webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to this video!


Relato: El cura y mi hija



Relato: El cura y mi hija

Me llamo Roberto y tengo 40 años. Me casé con 17 años con mi novia que tenía 16, de
penalty como se dice normalmente. Tuvimos una hija preciosa. Siempre hemos sido
muy abiertos con la chiquilla, incluso nos vio varias veces hacer el amor tanto
al pasar por delante de nuestra habitación o en la sala. Mi mujer y yo fuimos
también hijos únicos.


Hace ocho años, mi mujer enfermó
gravemente y murió en poquitos meses con lo que quedamos desolados. Un poco
antes de morir, un cura de la parroquia, empezó a visitar a mi mujer. Ella lo
agradecía. Era joven, recién salido del seminario, Y según mi hija estaba
buenísimo. Al poco de morir, una noche que yo estaba hecho polvo y llorando,
vino mi hija a la habitación y se acostó en mi cama. Nos abrazamos fuertemente y
al final nos quedamos dormidos. Era verano y hacía calor. Como siempre había
dormido desnudo y mi hija me había visto muchas veces desnudo, no hubo ningún
problema. Al día siguiente volvió a meterse conmigo en la cama. Yo también la
había visto desnuda muchas veces al salir o entrar en el baño y alguna vez la
había piropeado con el cuerpo tan sexy que tenía. Al acostarse a mi lado, me
dijo que hacía la noche anterior había pasado mucho calor y que también dormiría
desnuda.


Nos abrazamos y empezamos a hablar. Me
dijo que había roto con el chico con el que salía. Instintivamente, la abracé
más fuerte y la besé en la boca, mientras la acariciaba suavemente. Ella me
respondió con ardor. Me dijo que sólo se había acostado una vez y que no había
sido muy placentera que digamos. Tiene unas tetitas pequeñas con unos pezones
rosa oscuro, que en cuanto las excitas se ponen duras como piedras. Al
principio, mientras le excitaba con una manos sus pezones bajé la otra mano a su
conchita que ya estaba mojada.. Ella mientras me besaba y acariciaba con sus
manos todo mi cuerpo y me agarraba el pene que ya estaba enorme. Nos excitamos
tanto que tuvimos un orgasmo maravilloso. Luego, la puse encima de mí, mirando
al otro lado e hicimos un 69. Ella no lo había hecho nunca. Ella me chupaba
golosamente la polla que se iba poniendo más dura y más grande, luego se lo
metió a la boca. Mientras yo le lamía y relamía su conchita. Tenía unos juguitos
riquísimos que me los tragué todos dejándole el coñito limpio. Ella se tragó
todo si semen mientras me gritaba ¡¡¡papáaaa, sigueeee, qué ricoooo!.
Seguidamente, le unté de vaselina el borde de su culito y la embestí. Ella al
principio gritaba de dolor, pero con el mete y saca continuo, luego gritaba y
gemía de placer. Tuvimos varios orgasmos deliciosos. Luego la volví a penetrar
por la vagina.


Al día siguiente vino el cura a interesarse por nosotros.
Cuando llegó, sólo estaba mi hija y sólo llevaba puesta una fina bata ya que
había salido del baño. Alfredo, el cura en seguida se empinó. En ese momento
llegué yo a casa y me di cuenta de la situación. Yo sabía que a Marta mi hija le
apetecía probar con él y le hice un gesto disimulado, asintiéndole. Ella se
acercó a Alfredo, y le pasó los brazos por el cuello. Él tenía unos ojos como
platos, pero la besó con ansia. Me acerqué a ellos y solté la bata de mi hija
para quitársela. El cura se desnudó rápidamente, se puso de rodillas y empezó a
lamerle su conchita. Yo también me desnudé y me hacía una paja mientras los
miraba. Enseguida Alfredo la penetró, mientras yo lo hacía por su culito. Los
gritos de placer, sobre todo de mi Marta eran increíbles.


Así pasó el verano y a mí me destinaron en la empresa a otra
ciudad más grande. Mis suegros y mis padres al morir nos habían dejado un buen
pellizco y por mi trabajo, también estábamos en una situación muy cómoda
financieramente. Nos trasladamos y como en la otra ciudad nadie nos conocía
empezamos a vivir en pareja. Aprovechando algún fin de semana, volvíamos al
pueblo y entonces mi hija volvía a disfrutar con su curita favorito. Al cabo de
un año y medio más o menos, Marta me dijo que quería tener hijos. Y varios. Nos
pusimos manos a la obra enseguida. En estos ocho años, hemos tenido seis hijos.
Prácticamente ha sido un embarazo tras otro. Así como hicimos mi mujer y yo,
hacemos el amor en cualquier lugar de la casa o el jardín incluso si nos ven los
niños. El otro día, se nos acercó una de mis hijas y tocándome con sus manitas
el pene, preguntó a ver por qué sus hermanos y yo teníamos "esa cosa" y ella no.


Esta mañana mismo, mientras Marta daba el pecho al pequeñín,
y yo le lamía y chupaba su concha la niña me tocaba el pene y me decía "¡Qué
suave y qué grande, papá!.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 9
Media de votos: 8.67


Relato: El cura y mi hija
Leida: 30400veces
Tiempo de lectura: 3minuto/s





Participa en la web








Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados


























Online porn video at mobile phone





Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



de acuerdo con las leyes españolas e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


Online porn video at mobile phone


puta esclavafollando viejoporno cachondarelatos intercambios parejasmadre masturba a su hijorelatos de matrimoniosfetiche pies pornoporno peter panfollando a mis vecinasfiesta folladarelato gayviejo follando durotodo relatoseroticospelicula porno romanosporno mujer gordami culitopinocho pornoRelatos cachondicimosfollando con vecinogay porno madurosculos virgenesrelatos gay madurostodorelatsMi suegro me agarro dormida relatodibujos animados pornograficosvieja caliente follandorelatos sexo gayporno caleñoporno española madurarelatos eroticos secretariatias en minifaldasbdsm historiasporno tetudaporno rumano gratistravas pornorelatos heroicosjuegos eroticos pornomi madre gritona le abro el culo relatos xxxporno duro triorelato de comadres y compadres arrechosvecinitas pornoorgasmos ricosrelatos calientes gaytodorelatoszoofolia xxxtodorelatos.com categoriasjefas lesbianasporno amateur transesualvestuario pornotetas discotecaporno madurrasmi cunado me coje relatosmaduros peludos gaynecrofilia pornocuras xxxprimera relacion homosexualporno de maduros gayporno enanosrelato erótico los juegos de tía paula 1 porno gratis de monjasrelatos eroticos de casadas infielesnarco pornopezones grandes pornrelatos porno mamadasporno gratis de enanasrelatos eroticos medicoprimer anal a mi noviadbz pornporno hmhrelatos eroticos climahola soy una nina y soy la putita de mi papa relatorelatos cine pornopadres que follan con sus hijastrios con abuelasfotos eroticas amateursvideos eroticos lesvicoschicas chupandose los piesrelató pornofamilia nudista fotosseñora culonacamioneros cachondosgay gorditosse folla a su hijastrosobrinos follandosexo gratis cunilingustias follando durorelatos porno voyeurrelatos eroticos incesto gratisvideos erorticostriple penetracion analAbuelita cachondas de 51 años gozando con los nietos porno relatos de incestoel chavo del ocho pornogitanas tetonas follandoporno despedida de solterosuegras pornoinfraganti follandorelatos heroticorelatos xxx no consentidorelato filial gay