relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: La nueva tia buena del gimnasio





Relato: La nueva tia buena del gimnasio

Hola, me presentare: Me llamo Lucas y soy un chico de 21 años moreno, de piel bronceada y de estatura media. Mi historia comienza cuando, una de esas inaguantables y calurosas tardes de verano me dirigía al gimnasio, como todos los días. Cuando llegué no había casi nadie (normal, con el calor que hacía), excepto unos compañeros de trabajo que solían ir por allí, montados en las sillas estáticas y unas señoras corriendo. Me dispuse a hacer los ejercicios de cada día; unas pesas, abdominales y quizás unos largos en la piscina. Mientras me sentaba a levantar las pesas, observé desde el cristal que separa la sala baja de ejercicios de el recibidor, a una chica aparentemente nueva; tenía su bonito pelo castaño ondulado recogido en una coleta alta, y parecía algo tímida, aunque eso no es lo que daban a entender sus ajustadísimos shorts que dejaban casi ver su culo, ni el simple sujetador deportivo negro que apenas le tapaba nada; se podían apreciar sus dos enormes tetas perfectamente.
Cuando entró en la sala en la que yo estaba, no pude quitarle la vista de encima ni un momento, y para colmo, se sentó en una de las sillas estáticas que estaban en frente de mi, ofreciéndome una visión perfecta de lo que se podía ver de su culo. Por supuesto me puse palote en seguida, y con los pantalones tipo veraniegos cortos que llevaba, mi enorme erección no ayudaba mucho. Esperé y esperé, pero aquello no bajaba y yo solo quería follarme a esa chica, o ir a machacármela a los servicios. Decidí olvidar el tema e ir directamente a la piscina, donde no se notaría tanto mi “situación”.
Después de cambiarme a un bañador bastante suelto, me asomé a la entrada de la piscina interior: Nunca estaba muy lleno, pero ese día no había absolutamente nadie; mejor, no le gustaban los bañistas que no paraban de interrumpirle a su paso ni los típicos viejecitos haciendo Aquaerobic. Me tiré a la piscina de cabeza y me di cuenta de que mi amiguito seguía ahí, bien tieso. No pude evitarlo y empecé a frotarlo por encima, acordándome poco a poco de esos pechos y ese culo; me imaginé haciéndome una paja cubana entre las tetas de la chica nueva, metí mi mano en el bañador y comencé a hacerme una paja en serio, disfrutando cada momento de ese indescriptible placer; que ganas tenía de hacérselo a la de verdad.
Pero entonces tuve que parar, sonó la puerta y yo, sin tener tiempo a guardármela, fingí nadar. Por suerte me encontraba en una perspectiva desde la que no se podía ver nada. Giré un poco la cabeza y me encontré a la chica de antes, vistiendo un bañador negro que me puso malo. Ahora si que necesitaba esa paja urgentemente.
La chica se puso a nadar y yo de la emoción, inconscientemente (o no tanto), mientras ella no me veía me toqué la polla vislumbrando su cuerpo mojado por el agua. En cuanto se paró al otro lado de la piscina no lo dudé, fui como el que no quiere la cosa nadando hasta allí y fingí estar cansado para pararme con ella en la paredilla de la piscina, ella me sonrió con timidez y miró hacia otro lado, lo que la hacía más tierna y sexy.
-¿Es la primera vez que vienes por aquí?-La pregunté.
-Sí… Bueno, no soy muy aficionada al deporte pero necesitaba un hobby para estar entretenida este verano.-Me respondió ella, con una voz dulce.
“Yo sí que te iba a tener entretenida todo el verano, con lo buena que estás” Pensé, y recordando mi erección, intenté ocultarla.
Mantuvimos una conversación por un rato, resulta que se llamaba Sandra y tenía 20 años. Los días pasaron y yo solo iba al gimnasio por ella, nos hicimos amigos y teníamos mucha confianza, tanta que yo a veces la ponía crema en la espalda cuando hacíamos ejercicios fuera o la podía dar una cachetadita en el culo como broma; normalmente cada día, después de eso iba a hacerme un pajote para aliviarme. Hasta que llegó un día en que la tensión sexual no pudo más:
Decidimos “nadar” juntos (no hacíamos más que chapotear un poco y sentarnos al bordillo a hablar) en uno de esos días en que la piscina estaba totalmente vacía. Ese día la noté un poco triste y la pregunté que le ocurría.
-Nada, que me siento un poco acomplejada con mi cuerpo últimamente.
-¿Qué complejos vas a tener tú, con lo buena que estás?- Pensé yo en voz alta, lo que hizo que Sandra se sonrojara.
-¡Calla!- Dijo ella entre risitas.
-¿Qué? Es verdad-Admití-¿Y yo qué tal?
-Bueno, no sé, tendría que verte…a fondo- Se insinuó, por lo que mi corazón se aceleró a cien, aunque yo no me lo tomé muy en serio, ya que sabía que ella solía hacer bromas sobre sexo.
Seguimos nadando un rato, habíamos olvidado la conversación hasta que volvimos a hacer una parada y yo saqué el tema otra vez:
-Bueno qué, ¿y yo como estoy de bueno entonces?
-Mmm- Se paró a meditar ella, escrutándome lentamente mi rostro. Entonces hizo algo que me dejó impactado: Se pegó completamente a mi, por lo que podía sentir a la perfección sus tetas a través del mismo bañador negro que llevaba el día que la conocí. Aparentemente ella seguía mirándome. Hasta que dijo: -Amm… ¿7 sobre 10?- Continuó igual de pegada a mí.
-¡Oh vamos! ¿Un 7?- Me quejé yo, bromeando.
-Te dije que tenía que verlo TODO- Recalcó, haciendo una clara insinuación a mi paquete, por lo que se pegó aún más a él haciendo que se me cortara la respiración.
-Ni que yo te hubiera pedido que me enseñaras las tetas para decir cuan buena estas…
-¿Por qué? ¿Quieres verlas?-Y me cogió una mano con las suyas, y la llevó hasta su pecho, donde yo la quedé totalmente inerte sin saber muy bien si estaba soñando. Porque era lo que siempre había deseado.
Sin mediar ni una palabra ella me besó y yo la correspondí, esta vez disfrutando de sus tetas, y mientras ella me agarraba el pene y comenzaba a moverlo. Por fin, aquello estaba ocurriendo; la chica con la que me he hecho tantas pajas en mi imaginación, ahora ella me la estaba haciendo a mi y yo disfrutaba alternando mis manos entre sus tetas y su culo.
Salimos de la piscina y fuimos a los vestuarios, donde nos encerramos en uno y empezamos a quitarnos los bañadores mojados. Encendimos una de las duchas y nos dejamos llevar por la calentura.
Ella se agachó hasta mi paquete y se lo metió en la boca; yo dejé escapar un gemidillo de placer y alivio. La agarré la cabeza suavemente y ella siguió haciendo lo suyo mientras le magreaba esas grandes y bonitas tetas, con los pezones rosados erectos.
-La de ganas que tenía de que pasara esto.- Dije con la respiración entrecortada por la gran mamada que me proporcionaban. Al decir esto, empezó a hacerlo mucho más rápido, pero yo todavía no me quería correr, quería durar más para disfrutar de penetrarla y de una buena paja cubana, para correrme en sus tetas.
Comencé a penetrarla por su coñito totalmente depilado y ella empezó a gemir suavemente. Yo no podía disfrutar más en aquel momento hasta que ella tuvo un gran orgasmo y casi me corro de placer al ver sus tetas botar a la par que ponía esa cara de putilla adorable.
La indiqué que me hiciera una paja cubana tocándola las tetas, a lo que ella aceptó entusiasmada. Se las juntó con las manos y yo me dispuse a follarle las tetas como si no hubiera mañana. Disfrutaba cada momento, sintiendo su piel contra mi pene, quise alargarlo todo lo que pude hasta que fue inevitable; me corrí en sus tetas dejándola llena de lefa. Y los dos, agotados, nos fuimos a casa no sin antes unos cuantos toqueteos más. Creo que fue la mejor follada de mi vida.
A día de hoy, es mi pareja, ya que no solo estaba buenísima y hacia unas mamadas de lujo, si no que era mi mejor amiga y compartíamos muchos gustos, y claro, de tanta tensión sexual y risas juntos tenía que salir algo si o si.

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 1
Media de votos: 7.00


Si te gusta la web pulsa me gusta y +1






Relato: La nueva tia buena del gimnasio
Leida: 928veces
Tiempo de lectura: 15minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados

















Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



relatos sexuales madurasrelatos porno categoriasrelatos eroticos con suegrasexo enanasfollando hermanorelatos eroticos amigasporno travesti con mujeresrelato erothombres velludos pornoteresa pornocontrato sumisarelato con mi madrerelató erótico mi tia es full full arrecharelatos eróticos escritosxxx padres hijasrelato porno incestooliendo bragassmallville pornoenfermera madura follandorelatos el culito arrugadito de mi hijaporno morbosasnenas follandotravestis camp nourelatos xxx cojiendo a mi mama despues de q vailamosrelatos dominacion gayrelatos eroticos marquezesrelatos porno mi sobrinaeroticos oviedofolla virgenporno orgias bisexmujeres vestidas desnudasmujer fea follandoincestos madres hijasmóvil todorelatospajas de tiasabuelos gays gratisporno viejo y jovenvecinas putasfollo al fontanerojuegos porno guarrasporno gay peludosrelatos de bragaspollas de tios madurosmis relatos eroticostríos madurasrelatos maquezelos mejores relatos eróticosrelatos porno mujer casadas follada en farmaciasrelatos pornográficostia haciendo pajasjuegos porno doraemonrelatos erotikosrelatos eroticos con mi tiatodo relato gayrelatos eroticlesbiana culoyosolporno chocho grandeborracha pornporno gay granadaRelatos desvirguinacion viole a una de 15mis relatos eroticosconsolador gaypprno gayinfidelidad relatostetotas fotosincestos en familiarelatos gay cortostuvios el orgamos juntas las dos relatoshombres maduros gay follandoporno gitanosrelatos eroticos en el gimnasiomasajista lesvianaporno incrstocanaria pornorelatos de forzadasporno el la playachica cagando pornogay pormomadre hija pornoporno gay en castellanorelatos sexo caseroancianas ardientesvideos porno trios hmhzona pprno gayporno con un viejorelatos eroticos hijastro