relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: En el portal





Relato: En el portal

El parque estaba muy transitado hoy.


La multitud iba y venia de un lado a otro mientras el tiempo
corría lentamente, y enmedio de todo estaba yo ansioso por follarme algún coño
que me saliera al paso.


Había salido para buscar marcha, y seguro que la iba a
encontrar.


Mirando mirando seleccioné mi objetivo, era una muchacha no
muy alta de larga melena cobriza, que acababa justo en sus perfectas caderas. El
contoneo de su cuerpo al andar era irresistible, mi zona baja notó un cosquilleo
que indicaba que ella era la chica perfecta para hoy, ella seria mi putita de
hoy y complacería mis deseos carnales.


La seguí durante un ratito hasta que llegó a su portal.
Cuando se disponía a abrir, me acerqué sigilosamente por su retaguardia
cogiendola por la cintura y frotando mi paquete ya crecido con su hermoso
trasero. Se sobresaltó y giró su cuello para identificarme, pero entonces la
besé con frenesí sin darle tiempo a reaccionar. Al principio se resistía y no
ofrecía su lengua, mas bien intentaba zafarse de mis brazos que la sujetaban con
fiereza, pero pronto supo apreciar la calidad de mi lengua y respondió con un
húmedo beso que me puso a tono. Mientras jugábamos con la lengua refregaba mi
polla empalmada por su culazo, ella colaboraba con sugerentes movimientos de
cintura que casi consiguen hacerme eyacular, pero yo no quería hacerlo tan
pronto y me separé de ella por unos instantes.


Se dio la vuelta y pude acabar de apreciar lo bella que era.
Fui subiendo la mirada por sus largas piernas, imaginé su coño oculto en su
corta minifalda, luego subí un poco mas para observar sus pechos, grandes y
perfectamente firmes, y acabé en su rostro angelical, que ahora tenia una mirada
perversa que la hacia mas atractiva si cabe. La miré a los ojos fijamente y ella
también lo hacia, sin duda había química entre nosotros y me esperaba una gran
tarde.


Abrió el portal y me hizo una insinuante invitación con el
dedo para que la siguiera, no lo dudé ni un instante y me metí en el portal tras
ella.


Subimos al ascensor y pulsó el 68, había un largo ascenso y
no iba a mirarme al espejo precisamente. Inmediatamente la chica se abalanzó
hacia mi y nos fundimos en un apasionado choque de lenguas ardientes, ahora era
ella quien controlaba la situación y yo me dejé dominar, que me jodiera a su
gusto si era lo que realmente quería...


Me empotró contra la pared violentamente y me pegué un
terrible cabezazo contra el espejo que no se partió de puto milagro, pero no
había lugar para el dolor en aquella situación, mi polla era restregada contra
su ardiente conejo y mis manos apretaban su culo hacia mi para que el roce fuera
mas perceptible. Otra vez noté como el orgasmo venía y dejé de presionar su culo
para retardar un poco el placer, algo que a ella la ponía mas cachonda todavía.


Agarré sus pechos con ambas manos y les apliqué un masaje
circular que la volvía loca, mientras mi lengua localizó en el lóbulo de su
oreja izquierda una zona extremadamente sensible que mi talento como amante no
iba a desaprovechar. Mientras jugueteaba con su caliente orejita metí una mano
por debajo de su minifalda para quitarle las bragas, y cual fue mi sorpresa al
descubrir que no las usaba. Mis hábiles dedos exploraron su calida gruta
provocando sus placenteras exhalaciones.


Noté que había llegado el punto en el que la chica se fundía
en mis brazos, ese momento que mi experiencia como amante se encarga de
proporcionarme y que tanto me gusta, ese punto en el que ella haría cualquier
cosa para que la follase como nunca, y enmedio de mis reflexiones el ascensor
llegó a su destino.


En décimas de segundo me vi tumbado en su cama, ella estaba
sobre mí bajandome los pantalones, sin duda se disponía a ofrecerme una
grandiosa mamada de polla. Mi polla de palmo y medio salió a la superficie
ansiosa por ser atendida, y ella enseguida se encargó de cuidarla. Su lengua se
paseaba por mi hirviente capullo y de vez en cuando se metía toda la caña en la
boca, sin duda no era la primera polla que se comía la muy zorra.


Enmedio de mi excitación decidí mostrarle mis talentos de
chupacoños, la giré por completo y montamos un perfecto 69, le abrí los
sonrosados labios con los dedos e introduje mi lengua de 12 cm hasta el fondo de
su cueva, exploré sus rincones ocultos que ninguna otra lengua habría podido
alcanzar anteriormente y ella mostraba su satisfacción gimoteando salvajemente.
Mis lametazos la habían hecho olvidar mi polla y solo se centraba en indicarme
donde debía meter la lengua, pero yo lo sabía de sobra y logré que se corriera
cuatro o cinco veces.


Después de mi comida de coño me tocaba a mi disfrutar un
poco.


Me incorporé y la puse a cuatro patas sobre la cama, ella
creía que la iba a follar a lo perro pero yo introduje mi ansioso miembro por su
trasero, lo que debió producirle un inmenso dolor pues por esta zona todavía era
virgen. La polla estaba muy apretada dentro de su culo, pero yo me iba a
encargar de ensanchar el orificio. Mi ritmo salvaje la hacía gritar
alocadamente, pero mientras la daba por culo le frotaba el conejito con dos
dedos, así que también estaba excitada y mezclaba gritos de dolor con
exhalaciones de placer.


Esta mezcla era lo que mas cachondo me ponía.


Ella estaba fuera de sí, ahora movía su trasero para cooperar
con mi enculación y eso hizo que me corriera brutalmente en su ano, saqué mi
polla de su agujero y la leche resbalaba de su ano manchando las sabanas, pero
poco importaba eso. Se metió de nuevo mi tiesa polla en la boca y la dejó bien
limpia, lista para una nueva penetración.


Esta vez todo fue mas despacio, ya habíamos saciado nuestro
deseo sexual y ahora ya no teníamos ninguna prisa por corrernos, lo cual hacia
mas relajante y satisfactoria la experiencia.


La penetré suavemente por el coño mientras lamia sus pequeños
y duros pezones, lamia la aureola sonrosada y de vez en cuando me recreaba en su
pequeño garbanzo, mientras un suave sube-baja me acercaba a otro orgasmo. La
besé de nuevo y se mezclaron sabores sexuales que me sabían a gloria ( no me
hacía gracia saborear mi propia leche, pero en esos momentos no era consciente
de lo que estaba haciendo ), y enmedio de este calido beso nos corrimos al
compás, descargué toda mi lefa en sus entrañas y a ella pareció importarle poco,
seguramente debía tomar la píldora o algo de eso.


Después de este excitante polvo nos quedamos toda la tarde en
la cama, y también toda la noche, en la que se sucedieron los satisfactorios
polvos.


Sin duda este era el inicio de una larga amistad.


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: En el portal
Leida: 337veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos













Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


cincuentonas calientestriple penetracion gratisporno gay gratis maduroslesbianas monjasviolaciones caserasporno gratis de viejosabuelo se folla nietaimagenes de sexo cerdassobrinos follando con sus tiasporno tetas lechevecina folladorame cojieron en la prepa relatochicas borrachas pornorelatos eróticos móvilrelatos de la primera vezrelato de sexomi primera vez con mi vecinochat amas y sumisossexo electricistarelatos de swingersintercambio de parejas en la playaabuelos salidosrelatos eroticos claseeroticos salamancaporni lesbicorelatos eroticos la primera vezblancanieves pornfollando en canariasfotos porno chinasrelatos incesto gaysmachos peludos follandodoloroso primer analrelatos eroticos de hijosrelatos de cachondasrelatos eroticos gemidosrelatos eroticos hijosembaraze a mi madrematrimonios cachondoscuentos de cornudosrelatos embarazada de mi tiome follaron en el metroporno duro brutalmi prima borracharelatos cortos sexualesporno bisexsualeshija y padre xxxporno inciesto gratissexo gratis en babosasporno incesto relatosgay porno madurofotos eroticas madurasnaruto juegos pornosexo duro babosasmadres desnudas gratisfollar maestrafollando a fontanerofollar sobrinarelatos porno por categoriaspornp gayrelatos porno primassexo en el pajartios exhibicionistasrelatos eroticos chatviejo follando duromadura calentonarelato zoofiliamasturbaciones de hombresrelato eroticamuy maduras pornoporno con gustorelatos porno pdfvideos porno muy guarros gratisfotos porno brutalesanos folladosesposas insatisfechasvecinitas cachondasporno transesualsoy carmin pelicula online