relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: LEJOS DEL MUNDO





Relato: LEJOS DEL MUNDO

Aclaración: esta historia como sus personajes son totalmente FICTICIOS


LEJOS DEL MUNDO



Corría la década del noventa, en esa época yo tenía un poco más de veinte años, y aun era virgen. Mi primera vez llegó siendo bastante mayor y de la forma menos prevista.

Hoy viendo en retrospectiva, creo que mi madre es la gran culpable de que yo sea lo que soy. Soy el hijo mayor de tres hermanos y aunque ella nunca lo reconociera yo soy su favorito, siempre me consentía en todos mis caprichos y siempre actuaba por mi, ella solo quería protegerme, solo que no se daba cuenta del daño que me hacía. Mi padre es un tipo bueno, de carácter severo, pero justo, trataba de predicar con el ejemplo y no con la palabra. Había un problema, cada vez que el intentaba poner límites ó castigos, mi madre saltaba en mi defensa e invariablemente terminaban discutiendo ellos por mi culpa. Yo no era estúpido y sabía que el tenía razón solo que me convenía hacerme el distraído para pasarla bien. Y que pasó entonces? Simple, mi papá, ante constantes desautorizaciones de mi madre fue perdiendo su lugar, se cansó de discutir una y otra vez hasta que casi sin darse cuenta optó por ya no opinar y dejar que ella hiciera y deshiciera a su antojo, se transformó en un padre ausente.

Así transcurrió mi niñez, mi adolescencia y mis primeros años de adultos, con serios problemas para relacionarme con el mundo, un chico sumiso y un tanto cobarde, que prefería ponerle a todo una nota de humor antes de tener que confrontar.
Yo trataba de ser como todos, creía ser como todos, me costaba horrores establecer una relación amorosa con una chica, no me animaba, tenía muy pocos amigos, de personalidad muy introvertida y prefería una vida solitaria.

Entre estos amigos estaba Charlie, un chico de barrio, uno con los cuales tenía buena relación y seguía soltero como yo. Ese verano me invitó a pasar unos días en carpa alejados de la ciudad, ya habían arreglado con otros amigos suyos y aun quedaba un lugar disponible, en principio no me había gustado mucho la idea, por mi forma de ser, me sentiría incómodo pero tanto insistió que terminó convenciéndome, además imaginen con quien habló para que me ayudara a tomar la decisión, si, con mi madre.
Así un tiempo antes me presentó a los otros muchachos, seríamos seis en total, además de nosotros dos iría ‘el negro’, ‘Mario’, ‘pajarito’ y ‘manguera’.
Manguera era un muchacho de piel blanca e innumerables pecas en su rostro, corpulento, de cabello bastante largo con unas entradas prominentes en su frente, bigotes finitos, corto de vista, usaba lentes permanentes. Hablo específicamente de el por su apodo, me dijeron ‘nunca le des la espalda, si te agarra con esa pija te mata!’ y además su forma de ser no me había caído bien, me pareció pedante y agrandado.

Salimos de viaje en bus, yo les había avisado que sería un lastre porque era un perfecto inútil para la vida al aire libre, pero mi amigo estaba muy contento con mi presencia.
Así fue que al llegar solamente miraba como los demás armaban la carpa, un tanto se burlaban de mi pero siempre en tono de broma, nada ofensivo, solamente manguera era un tanto agresivo y punzante con sus palabras, al menos eso es lo que yo sentía, como que me subestimaba, y yo no tenía valor para hacerle frente y con eso solo conseguía que su figura dominante creciera mas y mas.

El lugar era el paraíso mismo, todo verde, aire puro a la ladera de unas montañas bajas, con el terreno en una pequeña pendiente, árboles frondosos por todas partes, clima templado, abajo un gran río, celeste, especial para la pesca, por las noches el ruido del viento acariciando los árboles se mezclaba con el del agua tumultuosa corriendo a la desembocadura. Era especial para disfrutar la vida al aire libre, poca gente, carpas desparramadas en los alrededores. La parte central del camping tenía una edificación doble, de un lado estaba toda la parte de venta de alimentos, del otro las duchas y baños para los aseos personales.
Así fue que los primeros dos días, casi sin darme cuenta estaba mirando la pija de manguera, realmente llamaba la atención, era una cosa impresionante colgando entre sus piernas, tenía la mirada fija en esa víbora, manguera se dio cuenta y me hizo pasar un mal momento al gritarme delante de todos

- Ey Gustavo! que mirás? te gusta? ja! ja!

Todos largaron profundas carcajadas y mi piel se puso rojo fuego de la vergüenza. Los dos días siguientes el siguió molestándome, me decía que era su ‘ovejita’ y que me haría balar….

Al tercer día, mi amigo Charlie que permanecía ajeno a todo esto se fue a hacer una caminata con pajarito, a reconocer el lugar, tardarían unas horas, los demás nos quedamos, en principio iríamos a pescar, pero la realidad fue otra.
El negro, Mario, manguera y yo nos quedamos, estábamos dentro de la carpa preparando algunas cosas cuando manguera se puso denso conmigo, me llamaba ‘ovejita’, me acariciaba el pelo y ante mi leve resistencia se reía, se puso detrás mío y refregaba su entrepierna en mis nalgas, yo no sabía que hacer, como reaccionar, los otros miraban en silencio. De repente tomo mi mano y la codujo bajo su ropa directo a su miembro, no quería dejarla pero tampoco quería sacarla, era enorme, se la acariciaba y se iba haciendo grande y mas grande, el se dio cuenta que ya me tenía

- Te gusta, te gusta mi ovejita obediente….

Me sentía raro, agitado, transpiraba, yo no me consideraba homosexual pero no podía resistirme. De repente manguera cambió de lugar, vino a mi frente y se bajó la ropa, su verga saltó impresionante desde adentro, se acercó a mi cabeza y me indicó que se la chupara, pasé la lengua por mis labios, los noté húmedos por la excitación, no se como explicarles lo impresionante de esa pija, creo que era el triple de la mía, que pedazo de pija!. Ya no pude decirle que no, ante la atenta mirada de los otros dos di rienda sueltas a mis deseos reprimidos, me quedé como petrificado observando ese monumento imponente, largo, lleno de venas marcadas, de pequeño glande, tronco sumamente ancho, soy hombre de manos grandes, sin embargo no alcanzaba a rodearlo, mi vista estaba clavada en el, estaba fuera de mi, aperas si lo masturbaba lentamente…

Manguera me sacó de mi letargo, tomándome de la cabeza me incitó a comerlo

- Dale! ovejita mimosa, no me hagas desear…
Solo cerré los ojos y me dejé llevar por mis sentimientos, por primera vez en mi vida metía un pene en mi boca, la sensación fue increíble, no podía contener el placer, estaba enloquecido, el sabor de ese hombre, la dureza de ese miembro, pasé mi lengua por el recorriéndolo tan largo cual era, tan perfecto, tan imponente, no quería que ese momento terminara nunca, no me importaba que el negro y Mario sean espectadores de la función, lo quería meter todo dentro de mi boca, pero era tan grueso que apenas podía con su cabeza y un poco del cuerpo, recuerdo que me dolían las mandíbulas tratando de abrirla mas allá del límite, en un momento el me dio un coscorrón porque le hacía mal con los dientes, era mi primera vez, no tenía práctica. Así seguí y seguí, sin prisa pero sin pausa, lo había llenado de saliva, lo comía todo lo que podía, sentía mi verga dura al hacerlo, era hermoso….

- A ver mi ovejita obediente, ahora bajate los pantalones y ponete en cuatro patas…. dijo manguera al tiempo que sacaba el miembro de mis fauces.

Sabía que me la iba a dar por el culo, lo veía venir, por un lado me sentía deseoso, pero por el otro tenía temor, sin duda me rompería mi culito virgen, los otros dos seguían mirando sin decir nada, sin dudas manguera imponía respeto sobre el resto y dominaba la situación. El fue hasta el pequeño refrigerador, buscó algo en su interior y volvió hacia mi, mientras yo me ponía como el me pidió, era un pan de manteca, sacó el envoltorio y comenzó a forzarlo en mi trasero, estaba duro y frío, sentía como empujaba con fuerza, me contraía casi involuntariamente pero el me sostenía con firmeza al tiempo que me metía un dedo y luego dos jugando en mi esfínter. Tenía temor, la manteca se iba derritiendo por la temperatura de mi cuerpo, sabía que llegaba el momento, estaba ansioso…

Manguera pasó los restos de manteca untando su verga cuan larga era, yo miraba su pija y el me miraba a mi:

- Te gusta ovejita… siempre supe que te gustaría, desde el momento en que te conocí…

Dicho esto, se acomodó a mi espalda y pasó su verga por la raya de mi orto, una y otra vez, subiendo y bajando, se acercó a mi agujero y empujó hacia adentro

- Ayyy! ayyy! me duele, de duele!!! ayyyy…

Protestaba como un chico, realmente era terrible, el insistía, tanto que logró el objetivo, mi ano se dilató como nunca antes y su poderoso miembro lo desvirgó de golpe, asumí que me encantaba, me enloquecía, entraba y salía, era perfecto, apretaba con mis puños el piso de la carpa, gritaba en cada embate, ya no me importaba nada, sentía mi respiración fuerte como nunca, cerraba los ojos para concentrarme en el placer de esa verga perforándome el culo.

Me hizo poner de espaldas contra el piso, levantó mis piernas y me la metió nuevamente, gritaba tanto en cada embate que seguramente me habrían escuchado desde las otras carpas a pesar de estar bastante lejos, manguera notó lo mismo, por lo que casi les ordenó a los otros dos que callaran mi boca con sus vergas, y ellos obedecieron casi sin protestar. Así me encontré sin pensarlo con ese monstruo comiendo mi esfínter y mi boca asfixiada por dos vergas, estaba enloquecido, muerto de placer, de vicio, descubriendo cuanto me gustaban las vergas, manguera me dijo que me masturbara, se reía de lo putito que era, de lo que gozaba, a tal punto que les ordenó a los otros que me acabaran en la boca y que yo me tragara el semen…

Me pareció repugnante pero nadie se animó a contradecirlo, yo seguía gimiendo, los minutos pasaban, de repente la verga negra del morocho comenzó a escupir leche en mi boca tal cual había pedido manguera, la verdad es que me dio mucho asco, su sabor me pareció horrible, así que lo tragué lo mas rápido posible, Mario fue el siguiente, casi de inmediato cuando aun no terminaba de tragar la del negro empezó a llenarme la boca, encima era chorro tras chorro, unos seis disparos potentes, manguera se reía al verme mi cara de asco mientras me desesperaba por tragar rápido hasta que no quedara nada. Nuevamente quedábamos nosotros dos, su pija se ponía mas dura, lo sentía pronto a acabar, aun tenía el gusto amargo en la boca, mi pija también explotaba, lo hicimos al mismo tiempo, mis espasmos me hacía contraer el esfínter sobre esa vara de carne que me llenaba por detrás, fue hermoso, porque yo no podía cerrarlo a pesar de apretar, así tuve uno de los orgasmos mas intensos de m vida, mi leche saltaba sobre mi abdomen al tiempo que la suya caliente llenaba mi culo.

Luego el silencio reinó en el lugar, recuerdo que tuve que ir casi corriendo hasta el baño, estuve mas de media hora sentado en el inodoro para reponerme, me tocaba el esfínter y me impresionaba, pobre de mi! de a poco fui escupiendo el esperma que manguera me había dejado dentro. Cuando me repuse volví, solo les hice jurar que mi amigo Charlie jamás se enteraría de lo sucedido, Mario y el negro no tuvieron problemas pero manguera puso una condición, para aceptar…

Nosotros dos éramos los únicos que teníamos el vicio del cigarrillo, así que noche tras noche salíamos a fumar un poco después de la cena, nos íbamos a un lugar apartado, en la oscuridad, entonces el indefectiblemente ó me la daba por el culo ó me hacía chupársela y siempre me obligaba a tragar hasta la última gota, así me dí cuenta que solo esperaba a que llegara la noche para estar a solas con el, saben que es lo que mas me enloquecía? Cuando íbamos a empezar y el se apoyaba contra un árbol, yo me arrodillaba a sus pies y acariciaba su pija dura bajo oculta por el calzoncillo, me moría de deseo….
Todo terminó a nuestro regreso, el cortó toda relación y ya no fui su ovejita obediente, manguera fue mi primer hombre, esa fue mi primera vez….



Pam


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 5
Media de votos: 8.40





Relato: LEJOS DEL MUNDO
Leida: 1802veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados




Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



Relatos amorfilial mi padre me estreno por atrassexo duro abuelasmaridos mirones cornudosporno gratis de babosasfollando con su medicoporno de cornudofotos travestis amateursabuelas viejas desnudasgitanas madurasporno por detrastrio familiar pornorelatos sexuales gaysanales dolorososseparadas cachondasjuegos porno mamadasporno de harry potterrelato erotico ranma y ryogarelato erotico de incestonovios cornudosporno transsexualespadre e hija teniendo sexofollando con una chica virgenrelatos compadresvideos amor filialrelatos eróticos con mi paparelato filial gaysexo anal brutalcuentos de sexosexo madura amateurrelatos mi esposa tiene picadorjuegos porno de doraemonorgía pornorelatos gay hermanosmadres follando con el novio de su hijagorditas cachondassupositorio pornoRelatosporno mi hija y mis sobrinas me hicieron trampa parte 2espiando duchashijastra apenas de pone vuena potnoleche porno.computas con travestisporno gay gorditossexo viejos jovenesrelato de infidelidadfollando en el geriatricopenetracion anal gayrelatos sexo gratisvideos porno gay zoofiliaabuela follando con abuelorevista climax españamadre se folla a su hijafotos viejos follandodragon ball incestoesposas calienteshistorias de ninfomanasporno incesto familiasexo anal con madurasporno con zorrastrio bisexualesporno caperucitamadre peludaabuelas calientes relatostelatos me exite al ver los pelitos del ombligo incestotodorelatos xxxrelatos porno la calle de atrasrelatos exóticosporno intercambiosxxx infidelidadporno trioabutanero pornopajas lentasreyes magos pornohermanos cachondosrelatos tranxhistorias reales eroticasrecien casada follandohermano se folla a su hermanarelato erotico ese culote de la gordibuenarelatos eroticos con mi amigamadres follando en la playarelatos eroticos sumisionporno transxualestrasexual pornocaperucita cachondamadres calientes pornofollando con la viejame follo mi hermanoprimos gays follandorelatos supositoriosporno gay estudiantesmarcando vaginarelatos eroticos en el camporelatos porno vacacionesrelatos sexuales madurasporno en un coche