webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to Download this video!


Relato: Complaciendo a mi mujer (1)



Relato: Complaciendo a mi mujer (1)

Hace Ya un par de meses que publicaron una carta nuestra en
la revista Penthouse. Pero después de leer un par de historias aquí en todo
relatos, mi esposa sugirió que también la publicaramos para compartir nustra
aventura. Ella es Americana de padres españoles, yo de padres mexicanos. Vivimos
aquí en la Florida desde hace ya cinco años, y tenemos diez de casados.


Desde que nos casamos siempre hemos compartido nuestros
sueños y deseos. Muy activos en la cama, y nos da por decirnos cosas como "¿Te
gustaría que yo fuera otro? ¿Te gustaría que estuviera otro tipo aquí para que
entre los dos te la metamos?


Eso la pone siempre muy caliente y llega al orgazmo rápido y
muy fuerte. Un día, hablando ya en serio, le pregunté si deveras le gustaría
hacerlo con dos, me dijo que sí, pero que tenía miedo. Pero con el tiempo y
siguiendo con las fantasías, llegó a preguntarme si de veras estaba buscando a
alguien para compartir, le dije que no, pero esa plática me dió muchas ideas.


Para nuestro décimo aniversario, preparé un viaje hacia el
sur de Florida, sin decirle nada a ella. Cuando llegó el día, simplemente le
dije que le tenía una sorperesa. Le dije que había alquilado un cuarto de hotel
en una playa, pero lejos de nuestro pueblo. Para pasar todo el fín de semana
solos, la única condición, era que ella tenía que vestir minifaldas todo el
tiempo, a lo que ella dijo que eso no ers ningún problema, pues ella siempre
viste minifaldas. Y es cierto, entre mas cortas major, le gusta enseñar sus
piernas y acentuar su culo. No tiene muchas tetas, pero las que tiene se le ven
muy bien, ella no es alta, de pelo largo negro y una cara que no le pide nada a
nadie.


-Pero- Le dije, -no vas a ponerte nada debajo de la falda.


Ella me miró incrédula, pero acceptó. Y así nos fuimos al
hotel que había reservado, como a cuatro horas de camino de donde nosotros
vivimos. Durante todo el camino le pedí que me enseñara la concha, ella se reía
y se subía mas la falda hasta que yo podia ver pelos. Y luego después me
enseñaba tetas. Llegamos al hotel a eso de las cinco de la tarde, y nos fuimos a
la playa. Ella en su bañador muy diminuto que apenas le cubría, lucía estupenda,
y yo ví como los demas tipos que andaban por ahí se le quedaban viendo. Al
llegar la noche, nos fuimos a cenar, luego a una disco, que nos había
recomemdado el mesero. El mesero se portó muy bien con nosotros y y hasta nos
cobró menos, porque mi esposa se puso a coquetear con el. Cada vez que pasaba
por nuestra mesa, mi esposa se subía mas la falda hasta que por fín, me dijo
ella, que el podia ver todo. Ya calientes, nos fuimos al la disco.


Había mucha gente, y el ambienta estaba bien movido. Muchas
chicas bonitas y muchos chicos guapos, mi mujer se quedó maravillada. Llegamos a
la barra y con suerte había un par de asientos libres. Pero la dejé sola un
minuto para ir al aseo. Cuando regresé, mi lugar estba ocupado por un tipo que
le hacía conversación a mi mujer. Ella se reía con el y parecía muy animada.
Cuando llegué el me vió con cara de pocos amigos y me dijo


-¿Qué no ves que estoy platicando?


-Si ya veo, no hay ningún problema-


-¿Pero que quieres?


-Sentarme con mi esposa.


Huy, se puso de todos colores, y quiso disculparse. Perdón,
no sabía que ella venía acompañada, no es mi intención crear un problema….etc.
pero yo le dije que no había problema y le invité un trago. Nos terminamos de
conocer, el se llama Allan, le presenté formalmente a mi mujer Sarita y yo, le
dije, soy Lucho.


Después de un rato de conversación, me preguntó si podía
bailar con Sarita, y a mí que me dices, pregúntale a ella. Ella ya empezaba a
sentir los efectos del alcohol, y se sentía muy alegre. Se fué a bailar con él y
estuvieron buen rato. Cuando regresaron, Sarita me contó que nuestro buen amigo
se portó muy caballeroso, al principio, pues como le pista está tan llena de
gente, no había mas que pegarse a el, y el, se empezó a poner duro, Sarita se
quedó intrigada, porque parece ser, Allan está bien dotado.


-¿Te gusta el gringo, no?


-Huy si.


-¿Ya te tocó el cuerpo?


-Me puso las manos en las caderas, y luego se paso para las
nalgas.


-Cabrona que eres, ¿Y qué hiciste?


-Me le pegué mas, y fué cuando sentí su paquete.


Cuando ví a Allan de reojo le hice un gesto, y el se acercó a
mí. Le dije que buscaramos una mesa para estar mas privados. Fuimos de inmediato
hacia la parte del fondo de la disco, y no pudimos encontrar nada. Pensé
entonces regresar al hotel. Le pregunté a Allan y el aceptó de inmediato. De
camino al hotel, el se sentó con Sarita en el asiento trasero del coche, y ella
se avalanzó sobre el, ya no había por que pretender, se beasaron y el le
recorrió el cuerpo con sus manos prestándole atención a sus nalgas y piernas.
Nos metimos al hotel por una de las puertas traseras, y subimos al décimo piso
en el ascensor. Durante el corto viaje, Allan, no perdió tiempo, le metió mano a
mi mujer por todos lados y hasta en la concha, informándoma que la tenía muy
mojada y muy caliente. Cabrón.


Y apenas entramos al cuarto, Allan empujó a mi mujer en la
cama, ella cayó sentada, esperaba que Allan se le echara encima, pero el gringo
tenía otras ideas. Se bajó los pantalones y su ropa interior, y como de resorte
saltó una verga dura, no muy larga, pero sí muy gruesa. A mi esposa se le
abrieron los ojos grandes y sin que le dijeran nada, la tomó en su boca.


Y ahí esta la muy puta, chupando, lamiendo, como si fuera la
última verga en el planeta.


Allan porsupuesto, gozando da las mamadas que le daba mi
mujer, pero no pudo aguantar mucho, y le dijo que se acostara, ahora era el
turno de el. Mi esposa, muy obediente, se acostó, y el le levantó la falda hasta
la cintura. Le pasó la lengua por los labios vaginales, y luego la penetró la
mas que pudo con la lengua. A mi mujer le gusta que le coman la concha, le
encanta que le den de lenguetasos por su rajita y le fascina que le meta uno o
dos dedos mientras me la como. Por lo visto Allan estaba haciendo muy buen
trabajo, porque pronto empezó a rogarle a Allan que se la metiera. Allan se
terminó de desvestir, y hay que ser justos, el muchacho está bien cuadrado, me
refiero a que es obvio que se dedica al fisiculturismo. Yo no estoy mal, pero
este gringo parece uno de esos modelos para la revista de playgirl.


Se subió arriba de mi mujer, y de un solo golpe, se la metió
hasta que solo las bolas le quedaron afuera, pegándole en el ojete del culo. Mi
mujer dió un grito de écstasis y continuó gimiendo mientras Allan se la metía y
se la sacaba con bastante rapidés.


Me sorprendió el gringo, Porque después de como veinte
minutos, le dió vuelta a mi mujer, poniendola en cuatro, metiéndosela de
perrito, y como otros veimte minutos mas, se cansó mi esposa, y se dejó caer de
panza en la cama. Este cabrón siguió con un mete y saca impresionante, hasta que
porfín anunció que se chorreaba, y se vino con una última arremetida, y se dejó
caer encima de mi mujer.


Yo, en realidad, no pude aguantar viendo como este gringo se
culeaba a mi mujer. Se me paró, y me la tuve que jalar. Me la jalé hasta que ya
no pude mas y me descargué sobre la alfombra.


Mi mujer, cansada, con alcohol en la cabeza y recién cojida,
se dió la vuelta y se puso a dormir. Allan se tumbó al lado de ella y me dijo lo
incredible que está. Le dije que eso ya lo sabía, y lo invité a que se quedara
con nosotros esa noche.


Nos acostamos los tres en la cama, mi esposa en medio. Me
dormí, pronto, no sé por que, si no era muy tarde y yo no había tomado nada,
pero me despertaron Allan y mi esposa temprano en la mañana. Parece que Allan se
despertó porque mi esposa, la muy cabrona, se la estaba chupando, A este se la
paró otra vez con mamadas de mi mujer y otra vez se la metió, mientras yo
dormía.


El plan era para quedarnos ahí dos días y dos noches. La
segunda noche, Allan fué al hotel otra vez, y se volvió a clavar a mi esposa.
Esta vez me acordé y saqué la video cámara, y grabé dos horas de sexo
ininterrumpido. Allan se la metió a mi mujer por la boca y por la concha, hasta
que se vino tres veces. Mi mujer perdió la cuenta de las veces que se vino. Otra
vez me la tuve que jalar, una vez y me vine una segunda vez con ayuda de mi
esposa, que me la chupó y me la jaló hasta que me vine.


Nos regresamos a nuestro pueblo, ella iba muy contenta, y
hasta le enseñó las tetas a un chofer de esos camiones de carga, este sonó el
claxon y le aventaba besos desde su cabina. A otro camionero le enseño la
concha, se subió la falda, y como ibamos en nuestro coche, el del camión, podía
ver fácil desde su cabina, hacia abajo todo lo que mi esposa le enseñara.


No le he dicho nada, pero sigo en contacto con Allan. Y
estamos preparando otra orgía, para mas tarde, pero Allan va a invitar a otro de
sus amigos. Luego les cuento lo que va a pasar.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 1
Media de votos: 10.00


Relato: Complaciendo a mi mujer (1)
Leida: 21553veces
Tiempo de lectura: 6minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto

























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



negro con pene enormeviole a mi hijamadrastra lesbianael abuelo me follafollando a la madre del amigoentrevista de trabajo xxxpelicula porno romanosparodias porno españolasmadura fea follandopajas femeninas xxxsindrome de down pornopajas de tiasfollando con virgenesporno casadosgrabaciones eroticasporn caballossexo maduradrelatos excitantesmonjas maduras follandovideos pornos gitanasrelatos a mi mujer le gusta que mepenetrentetas relatosporno virgenestrios espectacularestodorelatos cornudosprimer anal pornabuelo follando con abuelahistorias cachondasRelatos amorfilial mi padre me estreno por atrasvieja tetonaporno de tortilleraspornos de lesbianasprimos hermanos follandorelatos rroticos gay mi hermano y yo no somos gay pero nos gusta mamarnos la verga.shizuka y nobita pornohistorias muy calientesvideos xxx gratis zoofiliaporno gratis trabestismaduras haciendo incestomadura con fontaneromis inocentes sobrinaspeliculas porno vampirosfotos porno exnoviasfollando entre viejosvideos cuentos pornocornudo sexfollando con su medicopajilleguarradas pornorelato sexo gayrelatos eroticos no termines sacalafotos de abuelas cachondasporno borachas[email protected]lesvianas enanasrelatos pordioseras vagabundas pornola mas culonasexo gratis rumanasRelatos pornos Escogio las piernas y las abrioporno orgiadviejos morbososmadrastas xxxrelatos que te gusta leerfollando amiga borracharelatos de sexo caseromadre e hija porno españolasperras calientestias tetasme folle a mi padrerelato de incestorelato erotico con mi suegrarelatos masajistaporno sexo en familiaporno tias buenorrassexo sin tabúesfolla con su hermanorelatos xxx tocandole culo a hermanitas pequeñaspeliculas porno zooporno guarro gayalumnas lesbianasrelato gay cruisingtios chupando chochosuna madre follando con su hijomaduras españolas infielesRelato por metiche me dieron una buena cojida por el culorelatos supositoriosuegra relatopajas madurasporno gay relatorelatos de dominasjuegos porno en guarrasrelatos porno con vozrelatos eroticos humillacionporno hondureñofiliales relatosgay pormofollandome a mi vecina madura