webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to Download this video!


Relato: MI amigo hetero de gran tranca



Relato: MI amigo hetero de gran tranca

Increíble lo que sucedió el verano del año pasado. Acabados los exámenes y currando en una escuela de verano con críos, esos meses se apetecían bastante agradables. Por las tardes después de comer iba con algunos amigos a la playa. Cogíamos el coche y en 10 minutos nos plantábamos allí.


Me llamo Sergio, tengo 20 años, soy bajito, 1,72 m. y de cuerpo bastante normalito, el gimnasio no es lo mío. Pero el verdadero protagonista de la historia es Luis un chico de 21 años primo de mi mejor amiga. Nos conocíamos desde hacia varios años, él sabe de mis gustos hacia los chicos, y siempre está bromeando sobre ello. Nunca me enfado, ya que se que no lo hace como burla, y siempre estamos de coña.


Luis es un poco más alto que yo, unos 175 cm más o menos, moreno y de cuerpo bastante fibradillo, aunque sin pasarse demasiado. Él esta saliendo con una chica desde hace un año, que también forma parte del grupo de amigos.


Varias veces antes de ese verano, al ir un poco bebidos en alguna fiesta en su casa le tiraba un poco los trastos, puesto que el chaval me pone burro a más no poder. A su novia no le molesta, ya que sabe que estamos en confianza y que nada va a pasar. En alguna ocasión Luis se quedaba en ropa interior y yo me quedaba embelesado contemplando el enorme bulto de ahí abajo. De hecho, siempre esta presumiendo de su gran miembro, haciendo ostentación de su paquete. Y claro, yo no puedo con él. Esa imagen del tío buenorro heterosexual que se regodea delante de sus amigos gays me puede. Señoras pajas me he hecho pensando en lo que puede haber ahí abajo.

Creo que más que ponerme él en sí me ponía su manera de ostentar su enorme trozo de carne.


Pero no fue hasta el verano pasado cuando puede contemplarlo. Uno de los días que íbamos a la playa, Luis se apuntó, aunque no tenía bañador en casa, por lo que cogí uno de mi casa para prestárselo. Al llegar a la playa, ni corto ni perezoso, Luis se quitó los pantalones y los gayumbos para poder ponerse el bañador. Uno no es de piedra, y como es de suponer, me quedé mirando el rabote que exhibía. Como ya se podía deducir de otras veces, pude comprobar que no se quedaba corto con su pollote. Estaba flácido, y apenas lo pude ver 3 segundos, pero esa imagen me estuvo perturbando varios días. Ese trozaco de carne bamboleándose ante mí para desaparecer entre mí bañador al instante. Por cierto, bañador que aún tiene él…¡si es que no se le puede prestar nada!


El verano continuó, varios días más de playa, aunque sin poder volver a ver su polla, ya que ahora tenía mí bañador y lo llevaba de casa puesto. Por lo menos me conformaba con vislumbrar el bulto de su bañador.

Luis es muy abierto de mente, y siempre me cuenta sus problemas o dudas sexuales con su novia actual u otros rollos de antes, además de preguntarme a mí por mis relaciones con los hombres. Siempre dice que si fuera gay se enrollaría conmigo, y eso me mata. Yo no me quedo corto y le sigo el juego, pero no pasa de ahí. Simples palabras.


Un día vinieron unos cuantos amigos a mí casa a cenar y pasar un rato bebiendo y jugando a lo que fuera. Mis padres estaban fuera unos días, por lo que algunos de ellos se quedaban a dormir. A medianoche la novia de Luis se enfadó por alguna chorrada y se piró a su casa. Estuvimos un rato charlando y bebiendo, hasta que se hizo muy tarde. Algunos colegas se subieron a las habitaciones a dormir.

Nos quedamos solos Luis y yo, jugando al Stratego. En un momento le pregunté:


Oye tío, ¿qué ha pasado con Berta? Siempre estáis igual macho.


Mira, ni me hables. Siempre se pone igual cuando bebo un poco. Como ella no bebe pues le jode que yo lo haga. – Dijo Luis.


Bueno, como al final, siempre os acabáis reconciliando. En el fondo no podéis vivir el uno sin el otro.


Que va tío, me la quiero un montón, y se que estoy enamorado de ella. Pero es que tiene cosas que no me gustan. No me deja espacio.


Si haces lo que quieres siempre, tío. Mejor que con ella no podrás estar con nadie. Pero bueno, es una decisión tuya.


Si ya se que con ella la vida es muy fácil, pero es que hace tiempo que nada de nada. Esta perpetuamente enfadada conmigo....y claro de sexo ya ni te digo. Nada de nada. Hace como dos semanas que nada…y yo necesito descargar.


Joder macho. Pero si dices que los días que no quedas con Berta te la cascas…


Eso era antes. Ahora me contengo, para que no se pique. Pero no sabes lo que me cuesta.


Pues nada tío. Sólo toca cascársela. – Dije en coña.


Ya, más te gustaría a ti, so maricón...que se que estas deseando vérmela.


Bueno, ya sabes que si que me gustaría vértela…bueno, y pajeártela y mamártela…


Yo con tal de descargar ya sabes que no tengo ningún problema.


Pues venga, ya sabes si quieres sácatela y haz lo que quieras, estas como en tu casa.


Sin cortarse un pelo, Luis se bajó los pantalones y se quitó la camiseta, quedándose en slips. En esos momentos yo ya estaba bastante cachondo viéndole el pedazo de bulto que se le marcaba. Era tan grande que bajo el slip, la polla estaba ladeada hacia la derecha, llegando la punta hasta el borde lateral del gayumbo.

Fue hacia un lado del comedor y cogió un pantalón corto de pijama. Se quitó el slip, quedándose completamente en pelotas. Pero la visión duró poco, puesto que se puso de seguida el pantalón.


Tío, menudo pollote. No me provoques que no me contengo. – Dije sin dejar de mirar su pene dentro de ese minúsculo pantalón, observándolo mientras se dirigía de nuevo al sofá.


Anda…anda, calla, que como me desaté te violo aquí mismo. – Dijo tocándose el rabo por encima de la tela.


Ya sabes que no me molestaría.


No sabes cuanto daría por que Berta estuviera aquí para chupármela, y no una nenaza como tú.


No se yo quien es más nenaza, no sabes lo que yo triunfo, cabrón.


Ya…seguro. Con esa minipolla que debes tener todos los tíos deben asustarse, pero en el mal sentido.


Ya....lo que tu digas…


Pues vamos a verla, tío listo.


En ese instante se levantó y de repente saltó al sofá donde yo estaba, intentando quitarme los pantalones. Estábamos bastante contentillos por el alcohol, y como el pantalón que llevaba era de pijama con goma elástica, no le costó mucho sacármelo.

Yo me dejé hacer...iba bebido, pero sabía lo que me hacía. Y creo que él también.

Mi bulto en el boxer era bastante pronunciado, debido a que estaba cachondo como una perra.


Tío…estás todo empalmado…creo que no soy el único que necesita un pajote. – Dijo Luis apartándose de mí.


No te jode el desgraciado. Me pones toda la polla en la cara y quieres que me quede como una piedra?


Ya te digo que necesito descargar…así que en el fondo no me importa que me la pajees tú. – Dijo Luis para mí sorpresa.


Um…joder macho…lo dices en serio? Y Berta?


¡No tiene por que enterarse!


Acto seguido se bajó el pantalocillo, dejando ver su monstruo. Ese monstruo que estaba más crecido que hacia un minuto. Estaba medio morcillona.

Luis se estiró completamente en el sofá.


¡Va! A que esperas!? – Dijo Luis tocándose de nuevo la polla. – ¡Es toda tuya!


No me lo podía creer, tenía aquella cosa ante mí. Un trozo de carne que sabía que medía 21 cm, ya que siempre presumía de pollote. Me situé justo al lado suyo, en el suelo. Cogí su polla y empecé a pajearla. No estaba del todo dura…y el prepucio no se le bajaba del todo…por lo que me daba miedo hacerle daño.

Luis, al ver que estaba un poco cohibido se ensalivó la mano y se la refregó por la punta.


Ahora ya puedes…venga coño-…sin miedo…


Su cipote estaba ya en todo su esplendor. Una cabeza bastante grande y brillante, y el resto de la polla grande y gorda. Era como un sueño hecho realidad.

Empecé con un vaivén de muñeca, mientras veía a Luis con los ojos cerrados y bastante cachondo. La posición en la que estaba era bastante incómoda, por lo que me subí al sofá, situándome entre sus piernas. Unas piernas peludas, al igual que sus huevos. Desde ahí tenía una visión mucho más completa de su mástil.

Luis se levantó un poco, y con su mano cogió mi cabeza, inclinándola hacia delante. Era lo que esperaba…

Me recliné de rodillas, situando mí cara justo delante de su polla. Cogí el vergote con una mano y sin miramientos me la metí toda. Bueno, lo que pude, que creo que no era ni la mitad. Su sabor era estupendo. No sabía no a rosas ni a gloria, tenía un olor a hombre, a macho…me encantaba…y me ponía aún más palote de lo que podía estar ya.

Por momentos, dejaba de mamar y bajaba mi lengua por todo el tronco, hasta llegar a meterme sus huevos en mí boca...


Joder Sergio, ¡lo haces mejor que la puta de Berta! – Dijo Luis entre jadeos.


No estuvimos así ni 5 minutos cuando me apartó bruscamente.


No me quiero correr aún.


Me cogió por la cintura, levantándome del sofá y bajándome el boxer, dejando mi polla al descubierto.


Bueno tío, tampoco la tienes tan mal. Es gorda…y eso es lo que mola, ¿Verdad?


16 cm no es que sea gran cosa…pero es lo que hay.


Agarrándome por el culo me empujó suavemente contra el sofá de enfrente, dejándole todo mi culo a su vista.


Ahora vas a ver lo que es bueno, ¡perra!


Con un dedo intentó dilatarme el ano, pero no pudo, se notaba que no tenía mucha experiencia en petar culos. Directamente puso la punta de su polla en mi ano. Me temía que eso iba a doler mucho, por lo que agarré un cogín y me lo puse en la cara, para amortiguar los gritos, no fuera a ser que se despertara alguien del piso de arriba.

Su polla no estaba del todo dura, por lo que se la empezó a pajear un poco. Intentó de nuevo que entrara, pero sin éxito.

Luis se desesperaba y yo no quería perder la oportunidad de tener a ese pedazo de tio dentro de mí, por lo que me dilaté yo mismo el ano con un par de dedos y saliva. Luis se dispuso a meterla. Eso dolía mucho…joder si dolía…pero tenía que aguantar. Consiguió meter el ancho glande…ahogando mis gritos como podía. El resto de la verga pasó con más facilidad.

Era una postura un poco incómoda, pero me sentía tan bien siendo cabalgado por ese jinete con su enorme montura que poco importaba que me estuviera clavando en la barriga todo el brazo del sofá. Al principio, el movimiento de penetración era bastante torpe, pero al pillar velocidad el placer era de los dos.

Luis agarró mi culo con las dos manos y empezó a meterla y sacarla con más fuerza. El dolor que sentía pasó a ser éxtasis. Notaba sus pelotas golpeando las mías, era una sensación incomparable. Yo estaba a punto de correrme sin apenas tocarme, pero en ese momento Luis empezó a ir más y más rápido en su movimiento, hasta que empezó a jadear como un animal. Noté como toda su leche inundaba mi interior. Se recostó sobre mí, dejándose caer exhausto. Al bajársele la polla, se apartó para sacarla de mi culo. Fue una sensación increíble, notar como ese largo cilindro iba saliendo poco a poco de mi interior. Todo el semen y la sangre empezaron a salir, recorriendo mis piernas.

Luis se estiró en el sofá. Yo mientras me pajee mirándole. Esa polla peluda y flácida, que justo había estado partiéndome en dos fue todo lo que necesite para correrme como nunca antes lo había hecho.


Luis se quedó sobado en esa posición. Desnudo boca arriba en el sofá. Yo mientras me duché y seguidamente le tapé para que nadie le viera en esas condiciones.

Siempre será el polvo de mi vida…aunque él no quiera hablar de ello. Difícil será superarlo



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 5
Media de votos: 8.00


Relato: MI amigo hetero de gran tranca
Leida: 23450veces
Tiempo de lectura: 12minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto

























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



mis relatos eroticosrelatos eroticos oidosmejor porno incestoporno eriticogays morbososrelatos exoticosporno maridosrelatos castracionsexo con dormidaseroticos salamancafollar virgenrelatos eroticos sacala mi marido esta llegandofollando con madurosporno icestoleer relatos eróticosrelatos intercambios de parejaspollones enculandotranx pornopono gay en españolporno babisasvideos porno gay duchaporno sexo en la playaabuelas y nietas pornomonte de venus peludocine porno triosrelatos porno cochinaditasver phorno gratisrelato herotico infidelidadmujer se masturba viendo pornodespedida de soltera follandorelatos de incesto con madresel abuelo follaporno bixesualesenseñame las bragasrelato de lesbianasporno maurascomo follarme a mi hermanasexo gratis bisexualesporno cocainainceto xxxabuelos follando con nietafollando en despedida de solteraporn rubias19follar con el fontaneroxvideo relatos eroticos en el metro cdmximagenes porno lesbicasrelato sexo abuelafollando viudasmacisorrasgrandes chochos peludosrelato porno de mi vecino de enfRete mo coje en mi casarelatos incesto gratisporno gratis de enanasme folle a mi hijastrami abuelo me tocapono grarelatos porno de incestopaginas de relatos pornoporno noelialectura pornomulatos desnudosclitori grandeprimos follando a escondidasrelato xxx papi nos vende para que nos cojancasadas follando con otrorelatomi mujer se aguanto por elculo una hermsa vergarelatos de incesto con madresporno madurssvaginas estrechaslesbianas follando en la oficinavideos porno gay duchacomo follar una viejaporno gay gratis en españolnuevos relatos eroticosshizuka y nobita follandorelatos triorelatos de solteronas tetonas cachondasrelatos erotikosporno babosasfotos abuelos follando