webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to Download this video!


Relato: CHARLAS EROTICAS CON MI MADRE



Relato: CHARLAS EROTICAS CON MI MADRE

Hola. Quiero contarles esta historia de amor incestuoso. Simplemente, omitiré los nombres de los protagonistas de este relato para mantener en anonimato a sus amantes, que no somos otros que mi madre y yo.

Si les diré, que mi madre es una mujer de 48 años, morocha, flaca, un metro setenta casi, pelo largo, lacio y atractivo, ojos negros achinados, un cuerpo de fina silueta, y sin ser exhuberante, tiene una linda parte trasera y una delantera no despreciable. Algo asi como 90-60-90 más o menos.

Ella me tuvo a sus 18 años, por lo que yo tengo 30 recién cumplidos. Ella es madre soltera, no tenemos ni queremos tener relaciones sociales con mi progenitor y siempre nos defendimos solos. Mamá es maestra y profesora de matemática y yo estudio ingenieria. Hasta ahi todo normal. Trabajo con ingenieros, y me faltan pocas materias para recibirme. Nadie diria que somos una familia rara, de mediar por el aspecto social. Cualquiera puede tener un matrimonio fracasado como mi madre y criar en soledad a su hijo. Vivimos juntos hasta hace unos pocos meses, ya que yo me mudé a otro barrio de Buenos Aires.

Desde ese momento, la relación con mi madre cambió. Cada vez que yo la visitaba, se ponia melancólica y queria que no me fuera, que durmiera con ella- en camas separadas- y compartiera en la casa el fin de semana. Asi lo hice varias veces y cada vez que me quedaba, nos quedabamos hablando mucho de todos los temas. Comiamos, copa de vino, infidencias y naturalmente, en la confianza de cada viernes a la noche, iban saliendo temas eróticos. Me contó mamá, un par de historias con tipos que salió tiempo atrás y a los que sinceramente yo no soportaba. Por suerte, esas relaciones no fueron serias y se perdieron en el camino. Una noche, mi linda madre morocha, me comentó que se sentía sola, que hacia bastante no tenia sexo ni salia con hombre alguno. Me planteó el tema del amor pago. Ella no se animaba a los Golden ni a servicios de Taxiboy.

Me preguntaba sobre mi sexualidad, y si bien a esa altura de mi edad, no me daba pudor hablar de ello con ella, trataba de ser prudente. Le comenté alguna historia reciente con alguna chica de un bar que frecuentaba y de algun servicio ocasional de mujeres profesionales, para salir del paso en necesidades de apuro. Otra noche, salió a flote el tema de la masturbación. Entre risas y bromas llegamos a la conclusión de que la "paja" era una buena aliada para el sexo autosatisfactorio y que ambos lo practicábamos a menudo.

El clima erótico de cada fin de semana iba en aumento y en realidad, en esas noches de plena confianza, empecé a interesarme en ella como mujer. Pensaba que también ella tenia por su falta de relaciones con hombres en el último tiempo (más de un año), necesidades y fantasias y como sabia que miraba porno porque me lo dijo un dia en nuestras conversaciones abiertas, no dudé en que seguramente, vio, como yo, y como todos, películas XXX de tipo incestuoso.

Me habia puesto como limite de las reuniones con mi madre, que se repetían todos los fines de semana (reconozco que dejé de frecuentar en ese lapso, lugares nocturnos), que disfrutaria de las conversaciones libres (que en los últimos dos meses eran casi exclusivamente sobre sexo), pero que no avanzaria más alla, salvo que ella misma avanzara. Por como venia la mano, sospechaba que si las charlas eróticas de sobremesa, con vino y licor, se prolongaban hasta la madrugada o si veiamos alguna película juntos subida de tono, en algún momento se podía producir un roce físico. Si ella lo provocaba, me dejaria llevar hasta donde la situación nos permitiera.

Hace dos semanas, un viernes, salió el tema del sexo en las charlas, luego de hablar de varios temas cotidianos. Parecia que mamá y yo, nos divertiamos juntos hablando de sexo en general, y que ya era materia media morbosa y obligada de nuestro paladar común, gozar de esas charlas, hacer bromas amorosas e implícitamente jugar a seducirnos.

Luego de dos meses de hablar sobre sexo en general, salió hace dos semanas dije, el tema tabú: el incesto. La conversación fue interesante y estimulante. Metáforas y miradas insinuantes de ambos bandos, se sucedian entre copas de vino y café. Ambos reconocimos que nos fascinaba la película Taboo, que mucha gente posiblemente practicaría el incesto en secreto y que seria una experiencia rara, morbosa y prohibida la práctica del mismo. El tema quedó ahi. Nadie se animó a más, pero dormimos juntitos y abrazados en el zofá.

Al otro dia, me fui a jugar al fútbol por la tarde y llegué a la noche. Mi madre, estaba espléndida. Bien vestida y maquillada.

¿Salís?
- No, me dijo, asi recibo a mi campeón de futbol, soy como las botineras, jajaja.

La broma tenía un mensaje medio erótico. Las botineras, son amantes de los futbolístas.

En fin, cena obligada, comentarios varios y de postre, chocolates, un cigarillo conjunto y el tema del sexo como juego de conversación una vez más.

Retomando lo de ayer, dijo, no te gustaria jugar a un juego con mami, preguntó

Su insinuación directa, no me sorprendió por como venian las últimas dos semanas y porque sospechaba con razón, de que ambos nos deseabamos sexualmente y que queriamos practicar el incesto madre-hijo. ¿Quién nos lo prohibía?

Que juego, ma?

Bueno, somos grandes, hace tiempo que los dos estamos jugando a los diálogos eróticos, no te parece que podemos blanquear lo que nos pasa, dijo decidida y directa, como siempre

En que sentido?

Mirá, no tengas verguenza, pero hace dos meses, nos juntamos siempre para hablar en las sobremesas de sexo y ayer sacamos a la luz el tema del incesto, te parece casual?

No, creo que nos gusta hablar de eso

Y por qué nos gusta hablar de eso, dijo mamá.

Somos amigos, tenemos confianza, está todo bien, que se yo, le dije pensanado en lo que se avecinaba.

Ella dijo: mirá, somos grandes, estamos libres, podemos tener secretos. Este jueguito de las charlas eróticas, son un indicio de que entre nosotros hay algo, algo fuerte y ese tema es más común de lo que imaginás, solo que la gente no se anima a expresarlo.

Y nosotros???

Lo podemos expresar, hijito mio. Te amo como madre, pero también siento cosas. Me atraes, y estas charlas me fascinan. Me gustaria ir más allá, dar rienda suelta a nuestros sentimientos y a nuestros cuerpos. Intuyo que te atraigo también y que te da morbo jugar a seducirnos, que es lo que hacemos, o no?

Si, ma, no lo niego, sos hermosa y desde hace un tiempo, debo reconocer que me pasan cosas, pero, no sé, no me animo.

No hace falta que incestemos de golpe, por ahi, no da. Pero si blanqueamos el juego, podemos estar más tranquilos los dos. Si no queremos jugar más, lo dejamos acá y siempre madre-hijo. Pero si los dos, nos animamos a pasar la barrera...

Me la dejó picando. Yo no sabia que decir, aunque recordé que si estas charlas terminarían en una escena como esta, aprovecharía por curiosidad la posibilidad de incestar. Pero para serle sinceros, estaba a esa altura, muy pero muy caliente con mi madre de ojos achinados y de lindas curvas, buen culito y un par de gomas saltarinas. Por un momento, imaginé a mamá, agachada, con lencería erótica, agarrándome con ganas la pija, mete lengua y chupada. Esa ilusión, me decidió a seguir.

Mami, estoy dispuesto a seguir jugando.

Ella entonces, hizo el resto.

-Bebe, mirá, probemos estar cerquita. Estuve leyendo en internet, que un buen ejercicio, es acostarse en la cama, ambos desnudos y tratar de ver que nos pasa. Posiblemente nos masturbemos juntos, te parece

La idea tentadora me obligó a decir si.

Lentamente, fuimos a la cama de su cuarto. Nos desvestimos y como era de suponer, mamá tenia portaligas. Sé que te gustan me dijo.

Quedamos desnudos. Y nos acostamos cada uno, en un lado de la cama. De costado nos mirábamos, reiamos y deciamos: que te pasa, que sentis. El juego nos ponía cachondos. Sus pezones se pararon y mi palo estaba muy inflamado. Ella emepezó a gemir y a masturbarse al ver mi pija en alza. Yo hice lo propio y al poco tiempo, las manos de ella se cruzaron a mi pija y las mias a su mojadita concha.

No aguantamos más y nuestras bocas se buscaron inmediatamente entre gemidos de excitacion. El morbo hacía clima y la lujuria incestuosa que ambos avecinabamos nos hacia estallar de deseo sexual.

Quiero sexo desenfrenado, dijo mi madre
Yo también, te deseo totalmente, quiero sexo sin limites

Dale, dale, hacemo todo, bebe, soy tu putita en la cama

Si ma, te voy a dar toda la noche, te amooooooo

Siiiiiiiiiiiiiiii, bebe, siiiiiiiiiiiiiiii, cogéte a tu mami, hace meses deseo tu pija, siiiiiiiiiiiiiii

Y empezó el show porno.

Lenguatazos puros entre nuestros labios. Nos revolocamos abrazados bien apretados, buscando sentir la piel de ambos en fricciones por todo el cuerpo. Le chupaba la oreja y nuestras bocas se hundían entre si. Los gemidos se entrecortaban con los lengueteos y en cada alejamiento de nuestras bocas, nos deciamos guarangadas:

Me gustan las guarradas, soy boca sucia, decia mi mami

Si, mamita, habláme sucio, que me voy en seco

Ella también pasaba su lengua por mis orejas, nos lamiamos los cuellos. Apretando como dos fieras en celo, le manoseaba y le chupaba las tetas, que amasaba con todas mis ganas. Chupame todas las gomas, me encanta, hijo, si, dale a tu mami, decia.

Fui bajando de a poco, con lengua pura, por su cuerpo hasta el ombligo y de alli a la conchita, donde empecé a beber sus flujos. También metía dedo y masturbaba con fuerza adentro de la concha con dos de mis dedos, mientras ella se pajeaba acariciandose el clitoris.

En ese momento, mi hermosa madre, decira miles de guarradas. Yo comencé a meter lengua en la concha y empezó su delirio. En un ratito de lamida, acabó fuertemente, con gemidos y espasmos.

Pero recién empezaba la cosa. Ahora me toca a mi dijo y me arrodillé en la cama para ponerle en punta la pija sobre su boca, ya que seguia recostada.

Se la meti en la boca y empecé a cogerla por ahi. Ella tragaba toda la poronga con animo de lujuria. En sus ojos, solo se notaba placer morboso y deseado. Después de una arcada, de tanto chupar profundo, me senté sobre sus tetas y me hizo una linda turca, amasando sus gomas contra mi pija con sus lindos 90 de delantera.

La franela entre pija y tetas, se convirtió en otra chupada de pija y garganta profunda. Me tiré de espaldas a la cama y ella siguió con una chupada de pija frenética, ligera y descomunal. Ver los movimientos de cabeza y ver como ese enorme pelo negro flameaba de un lado al otro, mientras movia la cabeza con mi pija en la boca, me daba un placer hasta ese momento inédito. Era la mejor mamada que me habian hecho en la vida.

Mami chupaba pija como una desesperada. Yo tenia la pindonga al palo. Entonces, me dijo:

Quiero tu pija bien adentro, y se sentó sobre mi. Empezó a cabalgar con todo, arrinconando su cuerpo con el mio. Sus tetas chocaban contra mi pecho y con mis manos, manoteaba sus dos buenas nalgas. Mi mamá es flaca, pero tiene lo suyo de adelante y de atrás como para agarrar bien.

Fue bailando sobre mi pija y gemia como loca, además de decir unas palabrotas de roja temperatura. Se reclinó para atrás y apoyó sus dos manos sobre el colchon, mientras su concha todavia estaba bailando en mi pija. Pero dada la posición, podía verla de frente, hermosa, decir todas groserias y ver como sus tetas se movian.

Dame, dame,dame pija bebe, que lindo que te cojás a tu mamá, te amo, amo el incesto, que lindo que me cojas, no puedo resistir, voy a acabaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaar, si dame tu pija toda la noche, que puta soy, siiiiiiiiiiiiiiii

Entonces, se volvió a venir.
La di vuelta y se puso en cuatro. Le entré a dar con todas mis fuerzas agarrándola de las nalgas. Seguian los gritos de placer de mi mami y yo también le decia cosas groseras.
Los dos nos calentamos a tal punto que estabamos por acabar ambos., Ella terminó primero con otro fuerte orgamo y yo que no daba más le dije

Donde acabo mami???

Dame tu leche, dame tu leche, bebé, en la boca, en la boquita de mami y en las tetas de mami

Y asi, se sentó en la cama, y yo arrodillado, me empecé a pajear hasta que la leche empezó a salir para salpicar todas sus gomas y sus hermosos labios. Mamá, me agarró la pija y se empezó a tragar la leche. La refregaba por sus pezones y chupaba hasta secar.

Su cara y sus tetas, manchadas de blanco, eran la prueba de la consumación final del incesto.

Descansamos un rato, cigarro, copa de licor y otra vez, hasta las tres de la madrugada.

Esto pasó hace dos semanas, y en el medio, tuvimos otro encuentro sexual pero liviano. Hoy no pude estar con ella, pero por eso escribo esto, sin que ella sepa.

Pienso seguir el juego erótico con mamá. No quiero que sea, una experiencia pasajera. El viernes que viene, si iré a comer a su casa y trataré de repetir la lujuria incestuosa de hace dos semanas

Cuando tenga novedades, se las contaré
Saludos












Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 3
Media de votos: 9.00


Relato: CHARLAS EROTICAS CON MI MADRE
Leida: 15258veces
Tiempo de lectura: 8minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto






















Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



se folla al lampistarelatos eroticos chicassexo del guarroorgias bime cobre con su culo virgen relato realporbo madurasfollando a mis amigasporno babisasabuelos gay pornrelato orgia gaymaduras casadas españolasmasajes relajantes pornomadres haciendo pajasrelatos eroticos swingersporno edad mediadisparos de semenbragas eroticasme follo mamanuria pornomarge y homer follandosexo con abuelas gratiscomo me folle a mi tiadespedida folladajuegos poenofotos porno gratis castigadosel mejor porno lesbicorelato gaysmaduros nudistasporno gratis violacionesmis putitasbabosas sexogratisrelatos eroticos madre hijafotos porno chinasabuela follando con abuelorelatos erotico filiallenceria travestismanoseada en el metroabuelos gays follandolesvianas eroticasfutbolistas peludosculona violadael coño de mi vecinavecinas follandorelatos eroticos medicorelatos pprnorelatos hermanas lesbianasfolladas despedida de solteratodorelatos xxxnovia zorrarelatos eroticos escuchadosxxx padres hijasgitana follandomadres calientes con hijosrelato erotico hijase folla a su vecinarelato erotico maduroamiga calienteporno de divujos inchando el pene psta meterfotos porno extremofolladas en la despedida de solteramujeres chupando penesrelatos pornos de madurasembaraze a mi madremadres mui putaspono de abuelaschochos peludos de abuelasporno animalishermana calienterelatos eroticos de madre con hijorelatos eróticos mi mama me entrego a mi papa por que esta enfermaporno incesto rusomi mujer en minifaldamadres reales follando