte abrazo familiar a mi verga.


El paroxismo cedió y nos quedamos juntos abrazados desnudos como una nueva familia, descubriendo que mi tranquila esposa también había dejado de ser inocente.


Continuará..


Cualquier comentario dirigirlo a : POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 5
Media de votos: 6.20


Relato: Mis inocentes sobrinas (III)
Leida: 24820veces
Tiempo de lectura: 13minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto
























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



desvirgamdo um culito muy apretadito relatostesticulos afeitadosrelato erotico madrerelato bondagesexso lesvicorelatos porno largosmi cunado me coje relatossexo gratis cunilingusrelatos sexo sin tabuesfotos porno de tiascolegialas sin bragasmiujer le gusta las guarrerias relatosporno madres incestuosasfollar con vecinasporno putillasfolladas en el parquefotos erotocasbabosas cachondascambio de pareja pornocornudos y negrosporno electricistahistorias eroticas de sobrinas cojedoraschupame el clitorischicos pajerosporno relatos de incesto yolitapadre y hija pornorelato sexo abuelarelatos de pornoporn madre e hijarelatos la finca la cojicoños humedoporno llorandohistoria porno gaytias porno gratisfollandome una putaporno cachondosporno borrachasrelatos pornos caserostrivial eroticorelatos eroticos marquezabuelas calientes relatossexo gratis con viejosvideos pornos puritanasbellezas eroticastu porno españoltias con coño peludoguarras lesbianasespiando a mi mujerpollas de rumanosrelato de triograbaciones eroticasrelatos pornográficoputa infielmujer cogiendorelatos polla coño. papiporno con hecesrelatos pronocasting porno falsobutanero pornowebcam porno smsrelatosporno gayporno transerrelato xxx desesperada con caballorelatos porno xrelatos heroticosincestos de abuelassexo amateur con madurasporno mamas cachondasrelatos sexo madre hijofolladas entre hermanoseroticos cordobamaduras en ligueroporno lesbico madurohombre lobo pornorelatos lésbicosfiestas porno españolorgias birelatos porno infidelidadvideos porno violaciones extremasgitanas maduras follandoporno gratis cineporno en sitios publicosmaduras en el pornorelatos eroticos viajesexo gay porno españolporno gay playaenseñame una teta relato