webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to Download this video!


Relato: Mi marido me invito a un intercambio



Relato: Mi marido me invito a un intercambio

Mi marido me invito a un intercambio
Soy Flor una muchacha joven y con poco tiempo de casada. Como muchos, mi esposo Alberto no respeto su condición y ha seguido saliendo con sus amigas. Ese hecho y su falta de atención conmigo me ha llevado a sentir una gran desilusión por nuestro matrimonio.
Hace varias semanas me propuso que participáramos en un intercambio con su mejor amigo Eduardo, con quien anda con frecuencia. Conozco a Isa, la mujer de Eduardo y mi intuición me dice que Alberto se muere por tenerla, aun a costa de ponerme en la cama con su amigo. Me opuse y fue un balde de agua fría la propuesta. Si tenía alguna duda de su falta de amor, esa fue la confirmación final.
Después de esa conversación, la relación ha estado mas fría que nunca, con muy poca comunicación, ha sido como vivir con una extraño. Llega tarde y ya no se molesta en poner excusas para no buscarme en la cama. La verdad es que tampoco es un gran amante, aunque no tengo como compararlo, oigo pero no me es real las experiencias de esposas que tienen orgasmos en cada relacion.
El sábado pasado, muerta del aburrimiento, acepte que saliéramos los cuatro a un bar y salón que queda en la montaña. Me han contado que es muy bonito y se come bien. Nada puede ser peor que quedarme en casa con Alberto, viéndolo juego tras juego de Fut por cable.
El club resulto un lugar grande con muy poca luz, nos acomodamos en un sillón/mesa para cuatro y ordenamos algunas bebidas. Como no soy tomadora compartí la primera cerveza con Alberto, no más. Aun asi, me produjo una agradable sensación de suave mareo, por medio de la cual se me olvido mi enojo y me dedique a disfrutar de la música y ver las parejas bailando.
Alberto saco a Isa, luego de pedirme permiso y a Eduardo y han estado bailando durante varias piezas de todo tipo, algunas de estar “en un ladrillo”. Finalmente, luego de estar sentada más de una hora acepte bailar con Eduardo, aunque fuera para hacer algo y viniar que estaban haciendo Alberto e Isa. Resulto más agradable de lo que pensé, huele a colonia fina y baila bonito sabiendo llevarme despacio siguiendo el ritmo.
“Me dijo Alberto que te habías puesto furiosa con el tema del intercambio-me dijo- quiero que sepas que nunca lo hemos hecho. Es algo muy íntimo y es para tener un recuerdo diferente del cual hablar cuando viejos. También porque, sinceramente usted me parece muy atractiva. De hecho me gusto que se opusiera.”
“Gracias, me pareció que era algo que hacían todo el tiempo y me extraño mucho que Alberto se hubiera apuntado”.-conteste
“Yo que se tenes un mal concepto mío, te aclaro que no tengo nada que ver con los mal comportamientos de Alberto, sinceramente si yo fuera el no andaría con otras teniendo el mujeron que tiene”-me susurro al oído.
Los comentarios y el trato caballeroso de Alberto me levantaron el ego y me hicieron disfrutar los momentos. Me gusta mucho la música y bailar. En el salón es difícil reconocer las personas porque la luz es mínima y hay un acuerdo general entre los asistentes a enfocarse cada quien en lo suyo sin poner atención a los demás, eso me daba seguridad para sentirme segura aun estando con otro hombre. Poco a poco nos envolvimos en el ambiente y nos apretamos en las piezas más suaves. Alberto me abrasaba y hacia caricias sin llegar a lo grosero de tocarme “fuera de lugar”.
Ya comenzaba la madrugada cuando salimos del salón. Alberto insistió en sentarse atrás con Isa “para seguir conversando con ella”. Me senté adelante con Eduardo, quien iba manejando.
Poco después de empezar a bajar, nos acercamos a un lujoso Motel a la orilla de la carretera.
“Entremos-dijo Alberto- Flor no conoce si siquiera la entrada de un lugar de estos y ahora no hay nadie que nos pueda ver”. Eduardo disminuyo la velocidad y me volvió a ver, le hice una expresión como diciendo “me da lo mismo”.
Ya adentro del motel, Alberto, mostrando que conocía el lugar sugirió una pieza de dos cuartos. Eduardo entro y cerro las cortinas lo cual nos dejo a los cuatro en un lugar totalmente privado.
Subimos y entramos y Alberto e Isa siguieron al cuarto de la derecha. Eduardo y yo entramos al cuarto de la izquierda y nos sentamos en la cama. Me gusto que el tuviera una actitud comedida y sin presión. Encendió la TV y estaba una pareja en los preliminares de hacer el amor.
“Quieres tomar algo”-me pregunto.
“Una botella de agua por favor”
Comenzaron a llegar sonidos del otro cuarto. Me pare y fui a asomarme. Ya estaban en función, ambos desnudos en pleno coito.
Molesta y con deseos de venganza, cerre la puerta de mi cuarto y me acerque a la cama. Eduardo me tomo de la mano y me atrajo, se puso de pie y me beso con delicadeza y creciente pasión. En ese momento desconecte de los otros y disfrute del momento. Una descarga eléctrica me recorrió el cuerpo y se me despertaron ganas de saciar mi falta de sexo. Un hombre es un hombre y, además Eduardo es muy bien hecho y no es un desconocido. Fue como si se activara un “permiso” mental para seguir lo que estaba empezando.
“Eres preciosa, me fascina que sos delgada y esa preciosa boquita tuya, siempre me he calentado de solo verte”-me dijo entre susurros.
En medio de besos y caricias, nos fuimos quitando la ropa. Me daba un poco de pena que me viera, no sabia su reacción. Cuando ya estábamos solo en el último de los interiores, me alegre de haberme puesto la mejor tanguita que tengo. Eduardo me miro de arriba abajo e hizo señales de estar realmente complacido de mi cuerpo. Sobresale mi buena delantera y mi delgado cuerpo femenino. Nos acostamos en la cama muy juntos y Eduardo se lucio calentándome, besando y acariciándome toda. Finalmente me quito la tanga y se quito la suya.
Una cosa gorda y larga le colgaba entre las piernas, con una impresionante cabeza. Que se sentiría tener un palo de ese tamaño dentro? La tome entre mis manos, apreté y medí y era de verdad.
Me monte a caballo sobre el, dirigí su cosa a la entrada de mi grutita y goce de aquella verga que me lleno como nunca sospeche que pudiera hacerlo un miembro varonil, hasta sentir casi asfixia y un placer con varios orgasmos como nunca soñé que pudiera existir.
Descansamos un buen rato abrazados y viendo otra película. De pronto me sentía segura y acompañada por el muchacho con quien compartí mis cositas mas intimas. Ya no me importaba la otra habitación. Eduardo me había hablado con ternura mientras estábamos en el acto. Poco a poco la vista de la película encendió de nuevo el deseo de los dos, era obvio por como Eduardo tenia erección nuevamente. Esta vez se acomodo encima mio, sosteniendo su peso con los codos.
Estabamos pegados con nuestras cositas. Me abri tanto como pude sin quedar incomoda y Eduardo me fue penetrando hasta quedar su miembro enfundado en mi sexo. La sensación de llenura era deliciosa, el lo sabia y solo bombeaba poquitos. A los cinco o seis minutos de estar en el coito dejo de moverse y nos besamos largo rato mientras seguía adentro.
“Quédate así un buen rato” le dije y eso hizo por un largo rato. Estuve pensando en lo que había disfrutado esa noche, mas que nunca antes en la vida. Muchas veces he pensado que no me veo atractiva y sin embargo este muchacho me había dicho y me había hecho sentir muy deseable y con una cosita apretada y sabrosa. Estaba en esos pensamientos cuando me vine de nuevo en un orgasmo de varios segundos en los que dije cosas que nunca me había atrevido a decir.
Nos quedamos profundamente dormidos.
Temprano en la mañana todos nos bañamos y salimos antes que empezara el tráfico. Nos dejaron en la casa y Alberto me dio las gracias por haberlo complacido en un sueño que tenia.
“Disfrutaste con Eduardo? Ya estamos planeando un paseo a la playa el próximo mes y, si quieres, podríamos cambiar de nuevo”-me pregunto Alberto.
“Podemos intercambiar pero con dos condiciones: solo con Eduardo e Isa y, en lugares donde no nos conozcan.
“Hecho” dijo Alberto con una sonrisa.



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 3
Media de votos: 9.33


Relato: Mi marido me invito a un intercambio
Leida: 28684veces
Tiempo de lectura: 10minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto

















Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



me tire a mi hermanaporno con violacionsoy divorciada y papa me da verga relatos eroticossexo gratis incestosporno de franciamasturbando a mamamasturbaciones a hombrestravestis con polla enormemadura coje asme el calson aun lado yaporno venezolanaspoema pornorelatos eroticos mi cuñadamujeres casadas pornoporno gratis extremorelatos chaperosnaruto follando con hinatatravesti embarazadaporno tranxesual gratisabuelas coño peludoporno violadasporno sexo madresmama hijo indecente relato eroticoporn arabiabuelas follando en triofarmaceutica follandorelatos eróticos amor filialorgia swingersnazis pornoporno gay masajistasporno de venezuelaporno bisexsualessexo con maduradviuda follarelatos de cornudotrios porno hmhrelatos eroticos imagenesporno mi primera vezrelato erotico mujerkarina travestiorgias madurossumiso gaymonjas jodiendoporno tranxesualdanza del vientre pornozorras.pepokemon eroticofamilia swingerimpresionante pornopornos durosbarbosas pornorelatos eroticos mi mujermadres e hijas porno gratisgordos pornoorgias familiarelatos de icestoporno masturbarsefollar en un trenrelatos infieltodo relatos infidelidadporno gay maduritosporno penes pequeñosfollando novio amigarelatos abuelas calientesporno mama calienterelatos de incedtomama cachondaschupar el clitorisincesto relatos pornome folle al repartidorxxx padres con hijasrelatos eróticos de madurasporno gratis enanossumiso gaylos mejores orgasmos del pornome follo a mi hermana en el bañolesvianas enanaslos siete enanitos xxxmi vecina calienterelatos porno con vozfollando alaenanos cachondosmadrastas xxxmonjas maduras follandomujeres casadas pornome tienes muy excitada, escribeme un relato eroticoabuelo folla joven