webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to this video!


Relato: Una familia muy unida



Relato: Una familia muy unida

Hola, mi nombre es Osiris, tengo 18 años y les voy a contar
mi historia...



Todo ocurrió hace 2 años, mi familia está formada por
personas normales –o al menos eso creía yo-, donde predominan los hombres; mi
abuelo, quien enviudó hace muchos años, es un hombre alto, con un cuerpo firme y
duro, para su edad, es guapo, con el cabello plateado y unos ojos castaños
maravillosos, le gusta cuidar su cuerpo y asiste al gimnasio... mi padre, quien
tiene 42 años, alto igual que mi abuelo, un cuerpo escultural, le gusta trotar y
hacer ejercicio, por lo que se mantiene en forma, mi tío –el hermano pequeño de
mi papá-, que tiene 30 años, es guapísimo, alto y delgado, con un cuerpo fibroso
y unas nalgas duras y paradas; mi hermano mayor que tiene 20 años, es muy guapo,
moreno, de ojos castaños, le gusta jugar fútbol, por lo que ya se imaginarán lo
bueno que está; y por último yo, de 18 años, no soy una belleza, pero tengo un
cuerpo bien formado, porque me gusta trotar y hacer un poco de aeróbic, soy
alta, con unas tetas grandes y duras, la cintura estrecha y unas nalgas duras y
bien proporcionadas...


Todos vivimos en una casa antigua –propiedad de mi padre-,
con jardín trasero enorme, una piscina y un montón de habitaciones; mi madre se
largó cuando yo tenía 4 años y no la he vuelto a ver; de vez en cuando escribe,
pero sólo eso, así que mi padre, mi abuelo, mi tío y mi hermano, se hicieron
cargo de mí.


Todo comenzó un fin de semana, en que me quedé sola con mi
abuelo, mi papá tuvo que salir por cuestiones de trabajo, mi tío estaba de
vacaciones y mi hermano se había ido a casa de un amigo... Mi abuelo y yo
salimos a la piscina, yo me vestí con un traje de baño completo de color negro,
mi abuelo se puso su bikini también negro; al crecer rodeada de hombres, pues
los pretendientes que tenía, se asustaban un poco al saber que tenía montón de
hombres cuidando de mí y crecí siendo un poco tímida y sobreprotegida por los
hombres de mi familia, así que a los 16 años eran prácticamente una niña,
bastante ingenua e ignorante en cuestiones sexuales; mi abuelo y yo nadamos un
rato en la piscina y estuvimos jugando un poco, luego nos sentamos en unos
camastros, para broncearnos y beber un poco, mi abuelo empezó a hacerme
preguntas de la escuela, de mis amigos y si tenía algún novio, yo me reí un poco
y le dije que nada de eso, ¿cómo podía tener novio y todos salían espantados
cuando sabían cuántos hombres tenía en mi vida? Mi abuelo rió un poco y yo me
puse seria, él me preguntó qué pensaba y le dije que mis amigas se burlaban de
mi porque decían que era tonta, que nunca me habían besado y que seguramente, ni
siquiera sabía cómo hacerlo... mi abuelo me miró muy serio... y me dijo que él
podía enseñarme... lo miré sorprendida... ¿besar a mi abuelo??? ... Lo observé
sin hablar, no parecía un anciano, de verdad que estaba muy bien, era guapo y
las arrugas de su rostro, sólo de daban más atractivo... así que, un poco
rígida, asentí... Así comenzó todo.


Mi abuelo se acercó y me besó despacio.... luego sentí su
lengua intentando abrir mis labios, cuando por fin estuvo adentro.... fue una
sensación maravillosa!!! Yo no me movía y él tocó mi lengua con la suya... todo
fue muy natural. Ahí estaba yo, besando a mi abuelo!!!! Me aparté un poco
acalorada y él me miró con cariño. En ése momento, llegó mi hermano. Mi abuelo
se puso de pie y me dijo que siempre que tuviera alguna duda o quisiera volver a
practicar, con confianza se lo hiciera saber.


No pasó mucho tiempo antes de que yo volviera a besarme con
mi abuelo; lo buscaba en su despacho, me sentaba en sus piernas y nos besábamos
apasionadamente... En una ocasión, me tomó de la cintura y me hizo sentar en su
regazo, con una pierna en cada lado y pude sentir su polla empujando a mi
vagina; entonces empezó a tocarme los pechos y me besó los pezones... me gustaba
tanto!!! Sus dedos se movieron con rapidez y movieron mi braguita de algodón y
esa fue la primera vez que alguien me tocó de esa manera... me enseñó cuál era
el clítoris... yo jadeaba con placer... no me importaba que fuera mi abuelo
quien me hiciera esto... era delicioso... luego sentí sus dedos entrando en mi
hoyito... de golpe me sentó en el escritorio, abrió mis piernas, me arrancó las
bragas y enterró su rostro en mi coño... Sentí su boca moverse sobre mis labios
vaginales y mordiendo mi clítoris... oh, qué placer; sentí su lengua entrando en
mi agujero y yo cada vez me sentía más caliente... siguió succionando mi
clítoris, hasta que me corrí en su boca... ése fue mi primer orgasmo; después me
besó con cariño y me dijo que fuera a lavarme.


En ése tiempo, él nunca me pidió que lo tocara, pero yo cada
vez sentía más curiosidad y cada vez que podía observaba detenidamente a mi
familia...


Todos eran hombres atractivos y eran míos!!!! Empecé a
fijarme en el bulto de sus pantalones, en sus hombros; todos practicaban algún
deporte, así que estaban para comérselos; unas semanas después de tener
cachondeo con mi abuelo, una tarde, llegue temprano a casa, pensé que no había
nadie, pero unas voces ahogadas llamaron mi atención, así que me dirigí al
despacho y entreabrí la puerta; eran mi padre y mi abuelo y parecían tener una
discusión acalorada; mi papá le decía que no estaba de acuerdo en algo, supongo
que llegué al final de la pelea, porque en un momento dado, mi abuelo se acercó
a mi papá, con esa sonrisa tan suya, tomó su rostro entre las manos y le dio
tremendo beso en la boca!!!! No lo podía creer, mi abuelo y mi padre se estaban
besando y no era un beso cualquiera, sino con lengua y todo... Mi padre gimió y
se acercó a mi abuelo, hasta que sus pollas estuvieron en contacto y se frotaron
con lentitud...


Entonces vi a mi padre arrodillarse frente a mi abuelo,
desabrocharle el pantalón, sacar su pene, completamente erecto, yo nunca había
visto una polla, pero estaba segura que no todas eran tan magníficas como la de
mi abuelo, me pareció enorme y durísima.... de un solo golpe, mi padre se tragó
tremendo palo y le dio una mamada, que le sacó suspiros a mi abuelo; en
principio, esto me pareció asqueroso, pero conforme los suspiros de mi abuelo se
convertían en jadeos, empecé a calentarme y mi coño se deshizo en jugos; llevé
mi mano a mi clítoris, como me había enseñado mi abuelo y lo froté, mientras los
observaba, escondida, para que no me vieran... mi padre siguió mamando esa
polla, hasta que de pronto, salió un chorro de leche, que mi padre bebió con
verdadero gusto... Luego de esto, se puso de pie y besó a mi abuelo,
compartiendo la leche...


En silencio me marché a mi habitación, donde me masturbé
hasta conseguir un orgasmo espectacular... Esa noche, no quise cenar con la
familia, me sentía un poco extraña después de lo que había visto; así que mi
padre subió a mi habitación, con un vaso con leche; me preguntó si estaba
enferma y me besó con cariño en la cabeza... Pero mi curiosidad era realmente
extrema, así que me las ingenié para acercar mi cara a su regazo, muy cerca de
su polla, sentí cómo en seguida se puso rígido... yo estaba en la cama y sólo
llevaba puesta una camiseta de tirantes y mis pequeñas bragas; papá empezó a
decirme palabras cariñosa, acariciándome mi cabello negro despacito; yo me
restregué en su vientre y toqué su polla con la punta de la nariz... en seguida
ésta creció; las caricias de mi padre cambiaron, pero no se apartó... así que
seguí frotando su pene con mi nariz... ¿quiéres probarla? Me dijo de pronto...
le pegué una mordida suave sobre el pantalón y él suspiró... sus manos bajaron
por mi espalda hasta mis nalgas...


Mi padre me apartó, se puso de pie y se bajó los
pantalones... apareció ante mí una polla magnífica, enorme y dura, apuntando a
mi cara... sin saber muy bien cómo hacerlo, me acerqué despacio y la toqué con
la punta de la lengua, mi papá dirigió su pene a mi boca y yo me la comí; tenía
un sabor amargo, pero lo sentía caliente en mi boca; recordé cómo mi papá mamó
la verga de mi abuelo e hice lo mismo que él... mi padre sólo gemía, disfrutando
de ése momento... yo seguí mamando hasta que la verga de mi padre se puso más
dura y salió un chorro de semen; yo quise apartarme, pero mi papito me retuvo y
no tuve otra opción más que tragarme esa leche amarga y caliente; mi papá se
arrodilló frente a mí y me besó en la boca, metiendo su lengua en mi boca... yo
seguí caliente y mi papá debió saberlo, porque me echó sobre la cama, abrió mis
piernas y me quitó las bragas... me hizo una mamada maravillosa, enterrando su
lengua en mi vagina y mordiendo mi clítoris.... fue espectacular; le pedí que me
la metiera, pero él dijo no, que mi primera vez debía ser muy especial; así que
siguió mamando, hasta que me corrí en su boca; después de esto, me arropó y
salió de mi habitación. Así que ahora, tenía 2 hombres a mi disposición: mi
abuelo y mi padre.


Cada día que pasaba, me sentía más y más caliente, no podía
pensar en otra cosa que no fuera el sexo, las pollas de mi abuelo y mi padre;
todos los días me masturbaba.


Un sábado por la mañana, me levanté temprano y fui a la
piscina, en esa ocasión, me puse un bikini muy pequeño; supuse que mi familia
aún dormía, por lo que nadé un rato, tratando de no hacer mucho alboroto; cuando
salí de la piscina, descubrí a mi tío, observándome de manera extraña; cómo has
crecido, sobrinita; me dijo con voz ronca, se acercó, me abrazó como solía hacer
siempre, pero en esta ocasión, me restregó su polla en mi vientre; déjame
mirarte, me dijo; el bikini apenas me cubría y el agua fría, había hecho que mis
pezones se endurecieran; juguetón, pellizcó uno de mis pezones; la verdad, es
que de esos hombres, ya nada me sorprendía, así que lo dejé hacer... al ver que
yo no me resistía, pellizcó el otro... ¿me dejas probarlos? Tienes una tetas
perfectas. Yo asentí y en seguida, desató mi bikini, quedando desnuda y empezó a
comerme los senos... mmm.... era maravilloso... siguió chupando, mordiendo y
lamiendo... seguro que tu chocho sabe igual de bien... me dijo con voz ronca...
Yo sólo reí y me eché en el suelo, abriendo mis piernas para él e invitándolo a
que probara... mi tío no tardó nada en quitarme lo que quedaba de mi bikini y
empezó a mamarme el coño... huy, era estar en la gloria... yo gemía cada vez más
fuerte, mientras mi tío me masturbaba con la boca y la lengua.... luego, no sé
cómo me volteó, quedando mi mejilla recargada en el suelo... entonces sentí su
boca recorriendo mis nalgas, la raya que las separa y chupándome el ano... eso
era algo nuevo... pero se sentía tan bien... luego uno de sus dedos entró con
suavidad en mi orificio; esto me dolió un poco y gemí, en seguida se retiró,
pero siguió chupando... mientras una de sus manos me masajeaba el clítoris... no
tardé mucho en correrme.... cuando acabé, volví el rostro y me encontré a mi tío
haciéndose una paja... no tardé en acercarme y lo tomé con mis pequeñas manos...
luego a mi boca... y le hice una buena mamada... el gemía y se veía que lo
disfrutaba... cada vez era más experta en eso de mamar pollas... mi boca fue
hasta sus testículos, que chupé y mordí... luego volví a comerme la polla...
cuando él sintió que estaba a punto de correrse, para mi sorpresa la sacó de mi
boca y me echó su leche en mis pechos, cuando acabó, empezó a beber su propia
leche de mis senos, hasta que me dejó limpia. Bueno, pues, sólo me quedaba
probar la polla de mi hermanito mayor.


Con todo lo que me estaba ocurriendo en casa, no me apetecía
salir, disfrutaba más con mi familia, claro.


Una tarde, mi hermano llegó a casa temprano, dio un portazo y
subió a su habitación; yo me quedé un poco sorprendida, así que corrí a
buscarlo, para preguntarle qué le pasaba; entré su habitación sin llamar y lo
encontré en el baño, orinando; yo me quedé un poco cortada y él sorprendido,
pero no se inmutó, en seguida me miró molesto. Me preguntó qué quería y si me
gustaba lo que veía; cuando terminó de orinar, sacudió su polla y se dirigió a
mí. Mámala. Me dijo sin preámbulos y yo muy obediente, me arrodillé frente a él
y me la llevé a la boca; la sentí crecer, ponerse dura y caliente.... mamé como
una experta, mientras mi hermanito se deshacía en gemidos; ¿me invitan? Escuché
que decían, entonces me volví para encontrarme con la sonrisa de mi tío...


Mi hermano ni siquiera se inmutó, así que seguí mamando... mi
tío se arrodilló a mi lado, cuando sorprendida vi cómo se comía los huevos de mi
hermanito... él gimió más fuerte... mientras mi tío siguió chupando... luego se
fue hasta las nalgas de mi hermano, donde las separó y enterró su lengua en el
ano... esto fue suficiente, para que mi hermano se corriera con fuerza en mi
boca... yo tragué toda la leche, sin dejar de observar la expresión de deleite
de mi hermanito... Mi tío siguió con su faena; luego, mi hermano me observó, se
puso a cuatro patas, dejando que mi tío siguiera manado su ojete y me besó....
me tiró al suelo y me arrancó las bragas... me hizo una mamada maravillosa, que
disfruté como nunca; estaba muy caliente y ver a mi tío haciendo lo suyo con el
ano de mi hermano, fue demasiado, así que en pocos minutos me corrí en la boca
de mi hermano; de alguna manera mi tío se acomodó debajo de mi hermano y le mamó
toda su verga, comiéndosela con verdadero gusto; cuando mi hermano se corrió,
cayó encima de mí y me besó en la boca, con su lengua, mientras que mi tío nos
observaba... nos dimos cuenta que él había sido el único que no se había
corrido, así que entre mi hermano y yo, nos comimos su palo, hasta hacer que se
corrieran.


Estaba disfrutando el sexo, como una verdadera zorra, pero
algo faltaba; había estado con los cuatro hombres de mi vida, pero ninguno había
hecho el intento por cogerme. ¿qué pasaba?


Una noche, en que regresé del cine, me encontré a mi papá
esperándome en la sala; todo estaba en silencio, así que asumí que todos habían
salido; mi papá me dijo que me tenía una sorpresa, así que lo seguí cuando me
tomó de la mano...


Fuimos a una habitación, que siempre está cerrada, yo la he
limpiado algunas veces, pero nunca vi nada especial... casi no tiene muebles, ni
siquiera cama, pero sí tiene una alfombra bastante bonita y cómoda, además, de
una ventana que va a dar al jardín.... me pidió que cerrara los ojos, obedecí,
luego sentí cómo puso una venda encima y la ató en mi cabeza... reí un poco
nerviosa... luego sentí cómo me besó, metiendo su lengua en mi boca... me hizo
caminar un poco más... luego sentí sus manos en mis pechos... sobándomelos por
encima del vestido que llevaba... con sorpresa, descubrí que no estábamos solos,
porque alguien se metió bajo mi vestido y empezó a chuparme el chocho por encima
de mis braguitas, luego otra boca me chupó las nalgas... ¿qué estaba
pasando?.... sentía manos y bocas por todas partes.... protesté un poco y mi
papá me quitó la venda... cuál fue mi sorpresa descubrir a toda mi familia...
estaban desnudos, con sus magníficas pollas duras y enormes... la boca se me
hizo agua y me mojé como nunca... sabía lo que iba a pasar... todos me miraban
con cariño mientras se tocaban sus pollas...


Mi abuelo se adelantó y me besó de lleno en la boca y su mano
viajó hasta mi coño, donde me penetró con un dedo.... yo me deshacía de
placer... vi a mi hermanito meterse bajo nosotros y chupar alternamente mi coño
y los huevos de mi abuelo... luego mi padre se puse detrás de mí y chupó mis
nalgas... las piernas apenas me sostenían... era maravilloso... yo me deshacía
en jugos y sentía que mi piel ardía... entre todos me chuparon, me mordieron, me
besaron... poco a poco fueron deshaciéndose de mi ropa, hasta que quedé desnuda,
me hicieron arrodillar, con las piernas abiertas, dejándoles acceso a mi coño y
culo... mi abuelo se puso frente a mí y de un empujón penetró mi boca con su
verga y yo empecé a chupar... mi papá me comió el chocho y mi tío se dedicó a
chuparme el culo... mi hermanito me magreaba las tetas... yo no podía más, podía
sentir la lengua de mi papito entrando y saliendo de mi vagina y sus dientes
mordiendo mi clítoris, mientras la lengua de mi tío se abría paso en mi ojete
trasero... en algún momento, mi papa dijo que estaba lista, así que entre todos,
me colocaron de espaldas en el piso, todos se apartaron, mientras mi abuelo me
dio a probar su verga... luego se inclinó un poco... y rozó mi clítoris con la
punta de su polla... me calenté como nunca lo había echo y sentí mis jugos
resbalando por mis piernas... entonces de un empujón me la metió hasta al
fondo... yo gemí un poco, pero el dolor fue muy leve... mi abuelo siguió
empujando y empujando, cada vez más fuerte y yo me movía a su ritmo, sentí sus
manos apretando mis pechos; volví el rostro y mi vi a mi hermano comiéndose la
polla de mi papá, mientras mi tío se hacía una paja, observando a mi abuelo que
me cogía con energía... mi abuelo dio otro fuerte empujón y el orgasmo llegó
para los dos... no había duda que era un hombre muy experto... yo grité con
fuerza y mi abuelo cayó encima de mí...


Luego empezó a besar suavemente, los párpados, la barbilla,
los pechos, hasta que enterró su cabeza en mis piernas y empezó a comerme el
chocho... yo volví a calentarme... y en seguida mi abuelo se apartó para dejar
lugar a mi papito... que con suavidad me penetró... podía sentir toda su verga
en mi interior, entrando y saliendo.... mi niña... escuché que dijo mi padre y
siguió penetrándome con su tremendo palo... sentí un boca en mi chocho y cuando
levanté la cabeza, vi a mi hermano chupando mi chocho y la verga de mi papá que
entraba y salía de mi coño... luego vi a mi abuelo, arrodillando frente a mi
tío, haciéndole una mamada grandiosa... con la lengua de mi hermano frotando mi
clítoris y la verga de mi papá partiéndome, me corrí nuevamente, mi papá lo hizo
en seguida, pero sacó su pene y lo dirigió a la boca de mi hermano y éste bebió
toda la leche... ya mi tío había tenido su propio orgasmo... y gemía
fuertemente... yo estaba adolorida... un poco laxa, pero con ganas de seguir
dando guerra... esta vez, fue mi hermano quien se acercó a mí, me beso,
compartiendo la leche de mi padre conmigo... su verga estaba dura, aún no había
podido correrse, así que me enchufó en seguida, sin darme tregua... su verga era
deliciosa y entraba en mi encharcado coño sin dificultad... esta vez, el se tiró
al piso, llevándome con él y me colocó encima y me enseñó a moverme... arriba y
abajo... entonces sentí una boca hurgando en mi ano... era mi abuelo, quien
nuevamente era el encargado de desvirgarme el culo... siguió con su faena,
tratando de dilatar mi agujero... no tardó mucho, así que poco a poco fue
metiendo su pene... esta vez el dolor fue agudo, y traté de apartarme, pero mi
hermano me retuvo y se movió más rápido dentro de mí., mientras su mano frotaba
mi clítoris... de un golpe, mi abuelo me ensartó su verga en el culo, haciéndome
lanzar un grito de dolor... me dijo unas palabras cariñosas, tratando de
calmarme... y empezó a moverse despacio... el dolor dio paso al placer... esta
vez gozaba como una puta y pronto me acoplé al ritmo de mi abuelo y mi
hermano... en seguida, mi tío me acercó su verga a la boca y me la comí,
haciéndole una mamada grandiosa... luego mi padre se acuclilló sobre la cara de
mi hermano, invitándolo a que le mamara la verga... ahí estábamos todos,
enfrascados en una orgía, que ni en mis más locas fantasías me imaginé... mi
abuelo fue el primero en correrse y mi hermano aumentó su ritmo, hasta que tuve
mi orgasmo.... mientras mi tío se derramaba en mi boca con fuerza y mi padre
hacía lo propio en la boca de mi hermano...


Fue hermoso... no encuentro otra palabra para describirlo...
estábamos unidos... en un orgasmo simultáneo... caí encima de mi hermano,
adolorida de mis dos agujeros... no lo podía creer, en mi primera vez había sido
penetrada por todos los agujeros, y nada menos que por mi abuelito y mi hermano.
Me quedé encima de mi hermano, tratando de recobrar fuerzas, cuando lo escuché
jadear... miré hasta atrás y vi a mi tío chupando el agujero de mi hermano y
dispuesto a penetrarlo... levantó sus piernas, dejando al aire su ano... de un
solo golpe lo ensartó... me moví al mismo tiempo que ellos... y sin que nadie me
dijera qué hacer... me volví, me puse de rodillas sobre la cara de mi hermano y
la dije que me mamara el chocho... y luego besé a mi tío en la boca, dándole mi
lengua con pasión.... luego bajé la cara sobre la verga de mi hermano que estaba
otra vez dura y le prodigué una buena mamada.... en segundos los tres terminamos
el mismo tiempo... al acabar, exhaustos, sonreí a los cuatro hombres de mi
vida... después de esto.... entre los cuatro me bañaron, me arroparon y me
dejaron dormir hasta el día siguiente....


Durante el desayuno, me dijeron que asi serían las cosas de
ahora en adelante, que podía coger con cualquiera de ellos cada vez que
quisiera, o con los cuatro a la vez, que tenía la libertad de escoger y también
me dijeron que si confiaba en alguna amiga, podía invitarla...


Yo sonreí muy contenta...


Así fue como me convertí en la puta de mi familia....


Si les gustó mi relato, escríbanme....


Luego les contaré cómo mi abuelo sedujo a mi amiga Lorena y a
Fabián, su novio.


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 16
Media de votos: 9.06





Relato: Una familia muy unida
Leida: 9635veces
Tiempo de lectura: 13minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto

















Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



follandome a mi tiasexo gratis abuelafolladas entre hermanosrelatos la primera ves que me culiaron por mi choroporbo gratisenanas pornosvagina penetradaporno gay famosopeliculas porno medievalesporno gay tiosfollando madre amigoporno babosrelatos erotico pornorelato erotico putitarelatos erosrelatos incesto gayrelatos poprnoporno eróticorelatos hermanasporno inciesto gratispodno gratisrelato erotico incesto gayespiando a mi vecinorelatos intercambios parejaborrachas pornosupositorios eroticosrelatos eroticos de zoofiliapórnogratisrelatos eroticos banandome con mi hijavideos xxx gratis zoofiliasandra sumisasrelatos eroticos bisexualrelatos " sigue tu" vergotamaduras bragastrios porno amateursviejo follando a su nietafollando con mis hermanasRelatos cachondicimosfollando con el abuelitomadres comiendo pollasporno despedida solteroRelatos cachondos en él metromaduros follando con madurosfollando a una chica virgenfollando viejofotos maduritas pornoporno dormidasporno daddiespreciosa relato eroticotios desnudos vestuariostravesti putasla mejor pajavideos gratis porno zoofiliahermano follandoviudas follando gratisporno con viejawebcam porno smsrelatos de swingerfollando en despedida de solteralas abuelas follanrelatos marquezviejasfolladorasxxx madres hijosporn salvajetu pprnosexo lesbico fuertemi culitolesbianas masturbandoel exorcista pornoporno frances gayviejas y guarras