webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to this video!


Relato: Chantaje adolescente



Relato: Chantaje adolescente

Me llamo Raúl y tengo 18 años. Esta historia ocurrió hace ya
4 años, cuando aún estudiaba.


Siempre he sido una persona demasiado adelantado para mi
edad. Con once años me dedicaba a jugar con equipos de electricidad y con trece
ya me entretenía, cuando mi padre me dejaba, a revelar y positivar negativos de
blanco y negro en un laboratorio que él tenía instalado en casa. Debido a mi
soltura con los reveladores y a mi afición, conseguí que papá me dejase manga
ancha para montar mi propio "negocio" con los compañeros y conocidos. Como mis
estudios iban superbien, me dejaba dedicar casi todo mi tiempo libre a revelar
fotografías. Compraba material que empleaba en revelar lo que me daban mis
amigos, y con lo que les cobraba lo reinvertía en mi "negocio". No era para
hacerse rico, pero sacaba algunos ahorrillos para mis vicios. Con catorce años
mi picha tenía ya vida propia, que yo aprovechaba para darle gusto cada vez que
podía, que era muy a menudo, siempre fantaseando con Elena, una chavalita de mi
clase que está superbuena. La muy zorra salía desde hacía unos meses con un pavo
cuatro años mayor que ella que no paraba de hacerle mimos y carantoñas que me
ponían de una mala leche cada vez que los veía tan acaramelados.


Como la Elena, cada día que pasaba estaba más buena, me
propuse hacerle una faena para llevármela al huerto, ya que mis acercamientos
por las buenas siempre habían terminado en un rotundo fracaso y en amenazas con
azuzarme a su novio. Como yo no podía competir con la torre de su novio, opté
por emplear la maña sobre la fuerza y me dispuse a preparar un buen plan que me
llevase a llenarle en coño a la niña, pues sabía de cierto que la putilla ya se
dejaba follar por su novio, aunque siempre con condón, tal y como me confió una
amiga común llamada Gema.


Para este plan contaba con mis conocimientos y experiencia en
fotografía que me servirían mucho para llevar a buen puerto la jugada.


Durante las clases de gimnasia, las chicas se cambiaban en un
cuartillo separado de los chicos, cuartillo además que servía para guardar el
material. Durante varios días, con la escusa de coger balones me dediqué a
estudiar el lugar para realizar mi plan. Además de colchonetas, redes de bolei,
pelotas, un potro, bancos y un plinton, no había nada dónde ocultarse. Durante
varios días mi plan se fué al garete, pero una noche, pensando antes de
dormirme, tuve una excelente idea que me calentó tanto que no tuve más remedio
que meneármela a la salud de la niña.


Al día siguiente cogí mi cámara de fotos, dos carretes y me
dispuse a completar mi plan. Durante la clase anterior a la hora de gimnasia le
dije al profesor que no me encontraba bien y que me iba a casa, por lo que salí
con mis cosas y me dispuse a iniciar la jugada. Con cuidado me fui al cuarto de
material y me metí debajo del plinton, levantando los cajones y procurando que
los agujeros para moverlo quedasen enfocados hacia la zona donde se cambiaban
las chicas. Allí esperé oculto y a oscuras a que sonase el timbre. Los minutos
que faltaban para el cambio de clase, la oscuridad y la situación que me
esperaba me pusieron a cien, y no tuve más remedio que sacarme la polla y darle
unos meneos, sin llegar a correrme, pues quería dejarlo por si tenía mejores
ocasiones para hacerlo.


Se escuchó el timbre y comenzó la espera. Unos segundos
después se encendió la luz y llegaron las chicas. Tras cerrar con pestillo la
puerta comenzaron a desnudarse. Desde dónde estaba pude ver a varias chicas
quitarse la ropa y quedarse en braga y sujetador, así que tras arrimar la cámara
al hueco del cajón comencé a disparar como un loco esperando obtener buenas
fotos. Me centré en Elena después de sacar varias fotos de las otras chicas, la
zorra me daba la espalda, así que saqué las tomas que pude procurando no hacer
mucho ruido y cuando gasté el negativo, y viendo que no iba a obtener nada
mejor, me saqué la polla y fantaseando con la niña me casqué un pajote que me
produjo una corrida que casi me deja sin sentido, lanzando varios chorros de
leche que supongo mancharon las paredes del cajón. Me vestí, seguí mirando y
tras ver a las chicas que se ponían el chandall y salían, me dispuse a hacer lo
mismo. Fui corriendo a casa y me lié a revelar el carrete. Había 24 fotografías,
10 de Elena en casi todas las posturas, con braga y sujetador blancos, medio
vestida y con chandall, era un éxito relativo pues mi idea era sacarla en
pelotas. La verdad es que después de verla en vivo aquellas fotos casi ni me
excitaban, pero para mi plan servirían.


Por la tarde volvimos a clase, y entre clase y clase, Elena
marchó al servicio. Con cuidado entré tras ella y cerré la puerta tras de mí.


-Que coño haces aquí...? me dijo cabreada.


-Quiero que me des tu sujetador... le dije con la boca seca
sin saber su reacción.


-Tu estás gilipollas...vete de aquí o te meto una patada en
los cojones que te mato... contestó.


-Bueno, tu misma, si no me lo quieres dar te lo va a ver todo
el colegio en el tablón... le dije a la vez que sacando de mi bolsillo una foto
se la mostraba.


La muy zorra, cuando reaccionó me la quitó de un tirón y la
vió.


-Que hijo de puta...- acertó a decir.


-Piensatelo, tu verás... le dije y salí de allí como alma que
lleva el diablo.


Volví a mi pupitre a esperar. Comenzó la clase de tecnología
y ella se sentó en su sitio. La profe nos dijo que siguiésemos con el trabajo y
cada uno siguió con lo suyo. Elena miraba hacia adelante y yo la veía cabreada.
Unos minutos después se levantó y se dirigió hacia mi.


-Eres un cabrón, que quieres de mi...- me dijo.


-Sólo quiero tu sujetador. respondí.


-Vale, esta tarde te traeré uno...


-No, quiero el que tienes puesto... le dije.


-Estas tonto o qué... añadió mientras se marchaba a su sitio.


Desde mi pupitre, atrás del todo podía ver toda la clase y la
seguí con la vista hasta que se sentó.


Al rato se levantó, habló algo con la profe y salió del aula.
Unos minutos después volvió dentro y se dirigió hacia mi.


Supuse que traía las tetas al ire porque las vi moviéndose
acompasadamente bajo la camisa.


-Toma...- me dijo ofreciéndome el puño cerrado con disimulo.
Cogí el bulto blanco arrugado que me ofrecía y lo guardé en la cartera.


-Ya estamos en paz...- me dijo.


-Bueno, aún no... todavía me quedan algunas fotos más...- le
dije mientras mostraba la punta de otra del bolsillo de mi camisa.


-Que cojones quieres ahora..-respondió cabreada.


-Suéltate dos botones de la camisa, quiero verte las tetas...
dije excitado.


Como respuesta obtuve el regreso a su sitio.


No tardó mucho en mirar hacia dónde yo estaba, momento que
aproveché para sacar otra foto y hacer como que la enseñaba.


Volvió con rabia la cabeza y miró al frente. Vi sus manos
moverse y al momento se acercó a mi con la camisa algo desabrochada.


Se agachó sobre la mesa y yo miré entre la tela. Sólo pude
ver el nacimiento de sus tetas blancas, pero no observé las aureolas ni los
pezones.


-Suéltate otro...- le dije.


Elena miró a los lados para ver si nos veían y se soltó otro
botón.


Se volvió a agachar y ahora si pude verle los senos. Me llamó
la atención el contraste oscuro de sus aureolas y pezones con el blanco de la
piel.


Al instante se me puso dura. Me recreé mirando los
pezoncillos erectos, y con disimulo acerqué la mano derecha hacia su camisa,
rozando con mis dedos el bultillo que formaba en la camisa. Al principio se
retiró un poco, pero luego se dejó caer y volví a tomar contacto con él.


De un rápido movimiento me sacó la foto del bolsillo, se
abrochó la camisa y volvió a su sitio.


-Se acabó...- me dijo al salir de clase.


-Que te lo crees tú...- Le respondí mientras le enseñaba otra
foto.


-Ahora que quieres, cabrón...-


-Que me la menees; te espero esta tarde a las ocho en la
caseta abandonada del río...-le dije con recochineo.


Allí la esperé. Fue puntual. Llegó vestida con una faldita
corta azul y una camisa beige.


-Venga, quiero terminar con esto cuanto antes...-fue lo único
que dijo al sentarse a mi lado.


-Empieza...-dije.


Me desabrochó la bragueta, me apartó el calzoncillo y cogió
mi polla. Aún establa flacida, pero al contacto con su mano revivió.


Comenzó a agitarla de mala manera, haciéndome daño.


-Tú misma. Si no me corro no hay trato.- le dije como pasando
del tema.


-Júrame que cuando termines me darás todas las fotos y que no
volverás a chantajearme más con ellas...-me dijo.


-Te lo juro...-asentí.


-Se incorporó, me desabrochó el pantalon, bajó un poco el
slip y mojándome la punta con un poco de su saliva comenzó a meneármela
suavemente.


Mi cuerpo comenzó a calentarse, al ver su manecilla subiendo
y bajando por mi rabo, por lo que con cuidado moví mi brazo y con la mano le
agarré una teta.


-Que cojones haces...-me regañó.


-Si no me excito no llego, tu verás...-contesté.


-Vale pero acaba pronto...-


Seguí explorando su teta por encima de la camisa mientras con
la otra mano le acariciaba el muslo.


Ella continuó con la paja, moviendo el pellejo arriba y abajo
con lentitud pero sin parar, haciendo que mis calores se fueran elevando por
momentos.


Ante su asentimiento mi mano desabrochó uno de sus botones y
se coló bajo el sujetador. Ahora podía acariciar su pezón con libertad. Lo
estrujé con suavidad, cambiando del derecho al izquierdo alternativamente
mientras mi otra mano subía por su pierna hasta alcanzar su braga. Con ciudado
introduje los dedos bajo ella hasta alcanzar sus pelillos, hasta plantar toda la
mano en su coño, que sobé con ansias mientras mis huevos se preparaban para
lanzar la leche.


No sé cuanto pudo durar aquello, pero entre el roce de sus
pezones, la humedad de mi dedo entre los labios de su coño y el meneo que me
estaba dando, no pude aguantar más. Sentí una corriente desde el interior de mis
piernas que subiendo por todo mi cuerpo llegó hasta mis huevos. Noté como la
leche comenzaba a fluir, primero lanzando varios chorros que llegaron hasta el
vestido de Elena y después en forma de lava que pringó su mano. Cuando notó el
calor de la leche disminuyó el movimiento pero no paró.


Me quedé sin palabras mientras la veía mirándome a los ojos.
Con ciudado se limpió la mano en la pared y me la guardó dentro del pantalón.


-Toma...- le dije dándole los negativos y el resto de copias
que me quedaban.


-Hasta nunca......cabronazo...- me respondió.


-Gracias por el gusto que me has dado...nos veremos cuando te
dejes follar...-le dije con chulería.


-Ni te lo creas mamón...aquí acabó todo. dijo mientras
abandonaba la casucha con prisa.


Cuando me pude recuperar del pajote, me incorporé y detuve la
videocámara que había estado todo el tiempo oculta grabando la escena. Cuando
llegué a casa y ví la cinta me la volví a cascar.


Durante algunos días ni siquiera nos cruzamos palabra, aunque
yo cada vez que la veía me empalmaba de nuevo.


A la semana, cuando creí que era el momento, dije a Elena que
quería hablar con ella en privado. La cité para la tarde en mi casa, dónde sabía
que no habría nadie en varias horas.


Cuando llegó, mi me miró, puso los brazos en jarra y esperó.


-Quiero que veas una cosa...-le dije mientras ponía en marcha
la cinta. En ella se veía como Elena me desnudaba y comenzaba a pajear mi
polla..


Al ver aquello puso cara de terror y se marchó corriendo de
mi casa.


Al día siguiente durante el recreo se me acercó con disimulo
y me preguntó que qué quería a cambio de la cinta y de mi silencio.


-Quiero metértela un poco...- le dije con chulería.


Se alejó un poco mientras se lo pensaba y al rato volvió a mi
lado.


-Vale...pero sin correrte dentro, y sólo una vez, sin trucos
y luego dejarás de molestarle...respodió a mi oferta.


-Ok...pero además hay algo más...quiero metérsela también a
Gema.-


-Tú estas loco....pídeselo a ella cacho cabrón. A mi no me
metas en líos...


-Ese es el trato chica, o lo tomas o lo dejas...cuando la
tengas en el bote me llamas...Ah, y no tardes mucho, tengo prisa por joderos.
Como lo consigas es cosa tuya, pero no tardes mucho.-dije.


Transcurrió un par de semanas sin novedades. Pero cuando
pensaba que mi plan se iba a la mierda me llamó en el recreo.


-Dice Gema que vale, pero con dos condiciones: una que le des
además dos mil pesetas y dos que no te corras dentro...


-Vale esta tarde a las seis en mi casa...- dije alegre.


-Me sorprendió que Gema aceptase, pues aunque la muy zorra ya
se había acostado con algún que otro chico, no creía que lo hiciese conmigo,
aunque seguro que con las dos mil pelas y la comedura de coco de Elena acabó
cayendo en mi red.


Llegó la hora señalada y ambas chicas llegaron a mi casa.


Las recibí y juntos subimos a mi cuarto.


-Desnudaros...-les ordené.


Ambas comenzaron a quitarse la ropa. Elena se quitó la camisa
y me enseñó el sujetador blanco que traía cubriendo sus pequeñas tetas. Gema,
por su parte se quedó en sujetador, mostrándome sus melones, mucho mayor que los
de su amiga. Ambas se soltaron las faldas quedándose en bragas. Las de Elena
eran blancas con puntilla y las de Gema de flores.


-Enseñarme las tetas...-ordené


Ambas se quitaron la parte superior mostrándome sus pezones.
Los de Elena eran pequeños, rodeados de una aureola oscura también pequeña. Los
de Gema eran mayores, rodeados de una zona mayor que la de su amiga. Cogí una
regla y les medí la aureola. La de Elena medía justo dos centímetros de diámetro
y 4 y medio la de su amiga. Aproveché para pasarles la lengua a ambas.


-Oye tío, que eso no entraba en el lote...- me dijo Gema.


Les bajé a ambas las bragas y comparé sus chochos. El de
Elena estaba menos poblado, aunque el de su amiga me pareció más sabroso por lo
carnoso que lo tenía. Se los toqué a ambas, metiendo un poco el dedo para
cerciorarme de su lubricación.


Tras desnudarme me senté en la cama, cogí a Elena de la
cintura y con mucho cuidado la acerqué a mi vientre para poco a poco meterle la
punta y tras dejar que su coño se acomodase a mí se la clavé toda.


Cuando la cabrona notó que le llegaba al útero, se levantó
casi sin darme tiempo a reaccionar.


-Ya tienes bastante cabrón..., Gema te toca...- musitó entre
dientes.


Ahora fue su amiga quien sin yo decir nada se acopló sobre
mis piernas, cogió mi rabo empapado por los jugos de su amiga y se lo clavó
hasta el fondo cabalgando sobre el varias veces hasta que su amiga le indicó que
lo dejara..


-Escucha tía...-dije a Elena.


-Si no me corro te vas a ir de aquí igual que has
venido...así que es mejor que colaboréis...dije alzando la voz.


-Venga cabrón, pero no se te ocurra correrte dentro de mi ni
de la Gema o te enteras...¿Que hacemos...?.me dijo.


-Poneros de rodillas las dos juntas...-señalé.


Ambas chicas se pusieron de rodilla juntando los culos. Me
acerque a Elena y se la metí con cuidado por detrás.


Empujé y la saqué y metí suavemente mientras contaba en voz
alta hasta ocho, sacándola enseguida y metiéndosela a Gema. Bombeé dentro de
ella suavemente hasta que mis pelos rozaron los suyos contando con cada embolada
hasta llegar de nuevo a ocho.


La saqué y se la metí a Elena. Ahora su conejo estaba más
lubricado y noté menos el roce, empujé mi polla dentro de su coño aprovechando
el gusto que me proporcionaba contando de nuevo hasta ocho.


Se la saqué y se la coloqué a su amiga. Aquello nos iba
gustando a los tres, o al menos así lo creía yo. Cada vez que se la metía a una
chica contaba despacio hasta ocho mientras me inclinaba y les tocaba las tetas
que colgaban por la posición en que estaban.


De nuevo se la metí a Elena hasta juntar sus rizos con los
míos, ahora ya contaba para mi, metiendo y sacando mi polla con más energía que
al principio. Las chicas no decían nada, pero yo notaba sus humedades que
facilitaba mi follada. Me encontraba dentro de Gema cuando noté que me iba a
correr. Una descarga de corriente comenzaba a subir por mis piernas hasta llegar
a mi estómago y de allí a mi polla. Me mordí el labio para no chillar y delatar
mi corrida. Tan pronto como noté que la leche se acercaba, empujé mi nabo hasta
el fondo de Gema dejando que el primer chorro de esperma abandonase mis huevos
llenando el conejo de la niña. Aún dejé que el segundo chorro se vaciase para
sacarla enseguida y clavársela de un golpe a Elena, dónde expulsé el tercer y
cuarto chorro. Dejé que las palpitaciones terminasen antes de sacar un poco la
picha y volver a metérsela para depositar las últimas gotas que salieron.
Disfruté de la relajación de mi miembro dentro de Elena, y lo saqué aún erecto
aunque limpio, pues la leche que quedaba estaba ya dentro de mi amiga.


-Esta bien...-dije.-


-Ya os podeis ir,... me guardaré la corrida para otro
día...-mentí.


-Vámonos...-dijo Elena.


Se vistieron rápidamente y se fueron, no sin antes recoger la
cinta de video que arrojaron a un contenedor según dijeron después.


Creo que nunca se enteraron de que me las follé bien a las
dos, Seguí en la misma clase de ambas, a las que ahora veo con otros ojos, pues
sé que cada una de ellas ha llevado dentro de su coño mi leche y que con sus
cuerpos he disfrutado de una corrida que jamás volveré a tener. Por cierto, aún
guardo la cinta que grabé mientras me las follaba.


RAUL.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 3
Media de votos: 9.67


Relato: Chantaje adolescente
Leida: 23116veces
Tiempo de lectura: 11minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto
























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



rrlatos eroticosyaculaciones femeninaspeliculas porno padres e hijasrelatos eroticos de madres solterasrelato erotico rompiendo el culo al curafollando con su medicofollo tiaporno entre familiame gusta chupar pollasmonja tetona follandotodorelatos infidelidadespapa se folla a su hijatrio con madurastias con tetas enormesporno zohofiliaporn lesbicofotos chicas chupando pollasrelatos eroticoswenana sexorelatos gay cruisingcasada ninfomanapapa se folla a su hijacuras folladoresyonkis pornoabuelas follando incestorelatos sexo viejasmadres caxondasrelatos cortos desvirgacionesrelatos inyeccionesrelatos de manoseosfuerte pornoincestos abuelosmi abuela me violarelatos de sexo madre hijogay violadoslas mejores pajas gaysexo duro babosasMi sobrino me quito mi calzon relatorelatos gays con fotosporno hombre gordorelatos eroticos xxx pezones amo cibersexoporn secretariasaguila roja pornomaduras españolas infielesvideos porno puritanas gratisrelato erotico culorelatos eroticos casadas infieleskamasutra gay ilustradoporno en triosporno guarradasme follo a mi madrinafollar sobrinatias con el coño peludoprofesoras follando con sus alumnosme folle al repartidordos primas follandosexo gay relatosrelatos eroticos de marquezefollando en la primera citafolla nietateresa pornozona porno gauporno las mejores pajasfotos porno de tiossexo lesbico en la playaporno bromatravesti con pollonculito facil de papi relato eroticohermanos gemelos follandosexo relatostreaptease pornoen blusita de13 relatospormo lesvianastocame el culoejecutivos cachondosporno guarrastrabestis porno gratisporno abuelos y nietasrelatos erotiticosmadre borrachapeliculas porno bisexuales