relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: En el Sex-Shop





Relato: En el Sex-Shop

Muchas veces mientras hacíamos el amor le había dicho a mi
mujer que le iba a regalar un vibrador para darla mas placer con una segunda
polla y además así podría gozarla cuando la dejaba sola en la cama por las
mañanas para ir a trabajar.


A ella le agradaba la idea y le dije que un día iríamos a un
sex-shop a ver que tenían, pero le daba vergüenza entrar en un sitio así. Un día
la convencí y fuimos a uno que había en la ciudad en una calle poco transitada.


A mi mujer le gusta vestirse provocativa y que los hombres la
miren y la deseen y a mí me excita mucho verla así. Ese día se puso una falda
que le llegaba por debajo de las rodillas pero era blanca con flores y casi
transparente, se le notaba perfectamente el tanga que llevaba. Arriba se puso
una blusa muy corta que dejaba al aire el ombligo y le tapaba de milagro sus
grandes tetas que rebosaban por el escote de los botones desabrochados que dejó.
También lucia unas hermosas sandalias negras de una sola tira ancha justo donde
empiezan sus hermosos dedos dejando sus pies desnudos casi por completo y
culminados en unos altísimos tacones finos que hacían que su redondo y hermoso
trasero y sus grandes tetas bailasen a cada paso.


Vestida así de sexy nos fuimos al sex-shop dejando a muchos
tíos babeando a nuestro paso y yo con una erección de mil demonios.


Al entrar vimos que no era un sitio muy oscuro y era como un
pequeño supermercado lleno de juguetes y películas. No había mucha gente, un
hombre leyendo detrás del mostrador, y otros dos hombres entre las estanterías.
Todos ellos se giraron para ver quien entraba y al ver a mi esposa vestida así
no la quitaron la vista de encima.


Nosotros nos dirigimos a la zona donde abundaban los
vibradores y penes artificiales que habíamos ido a comprar. Mi mujer estaba un
poco avergonzada y me dijo que no estaba cómoda y quería irse. Yo la tranquilicé
y dándola un beso le dije que no se preocupase, que compraríamos lo que habíamos
ido a buscar y nos iríamos.


Eligio dos penes de entre todos, que eran los que mas le
gustaban, uno era mediano de color carne casi real y otro era más grande y con
función eyaculadora, tenia un deposito en los testículos falsos para meter
liquido y al oprimir salía como si fuera una corrida real.


Al acercarnos al mostrador para pagar, mi mujer me susurro
que se había puesto cachonda y yo sabia que cuando se ponía así se desinhibía
por completo, de hecho la note mas cómoda y sin acobardarse como al principio.
Mientras dejaba los dos juguetes en el mostrador le pregunto al vendedor que
parecían reales a lo que él le respondió que estaban hechos de un material
especial que simulaba incluso la tersura y el tacto de la piel humana. Ella se
alegro aun mas y dijo que parecía increíble, al oír esto el vendedor lo saco de
la caja y se lo dio a mi mujer diciéndola que lo probara para comprobar que era
cierto.


Ella lo tomo en sus manos y lo acaricio sonriendo, incluso
gimió de placer y dijo que estaba deseando probarlo, que era casi real. Yo veía
a mi mujer y estaba realmente cachonda, con los ojos como platos mirando su
preciado juguete. Sus duros y grandes pezones se marcaban por encima de la blusa
mostrando a los allí presentes, que no quitaban ojo de la escena, que estaba a
mil por hora.


Ella incluso acercándoselo a la cara le dijo al vendedor con
voz mimosa que si podía probarlo haciendo un claro gesto con la lengua y sus
labios de que quería darle una chupadita a aquel artilugio como si de un
caramelo se tratase.


El hombre ya fuera de si le dijo que adelante, que podía
probarlo a su antojo, quería que los clientes quedasen satisfechos de sus
compras. Y dicho esto ella lo metió lentamente en la boca, lamiendo la punta a
la vez que lo acariciaba con la otra mano. Todos los que estábamos viendo esto
creo que tuvimos una erección simultanea al ver a aquel bombón hacer una mamada
a aquella polla que parecía real.


Ella seguía chupando y ahora se acariciaba con las manos los
pechos que estaban casi fuera por la abertura superior de la blusa. Yo que no
podía mas la puse la mano en el culo y acariciándola me empecé a tocar el
paquete por encima del pantalón. Los dos tíos que estaban en las estanterías se
acercaron para presenciar la escena y el vendedor se había sacado la polla y se
masturbaba tras el mostrador.


Mi mujer estaba cada vez mas cachonda y sacándose la polla de
plástico de la boca le dijo al vendedor que si podía probar la otra también. El
apresuradamente saco el enorme pollon de la caja y se lo dio a mi mujer que fue
acariciándolo de arriba abajo sintiendo su tacto real y diciendo que como hacia
para que eyaculase. El vendedor le dijo que tenia que quitar el tapón que tenían
los testículos y llenarlo de un liquido, preferiblemente leche normal caliente
para que fuese mas real, y cuando ella quisiera apretando un botón accionaba una
bomba que expulsaba el chorro por la punta de la enorme polla.


A mi mujer le gusto la idea y dijo que era grandísima, que no
había pollas así. Uno de los hombres dijo que la suya era como esa de grande y
mi mujer girándose hacia el le dijo desafiante que eso habría que verlo. El
hombre se bajo la bragueta del pantalón y le dijo que lo comprobase. Ella alargo
su mano hasta la bragueta del hombre y al meterla dentro del pantalón exclamo en
alto y saco una enorme tranca similar a la de juguete.


Sin soltarla empezó a masturbarla agachándose se la llevo a
la boca tragándose todo lo que pudo que no fue mucho ya que la boca no le daba
para tanta polla. Yo estaba muy excitado y ya con la polla en la mano como los
demás me masturbaba lentamente viendo como mi mujer disfrutaba de aquella tarde
en el sex-shop.


Me acerque a ella y agarrandola por las caderas la subí al
igual que su falda y bajándola el tanga metí mi cara entre sus nalgas y lamí su
ano y su coño que estaban chorreando de la excitación mientras ella seguía
chupando aquella polla con verdaderas ganas.


El vendedor dijo que la tumbásemos en el mostrador y así lo
hicimos después de desnudarla por completo dejándole solo las sandalias puestas.


Ella dijo que quería llevarse la enorme polla llena de leche
autentica de hombre y el vendedor dijo que así lo haríamos entre todos después
de hacerla disfrutar. Uno de los hombres dijo que ella debería vaciarla después
sobre su cara y sus tetas a lo que mi mujer dijo que sí.


Yo me puse junto a su cara y ella se metió mi polla en la
boca y al otro lado del mostrador tenia agarrada la polla del vendedor que
chupaba alternándola con la mía.


Mientras los otros dos hombres se dedicaban a comerle el coño
y el ano.


Uno de ellos dijo que había llegado el momento de follarsela
y subiéndose a una silla se colocó entre sus piernas y metió la polla en su coño
comenzando un mete-saca frenético que hacia que gimiese de placer y sus tetas se
moviesen descontroladas. Estuvo así un buen rato hasta que saco su polla y
metiendola en el agujero del vibrador descargo toda su leche dentro.


Su lugar lo ocupo el vendedor que metió su polla en el coño y
empezó a follarla lentamente pero empujando muy fuerte a cada embestida. Mi
mujer gritaba de placer en cada empujón y ya solo nos masturbaba. Estuvo mucho
rato hasta que hizo lo mismo que el anterior y sacando la polla la metió en el
agujero del vibrador apresuradamente vaciándose dentro.


Era mi turno, yo dirigí mi polla a su ano y empujando
despacio entro suavemente sin producirle dolor ya que estaba muy mojado de los
líquidos que emanaban de su coño dilatado y enrojecido. Era un placer enorme
follarmela por el culo en aquel mostrador y ella estaba teniendo uno de sus
mejores polvos. Con la cara de placer, despeinada y medio sonriendo me miraba
como dándome las gracias por la idea de comprar aquellos juguetitos.


Ya no pude mas y saque mi polla de su ano que quedo abierto y
me corrí dentro del pene artificial que estaba lleno de semen de los otros
hombres. había llegado el turno del hombre que tenia la polla enorme y que mi
mujer sin duda esperaba con mas ansia. Este la acomodo a la entrada del coño y
empujo despacio metiendola casi toda. Mi mujer lanzo un grito diciendo que no la
metiera toda ya que le dolía. El hombre empezó a follarla lentamente haciendo
que toda su polla entrase y saliese casi por completo y ella gritaba que le
gustaba mucho que la llenaba toda por dentro que quería mas, y que no parase
nunca. Estuvo así un buen rato y mi mujer debió de tener varios orgasmos, estaba
fuera de si, gritando de placer.


El hombre saco su polla pero no había acabado, ahora la
empezó a meter en su ano ya dilatado por mi aunque la polla que le taladraba el
culo ahora era bastante mas gruesa y grande. Ahora los gritos y gemidos de
placer se entremezclaban con los de dolor pero pedía mas y después de un poco al
desaparecer el dolor inicial ella misma empujaba contra el hombre agarrandose a
los lados del mostrador.


Los demás estábamos otra vez empalmados de ver aquel
espectáculo que no parecía acabar y nos acercamos a su cabeza ofreciéndole
nuestras pollas otra vez y ella no dudo en tragárselas una a una completando sus
orgasmos.


Después de un largo rato siendo follada por aquel semental
nos fuimos corriendo sobre su cara y ella trago lo que pudo. El hombre saco su
polla y llenando el pene artificial hasta que reboso, echo el resto sobre el
cuerpo de mi mujer y su coño dejándola bastante mojada.


Le dimos el pene a mi mujer que seguía tendida sobre el
mostrador y chupandolo un poco apretó el botón y un enorme chorro de semen salió
directo a su cara y boca. parecía un grifo que no terminaba de echar la mezcla
de nuestros líquidos. Ella se relamía y se llevo el pene a su culo metiendolo
dentro y simulando que era follada de nuevo yo cogí el otro vibrador y se lo
metí en el coño. La escena era espectacular y digna de la mejor película de
porno. Cada vez que metía el pene en su ano rebosaba semen de su interior que le
escurría hasta el mostrador y cuando lo saco del todo, de su ano totalmente
enrojecido emanaba un reguerillo de semen.


Ella se retorcía de placer y dijo que había perdido la cuenta
de los orgasmos que había tenido. Estaba toda mojada de semen pastoso y tras
secarse, se vistió y nos fuimos.


Ah, por cierto, el vendedor no nos cobro los vibradores y
además le regalo unas bolas chinas de metal que ella ahora se pone alguna vez
cuando salimos por ahí, y sus efectos son muy explosivos, pero eso ya lo contare
otra vez.


POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 1
Media de votos: 10.00


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: En el Sex-Shop
Leida: 858veces
Tiempo de lectura: 7minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


juegos porno eroticostias con sobrinofollando con virgenesespañola maduramadura desvirgando a jovenporno entre ancianosrelatos eroticos de lesbianasporno zoofilasincestos abuelos y nietasorgias pornopeliculas porno en puritanasporno con rumanafotos porno lesvianasfollar familiadespedidas pornosrelato de incestofollo a mi hijopajilleros cornudofotos porno graciosaspormo gratistravesti desnudassexo con maduras relatosporno ancianos gayhistorias de ballbustingrlatos pornopeliculas en la cama masajiandose xxxporno con travestismi vecina calientepaja con amigosrelatos erotiticosporno con dolorrelatos eroticcosrelatos pornos de mujeres cojidas por el chocho hasta. quedar inchadomonjas españolas follandoautofelacion pornovideos pornograficismaduras eroticasmis relatos eroticossobacos gaydespedidas porno gratismaduros cachondosgladiadores gayspiscinas pornomujer se masturba viendo pornorelatos pornos de vecinitas curiosas cogiendo con porteros del colegiorelato erotico me goce a mi cuñadorelatos eròticossecretarias tetonasxxx padres y hijasrelatso eroticosfollando en el geriatricoLos 50 ultimos relatosporno salvajrmi tia me tocarelatos eroticos mi esposa agradeciendo favorrelato de lesbianassumiso gaytrio madre y hijarelatos cortos de sexofollando con sus mascotasvideos eroticos filialesporno masajistarelatos exitantesporno despedida de solterosrelato sexo abuelaviudas follandoprimer doloroso analrelatos eroticos con abueloslesbico pornrelatos transexuales