relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Campamento en Granada





Relato: Campamento en Granada

Hola. Me llamo Rosa, tengo 24 años y soy de Madrid (España) .
Tengo un cuerpo rellenito pero armonioso. Mis pechos son grandes (uso la talla
100 de sujetador), redondos y con unos pezones también grandes. Mi trasera
también es redonda, rotunda y ha experimentado las delicias del sexo anal. Tengo
novio y le quiero, pero el verano pasado tuve una experiencia que me hizo ver
que muchas veces el sexo no tiene nada que ver con el amor.


Era monitora en un campamento en Granada. Mi novio
inicialmente iba a haber asistido también como monitor pero un trabajo de ultima
hora le retuvo en Madrid. Yo no soy una ninfómana pero tampoco una estrecha.
Llevaba 8 días sin nada que llevarme a mi almejita y últimamente me daban unos
subidones…No podía follar con nadie del campamento, pues todos eran amigos míos
y de mi novio y me daba corte y no me lo planteaba.


Deseaba llegar a Madrid para darme una buena juerga con mi
novio pero no sabia si iba a poder soportar los 7 días restantes de campamento.
Para desfogarme un poco me levantaba todas las mañanas a las 5 y media, me ponía
un bikini deportivo, un pareo a la cintura y me andaba 4 kilómetros hasta una
laguna que había. Me pegaba un chapuzón helado y me volvía al campamento con el
tiempo justo para el desayuno.


Esa mañana acababa de bañarme y no llevaba andados ni 500
metros cuando por la carretera apareció un Land-Rover un poco destartalado. Me
rebasó y paró unos metros más adelante. Se abrió la portezuela de detrás y salió
un chico de unos 25 años.



¡Guapa! ….Si vas para el campamento te llevamos que vamos
de paso..


Normalmente no habría aceptado, pero había bajado mis
calores un poco y ese día no me apetecía mucho andar.


Bueno- contesté- pero os voy a empapar el coche.


No importa, que al verte ya casi lo hemos empapado
nosotros.


El requiebro me hizo sonreír y me acomodé en la trasera con
el chico que me había hablado. Los dos eran morenos, fuertes y el conductor
llevaba una perilla muy bien cuidada. La primera mirada del chico de la
trasera -Sé llamaba Esteban- fue para mi pecho. Los pezones, por el frío del
baño, estaban duros y se marcaban una enormidad en el top de mi bikini. Esa
mirada al principio me incomodó pero luego me fije en el bulto que se marcaba
en sus vaqueros. Entonces noté como me iba volviendo el calentón. Notaba como
en lo más profundo de mi vagina empezaba a derramarse algo."Dios mío -pense-
voy a hablar de algo intrascendente porque si no me va a dar los siete males".


¿Qué? …¿Vais al trabajo? …


Si, claro…-contestó Esteban. Me echó una mirada más
profunda a mis tetas y…- Oye…. Vaya pedazo de tetas que tienes.



Normalmente, en Madrid le hubiese soltado a cualquiera una
torta y mi novio dos, pero no estaba en Madrid ni mi novio estaba allí. Y
mientras la respiración se me hacia más jadeante y una riada de calor húmedo me
empezaba a descender por la abertura vaginal, le respondí lo que nunca creí que
habría respondido.



¿Te…te…gustan?.


Claro, son la hostia…¿Podría verlas al natural?.



Por tercera vez en la mañana, volví a sorprenderme y mientras
le lanzaba una mirada a Esteban, me eché mano a la espalda, me bajé la
cremallera del top y lentamente me lo quité. Todavía tenia los pechos húmedos
del baño y entre el frío y la subida de hormonas que me estaba dando, tenia los
pezones tan duros que hubiese podido cortar vidrio. Esteban los miraba
atentamente y yo mientras le echaba un vistazo a su paquete que empezaba a
adquirir unas proporciones monstruosas. Los líquidos ya me habían rebasado los
labios y empezaban a empapar el bikini. Jamas en la vida había soltado tanto
flujo.



¡¡Joder, tía…!!…lo que había dicho…¡¡Vaya pedazo de
melones!!



Yo ya había llegado al máximo de lo que daba y notando como
el corazón me latía tan fuerte que creía que se me salía por la garganta, me
aproximé a él y le besé en la boca, un beso húmedo y lujurioso, que diría
alguien. Comenzamos a juguetear con las lenguas y notaba el sabor salado de su
saliva. Mientras me besaba me agarró los pechos con fuerza y comenzó a juguetear
con mis pezones. Alex, el chico que conducía, echó una mirada a nosotros y dijo:



¡Eh!…dejadme algo para mí….



De repente, Esteban, me agarró del pelo por detrás y
separando nuestras bocas me dijo:



Mira…te voy a enseñar algo que también es la leche…



Y con la otra mano, comenzó a bajarse la bragueta. Cuando
acabó, un tremendo bulto apareció por la cremallera. Y con la mano se sacó la
polla.


Yo soy enfermera y en mi vida profesional he visto muchas
pollas y la de mi novio, que esta magníficamente dotado, pero aquello de Esteban
era un autentico monstruo de la naturaleza. Posiblemente alcanzara los 30 cm. y
apenas podías abarcarla con la mano.


Me quedé anonadada, con la boca abierta. Esteban me miraba
sonriendo. Despacio, le agarré el pene y fui descendiendo hasta que mis labios
se posaron en su glande. Comencé a besar su polla como una loca, primero
despacio y luego deprisa, sacaba mi lengua y me empleaba a fondo sobre esa
polla, la primera que comía que no era de mi novio. Después de haber ensalivado
bien, me la metí en la boca o eso traté de hacer, porque apenas me entraba.
Tenia un sabor diferente a la de mi novio, nada desagradable. Esteban suspiró y
deslizó su mano entre la braga de mi bikini y mi culo. Deslizó un dedo por la
raja y mientras yo trabajaba su aparato, él me masajeaba el ano con su dedo.
Mientras le comía el pene, me vino el primer orgasmo, casi de una manera
dolorosa. Los labios vaginales me palpitaban y el clítoris me daba como
descargas. Mientras, aunque yo no lo veía, Alex, paró en un lado de la
carretera. Pasado un rato, Esteban comenzó a jadear mas fuerte, me agarró otra
vez con fuerza del pelo y enterró su dedo hasta el nudillo en mi recto.


Según tengo entendido, lo que he visto por mi novio y en
películas, los chicos se corren a ráfagas pero Esteban era un prodigio. Un
chorro cálido y cremoso como el yogur comenzó a llenar mi boca…y aquello no
paraba ni un momento. Mi boca tragaba y tragaba pero aquello no me daba
respiro…El esperma me rebasaba la boca y al final me tuve que quitar, con la
boca llena y aun tuvo fuerza para enviarme un chorro que me manchó cara y pelo.


Me incorporé y comencé a tragar lentamente el semen,
saboreándolo lentamente. Normalmente, el de mi chico me lo trago y punto pero la
ocasión lo merecía, estaba más caliente que una yegua en celo así que lo degusté
como si fuera un vino. Tenia un sabor entre dulce y salado y me parecía ambrosía
de los dioses. Parte se me escapó por las comisuras y me cayó en las tetas.


Como habíamos parado, Esteban abrió la puerta del coche y sin
decir palabra, me tiró de las piernas, quedando tumbada sobre el asiento de
detrás. Rápidamente, me agarró del bikini y de un golpe, me lo quitó. Estaba tan
húmeda que un hilillo de flujo se quedó entre la braguita y mi raja. Me separó
las piernas y hundió su cara en mi entrepierna. Comenzó con mi clítoris y fue
como si una explosión hubiese sucedido en mi vientre y en mi cabeza. Creo que
grité como un loca y cerré los ojos.


Solo se oía el chapoteo de la lengua de Esteban en mi coño y
mis jadeos. La lengua de él se deslizaba una y otra vez dentro de mi inundada
vagina y con una mano pajeaba mi clítoris. Ni siquiera oí como Alex abría la
puerta que había a mi cabeza. Solo me di cuenta cuando coloco su polla en mi
cara. Abrí los ojos y allí tenia yo esa cosa, de buen tamaño (Al lado de la de
Esteban era mediana); así que cogí y me la metí en la boca y comencé a mamar
como si me fuera la vida en ello. Alex emitió un gemido, se inclinó sobre mi y
agarrándome los pechos, comenzó a follarme la boca. Entraba y salía como si se
tratara de un coño. Fue estas cuando yo tuve mi segundo orgasmo, Alex se vertió
en mi boca y Esteban comenzó a follarme con su martillo pilón.


El semen de Alex era mucho mas cremoso y grumoso que el de
Esteban y como se movía mucho, parte se me derramó sobre la cara, mientras yo
también me corría, Esteban se levantó y desnudándose, comenzó a penetrarme.
Mientras Alex me extendía con su polla su leche por la cara y yo me recuperaba
de los coletazos de mi orgasmo, noté como la bestia se apoyaba en mi coño y
comenzaba a abrirse camino.


Comencé a gemir y a jadear, notaba como se iba abriendo
camino a través de mi canal. Esteban empujaba y empujaba pero era tan grande que
costaba un imperio meterla. Finalmente, Esteban se salió un poco y de un
violento empujón la metió. Los 30 cm. entraron de golpe y la punta de su polla
golpeó con violencia en el fondo de mi vagina. Un dolor enorme me subió por el
vientre y grité. Alex dijo algo como "Tío, que la rompes" pero Esteban le dijo
que "Por mis cojones que se la traga hasta los huevos" y comenzó a moverse. Cada
vez que la metía me golpeaba el fondo, pero ya no me dolía…todo lo contrario,
empezaba a gustarme demasiado. Estuvo follandome un buen rato, yo tumbada en el
asiento de detrás, la cara manchada de esperma, desnuda. El me sujetaba los
tobillos en alto y cada vez que entraba o salía, sonaba el chapoteo de mis
jugos, que se me salían de mi coño y me resbalaban por la raja del culo.
Finalmente, Esteban empujo hasta el fondo, hasta que sus cojones golpearon en
mis nalgas y sin sacarla, comenzó a moverla en círculos. Yo estaba al borde del
paroxismo. Todo me llevaba al tercer orgasmo: El olor a semen y sudor, el sabor
del esperma, todo…jamás me había sentido así….Finalmente, Esteban, se apretó aun
más y de un golpe, comenzó a correrse. Yo, con mi novio siempre había usado el
preservativo por lo de los embarazos no deseados pero allí, tumbada como la puta
más puta, me daba todo igual. Notaba como mi vagina se iba llenando de su leche,
como el chorro golpeaba las paredes de mi vagina. Por fin terminó, saco con un
ruido de succión su fláccido miembro y se sentó en el suelo jadeando. Yo me
quedé un rato con los ojos cerrados, relamiéndome los labios de los restos de la
corrida de Alex. Por fin, abrí los ojos y me giré. Vi a Alex haciéndose una
paja.



Alex…no te desperdicies…yo tengo un sitio donde puedes
guardar tu aparato.



Alex sonrió, se acercó a mi y cogiéndome de la mano, me hizo
levantarme.



¿Dónde vamos?.


Vamos a la trasera del coche…estaremos mas cómodos.



Nos dirigimos hacia allí. Al ponerme de pie, notaba como los
grumos se deslizaban fuera de mí y me caían por los muslos. Alex abrió la
trasera y extendió una manta y se tumbó, con su rabo erecto hacia arriba. Como
he dicho, el suyo no era el de Esteban pero era de un tamaño respetable. Me subí
a la trasera y colocandome a horcajadas sobre su polla, me deje caer con todo mi
peso sobre ella. Oí el chapoteo que hizo al entrar. Inmediatamente comencé a
cabalgar sobre el como una posesa. Cada vez que introducía su pene, salpicaba su
pubis con mis jugos y la corrida de Esteban. Alex me agarraba las tetas y me las
amasaba y pellizcaba los pezones hasta hacerme gritar. Tuve mi cuarto orgasmo a
grito pelado, como si me estuvieran destripando pero no quería parar, quería
verme llena por dentro de leche, quería que me reventaran a pollazos… Alex
estaba cerca de correrse, así que cambie de postura, me puse de rodillas y
abrazando su cuello, comenzó a llevar el control de la follada. Llevábamos un
rato así cuando me giré y vi a Esteban cascándosela también. Le llamé entre
jadeos:



Esteban…cariño…ven…que todavía tengo espacio para ti…



Y señalé mi ano. No se como se me ocurrió con la taladradora
que tenia pero puesto que hoy era el día de las locuras…


Esteban se acercó al coche y de la caja de las herramientas
sacó un tubo de grasa. Dio un poco en la mano y comenzó a extendérmelo por mi
ojete. A continuación, subió al coche y de un solo golpe me la metió hasta las
entrañas. Fue como cortar mantequilla con un cuchillo caliente. Me puso sus
huevos hasta el culo y no me dolió nada.


Yo había visto en las revistas como dos tíos follaban
analmente y vaginalmente a una chica…pues bien…ya lo estaba experimentando. Me
follaban por turnos: Alex me penetraba y Esteban se quedaba quieto en mis
intestinos y después de un rato, Esteban me jodia el recto y Alex dejaba
descansar su tranca en mi caverna. Esta sensación si que era nueva…dos pollas
dentro de mi cuerpo follandome a la vez…el colmo del placer…sentía las dos
pollas a través de la delgada pared que separa recto y vagina. Finalmente, Alex
entre espasmos, comenzó a correrse. Notaba en mi interior el calor de su leche
mientras que mis músculos vaginales ordeñaban su polla. Por fin, se quedó
parado, jadeando y con su fláccido miembro enterrado dentro de mi.


Entonces, Esteban aprovechó la inmovilidad de su compañero
para dedicarse a mi trasera...Comenzó con una fuerza y una rabia que creía que
me iba reventar las tripas y me la iba a sacar por la boca...una cosa
tremenda...mi ano estaba dilatado hasta unos extremos que yo ni había
soñado...de repente, enterró hasta el fondo su miembro, hasta que sus pelotas
llegaron a mi culo y su pubis hasta la raja del mismo y comenzó a moverla en
círculos, sin sacarla...creo que puse los ojos en blanco y gemí como una
loca...hasta creo que se me cayó la baba...tuve el orgasmo mas bestial que nunca
haya tenido mujer nunca...no me di ni cuenta que comenzó a llenarme los
intestinos con ese leche suya y a chorros...cuando recuperé los sentidos, aun
estaba entre los dos chicos, me acariciaban el pelo y me besaban en el
cuello...me dijeron que era la chica mas enrollada y sexy con la que habían
estado...y no lo puse en duda.


Miré mi reloj y vi que eran las 8 y media....debía volver al
campamento. Nos desacoplamos y me levanté a vestirme. Notaba como un chorrillo
de liquido caliente me bajaba por la entrepierna y la raja del culo. Me puse el
bikini y el pareo. Luego Alex y Esteban me dejaron en la puerta del campamento.
Les di dos besos a cada uno y desaparecieron por la carretera. No los he vuelto
a ver pues ya no baje a darme los chapuzones pues ya no los necesitaba. Volví a
Madrid y...pero eso ya es parte de otro relato. Un besazo muy fuerte.



POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Campamento en Granada
Leida: 839veces
Tiempo de lectura: 9minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato

Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes




Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos














¿ Quieres trabajar ? - Apuntate gratis a nuestros cursos formativos con bolsa de trabajo al finalizar el curso


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



mi primera pajachicos arabes follandoMi suegro me agarro dormida relatofotos de pollas de madurosincestos de abuelostodo relatos no consentidodesvirgacion anal dolorosazorronas españolaspilladas infragantetrio con mi madrerelatos porno con mi hijacolegiala follando con su padrelesbianas cachondaputa cornudoporno con hermanosfollando a una zorraporno republica dominicanafolladoras pornoabuelo folla con su nietaproposiciones porno relatos anonimasrelato erotico con mi hijastra dormidarelatos eroticos sexualestrio lesbianarelatos porno de amor filial perverso hijoporbo geychat porno lesbianashermana putasexo con tia buenasexo en saunasrelato erotico ese culote de la gordibuenaporno lesvianas gordasfea pornomachos gay maduroscorridas femesexo gay con madurosse folla a su hijastromayor follandofollando a viejocolegio de putasinfidelidad relatoorgasmos femenino pornorelatos porno monjasporno español violacionrelatos eoroticossexo gay ancianoschat de amas y sumisoschicas follando con sus padresvideos gratis de zoofiliasdespedidas de soltera pornoporno mi primera vezporno morbosasmuy viejas pornowww.sexo con maduras.comrelatos erotico incestofoto chupando pollarelatos porno en el trenicesto xxxporno mujeres chinasrelato erotico mamamadre con su hijo pornotodo relatos incestorelatos eroticos mi primolas mejores historias pornos de primitas chiquitasvecinas calienteporno durmiendorelatos cornudoporno gay camionerosrelatos eroticos madurosporno pezontrío hmhbaños publicos gayporno sexo en la callepajerasbares nudistas madridmisgolosos.website gay porncaminoala porno zoofiliasexogratis babosasamiga borrachacasadas españolas pornofollando a la campesinafollando en el asensorlesbianas pprnodos primas follandotu prno