webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to Download this video!


Relato: una fantasia me hizo ser adultera



Relato: una fantasia me hizo ser adultera

Soy una mujer de 37 años, me llamo Karen, casada desde hace 3 años, sin hijos llevo una buena relacion con mi pareja, en ocasiones he leído relatos porno por Internet y decidí contar un hecho real que me sucedió, y que supera la imaginación de un relato erótico, por razones obvias cambie los nombres y no menciono los lugares, pero los hechos de esta narración son verídicos.
Sin ser una belleza soy una mujer atractiva, esbelta, de 1.73 mts, blanca, tengo senos grandes, una cintura pequeña, las pompas paraditas tal vez porque practico “spinnig” regularmente. Me considero sensual y después de los 22 años que tuve mi primera relación sexual con un novio, he tenido la fantasía de llegar a hacer el acto sexual con un chico que tuviera un pene muy grande, mi esposo (Tony) lo tiene de 17 cms. y aunque no es pequeño tampoco puede considerarse de “gran tamaño”, comento esto para mencionar el origen de la causa que me motivo haberle sido infiel a mi esposo esta ocasión, describo los diálogos que se dieron de manera espontánea en esta relación por la fuerte carga erótica que tienen por la intensidad y el morbo que viví en este inesperado encuentro sexual.
Un día Tony tuvo que ir a otra ciudad un par de días por motivos de trabajo, me llevo con él, por la noche ya hospedados, me invito una copa en el bar del hotel, ahí conocimos a dos hombres mas jóvenes (tendrían unos 28 años), que estaban hospedados en el hotel y viajaban a esa ciudad también por razones de trabajo, ellos estaban en la mesa de junto y la platica se inicio de manera normal para ver si nos orientaban de algún centro comercial para ir de compras al día siguiente.
El acercamiento fue espontaneo, les preguntamos de donde eran, etc. y ellos también a nosotros, total que minutos después estábamos compartiendo la mesa, nos presentamos todos: Mario y Daniel, los dos atractivos, de carácter agradable y empezamos a hablar de los trabajos de todos, etc…, tocaba un grupo musical y Mario le dijo a mi esposo que si me podía sacar a bailar, el no se opuso y Mario volteo diciéndome, ¿bailamos?, como Tony estaba muy animado platicando y bebiendo con Daniel, me levante y fuimos a la pista de baile, yo note que le gustaba a Mario pues su mirada recorría discretamente mi cuerpo lo cual me halagaba y simule que no lo notaba.
Bailamos dos piezas de rock y después el grupo musical toco una melodía romántica, Mario me tomo de la cintura y seguimos bailando, estaba todo en penumbra, varias parejas bailaban, yo me puse un poco nerviosa ya que Mario bajo sus manos apretándome de las caderas hacia él, quedando nuestros cuerpos totalmente pegados, y separándome le dije:
.- ¡vamos a descansar a la mesa!.- comente inquieta al sentir su cuerpo muy pegado al mío.
.- ¡Espera!, hace mucho que no bailo una pieza romántica con una mujer tan bonita, tienes una presencia salvajemente hermosa… Bailemos esta pieza…
Me sentí halagada por su piropo y me deje llevar, seguimos bailando, la delgada tela de mi faldita hacia que yo sintiera la calidez de sus manos en mis caderas y con el movimiento al bailar estando tan pegados, sentí un enorme bulto del pene de Mario en mi pubis y mientras bailábamos me murmuro al oído:
.- Eres una mujer bellísima.- dijo bajando las manos tomándome suavemente de las caderas pegando mis senos en su pecho inquietándome esta sensación.
.-¡Te van a ver!, y me daría pena que te vean tentándome el trasero, invítame un refresco.-le dije
Fuimos a la barra y nos hicieron un lugar para dejarnos pedir, Mario colocándose detrás de mi, paso una mano por mi vientre y se me repego sintiendo su enorme paquete en mi trasero, yo no supe que hacer y simule que no lo notaba pero sentía todo su pene perfectamente entre la hendidura de mis nalgas, me sentí turbada y con cierto morbo al percibir lo enorme que debía tenerlo, Mario subió su mano rozando mi pezón entre sus dedos disimuladamente y me susurro al oído deslizando su otra mano en la parte baja de mi vientre hasta casi tocarme el pubis:
.- ¡Cualquier hombre haría lo que fuera por estar contigo Karen!...
.-Ya me pusiste nerviosa Mario, vamos a la mesa con Tony, le va a extrañar que no regresemos y deja de tocarme porque me estas excitando.- Creo que fue un error decir esto pues el dijo:
.- Eso quiere decir que no te desagrado, vamos a la mesa y luego seguimos bailando ¿quieres?.-
.- No se, me agradas pero soy una mujer casada.-
.- Esta bien pero yo no soy celoso.- Dijo bromeando, ambos reímos de la ocurrencia y fuimos a la mesa, Tony seguía bebiendo con Daniel, nos incorporamos a la platica y mas tarde Mario me volvió a invitar a bailar, Tony dijo: si quieren bailen, estamos platicando muy a gusto.
Accedí y fuimos a bailar, Mario me llevo hacia el área mas obscura de la pista y tomándome de las caderas me repego hacia el, era evidente que yo le atraía mucho, le tome las manos y las subí a mi cintura, con el movimiento del baile el bulto de su pene frotaba mi pelvis excitándome involuntariamente al sentir que se le empezaba a parar su paquete y volvimos a la mesa, Tony ya estaba muy tomado, así que pedimos la cuenta y Mario se ofreció a ayudarme a llevar a Tony a la habitación, llegamos y acomodamos a mi esposo en la cama, quedándose casi al instante profundamente dormido.
Mario me invito de nuevo al bar, negándome, entonces propuso tomar una copa sin testigos en su habitación, y comprendiendo su insinuación dije:
.- Tú quieres otra cosa, y aunque me agradas eso no debe ser, ¡soy una mujer casada!
.- Tienes razón, pero el ser casada no evita que seas deseada eres lindísima, anímate, mentiría si dijera que no quiero hacerte el amor, Tony esta muy tomado y no despierta ni en 8 horas, ¿Qué dices?, nadie se va a enterar y quizás no nos volvamos a encontrar.- dijo tratando de besarme, intente rechazarlo pero al sentir su enorme bulto rozándome, vino a mi mente la fantasía de ser penetrada por un enorme pene y bajando mi mano inconscientemente toque por encima de la ropa su pene, lo tenía muy largo y grueso, me atrajo hacia él tomándome del trasero y tallando su bulto en mi pelvis, me desabotono la blusa y el sostén quedando mis senos al aire con los pezones ya muy erguidos por una involuntaria excitación y comenzó a chupármelos, yo murmure débilmente aunque sin oponer resistencia.
.-¡No por favor… ahhh… esto es una locura!.- susurre con voz apagada por el deseo.
.-Si bonita, pero una locura que los dos deseamos en este momento, ¡déjame tenerte Karen!
Desabrocho mi faldita cayendo al piso y quede solamente con mi pequeña tanga, él se quito el pantalón y vi su enorme pene muy parado que mediría como 24 cms. era una enorme y hermosa verga, mucho mas larga y gruesa que la de mi esposo, solo asomaba una parte de su glande pues tenía el pene sin circuncidar y una morbosa excitación con un intenso deseo de ser follada por ese descomunal pene se apodero de mí, entonces él coloco mi mano en su verga y se la acaricie a lo largo mientras él me quitaba la tanga quedando los dos totalmente desnudos, y mordiendo mis oídos decía mientras sus manos me acariciaban el trasero.
.-¡que bella eres Karen!,… nunca he sentido un deseo tan fuerte de poseer a una mujer…
Voltee nerviosa hacia la recamara, y Mario cerró la puerta de la misma, apago las luces de la salita dejándola en penumbra, solo entraba una tenue luz por los ventanales y comento:
.- No te preocupes esta profundamente dormido, pero si se despierta, te pones la bata de baño y te vas a la recamara con él, yo me escondo y me retiro para no crearte problemas.-
Su comentario me tranquilizo y termine decidiéndome ¡era la oportunidad de realizar mi deseo de probar un enorme pene!, y me deje llevar, me recostó en el sofá besándome y rozando con sus dedos suavemente mis labios vaginales, jalándome los pelitos del pubis hacia arriba y acariciando mi vagina que ya escurría los fluidos de mi excitación, un cálido placer y temor por la infidelidad que estaba a punto de cometer me invadía potenciando mi sensación de morbo dejando que me acariciara a su antojo, yo lo masturbaba mientras él chupaba mis pezones, me agache y pele su pene chupándole la cabecita, bese por todos lados su impresionante miembro, después me acomodo en posición del 69 acariciando mi clítoris con su lengua y estimulándome la entrada del ano, yo chupaba su pene, me tenía muy excitada deseando ser profundamente poseída por su descomunal mástil, ya muy erguido murmurando:
.-¡Que grandota y gruesa la tienes papito!.- dije mordiéndole suavemente la cabecita al tiempo que le jalaba los testículos, escuchándolo gemir de gozo.-
Me coloco boca abajo besándome las nalgas y acariciándome la vagina y el ano estimulándome por todos lados, me volteo boca arriba chupando mis pezones y fue bajando con su boca besando todo mi cuerpo que ya ardía de deseo, hasta llegar a mi vagina y separándome las piernas abrió mi coñito chupándome el clítoris al tiempo que me introducía sus dedos haciéndome retorcer de placer.
.-¡Karen, tienes un coño hermoso y todavía muy cerradito!- murmuraba recorriendo mi hendidura con su lengua, mientras yo masturbaba su pene con fuerza por la intensa pasión que sentía.
.-¡Lo tienes enorme!, quiero sentirlo toda adentro.- dije viendo el enorme pene que me iban a meter.
.-Si tesoro, te voy a coger hasta que te llenes de verga…- dijo empleando palabras fuertes sexualmente y que despertaron mi lujuria reaccionando desinhibida de igual manera.
.-¿Qué esperas?, méteme tu vergota y cógete mi coñito…
Mario chupaba mis tetas y colocando su pene en mi hendidura vaginal la recorría por fuera con su larguísimo miembro rozando mi clítoris sin penetrarme provocándome un intenso placer haciéndome jadear de deseo, me tenia tan caliente que abrí las piernas ofreciéndole mi vagína.
.- ¡Ya métemela papito!... ahhh… ¡quiero tenerte muy dentro de mí!...
Acomodo su pene en la entrada de mi hoyito y empezó a meterlo lentamente, su pene me abría al máximo la vagina, sintiendo como mi estrecho coño oprimía con fuerza esa gruesa verga.
.- ¡Ohh… Karen, que apretadita estas!… ahhh… ¡que rico coño! Mmm…
.- Ahhh… ¡apenas me cabe!, oughh… hayyy… me lo abres mucho… haaa… ¡que gruesa la tienes!, oughh… ¡me duele papacito! Ahhh…
.-¡Es que estas muy cerradita! Ahhh… ¡si quieres me detengo!, -decía besándome.
.-¡No… no te detengas!, métemela toda aunque me duela, haaa… quiero sentirla toda, hayyy… me duele pero quiero que me la metas toda… haaa… ¡clávamela hasta el fondo!
Insertaba lentamente su pene, empujaba cada vez mas hondo haciéndome gemir de placer.
.-Ya entro casi toda Karen, ¡me tienes bien caliente mamacita!…-decía besándome al penetrar mi coñito lentamente, de repente me la dejo ir toda hasta el fondo de mis entrañas… estaba tan mojada que me entro fácilmente hasta topar sus testículos en mis nalgas, exhalando un gritito de dolor, pero me tenia tan caliente que lo jale hacia mí disfrutando su profunda penetración, mis piernas temblaban y mis pezones se pusieron muy parados y duros por la fuerte excitación que me provoco su largo y grueso mástil abriendo despiadadamente mi intimidad…
.- Así papito, soy tuya ahhh… mi coñito quiere tu verga… ¡cógetelo!
El pene de mi esposo más pequeño y delgado, no me habría tanto, pero el miembro de Mario distendía mi vagina al máximo sintiendo que me desvirgaban por primera vez y la fricción de su grueso pene entrando en mi cuerpo me producía un intenso placer y una profunda sensación de “lleno total” que nunca antes había sentido, balbuceando entrecortadamente:
.- ¡Hayyy… la tienes enorme y muy gruesa!, ahhh… oughh… ¡así quería que me cogieran con una verga grandota!, ¡Hayy… papazote te siento muy adentro! … haaa…
.- ¡Ahhh… ¡si hermosa ya te entro toda! Que rica estas.- dijo dejándomela hasta el tope.
.-Oughh…Soy tuya papito, ¡cógeme mucho! haay, me tienes muy abierta ¿Te gusta mi coñito?…
.- Si chiquita, me encanta haaa… ¡me aprietas riquísimo!.- decía besándome y penetrándome suavemente, poco después tolere su enorme pene y empecé a gozar sus embestidas.
.-¡que vergudo estas! ahhh… siento muy rico, ahhh… -le decía moviéndome rítmicamente hacia él.
Yo estaba tranquila pues Tony estaba bien dormido, además la sensación de ser sorprendidos cogiendo, nuestros jadeos y el excitante: clapp… clapp… clapp… al chocar nuestros cuerpos me llenaban de lujuria abriendo mis piernas al máximo para que me entrara toda su verga.
Me levanto las piernas colocándolas sobre sus hombros y me la metió toda haciéndome exhalar un gritito de dolor y placer al clavarme hasta el fondo su inmenso y grueso pene, escuchando el morboso sonido: sclaph…sclaph… sclaph… de su vergota resbalando hasta el tope en mi húmeda rajita y sus testículos golpeando deliciosamente mis nalgas.
.-¡Hayy… que metidotas me das!... haaa… haa… ¡nunca me habían metido una verga tan grande! ahhh… ahh… ¡Mira como me tienes!.- le decía excitadísima mostrándole mis pezones bien parados…
.- ¡Ahh.. que ricas tetas.- decía chupándolas y pasando sus manos por detrás abrió mis nalgas acariciando la entrada de mi ano sin dejar de penetrarme el coño lentamente, sintiendo un intenso placer al ser estimulada por todos lados al mismo tiempo, estuvimos cogiendo así varios minutos, me tenia con las piernas bien abiertas, metía y sacaba lentamente la punta de su pene y de pronto me la clavaba completita hasta el fondo haciéndome jadear intensamente por el placer que me provocaba al meterme su larguísima verga topando en mi útero, yo no podía moverme y solo balbuceaba muy excitada:..
.-¡haaa… hayyy… papazote lo tienes larguísimo!… ahhh… ¡me gusta! haaa…! Tienes una vergota rica y bien dura, haaa… ¡que caliente estas!… mmm…
.-Si mamacita, estoy ardiendo, tienes un coño delicioso, ouhgg… y bien apretadito.- decía cogiéndome y moviéndose hacia los lados friccionando toda mi hendidura por el enorme grosor de su verga.
Bajo mis piernas de sus hombros y sin sacarme su pene me las abrió al máximo con sus brazos diciéndome mientras me la metía:
.-¡Mira bonita, como se come tu coñito toda mi verga! Haaa… ¡Que delicia!...
Con lujuria vi sorprendida como su largo y grueso pene iba entrando lentamente en mi coñito muy abierto, devorando ese enorme y duro mástil de carne cruda hasta desaparecer todo dentro de mi, con mi clítoris muy hinchado por la excitación rozando todo lo largo de su impresionante verga al penetrarme dándome un intenso placer, cada vez que me la metía toda me lastimaba un poco pero me provocaba una deliciosa desesperación en el ombligo que me hacía jadear y hablar entrecortadamente con una lujuria que enardecía mis sentidos…
.-¡Hayyy… que rico me entra!… mmm… ¡me encanta tu vergota! Oughh.. se te puso muy gruesa.- le dije rodeando con mi mano su pene mientras me iba penetrando y al tenerlo todo adentro le masajeaba los testículos haciéndolo gemir de placer diciendo:…
.-¡Ohh… Karen que rico coges! Ahhh… sigue chiquita, tienta todo lo que te estas comiendo, ahhh… que coñito tan caliente, ahhh… oughh…¡riquísimo!...
.-Es tuyo papacito… haaa… ¡déjamelo bien cogido!... haaa… haa…
Poco después me saco su pene, estaba grandísimo, todo mojado, con la cabeza muy hinchada por la excitación, le salían unas gotitas de semen y me lo lleve a la boca, olía deliciosamente a sexo, se lo chupe suavemente para que se le bajara lo caliente y alargar el acto sexual para que me siguiera follando y sentándose en el sofá con su miembro bien erguido dijo:
.-Probemos otra posición, tú te sientas en mi verga mientras acaricio tu hermosa desnudez…
Me coloco parada con las piernas abiertas frente a él sentado me sostuve de su cuello y me fui bajando clavándome en su miembro erguido hasta tenerlo todo dentro de mi y empecé a hacer sentadillas en su vergota, El chupaba mis senos y acariciaba mi cuerpo, era una posición muy erótica dejándonos ver como entraba su enorme pene en mi vagina potenciando mis sensaciones al máximo, mientras estimulaba mi ano con su dedo sin dejar de chuparme los senos.
.-¡Papazote te siento por todos lados!... haaa… ¡mira como me entra toda tu verga!... oufgh… me tienes bien caliente Mario, haaa… haa… ha…- Yo movía mi pelvis frenéticamente hacia él por el intenso placer que me provocaba al sentarme clavándome en su pene.
.- ¡Ahhh… que cinturita tienes….- decía jalándome de las caderas metiéndome todo su miembro sin dejar de morder suavemente mis pezones.
.- Tienes un trasero divino y el culo bien cerradito, ¿tu esposo ya te ha cogido por el culo?
.-No, él si ha querido penetrármelo pero no lo he dejado… me da un poco de temor, además por ahí no se debe de follar…- conteste subiendo y bajando rítmicamente mi trasero en su verga…
.-No te imaginas lo que te estás perdiendo, es otra manera muy deliciosa de gozar del sexo… ¿me dejas estrenarte por las nalgas?... es delicioso el sexo anal.
Yo estaba tan excitada y lujuriosa por su enorme pene, que le dije que me hiciera todo lo que quisiera, no pude negarme a los deseos lúdicos de ese fogoso chico, si ya estaba siendo infiel esta vez a mi esposo, decidí probar su enorme verga por todos lados, quería gozar mi sexualidad al máximo.
.-Si papito, hazme todo lo que quieras, ¡Ohhh dame tu verga por el culo! Ahhh…
Me cambio de posición, el se recostó boca arriba y me le monte encima metiéndome su vergota bien parada, me agacho hacia él mordiendo mis erguidos pezones mientras sus manos abrían mis nalgas, sentí un delicioso cosquilleo cuando empezó a meterme su dedo suavemente en el ano hasta tenerlo todo adentro, me puse tan caliente que ya quería sentirlo cogiéndome por el culo para probar el sexo anal, momentos después me dijo:
.- ¡Karen… ya entra mi dedo sin resistencia, acomódate te la voy a dar por las nalgas…
.-Si… pero si me duele me la sacas y te sigues cogiendo mi coñito, ¿de acuerdo?
.-Al principio te va a doler un poco bonita, pero después vas a sentir rico y te va a encantar, es una sensación diferente y muy excitante….- decía mordiendo mis oídos sin dejar de cogerse mi coño y acariciarme por todos lados.
Mari tomo un frasco de crema del tocador del baño, me hizo poner a gatas agachándome hasta topar mi cabeza en el sofá dejando mi trasero levantado indefenso y expuesto para ser penetrado, me puso crema en el ano y en su pene, entonces me abrió las nalgas colocando la punta de su miembro en mi pequeño orificio y la empujo suavemente, al irme penetrando sentí que me partía en dos, pero estaba tan caliente que reprimí un gemido de dolor y empuje mi trasero hacia su verga, penetrándome poco a poco hasta que después de varios intentos su pelvis topo con mis nalgas. ¡Ya tenía toda su verga dentro de ano! me dolía mucho pues Tony nunca me había culeado, y no pude evitar exclamar de dolor:
.-¡Hayy… no… hayy… me duele papito!, me duele… oughhh… ¡no aguanto, sácamela!… ahh… ¡la tienes muy gruesa!, hayyy… - mi ano se cerraba muy fuerte por el dolor…
.-¡Ya paso lo mas difícil amor!.- me dijo Mario al oído.- ya te entro toda, aguanta un poco hermosa.
Mario se quedó quieto, pero cuando sintió que mis nalgas se aflojaban un poco empezó a follarme lentamente, ya casi no me dolía y un raro placer me invadía al tiempo que sus manos acariciaban mis tetas fue muy morboso sentirme enculada por un desconocido.
.-¡Que nalgas tan bonitas tienes Karen!, mmm… y que deliciosa estrenada de culo, aprietas durísimo mi verga, haaa… ¡tienes un culo enorme y precioso!, ahhh…
.- Es tuyo papacito, ¡Hayyy… haaa… ¡métele toda tu verga!… ouhgg…
Yo me movía tallándole mis nalgas y me empujaba hacia él sintiendo placer aunque también me dolía su verga bien ensartada en mi culo y sus manos jalándome las tetas, sentía mi ano muy abierto, sus embestidas eran lentas y profundas diciendo:
.-¡oughh… que culo tan apretadito tienes!.- decía abriéndome las nalgas con las manos metiéndome hasta el ultimo milímetro de su enorme pene…
.-¡hayyy… que fuerte me la metes! ahhh… ¡me tienes bien abierta! Ahhh…
Mario me jalaba de la cintura, clavándome todo su pene que ya resbalaba fácilmente en mi ano bien lubricando y muy abierto por su gruesísima verga.
.-Hayy… siento que me entra hasta el estomago… ¡que larga la tienes papazote!
Me cogió por el culo unos minutos jalándome de las caderas hacia su verga, y de pronto sus embestidas se hicieron más rápidas y profundas exclamando:
.-¡Ahhh… ya me voy a vaciar Karen!, ahhh… ¡que hermoso culo!… oughh…
Excitadísima sintiendo que se me erizaba toda la piel con lujuria dije:
.- ¡Si papito, llénamelo de semen!… haaa… vacíate adentro papacito, ahhh… ¡descarga tu vergota en mi culo!... hayy… ¡ough… que rico me entra! Ahhh… ahh…
Mario se corrió dentro de mí y me siguió cogiendo unos minutos escuchándose el morboso sclaphh… sclaphh… sclaphh… al topar su cuerpo en mis nalgas llenas de semen, me siguió penetrando hasta que su pene fue perdiendo rigidez, cuando saco su verga de mis nalgas un chorro de esperma se me salió del ano, al limpiarme me di cuenta que me lo había dejado muy abierto, mis pezones estaban durísimos y mis senos hinchados, descansamos acariciandonos unos minutos, poco después le limpie el pene con una toallita húmeda y se le empezó a parar de nuevo, pele su hinchada cabecita chupándosela suavemente, en unos instantes ya estábamos otra vez haciendo el 69, me chupaba el clítoris y metía su lengua en mi vagina mojada por nuestros jugos sexuales y yo mamaba su verga.
.- ¡Ohhh… que rico me lo mamas Karen!, ahhh…, comételo todo, ahhh… mmm…
Al mamar su pene le masturbaba todo el tronco y jalaba suavemente los testículos, él abría mis labios vaginales chupando mi clítoris al tiempo que empujaba su verga hasta mi garganta, de pronto sus gemidos me hicieron saber que estaba a punto de vaciarse.
.- ¡Ahhh… ahhh… ¡me voy a vaciar Karen!, ahh… ah… ¡que rico!, mm…
Acelere mis chupadas para que se vaciara, fue muy morboso sentirlo eyacular en mi boca, succionándole la cabecita mientras él se retorcía de placer y continué mamándosela hasta exprimir todo su semen, él aprisionó mi clítoris suavemente entre sus labios masajeándolo con su lengua y metiéndome sus dedos en la vagina estimulándome fuertemente haciéndome gritar de placer sin poderme contener entre espasmos involuntarios de un intenso orgasmo expulsando por primera vez en mi vida una gran cantidad de fluido vaginal…
.-Así… más… más papacito mío,… oughhh… ahhh… más… sigue amor… así… ahh… ah…
Afortunadamente mi esposo estaba muy tomado y no se despertó con mis gritos y jadeos y ya agotados descansamos unos minutos abrazados.
.-Eres muy sensual, ¡fue delicioso hacer el amor contigo! ¿Tú cómo te sientes?-Pregunto Mario sin dejar de acariciar mi cuerpo desnudo.
.-Cansada y toda abierta, ¡me encanto como me cogiste! y es la primera vez que yo también me vengo, pero estoy apenada de todo lo que dije y de la forma tan desvergonzada como te me entregue, nunca me había comportado de esta manera, pero deseaba sentir la penetración de un pene muy grande, y eso me decidió a probar el sexo contigo, fue una experiencia muy fuerte, me hiciste gozar mucho y aunque por detrás me dolió también lo goce... y ahora siento mucha vergüenza.
.- No te sientas mal, yo fui afortunado que desearas sentir un pene grande y fue la oportunidad de cumplir tu deseo, de verdad fue una follada muy fogosa, ¿me dejarías visitarte algún día?
.-¡Claro que no!… goce este encuentro pero ya sucedió, quiero a mi esposo y no le voy a ser infiel otra vez, solamente quise hacer realidad una fantasía que tenia desde mucho antes de casarme, evitemos problemas, fue solo un acto sexual que ambos gozamos…
Poco después se vistió y nos despedimos, limpie el sofá pues lo habíamos dejado todo manchado de nuestros jugos sexuales, me duche y me acosté junto a mi esposo, que seguía dormido, me sentía agotada y todavía con la sensación del enorme pene de Mario dentro de mi, nunca me habían cogido tanto y por todos lados, al día siguiente no comente nada y le reproche haberse quedado dormido, me sentía mal por haberle sido infiel, pero el placer de la impresionante cogida que me habían dado mitigo mi sentimiento de culpa por este contacto meramente sexual, me prometí no volver a serle infiel, además que mi esposo me hace gozar sexualmente, pero ya me quite un “enorme antojo” y aunque después ya pasada la excitación quede adolorida, en fin hice realidad mi fantasía, aunque creo que fue irresponsable de mi parte hacerlo con un desconocido ya que ignoro sus antecedentes de conducta sexual, la única ventaja es que así nadie sabrá nada y evito cualquier problema por mi infidelidad.
Esta fue la primera vez que me penetraron por el ano, al principio me dolió mucho a pesar de haberme preparando con sus dedos previamente, pero la suave forma de penetrarme hizo que tolerara su enorme pene por el ano y después goce la intensa culeada que me dio hasta que vacío todo su semen dentro de mis nalgas.
Dos días después hice el amor con mi esposo y ya lo deje que me penetrara por el ano, (y me quejaba para que no se diera cuenta que ya me habían culeado), y esto ya forma parte de nuestra rutina sexual, cuando me penetra el ano también me hace sentir “llena” sin lastimarme ya que un pene muy grande si bien es cierto que provoca mucho morbo también provoca dolor, y es más placentera la penetración anal con un pene regular, afortunadamente el chico con el que cometí la infidelidad, era sano y no me pego ninguna enfermedad, ahora pienso lo irreflexiva que fui al dejarme penetrar por todos lados sin ninguna protección y que se vaciara en mi boca, pero fue por la excitación y la lujuria al hacer realidad una fantasía que estoy segura muchas mujeres tenemos.
Narro esta experiencia para describir lo fuerte del deseo sexual por experimentar una fantasía y sentir la penetración de un pene de esas dimensiones (que solo había visto en películas “porno”) y que a pesar de amar a mi esposo, me deje follar sin reserva alguna por un desconocido solo por satisfacer un morboso deseo carnal que trastoco mi sentido común cometiendo adulterio y entregándome a otro hombre con una desbordada pasión en un estado desenfrenado de excitación y lujuria sin límites.
Ahora que me anime a describir esta experiencia ya pasaron casi dos años, no he vuelto a serle infiel a mi esposo, lo quiero mucho y ya complementamos nuestra rutina sexual con un pene de goma de 22 cms y otros juguetitos haciendo el amor regularmente y muy acoplados sexualmente.



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 3
Media de votos: 8.67


Relato: una fantasia me hizo ser adultera
Leida: 19208veces
Tiempo de lectura: 9minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



abuelos geyrelatos eroticos en el campodespedida de soltera follarvideos lesbiscos gratissexo con campesina humilde relatos xxxporno gay maduritosfollando en despedida de solteraglandes enormesdespedidas de soltero pornorelatos fui manoseada en autobusporno frexscatologic pornme tienes muy excitada, escribeme un relato eroticoporno peludos gaycoño de abuelarelatos de sexo telefonicoporno el fontanero19 años follandorelatos porno monjasporno viejadorgasmos lesbicosorgia de swingerslesbianas maduradmaricas follandopornp gayrelato de sexomusulmana pornoporno zohofiliaporno sexo lesbianasmujeres vestidas desnudasrelatos eroticos a escondidasver porno incesto gratisporno jevencitasjuegos porno ben 10porno esposas y maridosmaricas follandomuyzorraanietas y abuelos follandomoras pornosexo gratis sadofotos tragando semenporno gratis zoofilia pura yreal videos.viejas follando con sus nietosnegritas pornoblanca nieves pornpolicias gay follandofolla nietafolladas con viejosspanking chicosprofesora sin bragasrelato erotico chantajeabuelas lesbicasfollando con una universitariaRelatos jugando con mi hermanitarelato suegrosupositorios eroticosrelato erotico zoofiliarelato erotico con mi hermanamujeres follando con abuelosporno tetorrasdon quijote pornomi primera pajarama pornoporno en puritanas.comcuentos de pornozoolofilia xxxmaduras de 60 años follandoabuela follando a nietoporno zoofilicasporno masaje prostaticochavitos gayporno guarramama muy caliente