webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to this video!


Relato: Extraña pareja bisexual



Relato: Extraña pareja bisexual

Un día de diario por la noche al salir del trabajo, un compañero me propuso ir a tomar una cerveza. Fuimos a un pub y aquello estaba muerto, no había un alma, que aburrimiento.
-Si te apetece, podemos ir a tomar otra cerveza a un sitio un poco especial, ¿te animas?- No se a que se refería pero acepté, peor que aquello no podría ser.
Llegamos al lugar y al momento me di cuenta de donde estábamos, nunca había entrado en un local liberal, paro para todo siempre hay una primera vez. Pedimos una cerveza y mi amigo me explicó las normas del local. Es evidente que él ya había ido mas de una vez. Cuando ya estábamos terminando la cerveza, entró una pareja de unos 50 años que pasó por delante de nosotros. Ella parecía normalita y él estaba algo regordete. Ambos nos miraron con bastante descaro y pasaron hacia el interior del local. NO me parecía que allí fuese a pasar nada aquella noche, pero mi amigo insistió en tomar otra cerveza y esperar un poco mas.
10 minutos después, el regordete de la pareja que habíamos visto entrar se acercó a donde yo estaba y me dijo si quería tomar otra cerveza con ellos y charlar un rato. Mi amigo me dio una palmada en la espalda y me dijo: tendrás que volver a casa en taxi. Apuró su cerveza y se fue.
Estuve hablando con la pareja durante unos cuantos minutos, sobre todo hablamos del tema mas de moda hoy en día, la tan mencionada crisis, y alguna que otra cosa mas, nada trascendental. Cuando todos habíamos terminado nuestras bebidas, la mujer se acercó a mi oído y me dijo: Te apetece venir a nuestra casa a tomar otra cerveza? Por supuesto que si, dije. Era evidente que la noche se iba a calentar y a mi me apetecía.
Caminamos un par de manzanas hasta su casa, entramos y me invitaron a sentarme en el sofá, mientras la mujer iba al dormitorio, el regordete me trajo una lata de cerveza y se fue al aseo. Pocos minutos después, regresó ella, vestida con lencería, sujetador y tanguita, y unos taconazos de infarto. Vestida no me había parecido nada especial, pero resultó que estaba equivocado, porque tenía un cuerpo bien conservado, muy apetecible.
Llegó hasta donde yo estaba sentado y, sin mediar palabra, se arrodilló delante de mi, bajó la cremallera de mi pantalón y empezó a hacerme una mamada. Tenía una boca grande, caliente y muy húmeda. Y sabía usarla, sin duda. JODER¡¡¡¡, fue la única palabra que salió de mi boca mientras ella se metía mi polla en la boca cada vez mas a fondo. Un par de minutos después, la sacó de su boca, la cogió con la mano y me invitó a seguirla. Recorrimos el pasillo, yo detrás de ella mientras me guiaba sin soltarme la polla. Entramos en el cuarto, iluminado con un par de velas, una en cada mesilla, y sobre una de ellas, pude ver varios juguetes sexuales, pollas de distinto tamaño y color y unas correas que no pude identificar. Me invitó a quitarme la ropa –desnúdate mientras voy a buscar a mi marido. Mientras salía por la puerta pude ver bien su culo, JODER¡¡¡ pensé. Aquel culito estaba diciendo fóllame y yo tenía muchas ganas de hacerlo. Un culo con bonitas formas, carnoso, de esos que ocultan el hilo del tanga y de esos que tienes que coger los cachetes con ambas manos para abrirlos y poder follarlo hasta el fondo.
Ya estaba desnudo y sentado sobre la cama, cuando regresaron ambos. Ella le traía cogido de la polla como a mi y le dejó junto a la puerta, mientras se acercaba hasta mi para ponerse de rodillas entre mis piernas y volver a meterse mi polla en la boca. De nuevo, a cada mamada se la metía mas adentro y mas de una vez noté como la punta del capullo tocaba su campanilla. El marido se estaba pajeando junto a la puerta cuando ella me empujó para que yo reposara de espaldas sobre la cama. Solo veía el techo, pero parecía que estaba viendo las estrellas. De nuevo me estaba haciendo una mamada de infarto, mas profundas que las anteriores. Tenía la polla como una piedra, pero tenía que contenerme, aquello no había hecho nada mas que empezar y quería estar listo para lo que viniese mas tarde.
Había cerrado los ojos de pura excitación, cuando noté que alguien se subía a la cama. Evidentemente, creí que era el regordete quien se colocaba a mi lado para recibir unas buenas mamadas de ella, abrí los ojos y mi sorpresa fue comprobar que era ella quien se acercaba a mi oído y me decía: A que mi marido tiene mejor boca que yo? JODER¡¡¡ dije de nuevo. Era muy cierto, aquella boca me estaba haciendo una de las mejores mamadas que nadie me había hecho nunca, me estaba gustando sentirla y notar como la saliva resbalaba por mis huevos y llegaba hasta mi culo. Y mientras lo estaba asumiendo aún, ella pasó una pierna sobre mi cabeza y me ofreció todo su coñito para que mi boca y mi lengua jugaran con él y lo saborearan. Ella movía adelante y atrás sus caderas para que mi lengua recorriera todo ese chochito, desde el clítoris hasta el culito. Todo estaba riquísimo y mi polla seguía siendo tratada como se merecía por una boca experta JODER¡¡¡
Pasados unos minutos, ambos se apartaron de mi, y ella me ayudó a incorporarme. Cuando estaba de pié, ambos se pusieron a 4 patas sobre el borde del colchón. Coge ese juguete azul y ponle lubricante- me dijo ella. Hice lo que me dijo, aunque no sabía muy bien para quien era. Pétalo en el culo de mi marido y ponte un condón ahora- ordenó ella. Acerqué el juguete al orificio trasero del marido y él se abrió los cachetes con ambas manos. La polla azul prácticamente desapareció en su culo. Me puse el condón y apunté a aquel culazo que tantas ganas tenía de follarme, pero ella me la cogió y la guió hacia su coño. No tengas tanta prisa, fóllame el coño primero……el culito ya te lo ofreceré mas tarde. Al momento estaba follándola el coño, intercalando fuertes envestidas con penetraciones lentas, notando como cada vez estaba mas y mas lubricado y ella iba subiendo el volumen y la frecuencia de sus gemidos. De vez en cuando vigilaba la polla azul, porque debido al lubricante, se salía del culo del regordete y se la colocaba de nuevo hasta el fondo mientras él gemía agudamente. Cuando noté que ella se venía aumenté la frecuencia y la fuerza de mis embestidas dentro del chochito hasta que ella se corrió lanzando un fuerte gemido.
Saqué mi polla de aquella cueva tan caliente y ella se incorporó. Vete a refrescarte un poco y regresa, te estaremos esperando, me dijo. Fui al aseo y eché agua fresca en mi cara, comprobando que aunque todavía tenía puesto el preservativo, mi polla estaba como una piedra y pidiéndome a gritos volver a meterla para terminar con un buen orgasmo. Cuando entré en el cuarto, no podía creer lo que estaba viendo….. la mujer se había puesto aquellas correas que no había podido identificar hacía ya un buen rato. Era un arnés de tiras de cuero que lleva una polla de plástico al frente y estaba petando el culo del regordete mientras él gemía bastante escandalosamente. Me acerqué a ella y pasé un dedo por su coñito subiéndolo hasta su culo varias veces. Vamos, pon lubricante en ese agujerito, un condón en tu polla y fóllame el culo, que se que lo estás deseando. JODER¡¡¡ la escena me pilló un poco a contrapié y mi polla se había debilitado pero, fue oír eso, y se me puso dura al instante. Fui obediente y después de lubricar el agujero, apunté mi polla al agujero que veía claramente, ya que con cada una de mis manos sujetaba y apartaba los cachetes del carnoso trasero. Gracias al lubricante y a que mi polla estaba durísima, empecé a introducirme en aquella cueva que estaba caliente y apretadita. Mientras iba entrando poco a poco, ellos estaban quietos pero jadeantes ambos. Cuando llegué hasta el máximo que mi polla podía entrar en su culito, el regordete dijo: Fóllatela bien fuerte para que ella haga lo mismo conmigo. A cada una de mis embestidas, ella introducía hasta el tope la polla de plástico que tenía en su arnés dentro del culo del regordete, y cuando yo retrocedía, ella hacía lo mismo. El mejor trenecito de mi vida, sin duda, yo agarrado a las caderas de aquella madurita que tenía todos sus agujeros calientes y ella agarrada a las caderas del regordete, ambos empujando con todas nuestras fuerzas.
Mi orgasmo estaba a punto de llegar y mis gemidos lo delataban, así que ella se retiró de mi polla y del culo del regordete y se puso de rodillas de nuevo ante mi, me sacó el condón de un tirón y volvió a hacerme una mamada, esta vez menos profunda pero con un ritmo todo lo rápido que podía. No pasaron ni 30 segundos cuando descargué toda la leche que tenía acumulada durante mas de dos semanas sin sexo, en el interior de la boca de la madurita. Noté como su boca se inflaba para dar cabida a mi polla y a todo el semen que expulsé en dos embestidas seguidas. No había visto que el regordete se había tumbado boca arriba en la cama, y ligeramente girado nos estaba observando mientras se pajeaba su media erección. De seguido, ella abandonó mi polla y fue hasta la boca de su marido y empezaron a morrease, pasándose mi leche de una boca a otra hasta que observé como él se la terminaba tragando toda. Aquellas imágenes, de nuevo me pusieron a mil y mi polla me decía que aquella noche aún no había terminado.
Lo visto y lo disfrutado hasta ese momento había sido muchísimo mas de lo que yo esperaba de este encuentro que surgió de una noche aburrida. Lo que mi calenturienta imaginación no alcanzó fue lo que iba a suceder mas tarde.
Después de haber recibido unas mamadas excepcionales y haberme follado ese culazo tan apretado, decidimos refrescarnos un poco y comer algo. Nos duchamos cada uno por separado y nos reunimos alrededor de la mesa de la cocina para beber y comer algo y así reponer fuerzas. Era evidente que los 3 estábamos satisfechos, pero no menos cierto que queríamos mas. Había buena sintonía y teníamos que aprovecharla.
La mujer me explicó algunos detalles acerca de ellos. Realmente no eran matrimonio, si no que eran compañeros trabajo y compartían piso. Ella divorciada hace ya unos cuantos años y él, el regordete, era homosexual. Como no era muy atractivo, mas bien casi todo lo contrario, habían llegado a la situación en la que ella satisfacía sus calentones, follándole con el arnés, pero que también se habían dado cuenta, que juntos, era la mejor manera de conseguir buen sexo para ambos. Al regordete se le notaba bastante reservado, pero ella llevaba muy bien la voz cantante en su extraña simbiosis. Él se fue al aseo y mientras se ausentaba, ella me dijo: Mi compañero me ha confesado una cosa…… le gustaría follarte el culo. Que opinas?.
JODER¡¡¡, otra vez que solo salieron esas palabras de mi boca. Vallamos por partes: en realidad, nunca una polla había follado mi culo hasta ese momento. Cierto es, que no era la primera vez que un hombre me chupaba la polla. La primera vez fue en los aseos del campo de futbol donde había acudido a un concierto. Durante el concierto, un hombre se me acercó y me dijo que me daba 30 euros si me dejaba chupar la polla. Cuando alguien me propone algo nuevo, de entrada nunca digo que no, pero en ese caso, nada mas que me lo dijo, se me puso la polla bien dura, el caso es que accedí y fueron los 30 euros mejor ganados de mi vida, porque sabía muy bien como mamar una verga y me dejó vacío del todo. Mas tarde, tuve una novia, bastante experimentada en el sexo, que sabía muy bien como hacer que me corriera en el preciso momento que ella quisiera; la muy guarra me metía un dedo en el culo y en menos de 15 segundos la leche brotaba. Eso me hizo experimentar con algunos objetos en mi culo, pero nunca una polla de verdad.
Ella se me quedó mirando atentamente, como leyendo en la expresión de mi cara la respuesta a su proposición. Debió de ser algo dubitativa, por lo que ella me dijo: Mira, no es la primera vez que nosotros estamos en esta tesitura. Solo te puedo asegurar que, como has visto, tiene una pollita mas bien pequeña y que es muy respetuoso y cuidadoso. Además, yo te ayudaré a que tengas un orgasmo como nunca lo has tenido. Esas palabras encendieron una bombilla en mi cabeza, debía de probarlo y así saber si me gustaría o no. Era la única manera de saberlo.
Vamos a la cama, te voy a ir preparando………………ya verás como no te vas a arrepentir, me dijo. Ya en la habitación, me recosté sobre la cama, pero con los pies en el suelo y las piernas bien abiertas. Ella cogió el bote del lubricante y puso una buena cantidad sobre mi culo. Antes de que me diera cuenta ya tenía un dedo dentro. Mi mente se concentraba en relajarme, porque se que es la única manera de que un culo pueda ser follado, ya que eso mismo se lo digo yo a las mujeres con las que he practicado el sexo anal. Ya tenía dos dedos dentro que iban y venían suaves gracias al lubricante. A los pocos minutos ya había conseguido relajarme y mi polla se empezaba a poner en plan de batalla cuando cogió una de las pollas de la mesilla y la puso en la entrada de mi culo. Con un poco mas de lubricante se deslizó dentro de mi fácilmente, resultándome excitante sentirla bastante mas adentro que un dedo. Quédate así, me dijo. Con la polla de plástico metida del todo en mi culo, ella se sentó en el suelo y empezó a pasar la lengua por mis huevos, lo que hizo que terminara de empalmarme. En eso, llegó el regordete y comenzó a jugar con el consolador adentro y a fuera de mi culo. Debió de notar mi excitación y mi disposición porque al momento oí como abría un preservativo y se lo colocaba.
Me agarró por las caderas y me hizo bajarlas un poco, hasta su altura, lo que hizo que mi polla llenara la boca de ella hasta el fondo. Noté como su mano retiraba la polla de plástico y acto seguido volvía a llenar el agujero que había quedado vacío. Su polla era mas o menos del mismo tamaño que el consolador, pero la sentía mas carnosa y caliente. JODER¡¡¡ aquello me estaba poniendo calentísimo y excitadísimo. A cada entrada del regordete en mi culo mi polla llenada la boca de ella y cada vez que salí yo sacaba mi polla de su boca. Me resulta muy difícil describir lo que sentía, pero podría resumirlo en una excitación total; nunca había tenido la polla tan dura y con ganas de correrme desde el principio. Pasados un par de minutos no pude mas, y reventé en otra corrida dentro de la boca de ella. El regordete seguía entrando y saliendo de mi culo y eso hacía que mi excitación no bajara.
Ella se levantó y compartió lo que guardaba en su boca con el regordete e instantes después noté la corrida del regordete dentro del condón, sintiendo como la punta de su polla engordaba y se calentaba dentro de mi, mientras él lanzaba un fuerte gemido. Pararon sus embestidas y poco a poco fue saliendo de mi interior. Mi polla estaba aún dura pero notaba como tenía el culo totalmente dilatado y abierto y era una sensación muy placentera. Las piernas me flaqueaban, así que me dejé caer boca arriba sobre el colchón y empecé a pajearme, porque necesitaba y quería correrme otra vez mas y en ese mismo instante. El regordete se fue al aseo y ella, viendo lo excitado que estaba, se acercó a mi y empezó a pasarme la lengua por el culo y por los huevos y segundos después explotaba de nuevo en una corrida que me salpicó hasta la cara mientras gemía fuerte, como nunca lo había hecho, creo recordar. Ella empezó a pasar su lengua por todas aquellas partes de mi cuerpo que se habían salpicado con mi leche. Poco a poco fue subiendo hasta mi cara y me limpió la última salpicadura, luego acercó sus labios a los míos y metiendo su lengua en mi boca me obligó a abrirla y recibir la leche que ella había recogido para mi. Sabía a sexo del bueno, a sexo del mejor.
Esta fue la experiencia que me hizo darme cuenta de que podía ser, y de hecho soy bisexual. He seguido experimentando, para saber hasta donde podrían llegar mis límites y desde luego, no me arrepiento de haberlo hecho. Espero que toda esta historia os haya gustado y excitado. En breve seguiré contando mis experiencias. Espero que dejéis vuestros comentarios. Un saludo a todo/as.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 6
Media de votos: 9.17


Relato: Extraña pareja bisexual
Leida: 21872veces
Tiempo de lectura: 15minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto

























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



clima revista pornoporno doloroso analrelatos geysmaduras pajaskarina travestiporno entre enanossexo gratis chochos peludosporno universitario gratismefollo ami familia umilde relatos pornomujeres maduras del pornopornos xxxxrelatos gay ososrelatos eroticos casadas infielesfolle con mi hermanorelatos sexomasajes porno.comespañola madura pornomasaje porno tailandeslesvianas guarrillasrelatos pederastasviejas come pollasgrandes pezones pornohistorias eroticas de lesbianasporno hincestocomo chupar tu propio penerelato mi hijo me echa su lechita en mi culotesexo muy madurasfollando en la guarderiaporno joven violadaporno con gorditasexo gratis bisexualessexo porno violaciondesvirgaciones gratisRelatos xxx apoyandole a mi hermana en el metrorelatos eroticos caperucitasolteras pornoembarazada pornmadres maduras viciosasporno mmadurasmaduras golfaspono gaytrios con la esposael mejor porno lesbicoporno relatos de incestoblancanieves pornexhibicionista pornoquiero follarme a mi hermanasafari pornorelatos eroticos medicocosquillas atadarelatos porno filial gayporno tranxesualesmundorelatos xxxviejo sienta en sus piernas ala nena d doce ano relato pornorelatos lesbicos hothttp://googleweblight.com/?lite_url=http://bdlol.ru/23-Zoofilia_7.htm&ei=WFlvRVzR&lc=es-VE&s=1&m=265&host=www.google.co.ve&f=1&gl=ve&q=Historia%2Bde%2Bzoofilia%2Ben%2Bmi%2Bfinca%2Bcon%2Bmis%2Bhembras%2Ben%2Bcelo%2B&ts=1483402149&sig=AF9Nedl9WWBnS7yDWxeG3DqvQWgB2VJytQcaperucita roja sexsexo gratis puritanasrelatos cfnmRelatos porno profe fóllememadre follando con sus dos hijosrelatos eroticos pene gigantesco enorme grande grueso lrgo esposa infiel casadase folla a su hijastroporno canibalrelato intercambio de parejarevista porno libporno gratis fontanerosexo amateur madurasenfermero gayrelatos eroticos durmiendo la siesta con mi madreporno gay deportistasincestos porno españolporno trasexualessuegras follando yernosrelatos pornos españolesrelatos heterosexualesviolacion xxxporno de travistimujeres violadas xxxclub liberal pornoporno cleopatra