relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Con un ejecutivo





Relato: Con un ejecutivo

Yo no creía en eso de los anuncios po r periodico. Me
parecian puras mentiras. Sin embargo, la soledad y la necesidad de hacer algo
cachondo me motivaron a escribir un anuncio.


Solicitaba a un caballero joven (de no más de 40) que
quisiera frotar su verga con la mía hasta venirnos. Y puse un telefono celular.
Primero supuse que el periodico no me publicaria tal anuncio, lo considerarian
vulgar o que se yo. Sin embargo, como el periodico era de segunda y lo que vale
es lo que pagues y no lo que digas, solo se limitaron a decirme que iba a
salirme en xxx pesos.


Los pague y me largue. Para mi sorpresa, al dia siguiente,
cuando salio publicado el mentado anuncio, recibi doce llamadas. La más
interesante era la de un tipo que decia trabajar en una empresa mas o menos
grande. Era casado y queria que todo se mantuviera en abolsuto anonimato. Yo le
dije que tambien queria que todo se manejara en anonimato.


Quedo de llamarme al dia siguiente para ponernos de acuerdo.
Esto de las citas masturbatorias son una practica muy comun en canadá, donde
conocí los famosos jerks circles y otras mamadas que hacian que te vinieras por
un mes. Al dia siguiente me hablo el ejecutivo, que se dijo llamar Bruno, y me
dijo que queria que lo visitara a su oficina para conocernos. Me pidio que
llegara preguntando por el como si yo fuera un viejo camarada de su juventud. Ta
bueno, le dije, a que horas. Después de la comida. Comi de volada y me dirigi a
las oficinas que, por cierto, eran muy lujosas.


En recepción pregunte a una chavita por el tal Bruno. Me
señalo el camino. Llegue hasta su oficina. Me salio a recibir un tipo normal, de
treinta años, delgado, blanco, vestido con traje. Nos saludamos de mano y me
paso a su oficina. Yo ya estaba muy nervisoso porque no sabía como reaccionar ni
que decir. Tenia miedo de encontrarme con algun monstruo o con algun anciano,
que abundan. Pero no. Era un chavo como yo, un poco canoso pero muy bien. Se
sento y me pidio que me sentara mientas atendia una llamada. Pude notar que ser
fijaba en mi pantalón como calculando el tamaño de mi verga y, de hecho, yo
tambien se la busque a el. Me sente y note que traia las manos humedas y una
erección.


Bruno hablaba en ingles y discutia no se que cosas. Ahí
estaba yo frente al ti´po que habia contestado mi mensaje y que accedia, para mi
sorpresa, en frotar mi verga con la suya, es decir, realizar mi máxima fantasia.
Quiza todos la tengamos pero mientras no la lleves a la practica se te convierte
en una obsesion.


Y ahí estaba yo, en frente de un tipo que habia consentido
que yo tomara su verga y la frotara con ala mia. Sin embargo, nada estaba
acordado todavía. Sin dejar de hablar por telefono, que era inalámbrico, cerro
con llave la puerta de su oficina y se acerco a mi, que seguia sentado y sin
saber que hacer. Siguió platicando y se abio el ziper y dejo salir una riata
blanca y gruesa que estaba poniéndose dura. Tal vez en todo el rato que estuvo
hablando, Bruno tanmbien se engolosinaba con la posibilidad de por fin frotar su
riata. Me pidio que me levantara de mi silla y que me abriera el ziper.


Todo esto sin dejar de hablar por telefono. Obedeci y me
apeno un poco que viera mi verga durísima. Estabamos frente a frente y nuestras
vergas estaban a solo unos centímetros de rozarse. Hizo el ademan de que iba a
tocármela pero luego se arrwepintio y tomo la suya y comenzo a pajearse. Se dio
la vuelta y sin dejar de hablar por telefono y de pajearse, fue hasta un pequeño
servibar de donde saco una botella de whiky. Me ofrecio pero me negue, porque yo
no tomaba. El se sirvio un poco y luego regreso. Seguia llamando por telefono y
pajeandose.


Ya la tenia bastante erguida y dura, y ahora si, se puso
frente a mi, que no me habia movido, y con un movimiento de cadera muy lento,
consiguió que nuestros glandes se rozaran. Ambos suspiramos... Nuestras vergotas
paradas chocaron dos o tres veces y se mecieron en el aire como entusiasmadas
por el contacto. El tipo seguia hablando y yo me moria de ganas de tomar su
verga con mi mano y restregarla contra la mía, de forma que nuestros glandes se
besaran y comenzaramos a pompear.


El tipo se detuvo en seco en el meneo porque algo le había
molestado de la conversación telefónica. Me dio la espalda y se dirigio a su
escritorio con la verga ondulando fuera de su pantalón. Se sento y busco algo en
la agenda. Yo ya habia perdido la pena y me sente y comence a pajearme, total,
si aquello no iba a pasar de un rozón mejor me la jalaba. Bruno colgó el
telefono furioso. Se levanto y tomo un largo trago de whiskey. Se volvio a mi y
me enseño su vergota. La cabeza la tenia roja e hinchadisima. Hola, perdona, lo
que pasa es que tenía una llamada muy importante, me dijo. No importa, le dije
sin dejar de jalármela.


Ven al sofa, es más comodo, me dijo. Su oficina era amplia y
tenía un sofa muy comodo. Me sente a su lado sin todavía saber que hacer. Bruno
se habia bajado el pantalón y el boxer. Yo lo imite. Y ahí estabamos sentados
uno junto al otro empelotas de la cintura para abajo sin saber que hacer. Bruno
fue el de la iniciativa: dejame tocártela. Y su mano izquierda tomo mi verga que
se estremecio al contacto. La empezo a pajear lentamente, arriba abajo, y
hacidno ligeras cosquillas debajo de los huevos Yo no me pude evtar la tentación
y dirigi mi mano temblorosa a su verga.


Estaba dura, caliente, llena de venas, peluda. Comence a
masajearlo. Asi estuvimos un rato, mirando la verga del otro, cuando otra vez
Bruno tomo la iniciativa: estamos un poco incomodos. Que te parece si te sientas
en mis piernas. Yo puse cara de no entender lo que decia. Entonces me dirigio.


Levantate. Siéntate aquí (señaló sus muslos). No así no, no
quiero que me des las nalgas, no al menos ahorita. Siéntate de frente, para que
nuestros palos se junten. Quiero jugar a las espaditas. Hace un chingo que no la
hacía y tengo ganas. Yo lo obedeci ciegamente. Senti en mis nalgas la fortaleza
de sus muslos. Me tomo por la cadera para calibrar la cercanía de nuestros
genitales. Ahí. Prácticamente nuestros huevos se besaban.


Y la raiz de nuestras vergas era una. Su verga salia
disparada hacia su ombligo, mientas que la mía se mecía hacia el frente. Espera,
no te muevas, me dijo, quiero verlas así, juntas pero no pegaditas todavía.
Tienes una verga deliciosa, le dije. Tú tambien. Luego tomo las dos vergas con
cierta rudeza y las unió cuerpo a cuerpo, fundiendo nuestros glandes y
haciéndolos una sola bola roja. Escupele, me dijo, escupele a las cabezotas. Lo
hice.


Más. Entonces entendí sus motivos: quería que mi saliva
sirviera de lubricante. Ya que estaban mojadas, las empezó a frotar. De la base
a la punta, con una sola mano masturbaba sincronizadamente nuestras vergas. Así
estuvimos hasta que aparecieron los primeros rastros de líquido seminal. Sin
soltarlas, me pidio que empezara a pompearle. Abrio un poco el puño donde
aprisionaba nuestras vergas para permitir que mis pompeadas hicieran resbalar mi
verga sobre la suya.


Me excitó muchísimo ver la punta de mi glande recorriendo el
cuerpo grueso de su verga y terminando restregado en el frenillo de la suya, en
un beso deliciosísimo que acentuaba Bruno con un pompeo involuntario. Sin darme
cuenta, en lo que yo pompeaba, Bruno me paso una mano por las nalgas y me metio
un dedo por el culo. Me quejé pero entonces el aprisionó con fuerza en su puño a
nuestras vergas, ahorcándolas. Sigue pompeando, dijo. Yo seguí pompeando sobre
su verga mientras me daba dedo, y de vez en vez descansaba mi pubis sobre el
suyo, uniendo nuestros ombligos, y ahí pompeaba con mas lentitud. Los huevos me
dolian de tanto aguantarme la corrida. La verdad es que lo estaba disfrutando
muchísimo. Entonces Bruno soltó nuestras vergas y con un rapido movimento me
puso de espaldas y me sento en sus piernas. Senti su verga durísima en la raja
de mi culo. Pompeaba.


Eh, le dije, eso no fue lo que acordamos. No dijo nada.
Haciendo diversos movimientos, consiguió que su verrga pasara por mis huevos y
apareciero bajo la mía. Luego, en un segundo la escondio otra vez en mis nalgas,
me tomo de las caderas y me penetro. Mi culito no tvuo tiempo de nada. Senti por
primera vez una verga en mi culo, una verga durísima y caliente que se abria
campo en mi culo con embestidas desordenadas. Oi gemir a Bruno: estaba por
venirse. Yo todavía no salia de mi dolor cuando senti como se desbordaba su
semen por las estrechas comisuras de mi culo aun ensartado.


Bruno se venia a borbotones. Aproveche el descuido, porque me
habia soltado las caderas para atraerme a su verga y las habia puesto en el sofa
para impulsarse lo mas que podia sobre mis nalgas, y me puse de frente a el. Lo
increíble era que su verga seguia escupiendo semen, por lo que aproveche para
restregarle mi verga, mojarla de su semen para comenzar a venirme de manera
igualmente caudalosa. Su camisa y su corbata quedaron batidas con nuestros
manguerazos. Nuestros vellos púbicos estaban empapados. Las vergas estaban aun
pegaditas, calientitas, mojaditas. Ambos teniamos la respiración agitadísima. Me
levante del sofa, me limpie con una toalla que enconté ahí, sali y fui a comer
algo.


(Continuará, aunque se vale que tú, que ya la tienes bien
parada, me sugieras cómo seguirle)


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 1
Media de votos: 10.00


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Con un ejecutivo
Leida: 611veces
Tiempo de lectura: 6minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


follar chatlos simpson porno españolporno icestosfollar gitanasmi madre me follarelatos muy morbososRelatos esposa gritando de axitada por q le ronpa el culoRelatos vagina apretada tetudafollando al fontaneroporno gay salvajechinos gays follandorelatos eroticos lesbianasmaduras amateur sexonovios cornudossupositorio pornotias en tangasrelatos eroticos de antrosrelatos eróticovirgenes follandofollando relatomasturbaciion femeninamaduras muy tetudasorgias viejosporno masaje prostaticorelatos heterosexualesmadrescachondasrelatos eroticos laS tetotas de mi vasina en silla de ruedaSmasaje culoabreme el culorelatos adultofollando con suegrasexo amateur madurorelatos eroticos straponvideos de relatos pornorelatos verdaderamente cachindis con imagenpotno gay gratismi madre calienterelatos eroticos nosotrashermanos follando con hermanasme folle a mi primitaporno con vírgenestías con tetas grandeshadas pornofollando con la mujer de mi vecinomi hermana me follogay violacionporno juguetesporno iniciacionporn viejovideos pornos fontanerosse folla al electricistasoy cornudorelatos porno con vozrelatos eróticos a mi edad nuca pese que hubiese pollas tan grandesmatrimonios pornoporno en puritanas.comcorrida de mujer pornorelatos pronosrelato erotico con turista casadaviolaciones eroticasmi vecina calientefollando con el fontanerohistorias eroticas sobre sobrinasvecinas calienterelatos eróticos realespirno extremochica sexo con caballotetas enormedrelatos mi esposa tiene picadorenfermeras pornrumanas en tangaenfermera tetasnietas follando abueloshijo y madre xxxfollar mariconesporno miando